Portada :: Espaa :: Izquierda Unida en el rubicn
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-08-2006

Entrevista a Enrique Santiago, miembro de la direccin federal de IU y secretario de Relaciones Polticas del PCE
Hay que refundar Izquierda Unida como movimiento poltico y social

Mario Amors
Rebelin



El abogado Enrique Santiago (Madrid, 1964) encabez la alternativa a Gaspar Llamazares en la ltima Asamblea Federal de Izquierda Unida, celebrada en diciembre de 2004. A pesar de que la otra lista alternativa y la suya sumaron ms apoyos que la de Llamazares, un cambio en los estatutos ad hoc aprobado en el curso del mismo congreso permiti la irregular reeleccin de ste y de un equipo de direccin que, con su seguidismo acrtico de las polticas del Gobierno socialista y sus prcticas de dudoso fundamento democrtico, ha abocado a IU al peor momento de su historia, justo cuando se acaban de cumplir veinte aos de su creacin en abril de 1986, un mes despus del referndum sobre la permanencia de Espaa en la OTAN.

En esta entrevista Enrique Santiago (secretario de Relaciones Polticas del PCE, letrado de IU junto con Virginia Daz en el proceso contra Pinochet en Espaa, portavoz de los observadores internacionales en el referndum revocatorio que gan el pueblo venezolano en agosto de 2004, secretario general de la Comisin Espaola de Ayuda al Refugiado) analiza la situacin actual de la principal fuerza de izquierda en Espaa tras los recientes cambios en su principal rgano de direccin (la Comisin Permanente, en la que ha ingresado) y defiende un proceso de refundacin para devolverle la influencia social y poltica que tuvo durante la etapa de Julio Anguita.

- Qu sucedi en el Consejo Poltico Federal de Izquierda Unida del 25 de junio?

- En IU y en el Partido Comunista de Espaa (PCE) viene reflexionndose desde hace tiempo sobre la difcil situacin de IU y la necesidad de avanzar hacia un proceso de refundacin del proyecto que invierta la actual tendencia de crisis. Todo ello, teniendo muy presente la prxima convocatoria de elecciones municipales y autonmicas y la necesidad de que IU aborde la precampaa y la campaa con la mayor estabilidad interna para poder centrar todos los esfuerzos de la militancia en obtener unos buenos resultados electorales que consoliden y fortalezcan las polticas reales de izquierda en los ayuntamientos y las comunidades autnomas. Fruto de esta reflexin, muchos hemos venido planteando la necesidad de un cambio radical en IU con suficiente antelacin respecto a las elecciones municipales. Un buen momento era el Consejo Poltico Federal (CPF) del 25 de junio, para el que defendimos plantear una propuesta de sustitucin radical de los equipos de direccin de IU, incluida la coordinacin general. Desgraciadamente en algunos sectores significativos de IU y en especial entre la mayora de la direccin del PCE no se vea esa posibilidad, sino que se optaba por mantener el enfrentamiento en cada reunin de rganos de direccin de IU, sin intentar modificar los mismos. Esa estrategia parece suicida respecto a las posibilidades de reforzamiento de IU en un periodo preelectoral.

Por ello, queriendo convertirnos en la solucin a los problemas de IU y rechazando que la candidatura que encabec o en su caso el PCE asuman estructuralmente ser el problema en IU, se avanz en las negociaciones que desde el 1 de abril mantenamos ambas candidaturas, las encabezadas por Gaspar Llamazares y por m en la ltima Asamblea Federal. Fruto de esas conversaciones se alcanz un acuerdo entre las tres candidaturas presentadas en la ltima Asamblea Federal para asumir tareas en la direccin de IU y garantizar una estabilidad hasta las elecciones municipales. El acuerdo propuesto reflejaba un compromiso de ceder varias reas de gobierno de IU por parte del equipo de Gaspar Llamazares a los miembros de otras candidaturas, as como un compromiso de variar sustancialmente el actual perfil poltico de IU, mostrndonos ms claramente ante la sociedad como una fuerza poltica de izquierda transformadora y alternativa con propuestas propias para la sociedad espaola.

El acuerdo fue respaldado en la mesa negociadora por los cinco negociadores de esta candidatura (Gins Fernndez secretario de Comunicacin del PCE-, Enrique Centella -dirigente del PCE-, Juan Ramn Sanz secretario general del Partido Comunista de Madrid-, Fran Prez y Jorge Garca), por lo que nos ha resultado sorprendente que posteriormente la direccin del PCE lo haya rechazado. En el Consejo Poltico Federal del 25 de junio se aprob dicho acuerdo con el voto en contra de 66 de los 247 miembros del CPF. Entre esos 66 votos en contra se encuentran 16 del sector de ngel Prez y otros 16 17 de sectores que apoyaron a Llamazares en la ltima Asamblea Federal y que se oponen a cualquier cambio en las posiciones de IU hacia posturas ms transformadoras y alternativas. Queda ir trabajando a partir de ahora para alcanzar los objetivos trazados, por lo que es necesario que se apoye este acuerdo desde todos los sectores de IU que reivindican un perfil propio diferenciado del mantenido por el PSOE y su actual gobierno.

- El 26 de junio los medios de comunicacin sealaron que algunos miembros de la candidatura que encabez en la ltima Asamblea Federal y usted mismo haban pactado con Llamazares y entraban en la direccin de IU. Es cierto?

- Resulta incomprensible para m que alguien pueda dar la versin del acuerdo alcanzado como pacto secreto y entrega a Llamazares, mxime cuando esa apreciacin manipulada de la realidad no coincide con lo ocurrido en el CPF del 25 de junio. Esa crtica, adems, procede de sectores que ya estn en la direccin federal de IU con responsabilidades ejecutivas concretas (desde el da siguiente a la ltima Asamblea Federal a pesar de haber concurrido en listas distintas a la de Llamazares) y, sin embargo, no estn esforzndose demasiado por cumplir debidamente sus responsabilidades de direccin, ni tampoco por desplazar a los sectores ms inmovilistas de la actual direccin de IU, sino que parece que se emplean a fondo para que otros compaeros y compaeras que defendemos posiciones transformadoras y alternativas para IU no podamos asumir tareas concretas de direccin.

- Le han ofrecido alguna responsabilidad concreta en la direccin de IU?

- Ofrecimientos ha habido muchos desde que concluy la ltima Asamblea Federal. Si alguien cree que ahora se ha alcanzado un acuerdo de trabajo conjunto por que me han ofrecido algo que me interese est muy equivocado. Tanto otros compaeros y compaeras como yo podramos asumir responsabilidades en IU como cualquier otro militante. En mi caso concreto, no asumir responsabilidad orgnica alguna si mi partido, el PCE, entiende que dicha asuncin significa vulnerar los acuerdos adoptados en sus rganos. La decisin que al respecto adopte el PCE evidentemente ser aplicable a cualquier militante comunista que tenga cargos de responsabilidad en IU o propuestas de asumir alguno. Adems, tampoco asumir ninguna responsabilidad si antes no se han corregido los problemas de funcionamiento interno, el incorrecto funcionamiento de los rganos y las actuaciones poco democrticas que a veces hemos soportado. Me refiero por ejemplo a la expulsin de hecho de ms de treinta compaeros de IU de Salamanca a los que se les priva de su derecho a tener carn de IU.

- Los principales dirigentes del PCE han criticado la decisin de algunos miembros de su candidatura de entrar en la Comisin Permanente y han declarado que usted ya no es su candidato a coordinador general de IU. Cmo valora su reaccin?

- Ningn rgano del PCE ha decidido si este Partido ha dejado de apoyar la candidatura que encabec. Es lcito que lo haga en su caso, pero ese debate an no se ha dado. El PCE ha seguido al da las conversaciones mantenidas y, como ya he sealado, los tres miembros de la direccin del PCE entre los que no he estado- que participaron en las negociaciones valoraron el acuerdo alcanzado como bueno, al menos en la mesa de negociacin. En todo caso, seria recomendable para un partido como el PCE que dejara de priorizar el envo de mensajes diciendo lo que no quiere y empezara a trabajar difundiendo propuestas sobre lo que s quiere. Esta situacin me recuerda a la vivida en la VIII Asamblea Federal de IU, en la que la indefinicin de la direccin del PCE sobre lo que este Partido quera caus una parlisis previa que dificult acordar una buena y amplia candidatura alternativa a la encabezada por Gaspar Llamazares. Sin duda, por eso no pudo ganarse con contundencia dicha Asamblea, por la parlisis poltica de la direccin del PCE ante la situacin creada y su incapacidad de lanzar propuestas. Espero que nunca ms vuelva a reproducirse esa lamentable situacin.

- Es posible que recuperen el apoyo de la direccin del PCE?

- Estamos trabajando duro por explicar lo ocurrido a la militancia el PCE y para tener el apoyo del mximo de esta militancia. Los militantes comunistas ya han escuchado muchas veces discursos tremendistas y alegaciones de grandes conspiraciones para intentar justificar posiciones que no tienen justificacin poltica. Por otra parte, los intentos de organizar una caza de brujas han sido desarticulados y finalmente a ningn rgano se le ha ocurrido poner en marcha procesos sancionadores que no tendran justificacin alguna. Estoy convencido de que es imposible la recuperacin de IU sin un PCE fuerte. Al mismo tiempo, tampoco ser posible la puesta en marcha de una verdadera alternativa a la globalizacin neoliberal si tanto los comunistas como otros sectores de la izquierda alternativa y transformadora no consiguen articularse en torno a un amplio movimiento poltico y social como fue Izquierda Unida desde su creacin hasta hace relativamente poco tiempo. Los comunistas tenemos muy presente que es inviable la construccin de un proyecto social alternativo y transformador en el siglo XXI sin poner antes en marcha un movimiento amplio e incluyente de toda la izquierda capaz de impulsar las profundas transformaciones que necesita nuestro mundo.

- El 25 de junio el Consejo Poltico Federal aprob el ensimo documento para el relanzamiento de IU en el que se valoran los dos aos de gestin del Gobierno de Zapatero con un tono crtico hasta hace poco desconocido en su actual direccin. Ha habido un cambio suficientemente significativo en este sentido o persisten las contradicciones en la actuacin del equipo de Llamazares?


- Evidentemente ha habido avances y tambin persisten las contradicciones en el equipo de Llamazares. S parece que estamos ante un buen momento aunque sea por la gravedad de la situacin- para construir un acuerdo interno muy amplio basado en la recuperacin de Izquierda Unida como fuerza de izquierdas con un perfil poltico propio frente a la socialdemocracia o frente a la izquierda monrquica de este pas. Espaa necesita una organizacin de izquierda que apueste por profundas transformaciones sociales, que se oponga a la actual globalizacin neoliberal que recorta los derechos humanos de la poblacin del planeta, que reivindique otra forma de sociedad y otra forma de Estado, que luche por la profundizacin democrtica, la democracia participativa y la proclamacin de la III Repblica Federal como marco de construccin de esa sociedad ms justa y democrtica. Probablemente estemos ante una de las ltimas oportunidades para que ese proceso de profundos cambios sociales pueda impulsarlo y protagonizarlo IU. Por eso hay que asumir el reto planteado.

- Cul es su balance de la gestin del Gobierno y de la posicin de IU respecto a sus polticas?

- Evidentemente este Gobierno ha avanzado sustancialmente en materia de libertades civiles y de lucha por la paz respecto al anterior, que estuvo en manos del sector ms reaccionario del PP. Pero en materia econmica y social deja mucho que desear ya que responde a un esquema clsico de neoliberalismo y como ejemplos tenemos las inasumibles reformas laborales, fiscales y de la Seguridad Social que el Gobierno tiene sobre la mesa y que en poco difieren de las que pudiera proponer un gobierno de la derecha. Tampoco este Gobierno est mostrando la suficiente contundencia en denunciar el estado de sitio global al que Estados Unidos y sus aliados ms belicistas tienen sometido al planeta bajo la excusa de la lucha intangible contra el terrorismo. El Gobierno de Zapatero no cuestiona el proceso de globalizacin neoliberal que tiene ahogados a los pueblos del mundo bajo el peso de la deuda externa o las servidumbres impuestas por las multinacionales extranjeras, cuyos intereses son confundidos demasiadas veces por este gobierno con los intereses de la sociedad espaola.

Recurdese el caso Repsol en Bolivia y cmo nuestro gobierno ha salido a defender los suculentos y usureros contratos firmados por Repsol con los gobiernos anteriores al de Evo Morales para saquear a precio de saldo la riqueza energtica de uno de los pases mas pobres del mundo. Las sociedades mercantiles trasnacionales pertenecen exclusivamente a sus socios y no defienden otros intereses que los de stos, al margen del pas en que hayan sido constituidas. Para el capitalismo financiero transnacional, la nacionalidad es una ficcin que nada significa.

- A las puertas de un nuevo ciclo electoral (comicios municipales y autonmicos en mayo de 2007 y generales en marzo de 2008) cmo valora la situacin actual de IU y sus perspectivas electorales?

- La actual situacin de IU no es buena: prima el desasosiego y la incertidumbre interna adems de los enfrentamientos sistemticos. Tenemos una clara tendencia a la fragmentacin en territorios, perdiendo el perfil federal que da un carcter unitario a la organizacin en todo el Estado. Adems de ello, no hemos sido suficientemente enrgicos en defender el necesario compromiso tico de los dirigentes de IU. Por todo ello no andamos sobrados de tiempo si queremos establecer un mnimo marco de confianza interna que nos permita trabajar sin sobresaltos las campaas electorales que se nos vienen encima. Es fundamental que las listas electorales se configuren con los mejores compaeros y compaeras, tanto por su capacidad de trabajo como por sus actitudes ticas, partiendo del mtodo ms participativo posible, con la realizacin de elecciones primarias como las desarrolladas recientemente en la ciudad de Madrid.

- Cmo puede corregirse el desdibujamiento del perfil poltico de IU, su prdida de influencia entre los movimientos sociales y las gentes de izquierda, la desmovilizacin de sus militantes?

- Sin duda alguna refundando el proyecto participativo que fue IU a partir de la reactivacin de las reas de elaboracin colectiva, vnculo entre lo poltico y lo social, entre la conciencia poltica organizada y la conciencia social reivindicativa. Ello nos permitir, no slo aumentar nuestros vnculos con los movimientos sociales y que stos nos vean como su natural referente, sino tambin ilusionar nuevamente a nuestra militancia y recuperar a mucha que perdimos pero que sigue activa en los movimientos sociales, siempre a la expectativa de cualquier cambio de tendencia que se d para bien en las dinmicas internas de IU.

- Volver a encabezar una candidatura a la coordinacin general de IU, o a ser parte de una candidatura alternativa a la de la direccin actual, en la prxima Asamblea Federal, prevista para finales de 2007?


- El problema no es quin encabece una candidatura. Lo necesario es que haya compaeros y compaeras con la suficiente claridad de ideas y compromiso como para abordar el proceso de cambios profundos que necesitan Espaa y los pases de la Unin Europea. Espero sinceramente que surjan cientos de compaeros y compaeras que estn en condiciones de encabezar una lista para la coordinacin general de IU desde los presupuestos que venimos defendiendo y que no arrastren servidumbres internas por haber sido corresponsables de la actual deriva de la organizacin. IU y las fuerzas que la componen estn pidiendo a gritos un relevo de cuadros generalizado. Si todo esto ocurriera en la prxima Asamblea Federal, sera el mejor indicio de que la recuperacin de IU ya ha llegado.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter