Portada :: Espaa :: Laboral y sindical (luchas locales, frentes globales)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-08-2006

Marcos Arenas, delegado sindical en el aeropuerto de El Prat:
La accin de los trabajadores fue una actitud desesperada y contundente, porque ve en riesgo sus puestos de trabajo, que es de lo que comen

Mariano Pujadas
La Haine


El pasado viernes 28 de julio, unos 800 trabajadores de Iberia, personal de tierra, ocuparon las pistas del Aeropuerto de Barcelona provocando con ello la paralizacin total de vuelos, tanto de salida como de entrada. Respondan de esta manera a las amenazas por parte de la empresa de dejarlos en la calle con la colaboracin inestimable de CCOO y UGT.

La ocupacin de las pistas del aeropuerto de El Prat fue la reaccin espontnea de los trabajadores ante las oscuras perspectivas que apuntaban a su futuro laboral debido a la adjudicacin que, desde la administracin, se ha concedido a otras compaas los trabajos de handling (carga y descarga) que hasta la fecha realizaban ellos mismos.

Un columnista del diario El Peridico, sealaba que "el viernes los dirigentes de UGT y CCOO en el comit de empresa del personal de tierra de Iberia en El Prat perdieron el control de la asamblea de trabajadores, que qued en manos de un ncleo ms radical, encabezado por los sindicatos CGT y la Coordinadora Independiente del Sector Areo (CISA), que dio respuesta al descontento de la plantilla con la propuesta de paralizar el aeropuerto". El sbado 29, los medios difundieron la noticia de que "la ministra se ve obligada a firmar un acuerdo que beneficia algo a los trabajadores. Pero amenaza con responsabilidades penales a los que ocuparon las pistas". Segn este acuerdo, los empleados tendrn garantizado su puesto de trabajo durante siete aos.

Algunos das despus la situacin se ha relajado notablemente. Hablamos con Marcos Arenas, delegado sindical de CGT (Iberia) en el aeropuerto de El Prat, para valorar lo sucedido.

El viernes 28 de julio estalla el conflicto con la invasin de las pistas del aeropuerto por parte de los trabajadores. Cmo se llega a esa situacin?

Dos das antes, el mircoles 26, nos enteramos que AENA ha retirado la licencia de asistencia en tierra. El da 27 jueves se dan conversaciones entre los sindicatos mayoritarios y la empresa. Mientras tanto, los dems nos reunimos entre nosotros, todos bajo el shock de la noticia. Entonces el da 28 hay una asamblea a las 9 de la maana para valorar la situacin de los trabajadores, los cuales estaban muy inquietos, donde UGT y CCOO dan su punto de vista. La asamblea no est nada de acuerdo con lo expresado por los sindicatos oficiales, pasa por encima de ellos y decide actuar por su cuenta. Entonces fuimos a AENA a pedir explicaciones pero no encontrbamos ningn interlocutor, lo cual entiendo que es normal. Yo no hubiera ido a hablar con 800 trabajadores nerviosos...

La situacin era extrema y entonces la gente decide ocupar las pistas sobre las 10 de la maana. La idea era: "bueno, ocupamos las pistas, luego viene la polica y nos vamos". Es decir, nadie buscaba un enfrentamiento. Pero result que no haba polica suficiente, haba que traerlos desde Zaragoza, etc, lo que deriv en un caos generalizado y que la polica no apareciera hasta las 18h de la tarde.

Nosotros slo pedamos que fuera alguien a darnos una explicacin, de Iberia o AENA, y no vino nadie. Por tanto nos mantuvimos en la pista hasta que finalmente vino la polica y entonces nos marchamos. Pero durante 8 horas no sali ni aterriz ningn vuelo.

Cmo valoras la actitud de los sindicatos mayoritarios?

Bueno, en este caso estamos ante un comit de empresa que est totalmente inactivo, lleva 14 o 15 meses sin reunirse. Es decir, es un comit casi inexistente, por tanto estaban desbordados por la situacin. Llevaban aos diciendo que no haba ningn problema, que el convenio que haban firmado era bueno... siempre fomentando la paz social y el buen rollito. Pero lo que pas es que estall el conflicto y nadie era capaz de controlarlo.

El pasado martes 1 de agosto, el presidente del gobierno espaol, Rodriguez Zapatero, tach la actitud de los trabajadores de "inaceptable e intolerable". Cmo valoras que se intente criminalizar esta accin?

Nadie puede pensar que 800 personas van a arriesgar su puesto de trabajo porque s, es una medida lmite. Se ha pasado de tener un puesto de trabajo garantizado, a tres semanas despus correr el riesgo de estar en la calle. Cuando nos enteramos de que Iberia no tiene permiso de handling, somos 2200 personas despedidas. Lo que no se puede es llevar a la gente a una situacin lmite y despus pedirle que piense con la cabeza fra. Lo fcil es echar carnaza y poner denuncias por secuestro, etc, como esa juez estrella que estar aburrida y no tiene un expediente que resolver. Lo que est claro es que la actitud de los trabajadores el viernes 27 es una actitud desesperada y contundente, porque ponen en riesgo sus puestos de trabajo, que es de lo que comen. Pero es que si no defendemos eso, qu vamos a defender?

En cualquier caso los problemas empiezan a principios de ao, con protestas en ciudades como Madrid...

A principios de ao hubo protestas por la firma del convenio, porque los sindicatos mayoritarios firman casi lo primero que se les pone delante. No est directamente relacionado, pero s es cierto que ya entonces se empez a generar cierto malestar en la plantilla, de ver que poco a poco se van perdiendo derechos y calidad en el trabajo, y que sin duda ha terminado generando esta situacin.

Desde diversas organizaciones como Corriente Roja, entre otras, se trata de impulsar un debate sobre la necesidad de reconstruir el sindicalismo de clase y combativo. Qu lecciones para el futuro podemos sacar de esta lucha concreta?

Las lecciones que podemos sacar son: una, se evidencia la necesidad de los trabajadores de estar organizados (y no digo sindicados, sino organizados, que es distinto). Y la segunda, se constata el fracaso rotundo del sindicalismo oficial de tratar de mantener la paz social a toda costa. Porque mientras los sindicatos hablan de paz social, la patronal habla de beneficios econmicos, por tanto el fracaso de su discurso ha sido absoluto y lo hemos visto. Y no slo ocurre en este conflicto, lo vemos en Phillips, Braun y muchas otras empresas; hay ms de un desmantelamiento por ao y los sindicatos slo representan el buen rollito con la empresa y el enchufismo oficial. Esa situacin desactiva a la clase trabajadora y la desorganiza. Y la patronal, contra un contrario que est desorganizado, tiene barra libre y le pierde el respeto.

Sin embargo el cierre de empresas y los recortes de derechos laborales no han terminado. Crees que la actitud de los trabajadores de El Prat forma parte de lo que est por venir en cuanto al resurgir de la lucha obrera?

Bueno, lo que est claro es que este no va a ser el ltimo caso. Es cierto que hay mucha gente muy dcil, que nadie se mueve por nadie, etc, pero aqu hemos visto que cuando se llega a un extremo, gente no sindicada y "pasiva" de repente invade las pistas de un aeropuerto o se lanza a la calle en los astilleros. Claro, porque qu nos queda? Tambin podemos callarnos, bajar la cabeza, irnos a casa y cobrar el paro hasta que se acabe, pero no todos estn dispuestos a hacer eso. Nos han mentido demasiadas veces, nos han bajado el sueldo durante muchos aos y nos han obligado a renunciar a muchas cosas, nos la han hecho de mil maneras "para mantener la empresa a flote". Mientras tanto, empresas como esta se han hinchado a ganar dinero durante 10 aos seguidos. Por tanto, est claro que esto va a continuar.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter