Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-07-2006

Vierta su furia sobre la gente de Lbano y Gaza

Gilad Atzmon
PeacePalestine

Traducido del ingls para Rebelin y Tlaxcala por Carlos Sanchis y revisado por Caty R.


Hace dos semanas fueron los militantes palestinos quienes tomaron como rehn un legtimo objetivo militar: un soldado israel. Ayer fue un ataque similar, heroica y abrumadoramente orquestado por los combatientes de la guerrilla de Hezbollah. Ambos ataques estn ah para enviar un mensaje de resistencia: Israel nunca tendr xito en imponer su repulsiva nocin unilateral "de paz". De hecho, la desconexin unilateral puede haber tenido un efecto mgico en los votantes israeles as como en algunos lderes occidentales como Bush, Blair y Merkel. No obstante, los habitantes de Gaza y los lugareos del Sur de Lbano estn ligeramente menos impresionados con la inclinacin israel hacia la paz. En Gaza y en el Sur de Lbano est bastante claro que las fuerzas de resistencia rabes se opondrn al programa unilateral israel hasta el fin de los tiempos. Todos ellos saben que hacen falta dos para bailar el tango y que la voluntad de paz nunca prevalecer a menos que la causa palestina sea adecuadamente tratada.

En resumen, las diferentes formas de desconexin unilateral de Lbano, Gaza e incluso de Cisjordania (que llegar) no van a proporcionarle la paz a Israel, sino todo lo contrario; los rabes no son, en absoluto, ningunos necios; saben muy bien que Israel escap de Lbano despus de que lo humillasen militarmente durante dos dcadas. Tambin saben que Sharon no huy exactamente de Gaza porque estuviera buscando la paz. Los palestinos tambin saben que es slo una cuestin de tiempo que eso pase en Cisjordania. S, para ser precisos, desde 1973 el poder de disuasin de Israel se est reduciendo. Desde 1973 Israel no ha conseguido derrotar a ninguno de sus enemigos. Al contrario, una vez tras otra son los enemigos de Israel quienes son capaces de dictar las maniobras polticas y las tcticas israeles. En las ltimas dos semanas han sido dos organizaciones paramilitares relativamente pequeas quienes usando tcnicas de guerrilla han logrado llevar a Israel a desatar todo su podero militar contra civiles inocentes tanto en Gaza como en Lbano.

No obstante, la reaccin israel a los ataques de los militantes palestinos y de Hezbollah es bastante rara. Aunque los militantes palestinos y "Hezbollah eran originalmente calificados como objetivos militares legtimos, la venganza israel apunta claramente contra objetivos civiles, infraestructuras civiles y matanzas masivas dirigidas contra una poblacin inocente. No hace falta ser un genio para comprender que sta, realmente, no es la manera de ganar una guerra o de enfrentarse a esa particular clase de lucha conocida como guerra de guerrillas.

Parece que una vez ms el gobierno israel nos despacha con un atisbo de fascinacin para el conjunto de la psique colectiva israel. Voy a intentar dar ms explicaciones sobre este asunto.

Debido a algunas circunstancias histricas claras, el ejrcito israel se form originalmente para combatir a los ejrcitos rabes. Se dise para ganar la guerra convencional en el campo de batalla. Tambin se dispuso para agotar a los vecinos de Israel. Luchar ejerciendo su aplastante superioridad area y sus polticas nucleares amenazantes. Desde el final de la guerra fra las cosas cambiaron. Israel ya no est amenazado por sus Estados vecinos. Es ms, en los ltimos aos ha quedado claro que es el pueblo palestino el que en el futuro har aicos el sueo de un Estado nacional judo.

Por raro que parezca, Israel nunca ha ajustado o revisado su doctrina militar para adaptarse a las nuevas condiciones emergentes. Cierto es que volvi a entrenar a gran parte de sus unidades de combate como fuerzas policiales, transformando algunos de sus tanques en vehculos de vigilancia. Pese a ello, nunca ha pasado por un gran cambio de la doctrina militar. Muy parecidas a la Wehrmacht en la Segunda Guerra Mundial, las IDF todava son un seguidor clsico de la doctrina militar ofensiva. Hasta ahora, ms que ganar en el campo de batalla, las IDF estn agotndose desesperadamente en dos frentes en los que combaten a organizaciones paramilitares relativamente pequeas. Pero la situacin puede empeorar; es muy posible que el entusiasmo heroico palestino se extienda a Cisjordania. Si esto sucede, el ejrcito israel se va a encontrar inmerso en una guerra total a muy pocos kilmetros de centros israeles densamente poblados.

Parece muy claro que el llamado "ejrcito ms fuerte del Prximo Oriente" est batallando en una guerra desesperada que nunca puede ganar, ni tctica ni moralmente.

Tcticamente tenemos las suficientes referencias histricas para saber que ningn ejrcito colonial ha ganado jams en la guerra de guerrillas. La razn es simple, cuanta ms destruccin despliega un ejrcito colonial, ms populares se vuelven los combatientes guerrilleros entre su poblacin partidaria que les rodea. ste es el caso hoy en Gaza y en Beirut. Cuanta ms carnicera hay en Gaza, ms fuerte se vuelve Hamas, cuantas ms bombas dejan caer sobre el aeropuerto de Beirut, ms hombres jvenes tienen la voluntad de unirse a Hezbollah.

Pero va ms all; tanto los militantes palestinos como los de Hezbollah han sido muy diestros escogiendo objetivos intrnsecamente militares. Mientras que en el pasado los grupos paramilitares palestinos estaban tpicamente asociados a ataques suicidas contra civiles israeles, esta vez el objetivo han sido soldados israeles y puestos puramente militares. En otras palabras, no se puede negar el hecho de que los militantes palestinos y de Hezbollah estn operando como grupos paramilitares de resistencia legtima que combaten a un ejrcito colonial y a las fuerzas de ocupacin.

Sin embargo, leyendo las noticias del Prximo Oriente, es bastante obvio que el gobierno israel no tiene un programa claro para oponerse a las actuales atrevidas operaciones militares contra su ejrcito; y por si esto no fuera bastante, el ejrcito israel no tiene ningn medio para oponerse a los ataques de la guerrilla. Los despiadados daos colaterales de hoy, tanto en Beirut como en Gaza, demuestran que al menos militarmente, Israel est en la desesperacin total. No tiene respuestas, ni poltica ni militar para oponerse a la resistencia rabe. Pero aqu est el truco; Israel no necesita una respuesta como tal, ni siquiera ha buscado una.

Israel es una democracia orientada racialmente. Sus lderes slo estn ocupados en una cosa, el mantenimiento de su poder poltico. Hasta donde el juego poltico israel est interesado, la regla es muy simple: cuanta ms sangre rabe tengas en las manos ms adecuado eres para seguir en tu trabajo de gobernante. Esta regla estuvo obviamente a favor de Rabin, Sharon, Barak y Netanyahu. Olmert y Peretz todava estn muy por detrs. Tanto al primer ministro como al de defensa les falta cierta experiencia en asuntos militares y de seguridad. Les falta mucho para ponerse al corriente.

En otras palabras, Peretz y Olmert tienen que proporcionarle al pueblo israel un espectculo glorioso de venganza implacable. Tienen que demostrar a sus perspicaces votantes que han interiorizado el autntico significado bblico del "ojo por ojo". Mirando la carnicera de hoy en Beirut parece como si intentaran dar al viejo dicho hebraico un nuevo significado. Tan devastador como pueda parecer, esto es exactamente lo que los israeles quieren hagan sus gobernantes. Dentro del Israel democrtico el llamamiento bblico "vierte tu furia sobre el goyim se traduce en una pragmtica poltica seglar juda . Esto no es triste. Es una tragedia.

Y yo me pregunto si hay alguien all que est, a pesar de todo, agobiado con el programa israel de paz unilateral.

http://peacepalestine.blogspot.com/2006/07/gilad-atzmon-pour-out-your-fury-upon.html

Carlos Sanchis y Caty R. son miembros de los colectivos de Rebelin y Tlaxcala (www.tlaxcala.es), la red de traductores por la diversidad lingstica. Esta traduccin es copyleft y se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, al traductor y la fuente.


Fuente: PeacePalestine

Ver en Tlaxcala

Carlos Sanchis y Caty R. son miembros de los colectivos de Rebelin y Tlaxcala, la red de traductores por la diversidad lingstica. Esta traduccin es copyleft
y se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, al traductor, a la revisora y la fuente.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter