Portada :: Mentiras y medios :: Libros y Documentos
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-07-2006

El Proyecto por Excelencia en Periodismo analiza la situacin de los medios en Estados Unidos
La respuesta est en el periodismo

Etctera


El Proyecto por Excelencia en Periodismo realiza una serie de reportes anuales sobre el estado que guardan los medios en EU. En la batalla entre idealismo y mercadotecnia, han ganado los gerentes que aseguran haber levantado "el yunque tico" en el periodismo. El panorama es poco alentador. Sin embargo, el propio reporte asoma alguna esperanza cuando concluye que en el periodismo est la respuesta. Los editores de etctera coincidimos con esto.

Si examinas los encabezados de 2005 resulta inevitable hacerte esta pregunta: recordaremos ste como el ao que dio inicio a la desaparicin del periodismo impreso?

Conforme transcurra 2005 se acumulaban las noticias sombras: el New York Times despedira a 60 personas de su redaccin; Los Angeles Times a 85; el San Jose Mercury News, del grupo de prensa Knight Ridder, al 16% de su fuerza laboral, y el Philadelphia Inquirer al 15% (esto despus de haber despedido al 15% cinco aos atrs). Para el mes de noviembre, los socios capitalistas de una de las cadenas de peridicos ms modestas, en el manejo de sus finanzas, Knight Ridder, pusieron sta a la venta.

An ms preocupante, el problema no era la economa general del pas, sino las tendencias dentro de la propia industria ­bajas en la circulacin, presin en los ingresos y precios de las acciones que haban bajado 20% durante el ao.

Y el problema no se limit a peridicos; tambin revistas de la talla de Newsweek, U.S. News y Business Week sintieron el golpe. La ms grande de estas compaas, Time Inc., recort a 205 de su personal debido a prdidas en sus ingresos por circulacin y publicidad, y prometi evolucionar de "editora de revistas" la "compaa de medios de plataformas mltiples".

El ex decano de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia, Tom Goldstein, concluy: "A menos que respondan inmediatamente a las tendencias cambiantes, los peridicos corren el riesgo de desaparecer pronto".

Ser cierto? De ahora en adelante ir en declive la entrega de noticias en medios impresos? Los peridicos son las organizaciones noticiosas ms grandes en la mayora de las ciudades del pas, y en Internet son la mayor fuente de noticias. Qu es lo que presagiara su decada?

Hemos concluido que lo que ocurre no es el fin del periodismo tradicional que algunos han predicho; ms bien, se trata de una transformacin ssmica del contenido periodstico y de la forma en la que la gente se entera del mismo. Gradualmente, los periodistas han dejado de desempear el papel de guardianes de la informacin, y el ciudadano comn comienza a desempear cada vez ms el papel de organizador, editor, e incluso creador de su propio material informativo.

En 2005 estos cambios se intensificaron. El cambio por parte de muchos lectores a alternativas en la entrega de contenidos aceler los problemas para los medios impresos. Situaciones que tan slo dos aos atrs parecan futuristas, como poder ver las noticias en una agenda electrnica, comenzaron a convertirse en realidad. Tambin creci el papel que desempeaban los buscadores como Google, y nuevos escndalos en los medios tradicionales parecan confirmar que algunos periodistas se preocupan ms por sus carreras que por los intereses del pblico.

Nosotros consideramos que algunos de estos temores son exagerados. Por ahora, la evidencia no respalda la nocin de que los peridicos hayan comenzado a irse a pique. Es probable que las cadas de circulacin y los recortes de personal se nivelen en un 3% para este ao. Adems de esto, cabe mencionar que la industria alcanz mrgenes de ganancias del 20%. Combinando medios impresos y digitales, la audiencia de muchos peridicos es ms alta que nunca.

Por otro lado, la reaccin excesivamente optimista a estos cambios ­que simplemente reflejan la evolucin de los medios, y que ahora la gente tendr ms opciones que nunca­ nos parece demasiado simplista, incluso ingenua.

Aun si los peridicos no estn desapareciendo, tanto stos como otros medios tradicionales estn encogindose, al igual que la cantidad de recursos disponibles para realizar investigaciones periodsticas.

Tendencias importantes

En 2006 emergen seis tendencias nuevas que merecen ser resaltadas; stas se suman a las subyacentes que estn transformando el periodismo. Este ao:

La nueva paradoja del periodismo es que hay ms medios informativos cubriendo menos noticias. A medida que prolifera el nmero de medios informativos, la audiencia para cada uno tiende a encogerse y se reduce el nmero de periodistas en cada organizacin. A nivel nacional, estas organizaciones an tienen que cubrir los grandes eventos; por lo tanto, cada vez hay ms reportajes sobre el mismo nmero de noticias. Y, cuando surgen las grandes noticias, a menudo son informadas de forma similar por reporteros que cuentan con pocas fuentes y tiempo limitado. Por otro lado, tener a tanto personal cubriendo tan pocas noticias ha facilitado que quienes protagonizan las noticias ejerzan mayor control sobre la informacin que llega al pblico; un ejemplo de esto es que las autoridades rpidamente acordonan a las crecientes multitudes de corresponsales, tcnicos y fotgrafos, ubicndolos en salas de prensa lejos del lugar de los hechos. Una de las razones por las cuales resaltaron las noticias sobre el huracn Katrina en 2005 fue que, en medio del caos, las autoridades no tuvieron la capacidad de ejercer este control sobre los periodistas, a pesar de que se reportaron algunos esfuerzos por restringir el acceso a periodistas, incluyendo un caso en el que se mantuvo a raya a periodistas a punta de pistola. En su mayor parte, el pblico y los gobernantes se enteraban de los hechos por medio de periodistas que esta-ban descubriendo las cosas por s mismos.

El tipo de peridico que corre el mayor riesgo es el peridico metropolitano que domin la segunda mitad del siglo XX. Los tres rotativos nacionales de mayor importancia en Estados Unidos no reportaron cadas en su circulacin durante 2005, y las prdidas para los peridicos pequeos aparentemente fueron modestas; los diarios metropolitanos fueron los que presentaron las cadas de circulacin ms fuertes y que hicieron los mayores recortes de personal. Aquellos grandes peridicos intentan cubrir las noticias de las reas conurbadas, as como los acontecimientos regionales y nacionales, todo al mismo tiempo: intentan ofrecer todos los servicios de informacin a una audiencia enorme. En parte, estn perdiendo terreno a publicaciones de menor tamao que se enfocan en nichos de mercado, proporcionando sus servicios a comunidades ms pequeas y audiencias selectas. Sin embargo, nuestros estudios sealan que los peridicos metropolitanos son las organizaciones de noticias que cuentan con ms recursos y mayor motivacin para actuar como vigilantes de las instituciones gubernamentales; para identificar las tendencias, y para definirse como el foro pblico de la comunidad mayor. Es poco probable que los pequeos diarios o semanarios locales estn a la altura de esta responsabilidad. Adems, mientras que los semanarios alternativos y la prensa tnica han crecido, muchos pequeos diarios locales han desaparecido.

En varias compaas de medios tradicionales, aunque no en todas, termin la aeja batalla entre idealistas y capitalistas. Los idealistas perdieron. Los problemas de 2005, especialmente en los medios impresos, asestaron un duro golpe a la lucha en favor del periodismo humanitario. "Hoy en da, si tocas el tema de la confianza del pblico, te toman por obstruccionista o romntico", nos coment en privado el editor de uno de los diarios ms importantes del pas. En una reunin el ao pasado, un ejecutivo de una de las tres cadenas televisivas ms importantes del pas le dijo a directivos de compaas mediticas que "el yunque tico haba sido levantado", dando a entender que se poda prescindir de las nociones tradicionales de decoro periodstico. Frustrado, uno de los editores de mayor renombre del pas, John Carroll, de Los Angeles Times, abandon el oficio en 2005, pero no antes de tomar varias semanas para persuadir a su sucesor de no tomar la misma eleccin. El ms distinguido periodista de la ABC, Ted Koppel, dej esta cadena por las noticias de cable, pero slo despus de declarar que ni las cadenas de cable ni las cadenas televisivas concordaban con los principios a los que l aspiraba. Probablemente fue Polk Laffoon IV, el portavoz de Knight Ridder, quien ofreci la explicacin ms convincente de por qu el periodismo humanitario haba perdido fuerza. "Quisiera que hubiese una correlacin identificable y fuerte entre el periodismo de calidad y los mrgenes de ganancias de peridicos", coment. "No es tan sencillo". De ahora en adelante, en varias compaas de medios, la lucha en favor de los intereses del pblico ser peleada por aquellos en la base de la pirmide periodstica, con los niveles gerenciales como mediadores entre sta y los comits ejecutivos. Hay, sin embargo, algunas excepciones notables y, hoy en da, los periodistas que trabajan bajo esas condiciones se consideran afortunados. Mientras tanto, en varias compaas de medios emergentes, no hay muchos indicios de que siquiera exista la presencia de quienes abogan por los intereses del pblico.

Habiendo dicho esto, los medios tradicionales s parecen estar finalmente encaminndose hacia la innovacin tecnolgica. En reportes anteriores, las verdaderas inversiones y creatividad parecan provenir en su mayor parte de organizaciones no noticiosas como Google. En la prctica, aun si no en la retrica, los medios tradicionales vean Internet como una plataforma para exponer material viejo. En 2005, aunque la evidencia de esto era escasa y los esfuerzos eran socavados por falta de capital, vimos seales de que este patrn comenzaba a cambiar. Un factor importante que propici este cambio fue que mucho del crecimiento en ingresos de estas compaas noticiosas ahora se deba a productos digitales y de nicho, como son los peridicos para jvenes. Tomemos un caso de las cadenas televisivas como ejemplo: el noticiero de la ABC ahora puede verse en lnea tres horas y media antes de que se pase por televisin. En el caso de los medios impresos, varios peridicos anunciaron que reorganizaran sus operaciones digitales. Un memorando interno de Los Angeles Times, que era bastante tpico, convocaba a crear "una operacin de noticias digitales diferente, que tomara en cuenta las expectativas cambiantes de los lectores". En esta transicin, varias interrogantes fundamentales quedan sin respuesta. Una de ellas es si a los jvenes les interesa en lo absoluto los nombres de estos medios tradicionales. Otra es que, aun si estos medios de renombre finalmente intentasen tomar seriamente el paso hacia el mercado digital, podrn cambiar su cultura, o sucumbirn ante su tendencia natural a favorecer sus plataformas tradicionales?

La nueva competencia para los medios tradicionales, los agregadores como Google y Yahoo!, tambin estn jugando con fuego. Tratndose de noticias, lo que compaas como Google estn vendiendo es material ajeno, el de los mismos medios tradicionales a los que les estn quitando ingresos. Mientras ms xitos logran estos negocios digitales, ms asfixian el producto que promueven, al menos que este modelo econmico cambie radicalmente. Desde ahora hay resonancia sobre este tema. En 2006, se espera que los medios tradicionales le exijan a compaas como Google News que comiencen a pagar por el contenido que utilizan. Otra opcin para estas empresas digitales es comenzar a producir su propio material, y ya desde ahora vemos que hacia all se encaminan; en 2005, Yahoo! anunci que contratara algunos periodistas, aunque el esfuerzo todava es mnimo. Podrn estos nuevos rivales convertirse en algo ms que compaas tecnolgicas? Y de ser se el caso, irn ms all de la retrica cuando se trate de tener lealtad hacia los valores del periodismo en el inters del pblico?

La pregunta central, econmicamente hablando, es cunto tiempo le tomar a los medios digitales convertirse en un verdadero motor econmico, y si alguna vez tendrn la importancia de los medios impresos o televisivos. Si los ingresos que obtienen los peridicos por sus operaciones digitales continan creciendo al ritmo actual ­un improbable 33% al ao­ no alcanzarn niveles equivalentes a los ingresos obtenidos por la venta de material impreso sino hasta 2017 (esto suponiendo que los ingresos de medios impresos crezca slo 3% anualmente). Vindolo desde una perspectiva realista, aun con los menores costos de entrega, sern aos antes de que los medios digitales rivalicen econmicamente con los medios tradicionales si es que alguna vez llegan a hacerlo. Esfuerzos recientes para conseguir que los consumidores paguen por contenido digital avanzaron algo en 2006, pero slo ligeramente. Todo esto nicamente respalda la probabilidad de que la prxima batalla entre medios tradicionales y medios digitales involucre que los primeros exijan a los segundos pagar por el material que distribuyen, el modelo que actualmente existe en el caso del cable.

Aquellas tendencias se suman a otras que hemos identificado en aos recientes. Entre ellas: que el modelo tradicional de periodismo (la prensa como verificador) est cediendo lugar ante otros modelos que son ms rpidos, verstiles y econmicos; para adaptarse a esto, el periodismo debe tomar el camino de la transparencia y ms pericia en su trabajo, adems de ampliar el alcance de sus sondeos; aquellos que pretenden manipular a la prensa y al pblico estn obteniendo ventaja sobre los periodistas que los investigan; la convergencia es ms ineludible y se vislumbra menos amenazante mientras ms se analice el comportamiento del pblico; la nocin de que las personas gravitan alrededor de un modelo de prensa parcial es exagerada.

Audiencia

Cada vez existe mayor presin para que se mejoren los mtodos para medir la audiencia. Y en este caso varias fuerzas convergen. Para empezar, cada medio mide su audiencia de manera distinta. Los usuarios de Internet se cuentan mensualmente; los televidentes se cuentan casi minuto a minuto, y los peridicos miden su audiencia por ejemplares vendidos, no por nmero de lectores. Al mismo tiempo, cada vez ms organizaciones noticiosas ofrecen su contenido a travs de diversos medios, haciendo an ms difcil obtener una figura precisa de la cantidad de audiencia.

Creando an ms presin, los anunciantes exigen conteos ms precisos para as decidir cmo gastar su dinero. En una poca en la que Internet ofrece informacin precisa y detallada, no slo sobre cuntas personas visitan un sitio Web, sino por cunto tiempo permanecen en ste y cules secciones o publicidad exploran, los mtodos anticuados an empleados para medir audiencias de radio y televisin parecen arcaicos. Por ejemplo, las minoras en Estados Unidos sospechan que han sido contadas incorrectamente por la consultora Nielsen.

Nuevas plataformas, desde las cuales difundir medios, han hecho que los mtodos antiguos de medicin de audiencia parezcan insuficientes. La audiencia de radioescuchas ahora incluye el podcasting, la radio satelital y ms. El nmero de gente que escucha es una cosa; por cunto tiempo escuchan es otra; desde dnde escuchan es una tercera cuestin.

Algunos medios estn activamente buscando nuevos sistemas de medicin, pues los mtodos antiguos no resultan tan confiables. Los peridicos, por ejemplo, quieren un conteo de audiencia total, que combinara a los lectores de material impreso y de material digital (que tiene un nmero mucho mayor al de la circulacin de ejemplares impresos).

Tratndose de los nmeros bsicos, 2005 fue un ao difcil para la mayora de los medios informativos.

En los primeros dos aos que llevamos acabo este reporte encontramos que slo los medios digitales, tnicos y alternativos haban tenido crecimiento en su audiencia; ahora, incluso ese panorama es incierto.

La audiencia en general para noticias en lnea, por ejemplo, creci poco o nada en 2005, de acuerdo con datos de varios estudios. Y estudios de mercado efectuados en marzo por una agencia basada en Dallas, Texas, sugieren que la audiencia para noticias digitales podra haberse nivelado, mucho antes de lo anticipado. Sin embargo, aquellos que usaban Internet para obtener noticias parecan estar hacindolo con mayor frecuencia. Particularmente, parecan estar en crecimiento los sitios Web de peridicos, pero cada vez haba ms evidencia de que este crecimiento era a costa de la cantidad de usuarios que compraban las publicaciones impresas, lo que en trminos econmicos resulta costoso.

La prensa tnica, donde los nmeros son an ms dudosos, tambin mostr seales de estar en desaceleracin. Aun los datos reunidos por grupos que abogan a favor de esta industria, los cuales a veces se sospecha tienen actitudes ventajistas, mostraron bajas en la circulacin de diarios en espaol. Mientras tanto, la televisin en espaol mostr crecimiento. Univision, la cadena ms importante de habla hispana y la nmero cinco en Estados Unidos, tuvo un incremento de 19% en su audiencia de horario estelar durante el tercer trimestre del 2005, comparado con el mismo periodo de 2004. Por otro lado, dos estudios separados mostraron que un gran porcentaje de la minoras, entre el 70% (Pew Hispanic Center) y el 87% (New America Media) consume algn tipo de medios tnicos.

Por otra parte, la prensa semanal alternativa continu creciendo. Su circulacin lleg a 7.64 millones en 2005, el nmero ms alto desde 2001.

El resto de los medios continuaron pasando tiempos difciles. Las noticias por cable vieron sus niveles de audiencia de horario estelar crecer 4% y los niveles de audiencia de horario central 3% en 2005, de acuerdo con datos proporcionados por Nielsen Media Research. Pero empleando la medida ms voltil que prefiere la industria del cable ­el promedio simple­ los niveles de audiencia no tuvieron incrementos ni prdidas.

Nosotros preferimos el promedio mediano al simple, porque es menos susceptible a cambios errticos causados por noticias momentneas como el huracn Katrina. Sin embargo, aun usando nuestro mtodo de medicin, slo uno de los tres canales de cable principales mostr crecimiento: Fox, que tiene ms de la mitad de la audiencia de cable a cualquier hora (55% durante el horario central y 59% durante el horario estelar). Pero hay un nuevo factor en el horizonte; Headline News, de la CNN, ahora rebasa a MSNBC en audiencia acumulativa (el nmero de gente diversa que sintoniza durante el curso de un mes). Tomando cualquier medida, CNN contina siendo lder indiscutible en audiencia acumulativa, con siete millones de espectadores.

En otros frentes, las noticias fueron ms sombras.

Los peridicos, como se coment anteriormente, tuvieron una preocupante cada en circulacin durante 2005, aproximadamente 3%, tanto en domingos como en el resto de la semana. Entre 1990 y 2004, la industria ya haba perdido aproxima-damente 12% en circulacin diaria (7.7 millones de ejemplares) y 8% en domingos (4.9 millones de ejemplares). Algunas de las primeras cadas fueron causadas por la desaparicin de los peridicos vespertinos. Resulta ms preocupante an que las ltimas prdidas sean causadas por un fenmeno que slo parece tomar fuerza: la migracin de lectores a medios digitales.

El panorama para el otro medio impreso importante, las revistas, no pareca tan sombro, pero, al igual que ocurra con los peridicos, las publicaciones que ofrecan noticias eran las que sufran mayores prdidas.

Las tres grandes revistas de noticias continuaron en cada. Time perdi 81 mil lectores (1.9%), Newsweek perdi 54 mil (1.7%), y U.S. News perdi 15 mil (0.7%), de acuerdo con el Audit Bureau of Circulations. Sin embargo, esos nmeros podran reflejar desplazamientos, en lugar de una cada general. Las audiencias de otras publicaciones continuaron creciendo. Las revistas The New Yorker y The Economist, enfocadas a lectores ms selectos, tuvieron pequeos aumentos de audiencia. Y una nueva revista de noticias que ofrece algo totalmente diferente, The Week, que no tiene reporteros, sino que presenta un compendio de los eventos semanales tomando el material de otros medios, creci casi 40%. Los nmeros an son pequeos, slo 65 mil, pero es un fenmeno interesante.

En el campo de la televisin las tendencias tampoco fueron prometedoras.

Los niveles de audiencia de los noticieros vespertinos de las cadenas ms importantes continuaron en cada durante 2005, con otro 6% de noviembre a noviembre. Los niveles de audiencia de los noticieros matutinos, que permanecieron sin cambios en 2004, tambin cayeron, por 4%, durante una preocupante tendencia de dos aos seguidos.

Los noticieros locales tuvieron fluctuaciones y algunas seales esperanzadoras que haban surgido el ao anterior parecieron disiparse. En 2004, las cadas en audiencia de aos recientes parecan estar nivelndose. En 2005, quiz porque no hubo elecciones presidenciales que proporcionaran estmulo, los niveles de audiencia del horario estelar cayeron nuevamente, 13%, segn nuestro conteo. Y haba indicios de que el crecimiento en los niveles de audiencia del horario central de los noticieros locales haba llegado a su tope. Segn nuestras mediciones, los niveles de audiencia para los noticieros matutinos haban cado 7%. En la otra cara de la moneda, sin embargo, haba seales de que los noticieros matutinos podran estar mejorando. Nuestros nmeros mostraban un alza en los niveles de audiencia de 7% para 2005. Valdr la pena observar si se trata del acontecimiento de un solo ao o si es el comienzo de un cambio ms duradero.

La radio puede ser el medio ms complicado de todos, en parte debido a la amplia y rpidamente creciente variedad de nuevas alternativas. La audiencia para la radio tradicional se mantuvo, con un 94% de los estadounidenses declarando que escuchaban la radio cada semana, de acuerdo con datos proporcionados por Arbitron. Sin embargo, ese nmero podra desplazarse prximamente a medida que los anunciantes y publicistas exigen mtodos ms precisos para medir los niveles de audiencia.

Al mismo tiempo, sin embargo, surgieron nuevos competidores. Para fines de 2005, las cadenas de radio satelital, XM y Sirius, tenan nueve millones de suscriptores, un alza de 116% respecto del ao anterior. Eso es poco en comparacin a los 247 millones de radioescuchas de las cadenas tradicionales, pero el nmero est creciendo.

Mientras tanto, entre 2000 y 2005, el nmero de estadounidenses que haban escuchado radio por Internet creci de 5 a 15%, de acuerdo con datos proporcionados por Arbitron. Y el podcasting ­bajar audio desde una computadora para escucharlo en un aparato porttil­ parece estar hecho a la medida para las noticias. Para ejemplificar, los podcasts de la Radio Pblica Nacional de Estados Unidos figuraban regularmente en la lista del iTunes Top 100. El 21 de noviembre de 2005, segn el Online Journalism Review, la Radio Pblica Nacional se ubicaba en 11 lugares de la lista ­ms que cualquier otro medio.

Economa

En retrospectiva, 2005 debe considerarse un ao difcil para el periodismo econmicamente hablando.

Los ingresos de peridicos slo subieron entre 1 y 2% durante el ao y casi todo eso debido al crecimiento de operaciones digitales (que crecieron 30%) y de publicaciones de nichos, como aquellas enfocadas a lectores jvenes. Sin eso, los peridicos no hubieran presentado crecimiento en sus ingresos. An ms preocupante es el hecho de que la cantidad de publicidad y tiraje cay.

Y el panorama slo se complica conforme se avanza. La competencia en la categora de anuncios clasificados, crtica para la industria, por compaas como Craigslist.org, que ofrece tablones de anuncios digitales gratuitos, parece intensificarse. Y si continan las cadas de circulacin, se deteriorar la capacidad de los peridicos para subir los precios de sus espacios de publicidad. Los peridicos intentan innovar aadiendo nuevas categoras de publicidad, por ejemplo, las compaas farmacuticas, pero atraer a estos anunciantes se vuelve cada vez ms difcil.

En Wall Street, en medio de la alarma sobre esta situacin, cayeron los precios de las acciones, como se comenta en nuestra introduccin, en un promedio de 20%.

Los negocios digitales estn creciendo rpidamente. Se esperaba que la industria en general tuviera ingresos de 12 mil millones de dlares por publicidad en 2005; para cuando termin de hacerse la cuenta hubo un incremento de 25% respecto de 2004. Pero eso sigue siendo relativamente poco en comparacin a los 49 mil millones de ingresos de los peridicos, y slo parte de esa publicidad digital proviene del periodismo. Concentrndose slo en sitios Web de peridicos, el analista de Wall Street, Lauren Rich Fine, estima que por cada dlar que obtiene un peridico por publicidad para un lector de medios impresos, obtiene entre 20 y 30 centavos por publicidad para un lector de medios digitales.

Aun as, el patrn de crecimiento es consistente e innegable, y, mientras la mayora de los analistas dudan que la industria pueda sostener tasas de crecimiento de entre 25 y 30%, se prev que las expansiones tecnolgicas mantengan este ritmo constante. A medida que ms estadounidenses se conectan a Internet por medio de banda ancha, y estas conexiones se hacen cada vez ms veloces, la evidencia sugiere que las personas pasarn cada vez ms tiempo en lnea, lo que har este medio ms atractivo para anunciantes. Adicionalmente, los publicistas seguramente encontrarn maneras de fijar nuestra atencin en sus anuncios, empleando ms movimiento e interactividad en los mismos.

La pregunta que debemos hacernos es: cunto crecern las ganancias por publicidad digital y llenarn el vaco que dejen los medios tradicionales? O si la fragmentacin de los medios significa que todos tendremos que conformarnos con una rebanada ms chica del pastel?

Ciertamente, los noticieros de cadenas televisivas han tenido que adaptarse de esta forma y, en el ltimo cuarto de siglo, esta industria ha encontrado maneras de incrementar sus ingresos aun si los niveles de audiencia caan. En 2004, el ltimo ao para el cual hay datos completos, los ingresos por noticieros matutinos crecieron 15%, y en 2005 se proyectaba que aumentaran otro 6%. Los noticieros vespertinos de las cadenas televisivas tuvieron un ao ms difcil. Dos de los tres programas reportaron prdidas en 2004 (slo la ABC tuvo ganancias), aunque las proyecciones auguraban un incremento posible del 10% para 2005.

En la industria de radio, el panorama tambin fue difcil. Los mercadlogos tuvieron que retractarse casi trimestralmente con respecto a sus predicciones inicialmente positivas. Con la excepcin de los noticieros de Clear Channel, los ingresos generados por estaciones informativas se redujeron en el caso de las cinco compaas radiofnicas ms importantes. Y, en 2004, menos del 20% de los directores de noticias por radio admitieron que se estuvieran generando ganancias; cifra que baj a 22.5% el ao anterior.

El caso de la radio satelital fue ms complicado. Tanto la cadena XM como la Sirius reportaron incrementos masivos en sus mrgenes de ingresos. Comparando reportes del tercer trimestre, los ingresos de XM subieron 134% desde 2004; los ingresos de Sirius se incrementaron 250%. Sin embargo, ambas compaas seguan perdiendo dinero. En XM, un miembro de la junta directiva renunci a principios de 2006, advirtiendo que, al menos que se controlaran los gastos, l vislumbraba una crisis para la compaa.

En los medios impresos, particularmente las revistas, el panorama tambin era mixto. La situacin era difcil para las revistas tradicionales de noticias. Tanto Time (baja de 12%) como Newsweek (baja de 11%) presentaron prdidas de doble dgito en su publicidad durante 2005, junto con prdidas en sus ingresos. U.S. News tuvo mejor suerte: no tuvo prdidas en su publicidad y present un incremento de 9% en sus ganancias.

Sin embargo, no todas las revistas tuvieron problemas. El debutante semanario The Week tuvo crecimiento del 9% en su publicidad e ingresos del 65%. Y las revistas dedicadas al entretenimiento tuvieron un excelente ao. Algunos ttulos nuevos, como In Touch y The Star, que recientemente se transform de tabloide a revista de moda, tuvieron incrementos de doble dgito en publicidad y ganancias.

La situacin para los noticieros de cable fue ms estable, pero aqu hubo un ganador claro. En general, se proyectaba que las ganancias antes de impuestos para 2005 crecieran por 21% a 579 mdd. Se esperaba que CNN, aun siendo lder, generara ms de la mitad del total, 304 millones, un incremento de 6%. Pero se esperaba que las ganancias de Fox, alcanzando a CNN, crecieran un asombroso 31% a 248 mdd.

El panorama de los ingresos era similar. Mientras que CNN encabezaba la lista con ingresos proyectados en 878 mdd, un incremento de 5%, se esperaba que Fox gozara de un crecimiento alrededor de cuatro veces esa tasa, llegando a los 615 mdd.

Al mismo tiempo, MSNBC continu luchando. No logr alcanzar las proyecciones de generar su primera ganancia en 2004, y se esperaba que finalmente lo lograra en 2005. Pero cualquier ganancia que haya genera-do probablemente provino de recortes en el presupuesto.

En el caso de los semanales alternativos, los ingresos para 2005 an no estaban disponibles al publicarse este estudio, aunque los nmeros en la publicidad nacional indicaban que algunos mercados de este gnero comenzaban a estabilizarse.

Nuevos tiempos

En los primeros dos aos que se llev a cabo este reporte percibimos que los medios de noticias en Estados Unidos estaban acorralados por los fenmenos gemelos de la tecnologa cambiante y el xito econmico. Lo anterior avivaba los valores conservadores y la aversin al riesgo. El papel que desempeaba la prensa estaba cambiando; sin embargo, las compaas que controlan los medios, aisladas por sus altas ganancias, no parecan interesarse en el cambio ni estar dispuestas a enfrentarlo. Los problemas que haba en el horizonte parecan llevar a la industria al pensamiento marginal, en vez de la estrategia a largo plazo.

Al aproximarnos a 2006, vemos que se avecina un cambio. Los problemas para los medios noticiosos han empeorado, y con ello salta ms a la vista que en aos anteriores que la industria comienza a desplazarse hacia una nueva era: la de Internet. En el caso de las cadenas televisivas, probablemente fue la partida generacional de los viejos reporteros que aceler el pensamiento progresista. En el caso de los peridicos, las bajas en la circulacin, las finanzas que se deterioran, y la perspectiva de que las tendencias negativas continuarn, abrieron mentes.

No obstante, la comprensin an no es total. Los noticieros televisivos locales no parecen estar construyendo un futuro digital como lo estn haciendo las grandes cadenas. Quiz este nicho no tenga que hacerlo, pero no es inmune a los problemas que afectan al resto de la industria. Y algunos peridicos estn tomando medidas ms serias que otros.

Y muchas interrogantes continan sin respuesta. Una de stas es si la industria de la informacin ha esperado demasiado tiempo, dejando que pasen demasiadas oportunidades, como las ofertas que se presentaron hace aos de comprar compaas emergentes, que ahora son competidores voraces. Otra es si a los consumidores les importarn los valores que la prensa tradicional representa, o las marcas ­como CBS y el New York Times­ que personifican esos valores. Y por ltimo, en la cspide de la pirmide, demasiados de los visionarios ms resueltos han desaparecido. An tiene lderes suficientemente capaces esta industria?

Las respuestas no llegarn de inmediato. Pero podemos ver cambios an de 12 meses a la fecha. En un ao que en la superficie se proyecta sombro para la industria de los medios informativos (si se mide en mrgenes de ganancia y nmeros), nuestros esfuerzos por sondear la industria tambin muestran indicios de algo positivo. La respuesta, sospechamos, estar en el periodismo; no slo en las estrategias de negocios que los patrocinan. Y, si la historia sirve de gua, sabremos que los dos lados no podrn prosperar a menos que trabajen al unsono.

-----------------

Fragmento del reporte El estado de los medios 2006 del Proyecto por la Excelencia en Periodismo.

Traduccin: David Martnez-Celis.


 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter