Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-07-2006

Las fabulosas utilidades de las transnacionales
El saqueo de Chile

Hernn Soto
Punto Final



El alza del precio del cobre produce una sensacin de euforia en el gobierno y en los sectores dominantes, a pesar de relativas complicaciones para determinados exportadores. El alza de precio no parece un fenmeno coyuntural. Aunque la abundancia no se nota en la vida cotidiana de los chilenos, tres de cada cuatro esperan que se refleje en mejoramientos de su nivel de vida. Todo parece bien. Pero una suerte de conspiracin de silencio oculta algo fundamental. Quien gana ms con el precio del cobre no es Chile, son las transnacionales que producen los dos tercios del cobre de la Gran Minera. Las transnacionales son las principales beneficiadas: pagan pocos impuestos y se llevan utilidades colosales.

Las cifras sorprenden. A un precio por libra de cobre de 2 dlares 60 centavos las utilidades que saldran de Chile, correspondientes a la produccin de 2006, seran de 16 mil millones de dlares. Ms del doble de los excedentes de Codelco. Se trata de un verdadero saqueo, de la culminacin de una poltica de manga ancha con las transnacionales que se inici con la dictadura y que se ha mantenido hasta ahora y que, al parecer, la presidenta Bachalet pretende seguir aplicando.

PF convers con el economista Orlando Caputo, del Centro de Estudios Cetes, acadmico y experto en temas del cobre y de economa mundial.

Cul es la situacin de las utilidades de las transnacionales en la Gran Minera del cobre en esta etapa de precios altos?

Las ganancias de las empresas extranjeras que controlan el 70 por ciento del cobre chileno son tan elevadas, que equivalen a ms de dos veces los excedentes de Codelco. El Mercurio del 30 de abril informaba que en el primer trimestre las utilidades de Escondida representaron mil 136 millones de dlares, lo que significara en todo el ao ms de 5 mil millones de dlares, incluyendo impuestos.

Es necesario hacer un panorama general, que podemos conformar con datos utilizados en trabajos recientes. No hay informacin de parte de las transnacionales pues no estn obligadas a publicar balances. Podemos slo hacer deducciones. Estn las cifras de las ganancias remitidas al exterior correspondientes a inversin extranjera directa, ganancias que son utilidades despus de impuestos. Las cifras significativas son las siguientes: 1999: 1.603 millones de dlares; 2002: 2.557 millones; 2003: 4.629 millones; 2004: 8.231 millones de dlares y 2005, 11.088 millones de dlares.

Esas cifras, que comprenden el total de la inversin extranjera directa, sirven para llegar a las transnacionales mineras. Si descontamos las ganancias de las empresas extranjeras que no son mineras, llegamos a las que son mineras, o sea cuprferas. A sus ganancias debemos sumar las remesas por concepto de depreciaciones aceleradas y otros tems que consideramos utilidades. Hechas estas operaciones, concluimos que las utilidades de las transnacionales mineras fueron aproximadamente de 10 mil millones de dlares el ao 2005.

Para este ao, sin embargo, en que los precios y la tendencia es ms alta, las utilidades de las empresas transnacionales del cobre estn alrededor de los 16 mil millones de dlares. Una cifra que permitira, por ejemplo, financiar durante 27 aos el gasto del nuevo programa social anunciado por Michelle Bachelet.

Para apreciar lo que significan esas utilidades se pueden establecer otras relaciones.

Una es la que existe con las inversiones materializadas, que junto con el trabajo y el recurso natural constituyen la fuente de dichas ganancias. De acuerdo al Comit de Inversiones Extranjeras, en el sector minero en el perodo 1991-2004 -es decir el perodo democrtico- fue, en cifras redondas, de 16 mil millones de dlares. La cifra es practicamente la misma de las utilidades de 2006. Solamente en un ao las transnacionales ganarn la misma cantidad que invirtieron a lo largo de catorce aos, y las inversiones en el perodo democrtico representan ms del 80 por ciento de las inversiones en la Gran Minera del cobre desde 1974.

Hay perspectivas que se mantengan los altos niveles de precio del cobre? Hay opiniones que atribuyen a especulacin hasta un dlar y medio de los actuales precios? Cul es su impresin?

Pienso que no hay que sobrestimar la especulacin, que existe, sin duda. Y tampoco hay que pensar que las perspectivas que puede tener el precio constituyen un misterio absoluto, aunque muchas veces los analistas se han equivocado. Hay fenmenos ms profundos. Las alzas de precio en las materias primas -incluyendo el petrleo y otros energticos- corresponden a una escasez relativa, que es un fenmeno objetivo. Sinultneamente hay una mayor demanda de China, la economa norteamericana, Japn, India -en grado an pequeo-, Europa occidental, todas economas en curva dinmica, reactivadas.

En la economa en los inicios del siglo XX, publicado en 2004, planteo que estamos al comienzo de un cambio estructural de mediano y largo plazo de alza de precios de materias primas, que puede ser muy positivo para los pases atrasados del Tercer Mundo.

La economa norteamericana muestra una fuerza notable, en que el capital productivo pasa a ser ms importante que el capital financiero. Fenmeno que es compartido en otros pases centrales. Mientras, en Amrica Latina el capital financiero y productivo siguen entrelazados. En los ltimos veinte aos los recursos naturales han pasado a ser propiedad privada de las transnacionales. Por otro lado, el movimiento y crisis cclicas han generado una nueva relacin entre las condiciones de la produccin y el mercado mundial. Se produce una sobreproduccin de productos industriales y servicios, de alta tecnologa muchos de ellos, y un nuevo perodo de subproduccin o escasez de materias primas y productos energticos.

Todo esto no significa que no pueda, en algn momento, ocurrir una crisis que desarticule el sistema globalizado de la economa mundial. Pero eso no est a la vista. Y s lo est un perodo de bonanza relativa que deberamos ser capaces de aprovechar.

Lo que se llam royalty result una caricatura. No se ha avanzado en el aprovechamiento de la posicin clave que tiene Chile en la produccin mundial, que le permitira jugar un papel muy activo en el mercado, como hace la OPEP en el campo del petrleo.

Aunque no soy particularmente optimista respecto de la poltica minera de la presidenta Bachelet, creo que se imponen algunas cosas, por las caractersticas de la situacin. Se trata de una coyuntura nueva, que cambia el cuadro. Las transnacionales estn obteniendo ganancias que nunca imaginaron, ni tampoco el Estado se las imagin cuando les dio franquicias y privilegios. Por razones de equidad hay que buscar soluciones, que podran ser la renegociacin del rgimen jurdico y tributario de que disfrutan las transnacionales y un royalty que verdaderamente capte la renta que pertenece al pas. Hay precedentes, incluso en la legislacin norteamericana, en que se han aplicado impuestos especiales a utilidades excesivas que desequilibran los trminos de los contratos. Una parte de las ganancias debera destinarse a la instalacin de fundiciones y refineras para que el pas no exporte ms concentrados.

- La nacionalizacin de los hidrocarburos por el gobierno de Bolivia ha sido criticada por la derecha y las transnacionales. En Chile ha ocurrido lo mismo. Personeros de la Concertacin lo han hecho, poniendo, adems, explcitamente en tela de juicio la nacionalizacin del cobre, en 1971. Se justifican las crticas?

No, en absoluto. En el caso de Bolivia, ese pas recupera su riqueza petrolfera por decisin de un gobierno constitucional. Se ajusta a la legislacin boliviana y es una expresin de soberana. Pone fin a un saqueo que ha durado aos y, entre otras cosas, se manifestaba en la venta de gas a Argentina y Brasil a precios solidarios, que en primer lugar beneficiaban a los consorcios Repsol y Petrobras, o sea, a precios muy inferiores a los precios internacionales.

La resolucin 1803 de Naciones Unidas reconoce el derecho de los Estados a disponer libremente de sus riquezas y recursos naturales. Nadie discute la legitimidad de una nacionalizacin en funcin de los intereses del pas y su pueblo.

En cuanto a lo que ha significado la nacionalizacin del cobre para Chile: seguramente es la medida estructural ms importante del siglo XX. Durante 35 aos Codelco, que en trminos generales ha sido bien administrada, ha entregado sus excedentes al Estado: entre 35 y 40 mil millones de dlares. Constituye un aporte fundamental para el presupuesto fiscal. Fue decisivo para el funcionamiento del pas durante la dictadura y hasta para la compra de armamento, a pesar de que en este rubro ha habido muchas exageraciones. Ahora mismo, miles de millones de dlares de esos excedentes servirn, segn se ha anunciado, para constituir reservas para un fondo de pensiones. Finalmente, que Codelco sea estatal abre posibilidades inditas de desarrollo que no han sido aprovechadas por los gobiernos democrticos.

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter