Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 20-07-2006

Los secretos sucios del templo: de cmo la Reserva Federal de USA y los bancos manejan el mundo

Stephen Lendman
The Rebel

Traducido del ingls para Rebelin y Tlaxcala por Germn Leyens


Hace aos le el excelente libro de William Greider, publicado en 1987, sobre el funcionamiento del Sistema de la Reserva Federal de USA. Detallado y explcito, es una lectura maravillosa e informativa, con la excepcin de la solucin que sugiere para un inmenso problema. Fue, por lejos, demasiado tmido. Este artculo propone una solucin muy diferente. Greider llam su libro Secrets of the Temple [Secretos del Templo] con un subttulo: Cmo la Reserva Federal maneja el pas. Un subttulo mejor podra haber sido como la Fed (y muchas otras bancas centrales esenciales) manejan el mundo. Este artculo trata de resumir lo que hace, cmo lo hace, a quien beneficia y a costa de quienes. Para los que no estn al tanto, preprense para informaciones y comentarios sorprendentes.

Aclaremos algo desde el inicio. La Reserva Federal de USA, el Banco de Inglaterra, el Banco de Japn y el Banco Central Europeo (de los 12 pases europeos que adoptaron la moneda comn europea en 1999) son instituciones con un poder enorme, mucho ms all de lo que puede imaginar la gente en algn sitio del mundo. Estos bancos centrales, los ms dominantes de todos, as como la mayora de los dems, tienen una poderosa influencia en las condiciones financieras en casi todos los pases, incluyendo, desde luego, los suyos, en un mundo financiero con cada vez menos fronteras, en el que un evento econmico importante en una nacin puede afectar, para bien o para mal, a la mayora.

Otro poderoso banco forma tambin parte del mundo financiero actual. Hay que mencionarlo por su importancia, aunque requiere un artculo separado para explicar de modo ms completo cmo trabaja. En el Banco de Pagos Internacionales (BIS, por sus siglas en ingls), hermtico, inviolable y sin responsabilidad ante nadie, fundado en 1930 y basado en Basilea, Suiza. Este banco, del que la mayor parte de la gente jams ha odo hablar, es el banco central para sus bancos centrales miembros una especie de mandams de mandamases bancario, equivalente a lo que al parecer existe en el mundo enigmtico de los Dones de la Mafia. Como la mayora de las dems bancos centrales, incluyendo a la Reserva Federal (explicado ms adelante), es de propiedad privada de sus miembros.

Algunos acadmicos y otros que han estudiado el BIS creen que la elite dominante del capitalismo financiero estableci este banco de bancos para que est en la cima del poder a fin de que ejerza su autoridad sobre un sistema financiero mundial posedo y controlado por ella. Se piensa que su plan era utilizar este banco para dominar el sistema poltico de todos los pases y controlar la economa del mundo de un modo feudal. En una palabra, la idea es que esa sper-elite quiere regir el mundo controlando su dinero, y que estableci ese todopoderoso banco de bancos supranacional para que as lo hiciera. Por importante que sea, esa discusin quedar para otra ocasin, ya que la intencin de este artculo es concentrarse slo en la Reserva Federal de USA.

Los bancos centrales dominantes y el BIS, junto con la mayora de los otros, ejercen su influencia en una alianza mutua de tipo cartel para asegurar que todos se beneficien ms de lo que haran sino fuera por ese confortable arreglo. Con su inmenso poder no es jugar con palabras si uno dice que esas instituciones financieras ciertamente gobiernan el mundo. Porque pueden crear dinero, financian las necesidades de sus gobiernos, sus fuerzas armadas y todas las actividades empresariales, que no podran funcionar sin un suministro expeditivo de esa mercanca, la ms necesaria de todas. Es el dinero, no el amor, lo que hace que el mundo se mueva, y los banqueros centrales tienen el poder de crear o sacar de la circulacin mucho o poco, segn gusten y con la intencin que se les ocurra. Es el tipo de poder que puede mover o destruir montaas.

Ningn banco central nacional es ms poderoso en la actualidad que la Reserva Federal de USA, pero no fue siempre as, y ahora enfrenta competencia por el primer lugar, lo que no haba conocido desde la Segunda Guerra Mundial. La Fed, como lo llaman, ha existido desde que fue establecido originalmente por una ley del Congreso en 1913. Pero el Banco de Inglaterra ha existido desde que Bretaa controlaba los mares, desde 1694, cuando el Rey William III necesit ayuda para financiar el tipo de aventura que requiere mucho dinero disponible la guerra. En aquel entonces fue contra Francia, y el rey necesitaba un banco amigo que lo imprimiera para su uso, para ayudarle a combatir. Tambin necesitaba ayuda financiera para facilitar el comercio y administrar la deuda del pas que siempre aumenta cuando se libran guerras. El Banco de Inglaterra no fue el primer banco central, pero fue el primer banco central de propiedad privada del mundo moderno en un pas poderoso. Se llam el Banco de Inglaterra para impedir que el pblico supiera que, igual que nuestra Reserva Federal, era y sigue siendo de propiedad privada y no parte del gobierno. Tambin fue el modelo utilizado en la formacin de nuestro propio banco central y de la mayora de los otros.

Los britnicos podrn haber tenido una ventaja de 219 aos sobre la Fed, pero los banqueros centrales slo son tan poderosos como los pases que representan y sus economas. En la actualidad los otrora dominantes britnicos tienen que aceptar el papel menor de ser slo uno de muchos socios inferiores de un hegemn USA que emergi despus de la Segunda Guerra Mundial como el poder econmico dominante del mundo. Siguen sindolo hoy en da, aunque algunos expertos fiables creen que este pas puede haber llegado a la cumbre y se halla en decadencia. Algunos van ms lejos y afirman que nuestra decadencia ha sido acelerada por la desastrosa poltica del gobierno Bush que cree irracionalmente que librar la guerra sin fin contra el mundo es la manera de gobernarlo, de impulsar un crecimiento econmico y una dominacin sin fin, y de preservar as la posicin preeminente de la nacin como el campen econmico reinante.

Es fcil cuestionar este punto de vista y pensar que el campen se ha subido al cuadriltero algunas veces de ms, tiene planes interminables de volver a repetir sus combates, y que probablemente le pasar lo mismo que a muchos personajes anteriores que no supieron cundo abandonar y terminaron con un dao cerebral crnico, conocido como demencia. La leccin de la historia es siempre la misma. El precio a pagar por una conducta imprudente es elevado, doloroso e inevitable. Vale para los pases as como para los individuos, pero demasiado a menudo ni los unos ni los otros lo ven hasta que es demasiado tarde. La mayor diferencia entre USA de hoy y otras naciones del pasado que pagaron caro por no ceder cuando ya era demasiado tarde es que tenemos un arsenal todopoderoso, como los dems nunca tuvieron. Si decidiramos utilizarlo, probablemente no quedara gran cosa para un sucesor. No es un pensamiento agradable, pero es muy real.

Todo comenz en 1910 en la isla Jekyll

Suena como el ttulo de una pelcula de horror, pero los eventos de la vida real que ocurrieron en 1910 en esta isla de propiedad privada a poca distancia de la costa de Georgia habra sido un reto hasta para la imaginacin de la fbrica de pesadillas de Hollywood.

En la isla Jekyll se reunieron en secreto durante nueve das siete hombres muy acaudalados y poderosos y crearon el Sistema de la Reserva Federal que naci tres aos ms tarde, el 23 de diciembre de 1913 mediante una ley del Congreso. Desde entonces, la nacin y el mundo nunca volvieron a ser lo mismo, slo se beneficiaron los ricos y poderosos. De eso se trataba, y funcion tal como lo planificaron.

La Ley de la Reserva Federal que le dio origen es seguramente una de las obras legislativas ms desastrosas para el bien pblico que jams haya sido producida por un organismo legislador. Tambin puede haber sido y sigue siendo ilegal segn el Artculo 1, Seccin 8, de la Constitucin que casualmente es la ley inviolable del pas. El artculo indica que el Congreso tendr el poder de acuar (crear) dinero y de regular su valor. En 1935, la Corte Suprema de USA determin que el Congreso no puede delegar constitucionalmente su poder a otro grupo u organismo. El Congreso actu, por lo tanto, en violacin de la misma Constitucin que jur preservar y al hacerlo cre el Sistema de Reserva Federal que, como explicaremos ms adelante, es una corporacin privada con fines de beneficio que opera a costa del bien pblico. Mediante su accin, nuestros legisladores cometieron fraude contra el pueblo del pas y hasta ahora se han salido con la suya sin que el pblico ni siquiera conozca el dao que se ha infligido.

El vergonzoso resultado es que lo que jams debera haber llegado a ver la luz es ahora la institucin ms dominante del mundo, y todo debido a lo que comenz en una isla de propiedad privada de nombre espeluznante. Pero, si el Congreso hubiese actuado responsablemente, la ley de creacin de la Fed jams habra sido promulgada. La legislacin que la estableci fue tan daina para el inters pblico, que probablemente jams habra sido aprobada si no hubiera sido encauzada mediante una reunin del Comit Parlamentario de Conferencia organizada en plena noche entre las 1.30 y las 4.30 AM (mientras dorma la mayora de los miembros del Congreso) el 22 de diciembre de 1913. La Ley fue votada al da siguiente y aprobada a pesar de que muchos miembros del organismo haban partido para sus vacaciones de Navidad y la mayora de los que se quedaron no haban tenido el tiempo necesario para leerla o conocer su contenido. Suena familiar? Pero la aprobaron (como un ladrn en la noche) y fue convertida en ley por un Woodrow Wilson inconsciente o cmplice, que admiti posteriormente que haba cometido un terrible error, diciendo Arruin inconscientemente a mi pas. Pero era demasiado tarde para autopsias, y el pueblo usamericano lo ha pagado caro desde entonces. Es hora de que el pblico lo comprenda y comience a exigir que se termine con ms de 90 aos de dao.

Eso casi ocurri hace 43 aos cuando un presidente decidi actuar a favor de la gente que lo eligi. Ese hombre fue John Kennedy, quien planific antes de su muerte el fin del Sistema de Reserva Federal para eliminar la deuda nacional que un banco central crea al imprimir dinero y prestrselo al gobierno. Esa deuda ha aumentado ahora a ms de 8.400.000.000.000 dlares que tienen que ser pagados por todos los contribuyentes, quienes lo han hecho por una suma que asciende a casi 174.000.000.000 de dlares slo en los tres primeros meses de 2006. Este servicio de la deuda es ahora un monto anualizado que excede dos tercios de un billn de dlares. Ha enriquecido a los banqueros (de eso se trataba) y ha empobrecido al pblico, porque nos cobran impuestos para pagar la cuenta. No es exagerado decir que se trata del mayor fraude financiero en la historia del mundo que aumenta con cada da que pasa.

La deuda era menos onerosa hace 40 aos, pero Kennedy comprendi el peligro que representaba para el pas y la carga que impona al pblico. Por lo tanto, el 4 de junio de 1963, dict la orden presidencial EO 11110 dando autoridad al presidente para emitir moneda. Luego orden al Tesoro de USA que imprimiera 4.000 millones de dlares en Billetes de USA para reemplazar los de la Reserva Federal. Su intencin era de reemplazarlos todos cuando hubiera suficiente cantidad de la nueva moneda en circulacin para poder terminar con el Sistema de la Reserva Federal y el control que daba a los banqueros internacionales sobre el gobierno de USA y el pblico. Slo meses despus de la entrada en vigencia del plan Kennedy, fue asesinado en Dallas en lo que seguramente fue un golpe de estado disfrazado para que pareciera otra cosa y que puede haber sido realizado, por lo menos en parte, para salvar el Sistema de la Fed y la concentracin de poder que cre, tan beneficioso para los poderosos banqueros del pas. Los que se beneficiaban tenan buenos motivos para involucrarse en la conspiracin para proteger el privilegio especial al que no estaban dispuestos a renunciar sin lucha. Es una explicacin plausible que podra explicar quin puede haber estado tras el asesinato y por qu motivo. Sea cual sea la verdad, el cartel bancario slo se vio afligido por poco tiempo. Una vez que Lyndon Johnson se hizo cargo, rescindi la orden presidencial de Kennedy y restaur el antiguo poder del cartel. Lo ha mantenido desde entonces y ahora, por cierto, es ms poderoso que nunca. Ni siquiera los presidentes son capaces de detenerlo y los que quisieran tratar de hacerlo, tienen una leccin que les da la historia para que reflexionen.

Los predecesores de los posibles complotadores del golpe contra Kennedy fueron los hombres que se reunieron en la isla Jekyll en 1910. Representaban a algunos de los hombres ms poderosos del mundo los Morgan, Rockefeller, Rothschild de Europa (que dominaron toda la banca europea a mediados del Siglo XIX y que todava podran ser la familia ms rica y poderosa de todas) y otros de gran influencia y poder. Estaba tambin un senador de USA, un alto funcionario del Tesoro, el presidente del mayor banco del pas en la poca, un destacado personaje de Wall Street y el hombre que ms tarde llegara a ser el primer presidente del Sistema de la Reserva Federal. Fue una coleccin extraordinaria y fueron para lograr una sola cosa. Queran cambiar la ideologa y el curso de los negocios usamericanos, que hasta entonces se basaban en la competencia en el mercado y reemplazarlos por el monopolio. Tambin saban lo que quiso decir el barn M.A. Rothschild cuando dijo: Denme el control sobre la moneda de una nacin y no me importa quin haga sus leyes. Conocan tambin la sabidura de lo que dice en Proverbios 22:7: El rico se enseorea de los pobres; y el que toma prestado es siervo del que presta.

Fue el alba de la era de los carteles poderosos, cuando los siete titanes financieros reunidos en secreto en la casa del club de la isla decidieron no seguir compitiendo entre ellos y exigieron el poder para arreglarlo. Ya estaban informalmente coludidos, pero saban que todo funcionara mejor si se realizaba bajo un cartel avalado legalmente. Queran un cartel bancario y obtuvieron uno que hoy florece por debajo del radar pblico con el instrumento que ms deseaban la capacidad de controlar el suministro de dinero de la nacin, que les dio un poder casi ilimitado. El cartel trabaja ahora en cooperacin con sus gobiernos y con todas las dems poderosas corporaciones transnacionales en una alianza global dominante que les permite controlar los mercados, los recursos, la mano de obra barata del mundo, y nuestras vidas.

El Sistema de Reserva Federal no es una agencia gubernamental es un cartel de propiedad privada de poderosos bancos protegido por la ley.

Se cree comn, pero errneamente, que el Sistema de Reserva Federal es una funcin gubernamental y sometida a su control. Es falso. A menudo se habla de un banco central descentralizado, casi-gubernamental, pero es slo una cobertura para disfrazar lo que es en realidad: un cartel de propiedad y operacin privada que es presentado como si el gobierno estuviera a cargo. El hecho de que su central est en Washington en el formidable e impresionante edificio Eccles (bautizado con el nombre de un antiguo presidente de la Fed) forma slo parte del astuto subterfugio. Funciona como sigue:

La Fed est compuesta de un Consejo de Gobernadores en Washington y de 12 bancos regionales en las principales ciudades de todo el pas (incluyendo a mi propia ciudad de Chicago donde cualquiera sola poder, pero ya no puede, ir a un cajero y comprar valores del Tesoro de USA). El sistema tambin incluye a numerosos y diversos bancos miembros, incluyendo a todos los bancos nacionales que tienen que formar parte del sistema. Se permite tambin que otros bancos se sumen y muchos lo hicieron. La Reserva Federal comenz sus operaciones en noviembre de 1914, casi un ao despus de la ley parlamentaria que cre el sistema el ao anterior. Recibi mandato legal para poseer el mayor poder de cualquier institucin del pas el poder de crear y controlar su suministro de dinero.

La mayora de la gente sabe poco o nada sobre el dinero y la banca, probablemente nunca piensa en el tema, y no tiene la menor idea de cmo lo que hacen la Fed y los banqueros afecta sus vidas. Antes de escribir este artculo, tena un poco ms de los modestos conocimientos que aprend en un curso obligatorio sobre el tema y contabilidad bsica como parte de mi plan de estudios para la maestra de administracin empresarial, hace 46 aos. Esos cursos dejaron de lado las partes ms importantes de la historia y nunca dieron a entender que pudiera haber algo siniestro en el funcionamiento real del sistema bancario. Pero nadie debera imaginar que los bancos fueron establecidos para funcionar en su beneficio o que se quisiera que lo hicieran. Evidentemente no es as, y todo el que sugiriera que lo es, debera leer lo que sigue. Son tan beneficiosos para el bienestar pblico como lo fue el misil balstico intercontinental MX Peacekeeper (el lenguaje ingenioso es impresionante) que deba portar ojivas nucleares a mediados de los aos ochenta y que tena el poder de destruir toda vida en el planeta y que an podra hacerlo en su forma antigua o modernizada.

La Ley de la Reserva Federal (la ley del pas) estipula que los Bancos de Reserva Federal de cada regin son de propiedad de sus bancos miembros. Esos bancos de la Fed son corporaciones de propiedad privada que hacen un gran esfuerzo por ocultar que ellos, en realidad, son dueos de lo que gran parte del pblico piensa que forma parte del tesoro y gobierno pblicos. Es fcil pensarlo ya que los presidentes de la Fed y siete de los doce gobernadores son nombrados por el presidente y aprobados por el Senado. Como tal, el BRF es una especie de entidad casi-gubernamental, pero el hecho es que el Sistema es de propiedad privada con fines de beneficio privado como cualquier otra empresa. Tiene accionistas como otras corporaciones pblicas, que reciben un 6% de intereses libres de riesgo cada ao sobre su participacin en el capital.

El pblico lo ignora, y probablemente no constituira buenas relaciones pblicas si lo descubriera. La gente podra molestarse an ms si supiera que algunos de los propietarios de nuestra Reserva Federal son poderosos inversionistas extranjeros en el Reino Unido, Francia, Alemana, Holanda e Italia. Son socios de gigantescos bancos de USA como JP Morgan Chase y Citibank as como de poderosas firmas de Wall Street como Goldman Sachs en un cartel banquero del nuevo orden mundial que influencia y afecta por doquier los negocios y nuestras vidas.

El problema de la propiedad privada de los bancos de la Reserva Federal ha sido cuestionado varias veces en los tribunales federales, en vano. Cada vez los tribunales confirmaron el actual sistema bajo el cual cada banco de la Reserva Federal es una corporacin separada de propiedad de los bancos comerciales en su regin. Un caso semejante fue el de Lewis contra USA que fue decidido por el 9 Circuito de la Corte de Apelaciones que dictamin que los bancos de la Reserva son corporaciones independientes, de propiedad privada y controladas localmente.

Los fundadores de la nacin usamericana tenan diferentes ideas que los poderosos que se reunieron en la isla Jekyll

A travs de nuestra historia, hubo desacuerdo sobre quin deba controlar el suministro de la moneda de la nacin y el derecho de emitirla. Los fundadores de la nacin usamericana comprendieron que el parlamento britnico se vio obligado a imponer impuestos injustos a sus colonias americanas y a sus propios ciudadanos porque el Banco de Inglaterra haba acumulado tanta deuda que el gobierno necesitaba ingresos para reducirla. Benjamin Franklin, de hecho, consideraba que fue la verdadera causa de la Revolucin Usamericana. La mayora de los fundadores de la nacin tambin comprendieron el peligro que poda resultar si los banqueros acumulaban demasiada riqueza y poder. James Madison, el principal redactor de nuestra Constitucin, los llam cambistas, refirindose a la Biblia que dice que Jess expuls dos veces a los cambistas del Templo de Jerusaln hace 2.000 aos. Madison dijo:

La historia nos dice que los cambistas han utilizado todos los medios posibles de abuso, intriga, engao y violencia para mantener su control sobre los gobiernos controlando el dinero y su emisin.

Thomas Jefferson utiliz la misma energa en su condena cuando dijo:

Creo sinceramente que las instituciones bancarias son ms peligrosas para nuestras libertades que los ejrcitos permanentes. Ya han creado una aristocracia del dinero que ha desafiado al gobierno. El poder de emisin debera ser arrebatado a los bancos y restaurado a aquellos a los que pertenece como corresponde.

Jefferson y Madison comprendan los peligros de los monopolios comerciales de todo tipo y trataron de asegurar que nunca existiran en la nueva nacin. Ellos, de hecho, deseaban que se agregaran dos enmiendas adicionales a la Declaracin de Derechos en la Constitucin, pero nunca lo lograron. Crean que para proteger la libertad de la gente la nacin debera ser libre de monopolios en el comercio (lo que ahora son las corporaciones gigantes incluyendo a los grandes bancos internacionales y las firmas de inversin de Wall Street) y libre de fuerzas armadas permanentes, o ejrcitos en pie de fuerza. Tratemos de imaginar cmo sera el pas en nuestros das si Jefferson y Madison lo hubieran logrado un pas sin gigantescas corporaciones depredadoras que explotan a todos para obtener beneficios y sin fuerzas armadas desenfrenadas que hacen guerra al mundo, amenazando con destruirlo, y que lo hacen para que esos gigantes corporativos puedan obtener beneficios an mayores.

Nunca lo lograron, por cierto, y la gente lo ha pagado caro desde entonces, incluyendo el gran dao causado porque el gobierno renunci a su derecho a controlar el suministro de moneda de la nacin. Lo entreg secretamente sin que el pblico lo supiera, ignorante del dao que se le haba hecho. Ha sido peor todava desde los aos ochenta, porque el poder de la Fed aument bajo un presidente republicano amigo, y la algaraba dirigida por los medios corporativos ocult el efecto. Para ellos, es inaceptable que la Fed sea degradada en pblico, as como sus gigantescos bancos miembros o sus aliados de Wall Street.

Las cosas se descontrolaron especialmente durante el ejercicio de Alan Greenspan. Sorprende que haya habido quien encontrara muchos motivos para elogiar a semejante presidente de la Fed antes de que dirigiera la Fed, cuando fue asesor presidencial, o durante el perodo en el que la dirigi. Slo entr al servicio gubernamental despus del fracaso de su firma de consultora financiera, probablemente porque necesitaba una nueva lnea de trabajo. All se las arregl para convertirse en un exuberante profeta de la banca central que fue casi elevado a la santidad por los expertos en los negocios que pensaron que bajo su ejercicio los cielos fueron slo azules y que las pocas nubes a la vista siempre presagiaban que volvera a brillar el sol. Ahora Alan se retir a los horizontes ms frtiles de los contratos literarios y de las conferencias, lo que muestra que si trabajas bien para los ricos y poderosos que te lo permitieron, (a costa del resto de la gente) la recompensa final valdr la pena. Es probable que el nuevo presidente de la Fed haya tomado nota y que tratar de continuar la tradicin como corresponde.

Pero tratemos de imaginar un tipo diferente de presidente de la Fed, alguien que conociera, tuviera fe en y practicara las palabras y la sabidura de otro presidente usamericano de cierta importancia: Abraham Lincoln. En 1886 Lincoln dijo: Los poderes del dinero se alimentan de la nacin en tiempos de paz y conspiran contra ella en tiempos de adversidad. Son ms despticos que un monarca, ms insolentes que la autocracia y ms egostas que una burocracia. Denuncian, como enemigos pblicos, a todos los que cuestionen sus mtodos o saquen a la luz pblica sus crmenes. Tengo dos grandes enemigos: el Ejrcito del Sur frente a m y los banqueros detrs. De los dos, el que est atrs es mi mayor enemigo.

Parece que Lincoln tambin dijo (aunque algunos lo disputan): Veo que se acerca en el futuro cercano una crisis que me inquieta y que me hace temblar por la seguridad de mi pas han entronizado a corporaciones y seguir una era de corrupcin en los cargos importantes, y el poder del dinero del pas se esforzar por prolongar su reino utilizando los prejuicios de la gente hasta que toda la riqueza se acumule en unas pocas manos y la Repblica sea destruida. Imaginemos lo que Lincoln dira en nuestros das.

Lo que Lincoln pensaba sobre los banqueros y el poder del dinero en el pas, parece provocar la pregunta obvia: Tuvieron algo que ver, o fueron la razn de su prematura muerte a manos de John Wilkes Booth? Los banqueros internacionales detestaban evidentemente a Lincoln despus de que logr que el Congreso aprobara la Ley de la Moneda de Curso Legal que autoriz al Tesoro de USA a emitir papel moneda llamado greenbacks [verdes]. Lincoln necesitaba esa legislacin despus de que renunci a pagar a los banqueros las tasas usureras de inters de entre un 24 y un 30% que exigan por los prstamos que necesitaba para financiar su guerra con el sur. Con la nueva ley bancaria, Lincoln pudo imprimir los millones de dlares necesarios, libres de deuda y de intereses. Esto no era, evidentemente, lo que deseaban los codiciosos banqueros, ya que slo pueden sacar beneficios cuando arrebatan su trozo de carroa de las transacciones financieras que controlan. Lincoln fue asesinado poco despus del fin de la guerra, y un poco ms tarde rescindieron la as llamada ley Greenback [verde], aprobaron una nueva ley bancaria, y todo el dinero volvi a producir intereses.

Cmo funciona el Sistema de la Reserva Federal.

El Sistema de la Reserva Federal resulta de que el Congreso y el Presidente aceptaron privatizar el sistema monetario de la nacin y renunciar al poder que debera hacer seguido siendo el derecho exclusivo del gobierno. Esa ley fue tan escandalosa que la Fed tuvo que ser estructurada deliberadamente para que pareciera una delegacin del gobierno federal a fin de ocultar que en realidad es un cartel bancario todopoderoso de propiedad privada cuyos bancos miembros (incluyendo todos los nacionales) comparten los vastos beneficios obtenidos de poseer la licencia ms importante que debiera ser exclusiva de los gobiernos el derecho a imprimir dinero en cualquier cantidad, controlar su suministro y precio, y beneficiarse inmensamente de prestarlo a cambio de un beneficio, incluyendo al propio gobierno que debe pagar intereses por el dinero, lo que nunca sera necesario si simplemente lo imprimiera. Pensemos en lo que ocurrira si el gobierno legalizara el derecho a falsificar la moneda nacional para beneficio privado. No es una exageracin afirmar que es la mayor estafa financiera de todos los tiempos, que causa un dao incomprensible a un pblico que sigue sin enterarse. Funciona como sigue:

La Fed recibi la autoridad de dirigir la poltica monetaria de la nacin con el poder de controlar el suministro y el precio de la moneda. Tiene tres maneras de hacerlo mediante operaciones abiertas de mercado, la tasa de referencia que cobra a los bancos miembros, y el requerimiento del porcentaje de reserva de los activos de los bancos miembros que se les exige que mantengan en su poder y no sea prestado. El Consejo de Gobernadores tiene la responsabilidad del manejo de la tasa de referencia y de los requerimientos de reserva, mientras que el Comit Federal de Mercados Abiertos (FOMC, por sus siglas en ingls) est a cargo de las operaciones de mercado abierto de compra o venta de obligaciones que explicamos ms adelante. Mediante el uso de estos instrumentos, la Fed puede influenciar el suministro y la demanda de dinero y as controla directamente la tasa a corto plazo de los fondos federales que es siempre fija a menos que la Fed desee elevarla o bajarla. Las tasas a mayor plazo son controladas por los poderosos negociantes institucionales en el mercado de obligaciones.

El FOMC y cmo funciona

El Comit Federal de Mercados Abiertos es realmente la clave de todo el proceso de creacin o contraccin de dinero. Consiste de 12 miembros siete miembros del Consejo de Gobernadores de la Fed, el presidente del New York Fed Bank (el ms importante de todos) y cuatro de los restantes 11 presidentes del Banco de la Reserva que sirven por turnos perodos de un ao. El FOMC realiza ocho reuniones regularmente programadas por ao para evaluar las condiciones econmicas y decidir lo holgada o estricta que ha de ser la poltica monetaria para impulsar su objetivo declarado de un crecimiento econmico sostenible y de estabilidad de los precios.

Literalmente, el FOMC tiene el poder de crear dinero de la nada. Lo hace mediante un proceso de cuatro etapas:

Primera etapa: El FOMC aprueba la compra de obligaciones del gobierno de USA en el mercado abierto.

Segunda etapa: El New York Fed Bank adquiere las obligaciones a los vendedores (los mercados financieros siempre tienen un nmero idntico de compradores y vendedores).

Tercera etapa: La Fed paga por sus compras con crditos electrnicos a los bancos vendedores que, por su parte, acreditan las cuentas bancarias de los vendedores. Estos crditos son literalmente creados de la nada.

Cuarta etapa: Los bancos que reciben los crditos pueden entonces utilizarlos como reservas para posibilitar que presten hasta 10 veces su suma (si su requerimiento de reserva es de un 10%) mediante la magia (que slo poseen los bancos) de la banca de reserva fraccional y, por cierto, cobran intereses por el total. Qu negocio! y todo es legal. Imaginemos cun ricos podramos ser todos si pudisemos hacer lo mismo como individuos privados. Pedimos prestado un milln a la Fed, como por arte de magia lo multiplicamos por 10, y cobramos intereses sobre el total, con la excepcin de un 10% que debemos mantener en reserva. Es la magia de la creacin de dinero de la reserva fraccional y explica cun poderoso es el estmulo econmico cuando la Fed quiere realzar el crecimiento econmico.

Cuando la Fed desea contraer la economa reduciendo el suministro de dinero, simplemente invierte el proceso mencionado. En lugar de comprar obligaciones, las vende de manera que el dinero sale de las cuentas de los bancos compradores en lugar de ingresar en ellas. Entonces, los prstamos bancarios tienen que ser reducidos 10 veces si el requerimiento de reserva es de un 10%.

Cmo la Fed daa el inters pblico

El sistema de la Reserva Federal existe slo para servir a sus propietarios y a los bancos miembros y al hacerlo es hostil al inters pblico. Eso, porque es un cartel bancario con el poder de restringir la competencia por mayores beneficios obtenidos a nuestra costa. Sale de nuestros bolsillos, a los de ellos, y el pblico pierde de cuatro maneras:

Primera: A travs del impuesto invisible de la inflacin que resulta de la dilucin del poder adquisitivo causado por el ingreso al sistema de dinero recin creado, lo que reduce el valor de los dlares que ya estn presentes. La Fed de Greenspan fue especialmente expansiva, nunca fue responsabilizada por sus excesos y pudo legar el serio problema que cre a un futuro presidente de la Fed y a la sociedad, para que lo encararan. El hombre al que ahora ensalzamos como mago monetario comenz de modo sensato. Desde 1982, antes de que llegara en 1987, hasta 1992, el suministro de dinero aument en un promedio de un 8% por ao. Pero de 1992 a 2002, las imprentas trabajaron horas extra en sincronizacin con la desregulacin y el crecimiento de los mercados globales, expandiendo la moneda en ms de un 12% por ao. Se hizo an ms extremo despus del 11-S y desde 2002 creci a una tasa de un 15%. Ahora se ha ms que duplicado en menos de una dcada. Parece que el nuevo presidente de la Fed tom nota y ha comenzado a reducir el ritmo de expansin monetaria ya que sigue aumentando la tasa de los fondos federales a cualquier nivel que tenga en mente.

Los operadores cambiarios tambin parecen haber tomado nota del ritmo de la expansin general del suministro de dinero. Con la excepcin de un descanso en 2005, es bastante probable que la debilidad del dlar desde 2002 sea el resultado del exceso creado por los gastos derrochadores del gobierno de Bush para financiar sus interminables guerras y sus insensatos recortes tributarios para los ricos. El problema se complica an ms ya que desde 1964 hasta la actualidad, el servicio de la deuda ha crecido de un 9 a un 16,5% del presupuesto federal, y sigue aumentando, y el actual dficit ha pasado de un supervit de un 1% a casi un 7% de dficit; el endeudamiento federal ha crecido en un 40% slo desde 2001 y ha sido financiado en gran parte por la gentileza de extranjeros que podran estar perdiendo los nervios. Adems, desde marzo de 2006, la Fed dej de publicar la suma M-3 del monto total de dlares en circulacin. Sin esa transparencia, ahora los grandes compradores de obligaciones del Tesoro de USA tienen que calcular el valor del dlar basndose en la especulacin y la inseguridad en lugar de datos seguros no es algo que inspire confianza en los mercados financieros que funcionan mejor en una atmsfera de franqueza y claridad.

Segunda: El pblico tambin pierde porque el cartel bancario puede practicar la usura por su poder sobre una moneda flexible para aumentar o bajar artificialmente las tasas a cualquier nivel que escoja lo que muchos pequeos prestamistas no pueden hacer en un mercado verdaderamente libre y abierto. Adems, la dominacin sobre el mercado por el cartel fuerza a la mayora de los prestatarios (especialmente los ms pequeos que estn en menos condiciones de emitir sus propios instrumentos de deuda) a pedirle prstamos que luego puede hacer utilizando lo que debera ser el dinero de la gente, puesto a su disposicin al coste ms bajo posible por numerosos pequeos prestamistas fuertemente regulados por el gobierno, que competiran en busca de clientes.

Tercera: Mediante los impuestos, nosotros, el pblico, tenemos que pagar para cubrir los intereses de la inmensa deuda nacional (actualmente de ms de 8,4 billones de dlares) acumulada del dinero imprimido por la Fed y prestado al gobierno. Como dijera anteriormente, totaliza ahora un monto anualizado que excede dos tercios de un billn de dlares y aumenta a diario. Ha enriquecido a los banqueros, empobrecido a la gente de a pie, y el pblico todava no se entera de que est siendo esquilmado en grande.

Cuarta: Exacerbando el abuso mencionado, el cartel puede hacer que el pblico saque de apuros al sistema con ms dlares del contribuyente. Esto sucede cada vez que alguno de los bancos demasiado grandes para que se permita que fracasen necesita ayuda financiera para sobrevivir. Lo mismo vale para grandes corporaciones como Chrysler o Lockheed, grandes firmas inversionistas o fondos hedge como Long-Term Capital Management o incluso pases como Mxico. Tambin vale cuando cierra un solo banco y hay que compensar a los depositantes o, de modo ms serio, despus de una crisis financiera sistmica como la que acab con muchos bancos de ahorros y prstamos en los aos ochenta. Sea un solo banco o muchas docenas al mismo tiempo, los dlares tributarios del pblico son utilizados para salvar el sistema o slo para pagar la cuenta a fin de rembolsar a depositantes asegurados contra prdidas por el seguro de proteccin gubernamental hasta un cierto monto por cuenta.

Cmo habra reaccionado Adam Smith ante el Sistema de la Reserva Federal?

Esta concentracin de riqueza y poder del cartel bancario es lo contrario de lo que Adam Smith, el padrino ideolgico del capitalismo de libre mercado, propugn en sus escritos, incluyendo su obra fundamental La Riqueza de las Naciones. Smith escribi sobre una mano invisible que dijo funcionaba mejor en un mercado libre con numerosos pequeos negocios en competencia local los unos contra los otros. Se opuso enrgicamente al mercantilismo concentrado de su poca (lo que haya sido) que actualmente sera el equivalente de nuestras gigantescas corporaciones transnacionales y el cartel bancario con el poder para restringir la competencia, mantener precios ms elevados de lo que hubiera sido posible de otro modo y, como resultado, ganar mayores beneficios a expensas del pblico.

El tipo de cartel bancario que existe hoy en da es precisamente lo que Smith habra condenado. Pero que haya un banco central no es un mal de por s siempre que el banco sea de propiedad del gobierno, controlado y operado en funcin del bien pblico. Slo aparece un problema cuando establecen el banco mediante subterfugios para que parezca como si fuera de propiedad del gobierno y operado por ste, cuando en realidad, funciona en funcin del inters privado como en nuestro caso y tambin en la mayora de los otros. Y en USA, para que funcione el amao, el Sistema es dirigido por un organismo rector nombrado en su mayora por el gobierno, que acta como un alcahuete para los miembros privados del codicioso cartel de la banca que fue el primero en desear que existiera y que logr que un Congreso corrupto lo pusiera a su disposicin. Para que funcione, el cartel precisa de la cobertura que consigue como resultado de su asociacin con el gobierno, pero perjudica al inters pblico gracias a esa estructura en provecho de sus propias ganancias privadas.

Y as llegamos al quid del problema: el Congreso elegido para servir al pueblo, lo traicion en lugar de cumplir con su deber al crear un cartel bancario todopoderoso y otorgarle la autoridad para practicar la banca de reserva fraccional con el poder de obtener dinero libre crendolo de la nada. Luego permiti a sus miembros un derecho de casi-monopolio para establecer las tasas de inters que deseen cobrar a los prestatarios. Todo el proceso equivale a un atraco legalmente sancionado por parte de los poderosos bancos que operan confabulados con el gobierno para obtener sus propios beneficios. Forma tambin parte de un proceso ms amplio organizado por el gobierno para transferir riqueza del pueblo a los bolsillos de las grandes corporaciones y de los ricos, y lo hace mientras los afectados desconocen que siquiera ocurre.

El Sistema de Reserva Federal tambin daa al pblico de otra manera:

La Fed daa el bien pblico de otra manera importante, y de nuevo la mayora de la gente no tiene la menor idea. El Sistema de Reserva Federal fue supuestamente establecido para estabilizar la economa, limar asperezas de los ciclos de la coyuntura, mantener una tasa saludable de crecimiento sustentable mientras conserva la estabilidad de los precios y beneficia a todos. Ha hecho bien su trabajo? Desde su creacin en 1913, hemos tenido los cracks de 1921 y el ms importante y recordado de 1929. Fue seguido por la Gran Depresin que dur hasta el comienzo de la Segunda Guerra Mundial, la que segn el destacado economista conservador Milton Friedman fue causada y exacerbada porque la Reserva Federal decidi sorprendentemente la reduccin del suministro de dinero en tiempos de contraccin econmica, en lugar de aumentarlo. Luego tuvimos recesiones en 1953, 1957, 1969, 1975, 1981, 1990 y 2001. Tambin tuvimos comienzos de inflacin en los aos sesenta. sta fue bastante severa durante gran parte de los aos setenta y a comienzos de los ochenta. Y tuvimos una importante crisis bancaria en los aos ochenta en la que quebraron ms bancos y asociaciones de ahorro y prstamos que nunca antes en nuestra historia. Sucedi despus de la desregulacin del mercado financiero, al permitirse que los bancos persiguieran sus propios intereses sin supervisin gubernamental que controlara su inclinacin a correr riesgos excesivos o que impidiera que trataran de salirse con la suya mediante fraudes deliberados.

Junto con la estabilidad econmica que la Fed nunca logr, tambin se ha disparado la deuda de los consumidores; dficits presupuestarios y comerciales de nivel rcord; una cantidad elevada de bancarrotas personales y crecientes delitos con prstamos hipotecarios; un inters sobre una creciente deuda nacional que representa un porcentaje grande y creciente del presupuesto federal; la prdida de nuestra base manufacturera y de puestos de trabajo con salarios elevados porque son exportados a pases de baja remuneracin; una economa en la que los servicios acaparan ahora cerca de un 80% de todos los negocios que en su mayora pagan mal, con trabajos menos capacitados con poca o ninguna prestacin; y una brecha en el aumento de los ingresos y la riqueza que sigue daando a las personas de bajos o medianos ingresos para beneficiar a los pocos ricos y acomodados, as como un gobierno que impulsa esta situacin.

Todo se sintetiza en una conclusin: La Fed no cumpli, por sobre todo, la tarea esencial para la que fue establecida para comenzar. Pero es mucho peor todava, si comprendemos los verdaderos motivos de un cartel. No es servir el inters pblico. Es abusar de l, porque as aumentan los beneficios. Puede hacerlo con la concentracin de su poder, legalmente sancionado, y un gobierno amigo aliado con sus socios o facilitadores. Se sale con la suya cuando comete los ms esplndidos de los robos gracias a este amao oculto de la vista del pblico.

Una solucin necesaria para un problema inmenso.

Se desprende de la informacin presentada que el Sistema de la Reserva Federal fue establecido mediante el sigilo y el engao por un puado de polticos corruptos al servicio de sus poderosos aliados de la banca y de Wall Street. Lo hicieron para defraudar al pblico y sin que ste haya tenido la menor idea de lo que suceda, y de lo daino que era para su bienestar e inters. Los que estaban en el Congreso y el presidente Wilson (un hombre formado en derecho, ex abogado practicante, antiguo acadmico apreciado y presidente de la Universidad Princeton) o saban o deberan haber sabido que la ley que l y ellos aprobaron al establecer la Fed estaba en violacin directa de la Constitucin que haban jurado defender. No lo hicieron, y violaron la ley, y el pblico pag caro su crimen desde entonces hasta la actualidad.

De manera que, qu recurso queda, y es posible movilizar a la gente para darle seguimiento? Hay una sola solucin sensata y justa para deshacer el dao que se ha hecho a tantos durante tanto tiempo: abolir el Sistema de la Reserva Federal y restaurar el poder que tiene actualmente a un Gobierno Federal que trabaje por el bien pblico. Recuperarlo del poderoso cartel bancario que trabaja en su contra y no volver a permitir jams que vuelva a caer en sus manos. Es el nico camino. El gran poeta y dramaturgo alemn Bertolt Brecht habra estado de acuerdo cuando dijo que es ms fcil robar estableciendo un banco que asaltarlo.

La liberacin del poder de esos poderosos cambistas traera enormes beneficios para todos. Establecera una poltica prudente de creacin de dinero que minimizara nuestro impuesto ms injusto la inflacin que es causada por banqueros privados en busca de beneficios que manipulan el suministro de dinero de la nacin para aumentarlos. Estabilizara la economa y suavizara los extremos en el ciclo de la coyuntura agudizados por el cartel que trabaja para su propio beneficio y contra el nuestro. Reducira el coste del dinero para los prestatarios porque terminara con el poder monopolista que tiene actualmente el cartel de establecer las tasas que prefiere, abriendo el mercado a ms competencia. Reducira la creciente y opresora deuda nacional al ser por fin liberada del aumento del suministro de dinero requerido para pagarla. Reducira la carga tributaria para el pblico ya que se necesitaran menos ingresos para el servicio de la deuda. Sera un paso trascendental hacia la reduccin del poder abrumador de todos los gigantes corporativos depredadores que nos explotan para poder crecer y prosperar, y ojal termine por eliminarlo. Podra incluso servir de disuasin para evitar guerras que slo se libran para obtener riqueza y poder nunca por la gloria o para que el mundo sea ms seguro para la democracia u otros motivos falsos. Sin un poderoso cartel bancario y otros gigantes de la industria que viven de la miseria humana que generan, habra menos necesidad de guerra alguna. Tratemos de imaginar ese tipo de mundo y un gobierno que trabaje por el bien pblico en lugar de daarlo como lo hace ahora para servir al capital. Ese mundo es posible, y la gente responsable tiene que trabajar por l, porque el que tenemos actualmente ha fracasado y debe ser cambiado antes de que sea demasiado tarde.

Una visin del mundo creada por los intereses del capital y por nuestro gobierno que lo apoya.

En el inquietante, corrupto mundo del capitalismo neoliberal de libre mercado controlado por gigantescas corporaciones; que beneficia slo a los pocos privilegiados y causa tanta miseria y desesperacin; un mundo desptico que no puede durar, ni debemos permitir que dure mucho ms; en el que interminables guerras por el poder y los beneficios; en el que la gente es una mercanca utilizada segn se la necesita y descartada como basura cuando no es as; sin preocupacin por la preservacin de una ecologa capaz de sustentarnos, que no lo seguir haciendo por mucho tiempo ms porque la estamos destruyendo, y a nosotros mismos, por ganancias; en el que las necesidades humanas bsicas no tienen importancia bajo un modelo econmico en el que slo vale el beneficio privado; en el que la democracia es incompatible con el capitalismo depredador; en el que nadie debiera querer vivir o tener que hacerlo; en el que debemos cambiar o morir. En el lenguaje del capital, es el balance final. Slo un movimiento de masas de gente comprometida puede cambiar el mundo. Debe acabar o acabaremos todos.

A menos que podamos pasar de nuestro modelo econmico fracasado a una alternativa mejor, terminar cuando le llegue el da de una u otra manera. Pero podra ser un desenlace que nadie puede desear su autodestruccin que se lleve todo consigo, sea por un holocausto nuclear o por un medio ambiente tan inhspito que no permita que vivamos en l. Nuestra nica posibilidad es trabajar por el cambio mientras quede tiempo.

Una visin de un mundo diferente

La historia prueba que un mundo mejor es posible cuando hay gente comprometida que trabaja lo suficiente para lograrlo. As termin la esclavitud; los trabajadores conquistaron el derecho a organizarse y a la negociacin colectiva; las mujeres lograron el mismo derecho a voto que los hombres, el control sobre sus propios cuerpos, y ms derecho y condicin en la fuerza laboral; los negros y otras minoras obtuvieron importantes derechos cvicos; y los polticos estatuyeron importantes leyes sociales aunque haya sido slo por temor a lo que podra suceder si no lo hacan.

Thomas Jefferson explic que el precio de la libertad es la vigilancia eterna. Es el mismo precio a pagar para mantener nuestras conquistas sociales logradas con tanta dificultad. En la generacin pasada esas conquistas se erosionaron mientras no prestbamos atencin y slo una accin de masas del pueblo puede rescatarlas. El objetivo debera ser un mundo humanitario de participacin en el que las vidas de la gente mejoran porque todos trabajamos juntos para lograrlo; un mundo de paz y no de guerras interminables en beneficio de los ricos y poderosos a nuestras expensas; en el que todas las necesidades humanas esenciales son satisfechas porque los gobiernos trabajan por el bien comn para asegurarlo; con una democracia participativa real en la que los funcionarios pblicos y elegidos trabajan juntos para mantenerla fuerte y vibrante; sin gigantes opresores corporativos o carteles bancarios porque la ley no los permite; en el que la nutricin ecolgica y la preservacin constituyan una preocupacin central; en el que haya aire, agua, suelos puros y una alimentacin adecuada y segura; un mundo mucho ms simple, con una base ms local que la actual, en la que nociones como la globalizacin ni siquiera formen parte del vocabulario; un mundo basado en la equidad social y la justicia para todos, con gobiernos, el mantenimiento del orden y los tribunales trabajando para asegurar que siga siendo as; un mundo en el que todos queramos vivir y ojal algn da lo podamos; un mundo que queramos legar a futuras generaciones; un mundo que no podamos dejar de lograr porque la alternativa puede ser la nada.

Puede que nos encontremos en un momento crucial en el que nuestro destino est en juego. O trabajamos juntos por un mundo mejor, sustentable o probablemente nos convertiremos en la primera especie que se autodestruye. Si sucede, probablemente nos llevaremos a la mayora de las dems con nosotros y no dejaremos gran cosa para los pocos que queden. Ya no nos queda el lujo de discutir el tipo de mundo que necesitamos para sobrevivir. Los bancos gigantes y las corporaciones no nos lo brindarn, ni lo har un gobierno hostil aliado con ellos. Depende de nosotros que lo logremos o probablemente sucumbiremos si fracasamos. Sera un buen comienzo si expulsramos de nuestro templo a los cambistas de la Reserva Federal y con ellos a las corporaciones gigantes. Un mundo mejor es posible si recordamos y vivimos segn las palabras inspiradoras de Antonio Gramsci sobre el optimismo de la voluntad. Con su ayuda, el pueblo organizado puede encontrar un camino para derrotar al dinero organizado.

Stephen Lendman vive en Chicago. Para contactos: [email protected]

http://www.therebel.org/index.php?name=News&file=article&sid=6353

Germn Leyens es miembro de los colectivos de Rebelin y Tlaxcala (www.tlaxcala.es), la red de traductores por la diversidad lingstica. Esta traduccin es copyleft.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter