Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-06-2006

Las cosas cambian, si las cambias t

Andoni Guilln
Gara


Ha llegado el 28 de junio y es ms que posible que a mucha gente haya que decirle, que es el da en el que se celebra la liberacin sexual en pro de una sexualidad ms abierta y liberadora.

La lucha por la liberacin sexual, como la laboral y como casi todas las luchas, surgi tras una voraz represin en un bar de ambiente, un sitio donde, mucha gente se reuna para romper, aun estando prohibido, la norma sexual establecida, o sea la heterosexualidad, y en definitiva sentirse libres sexualmente. Con ese espritu volveremos a vivir este 28 de junio de 2006, ahora que, como nos podemos casar, parece que ya hemos conseguido todos los derechos, derechos que segn algunos sectores homfobos de la sociedad, no nos merecemos.

Parece que la homofobia social vuelve, ahora precisamente que la jurdica ha comenzado a retirarse con la aprobacin de la Ley del Matrimonio Civil. Parece tambin que las personas con prcticas homosexuales, no se casan al ritmo que se esperaba, y que un no muy amplio sector de la poblacin tema. La homofobia social, alentada por grupos polticos conservadores y por la Iglesia Catlica y Apostlica, llaman a esta ley, malintencionadamente, ley de matrimonios gays o ley de matrimonios homosexuales, como si conseguir la equiparacin de derechos entre las personas, fuese un capricho de unas cuantas y cuantos en lugar de un derecho inherente, que es lo que en realidad es. De esta manera fomentan la homofobia, el rechazo a la diferencia, a la libertad en defi- nitiva; pero el verdadero problema es que la sociedad llegue a creer que la homofobia es aceptable, incluso reivindicable.

Parece que su matrimonio no funciona tan bien como dicen que lo hace; ahora que los divorcios de personas con prcticas heterosexuales han aumentado notablemente, quieren que nos casemos; piensan que casndonos nos sentiremos libres, que irona! Cualquiera dira que practicar la heterosexualidad da la libertad y el equilibrio! No nos olvidemos de todas esas mujeres que mueren asesinadas a manos de sus mal llamados amantes o maridos, sin poder elegir tan siquiera haber sido libres porque les han arrancado la vida.

El Parlamento Europeo, segn se public recientemente en un medio de comunicacin, ha puesto como ejemplo reprobable de intolerancia sexual a Polonia, y ha recomendado que se estudie qu hacer para poner coto a las instigaciones homfobas de unos partidos con una considerable base social. En ese pas el primer ministro del partido Ley y Orden no poda llamarse de otra manera ha dicho: si una persona trata de contaminar a otras con su homosexualidad, el Estado debe intervenir contra ese atentado a la libertad. A su vez un ex eurodiputado de este mismo pas dijo: si esos pervertidos se manifiestan habra que machacarlos a palos. Un gay es cobarde por definicin. Luego dijo que se le haba malinterpretado. A pesar de todo, y por primera vez, 2.500 gays recorrieron las calles de la capital Polaca la semana pasada, tras jornadas de incertidumbre y amenazas de violencia por parte de grupos homfobos.

Parece que habr que ir otra vez a la manifestacin de hoy, si no a contaminar a otra gente, s al menos en solidaridad con todas las personas que viven ms cerca y a las que tambin se les hace muy duro liberarse y decidirse a vivir sus experiencias en propia piel. Vamos, reivindicar de nuevo que somos libres para elegir y que somos libres para amar y que somos libres tambin para disfrutar del sexo, eso si, sexo seguro. No lo olvides!

La pluralidad nos enriquece en todos los aspectos de la vida, los diferentes modelos de convivencia que ya compartimos, los distintos modelos de familia que nos rodean nos ayudan a desarrollarnos personalmente, lo que nos hace ms felices. Fomentar un solo modelo de relaciones va encaminado a crear una sociedad ms maleable, contenida, controlada, menos diversa y menos libre.

Parece que las cosas no cambian por s solas, las cosas cambian si las cambias t.

As que vamos a dejarnos llevar por nuestros sentimientos; vamos a dejarnos llevar por nuestras intuiciones y vamos a no olvidar que ser libre en todos los aspectos de la vida es lo mejor que nos puede pasar y que, adems, nos lo merecemos. No hagamos como el perro del hortelano que ni jode ni deja joder.

Sintete libre pues; exprsalo y vvelo, no te prives. -



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter