Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-08-2006

Lo que dice realmente la Resolucin 1701 de cese al fuego del Consejo de Seguridad de la ONU
Ms agujeros pro-israeles que un colador

Virginia Tilley
CounterPunch

Traducido del ingls para Rebelin y Tlaxcala por Germn Leyens


Qu augura realmente la Resolucin 1701 del Consejo de Seguridad de la ONU, sobre las condiciones para el actual cese al fuego en Lbano? El hecho mismo de que fue firmada por todos podra ser alentador, pero nadie est seguro de cul ser su verdadero impacto y casi todos se muestran escpticos: Para Israel, asegurar el resultado que sus dirigentes pretenden (desesperadamente) que lograron con esa horrenda guerra es decir un desarme final de Hezbol? Para Lbano y Hezbol, asegurar la retirada de Israel? Sea como sea, durar?

Ms importantes que sus provisiones precisas son los hechos en el terreno. Por una parte, Hezbol es victorioso en su derrota de las ambiciones militares de Israel, pero gran parte del propio Lbano est en ruinas; la paz para una poblacin traumatizada es algo urgente. Por otra parte, los militares israeles fueron escarmentados e Israel judo est horrorizado; ms prdidas infructuosas de vidas de soldados se han convertido en anatema poltico. Estos factores podran conducir a que los caones mantengan silencio, algo que la resolucin no podra lograr por su propio contenido.

Sin embargo, una lectura ms cuidadosa de la Resolucin 1701 sigue siendo importante porque nos dice bastante sobre la poltica del momento. En la prctica, cualquier resolucin del Consejo de Seguridad (CS) es slo tan efectiva en lograr sus objetivos como lo permitan la voluntad y capacidad polticas efectivas de sus miembros con derecho a veto. Algunas resoluciones reflejan ms consenso que otras. Muchas enfrentan las limitaciones que tiene el CS para imponerlas. Inquietantes divisiones y embustes dentro del CS pueden introducir lagunas o contradicciones debilitantes.

Incluso resoluciones cortas e inofensivas (una fraccin de la longitud de 1701) pueden ser manipuladas para crear una laguna crucial. Un ejemplo tristemente clebre es la Resolucin 242 del CS, aprobada justo despus de la guerra de 1967, cuando Israel haba ocupado la Franja de Gaza, Cisjordania, las Alturas de Goln, y toda la pennsula del Sina. Un enrgico cabildeo israel se las arregl genialmente para eliminar el crucial artculo [los] de la traduccin inglesa de una provisin que de otro modo era directa: Retiro de las fuerzas armadas israeles de [los] territorios ocupados en el reciente conflicto. Territorios en ingls es un trmino general, y podra significar algunos territorios. Los territorios significara todos los territorios. La maniobra israel con el artculo determinado no fue por lo tanto sofista: permiti que Israel pretendiera, hasta hoy en da, que ha satisfecho sus obligaciones de cumplir con 242 al retirarse del Sina (en 1981), aunque retuvo el control de Cisjordania, la Franja de Gaza, y las Alturas del Goln. (En todos los dems idiomas oficiales de la ONU, la Resolucin 242 sigue diciendo los territorios, pero al parecer Israel responde al derecho internacional slo en ingls.)

Mirada bajo el microscopio, qu dice exactamente la Resolucin 1701? Un anlisis lnea por lnea revela que est tan repleta de agujeros pro-israeles como un queso suizo. Tambin tiene dos lagunas pro-libanesas de importancia. Pero el peso general de la resolucin indica que Israel tiene la carta crucial: si y cuando retirar sus fuerzas del territorio libans. Un estudio riguroso de la resolucin tambin explica por qu Israel se apresur a enviar tropas a travs de la frontera en los das inmediatamente anteriores a su aprobacin. Conociendo el texto, habiendo consultado con USA sobre sus detalles, el gobierno israel necesitaba que sus soldados estuvieran establecidos para que funcionaran. Las lagunas tambin sugieren que el actual cese al fuego, saludado hoy por dos lados agotados, puede durar slo unas pocas semanas:

El Consejo de Seguridad,

Recordando todas sus resoluciones anteriores sobre el Lbano, en particular las resoluciones 425 (1978), 426 (1978), 520 (1982), 1559 (2004), 1655 (2006), 1680 (2006) y 1697 (2006), as como las declaraciones de su Presidencia sobre la situacin en el Lbano, en particular las declaraciones de 18 de junio de 2000 (S/PRST/2000/21), de 19 de octubre de 2004 (S/PRST/2004/36), de 4 de mayo de 2005 (S/PRST/2005/17), de 23 de enero de 2006 (S/PRST/2006/3) y de 30 de julio de 2006 (S/PRST/2006/35),

Las resoluciones del Consejo de Seguridad siempre comienzan con una referencia a resoluciones previas relevantes, para establecer su contexto jurdico. sta ubica a la Resolucin 1701 dentro de la historia legal de anteriores resoluciones sobre Lbano. No coloca, sin embargo, el conflicto en el contexto regional ms amplio, que incluye la ocupacin de los territorios palestinos por Israel. La violencia israel en la imposicin de esa ocupacin est ciertamente relacionada con la ideologa de Hezbol, su legitimidad popular, y su actual militancia, as como la debilidad del gobierno libans. En el penltimo prrafo, la Resolucin cita la necesidad de un proceso exhaustivo de paz en Oriente Prximo basado en las resoluciones 242 y 338 del Consejo de Seguridad.

Expresando suma preocupacin por la constante intensificacin de las hostilidades en Lbano y en Israel desde el ataque lanzado por Hezbol contra Israel el 12 de julio de 2006, que ya ha causado centenares de muertos y heridos en ambas partes, grandes daos en la infraestructura civil y centenares de millares de desplazados internos,

Este prrafo ofrece la primera de las dos falsedades empricas de la Resolucin. El conflicto no ha causado centenares de muertos y heridos en ambas partes. Caus cientos de muertos y heridos y miles de heridos en un lado y docenas al otro. La inscripcin de esta falsa ecuacin en el texto podr parecer un retorcimiento casual del lenguaje, pero es una huella que no augura nada bueno en la direccin dada a la resolucin: al apoyar la narrativa ficticia de Israel de sufrimientos simtricos representa una mala seal para la agenda de las clusulas posteriores. (Tampoco ayuda a los historiadores de las intervenciones de la ONU, que sin duda reproducirn sin pensarlo dos veces esta falsedad en los decenios a venir).

En una vena similar, el prrafo hace remontar la causa del conflicto a una accin de Hezbol, descrita como un ataque contra Israel, en lugar de la decisin de Israel de responder a una nfima escaramuza fronteriza con un ataque masivo, planificado previamente, contra toda la poblacin y la infraestructura de Lbano [1]. Esta interpretacin reproduce abiertamente los mitos revisionistas del eje Israel-Washington-Londres sobre cmo comenz el conflicto. Tambin sugiere que el gobierno libans y Hezbol estuvieron dispuestos a transigir en este lenguaje, probablemente porque la capitulacin ante la versin de Israel de los eventos sera compensada con posteriores clusulas sustantivas que le serviran de contrapeso. Pero, de nuevo, el que se permita que el Consejo de Seguridad inscriba falsedades empricas y la versin de Israel de los eventos en el derecho internacional constituye un mal principio legal y mala planificacin. (El segundo ejemplo de un error, en el Prrafo 8, es an ms inquietante.)

Haciendo hincapi en la necesidad de que se ponga fin a la violencia, pero al mismo tiempo haciendo hincapi en la necesidad de abordar con urgencia las causas que han dado origen a la crisis actual, entre otras cosas mediante la liberacin sin condiciones de los soldados israeles secuestrados,

Consciente de lo delicado de la cuestin de los prisioneros y alentando la labor destinada a solucionar urgentemente la cuestin de los prisioneros libaneses detenidos en Israel,

Un intercambio de prisioneros fue la razn para la captura por Hezbol de dos soldados israeles, el evento citado por Israel como casus belli. El problema de los prisioneros, por lo tanto, difcilmente puede ser perifrico en este conflicto. Pero la Resolucin inscribe en este caso una posicin fuertemente asimtrica a los prisioneros israeles y libaneses. La captura por Hezbol de prisioneros israeles es inscrita como una de las causas que han dado origen a la crisis actual. El propio Consejo de Seguridad, por lo tanto, va a abordar con urgencia la difcil situacin de los dos soldados israeles secuestrados (capturados), asegurando su liberacin sin condiciones. Al contrario, los prisioneros libaneses detenidos en Israel, de anteriores incursiones israeles en Lbano, no son admitidos como un factor causal. Su situacin difcil es slo una cuestin delicada, cuya solucin urgente por otros actores (no identificados) ser alentada. Esta frmula convierte al propio Consejo de Seguridad en responsable de la liberacin de los soldados israeles, mientras deja la liberacin de los prisioneros libaneses en manos de los actores actuales es decir, Israel.

Acogiendo con satisfaccin los esfuerzos desplegados por el Primer Ministro del Lbano y el compromiso del Gobierno del Lbano, en su plan de siete puntos, de ampliar su autoridad sobre su territorio, a travs de sus propias fuerzas armadas legtimas, de modo que no haya armas sin el consentimiento del Gobierno del Lbano ni otra autoridad que no sea la del Gobierno del Lbano, acogiendo con satisfaccin tambin su compromiso con una fuerza de las Naciones Unidas aumentada y mejorada en trminos de efectivos, equipo, mandato y alcance de sus operaciones, y teniendo presente la solicitud formulada en este plan de que las fuerzas israeles se retiren de inmediato del Lbano meridional,

Como Israel ha insistido en que el gobierno libans asuma la autoridad plena sobre el territorio libans, este pasaje podr parecer amistoso a Israel, eliminando el papel militar y la autonoma de Hezbol. Sin embargo, provee la primera laguna que favorece a Lbano, ya que Hezbol forma ahora parte del gobierno libans. Ni otra autoridad que no sea la del Gobierno del Lbano no constituir un problema para Hezbol ya que forma parte de ese gobierno. (Por cierto, el gobierno no podra haber firmado esta resolucin sin consultar a Hezbol y obtener su aprobacin en general.) La frase que no haya armas sin el consentimiento del Gobierno del Lbano, tampoco ser un problema para Hezbol, porque el gobierno probablemente otorgar ese consentimiento. Adems, como miembros de Hezbol ya estn bien diseminados en el ejrcito libans, la cooperacin amistosa entre Hezbol y el ejrcito ya es evidente y puede ser coordinada bajo la autoridad del gobierno central libans que, de nuevo, incluye a Hezbol.

Sabiendo todo esto, el propio gobierno central no enfrenta el desafo irrealizable de confrontar la mayor fuerza militar y poltica de Hezbol. La logstica de la integracin, sin embargo, es claramente difcil. La fusin del ala militar de Hezbol con el ejrcito libans es especialmente delicada, ya que Hezbol ha protegido celosamente sus secretos militares de las comunidades adyacentes a sus instalaciones. Por lo tanto podra ser necesario organizar esa fusin reconstituyendo el ala militar de Hezbol como una rama o fuerza especial del ejrcito, para proteger sus cortafuegos de inteligencia.

Un simple desarme de Hezbol, sin embargo, es totalmente imposible: ninguna autoridad libanesa tiene el poder para hacerlo. Pensando en esa realidad, el gobierno de Lbano ya ha redefinido a Hezbol como un grupo de resistencia, no una milicia, eximindolo por lo tanto de las provisiones de la Resolucin 1559 del Consejo de Seguridad (que exige que todas las milicias sean desarmadas). Esta maniobra permitira al gobierno de unidad de Lbano cumplir con la Resolucin 1559 al consentir que Hezbol contine cargando armas o por lo menos, es lo que argumenta el gobierno.

Pero un sesgo, encastrado en la ltima frase, menoscaba el logro de Lbano en este prrafo. Que las fuerzas israeles se retiren de inmediato es una formulacin favorable a los deseos urgentes de Lbano. Est precedida, sin embargo, por la palabra debilitante solicitud. Considerando la violacin israel del derecho internacional y de la Carta de la ONU al invadir a un pas vecino, el Consejo de Seguridad debera exigir o instruir a Israel para que se retire de inmediato, no solicitar que lo haga. En esta formulacin, no se exige que Israel se retire y no se encarga al Consejo de Seguridad que imponga su retirada. Esta formulacin deja por lo tanto a Israel a cargo de su propia retirada. Si Hezbol retiene sus armas, Israel no se considerara obligado a retirarse.

 

Decidido a tomar medidas para que esta retirada se produzca lo antes posible,

Esta breve frase es vaga y extraa, ni siquiera gramticamente completa. Tomar medidas es nebuloso, ya que connota un esfuerzo general. Igualmente en francs, tenemos construcciones no especificadas y pasivas: Determinado a actuar de manera que esa retirada ocurra lo ms pronto posible (Dtermin agir de telle sorte que ce retrait intervienne le plus tt possible"). Incluso en un prefacio, donde las formulaciones generales son norma, est clusula carece de especificidad y especialmente del medio a utilizar: la retirada ocurrir simplemente. La falta del medio a utilizar respecto a cualquier control o imposicin de la retirada de Israel conforma el resto de la Resolucin.

Tomando debida nota de las propuestas formuladas en el plan de siete puntos con respecto a la zona de las granjas de Shebaa,

Tomando debida nota ofrece un reconocimiento formal de que este plan existe. Pero no indica que el Consejo de Seguridad apoya el plan de siete puntos, ni aclara que el plan incluir la base de cualquier discusin ulterior. (La referencia operativa de la Resolucin a las granjas de Shebaa, en el Prrafo 10, no menciona este plan.)

Acogiendo con agrado la decisin unnime adoptada por el Gobierno del Lbano el 7 de agosto de 2006 de desplegar una fuerza armada libanesa de 15.000 efectivos en el Lbano meridional a medida que el ejrcito israel se repliega detrs de la Lnea Azul y de pedir la asistencia de fuerzas adicionales de la Fuerza Provisional de las Naciones Unidas en el Lbano (FPNUL) segn sea necesario, para facilitar la entrada de las fuerzas armadas libanesas en la regin y de reiterar su intencin de fortalecer las fuerzas armadas libanesas con el material que sea necesario para permitirle cumplir sus funciones,

A medida que el ejrcito israel se repliega implica un confuso proceso por el cual el ejrcito israel se retirar mientras llega el ejrcito libans. Pero la secuencia es turbia. Llegar el ejrcito libans mientras las tropas israeles siguen en el lugar, para que no ocurra un vaco de poder? Se har cargo el ejrcito libans de posiciones slo cuando Israel se retire de ellas? Basta la llegada del ejrcito para la retirada de Israel, o es tambin necesaria la desaparicin de Hezbol (imposible)? De nuevo, queda en manos de Israel que juzgue cundo retirarse. Y es fcil imaginar que cualquier ataque de Hezbol contra soldados israeles, o incluso problemas no especificados para las fuerzas israeles, daran a Israel un pretexto para retardar la retirada.

Consciente de sus responsabilidades en lo que respecta a ayudar a establecer una cesacin del fuego permanente y una solucin a largo plazo del conflicto,

Determinando que la situacin en el Lbano constituye una amenaza para la paz y la seguridad internacionales,

1. Pide una cesacin total de las hostilidades basada, en particular, en la cesacin inmediata por Hezbol de todos los ataques y en la cesacin inmediata por Israel de todas las operaciones militares ofensivas;

En la palabra clave ofensivas, el Prrafo 1 ofrece la fraseologa letal que explica el apuro de Israel por ganar terreno en los das inmediatamente precedentes a la aprobacin de esta resolucin. Una vez que controle un territorio libans substancial, Israel puede definir sus acciones militares no como ofensivas sino como defensivas, a la espera de su retirada. Pero las condiciones para su retirada deben ser satisfactorias para Israel; la Resolucin no establece una autoridad externa para imponer la retirada de Israel o alguna sancin si no la realiza.

Es obvio que segn criterios internacionales sobre la agresin territorial y la ocupacin beligerante, no tiene sentido que Israel est ocupando Lbano si no pretende que se encuentra en una posicin de ofensiva militar. Pero ha sido un contrasentido idntico que la potencia nuclear Israel describa su ataque contra Lbano, en nombre de la destruccin de un grupo guerrillero local, como una guerra por la propia supervivencia de Israel. En casi toda su actividad diplomtica, Israel tambin ha negado consecuentemente que se encuentre en una condicin de ocupacin beligerante en Cisjordania y la Franja de Gaza. La capacidad de Israel de afirmar que toda accin es defensiva est bien establecida en los antecedentes diplomticos.

2. Despus de la cesacin total de las hostilidades, exhorta al Gobierno del Lbano y a la FPNUL a que, conforme a lo autorizado en el prrafo 11, desplieguen en conjunto sus fuerzas en toda la regin meridional y exhorta al Gobierno de Israel a que, una vez iniciado ese despliegue, retire todas sus fuerzas del Lbano meridional en forma paralela;

Una vez iniciado el despliegue podra sugerir que se supone que Israel retire sus fuerzas de inmediato despus de la entrada de las fuerzas libanesas y de la FPNUL [UNIFIL, por sus siglas en ingls] en la regin. Pero, de nuevo, en forma paralela confunde: en paralelo con qu? La mera llegada de fuerzas del ejrcito libans? O el efectivo reemplazo (es decir desplazamiento) de las fuerzas de Hezbol del sur de Lbano? Ya que no es imaginable que Hezbol sea desplazado del sur de Lbano, en forma paralela podra permitir que las fuerzas israeles se queden, segn su propia evaluacin de las condiciones paralelas, por semanas o meses. (Como sealramos, la abrumadora presin interna israel por una retirada de Lbano podra arruinar el plan sugerido en este sitio.)

3. Hace hincapi en la importancia de que se ample el control del Gobierno del Lbano a todo el territorio libans, de conformidad con las disposiciones de las resoluciones 1559 (2004) y 1680 (2006) y con las disposiciones pertinentes de los Acuerdos de Taif, para que ejerza su plena soberana, de manera que no haya armas sin el consentimiento del Gobierno del Lbano ni otra autoridad que la del Gobierno del Lbano;

Es obvio que Israel quiere que Hezbol pierda toda capacidad para lanzar ataques contra Israel. Pero ya que el gobierno libans puede consentir a que Hezbol siga armado, como parte de una nueva autoridad militar centralizada, esta formulacin puede servir tanto al gobierno como a Hezbol. El prrafo sugiere que Hezbol ha aceptado que todo ataque contra Israel sea realizado slo con el acuerdo del gobierno libans y no slo sobre su propia autoridad como partido o grupo de resistencia. (Sin embargo, Hezbol ya ha declarado una excepcin: se reserva el derecho de atacar a las tropas israeles mientras sigan en Lbano. Sin duda Hezbol percibe exactamente los riesgos de la Resolucin y su fe en ella es probablemente limitada.)

La unificacin de la autoridad del gobierno libans respecto a la poltica exterior no es slo necesaria para mantener unido a Lbano sino tambin es una importante evolucin en la integracin del Estado. Histricamente, el gobierno libans ha carecido de la capacidad y del inters necesarios para desarmar a Hezbol, una fuerza mucho ms poderosa que las propias fuerzas armadas del Estado y que goza de considerable legitimidad en Lbano como el nico disuasivo efectivo contra la agresin israel. (Su legitimidad, que decay en la era posterior a Hariri, ha sido ahora enormemente reforzada por la ruinosa invasin del pas por Israel.) Lbano no es tan singular en esta debilidad. Muchos Estados dbiles carecen de la capacidad de controlar a grupos armados que operan en sus territorios (varios Estados africanos, por ejemplo). Incluso pueden apoyar tcitamente la presencia de tales grupos, si esos grupos operan como instrumentos extra-legales (y plausiblemente desmentibles) de la poltica exterior del gobierno.

Pero la centralizacin de la autoridad sobre la poltica exterior, especialmente para ir a la guerra o lanzar ataques contra otros Estados, es un proyecto de construccin del Estado que incumbe a todos los Estados-nacin. Hezbol fue llevado al gobierno en la ltima eleccin, el prximo paso sera normalmente la fusin de su brazo armado con las fuerzas armadas del Estado. (Podramos recordar que la precursora del sistema federal de USA, la Confederacin de las trece colonias, tuvo problemas respecto a las guerras indias en el Siglo XVIII. Las guerras de Nueva York con los iroqueses y las guerras de Georgia con los cheroqui, lanzadas sobre su propia autoridad, agotaron los tesoros de los dems Estados. El problema contribuy significativamente a la disposicin de los trece Estados a adoptar la Constitucin de 1789, que autoriz slo al gobierno federal para dirigir las relaciones con las tribus indias.)

4. Reitera su firme apoyo al pleno respeto de la Lnea Azul;

5. Reitera tambin su firme apoyo, como se record en todas sus resoluciones anteriores pertinentes, a la integridad territorial, la soberana y la independencia poltica del Lbano dentro de sus fronteras reconocidas internacionalmente, segn lo previsto en el Acuerdo General de Armisticio entre Israel y el Lbano de 23 de marzo de 1949;

Estas clusulas son simpticas pero vagas de manera preocupante. El trmino pleno respeto de la Lnea Azul sugiere la terminacin mutua de incursiones o acciones a travs de la frontera. Pero no especifica cmo se ha de expresar el pleno respeto por ejemplo, si requerira que Israel terminara con sus vuelos a baja altura sobre Lbano, que han roto regularmente la barrera del sonido sobre las ciudades del sur de Lbano. Ni encara el problema de los prisioneros.

6. Exhorta a la comunidad internacional a que tome medidas inmediatas para prestar asistencia financiera y humanitaria al pueblo del Lbano, entre otras cosas, facilitando el regreso en condiciones de seguridad de las personas desplazadas y, bajo la autoridad del Gobierno del Lbano, reabriendo los aeropuertos y puertos de conformidad con los prrafos 14 y 15, y la exhorta tambin a que considere la posibilidad de prestar ms asistencia en el futuro para contribuir a la reconstruccin y el desarrollo del Lbano;

Este prrafo podr parecer amistoso hacia Lbano, tambin, hasta que lo consideramos en su contexto. Primero, hace compromete econmicamente a la responsabilidad internacional por la reapertura de aeropuertos y puertos, en lugar de Israel, que los destruy. Israel no tiene responsabilidad alguna, en esta resolucin, de suministrar ayuda financiera, logstica o de cualquier tipo para reconstruir el resto de Lbano.

En segundo lugar, y de modo ms sutil, el prrafo confirma realmente la autoridad de Israel para retardar toda reconstruccin semejante, o para impedirla selectivamente, ya que lagunas en el resto de la resolucin permiten que Israel determine cuando la autoridad del gobierno de Lbano ha sido genuinamente impuesta. Al vincular la reconstruccin de Lbano a los prrafos 14 y 15 (vea a continuacin), el Prrafo 6 confirma que la reconstruccin de Lbano no debe resultar en el reaprovisionamiento de Hezbol o la reconstruccin de su capacidad militar en el sur. Si Israel considera que la reconstruccin sirve a la capacidad militar de Hezbol (lo que indudablemente har, ya que Hezbol y el ejrcito colaborarn necesariamente para reconstruir las ciudades, aldeas y la infraestructura demolidas en el sur chi y en los suburbios de Beirut), los israeles se auto-declararn autorizados para detener o incluso bombardear esos esfuerzos de reconstruccin. Ya que Israel ocupa el sur de Lbano precisamente para controlar este proceso, estar en condiciones de detener la reconstruccin a su discrecin.

Aparte de las armas de Hezbol, la frase bajo la autoridad del Gobierno del Lbano da a Israel otro punto para ejercer presin. Incluso si Hezbol como partido poltico participa en la reconstruccin lo que, de nuevo, al estar bien implantado en el sur chi, es inevitable Israel puede declarar que la autoridad del gobierno no ha sido efectivamente impuesta. El gobierno libans podr protestar contra ese argumento sobre la base de que Hezbol es un legtimo partido libans. Pero Israel ha rechazado de modo similar la presencia de Hamas en el gobierno palestino, y, como en el caso de Hamas, ha declarado que Hezbol es una organizacin terrorista. Israel sera consecuente al rechazar la insistencia del gobierno libans en que Hezbol debe ser considerado como un actor legtimo y al tratar toda participacin o presencia de Hezbol como falta de imposicin de la plena autoridad estatal libanesa.

7. Afirma que todas las partes son responsables de velar por que no se adopte ninguna medida contraria al prrafo 1 que pueda afectar negativamente la bsqueda de una solucin a largo plazo, el acceso humanitario a la poblacin civil, incluido el trnsito sin peligro de los convoyes humanitarios, o el regreso voluntario y en condiciones de seguridad de las personas desplazadas, y exhorta a todas las partes a que cumplan con esa responsabilidad y cooperen con el Consejo de Seguridad;

Este prrafo se concentra de modo limitado en las preocupaciones humanitarias urgentes, lo que es saludable y esencial. Pero no obliga a Israel ni a nadie ms a buscar una solucin a largo plazo. Slo afirma que las partes son responsables por no actuar de alguna manera que afectara de modo adverso la Bsqueda de una tal solucin. (Esta formulacin recuerda el lenguaje de proceso de paz que llama a Israel a no actuar de alguna manera que pueda predisponer las conversaciones sobre el estatus final respecto a la retirada de los territorios palestinos. Israel ha ignorado por completo esos llamados durante dcadas.)

8. Insta a Israel y al Lbano a que apoyen una cesacin del fuego permanente y una solucin a largo plazo basada en los siguientes principios y elementos:

- El pleno respeto de la Lnea Azul por ambas partes;

Respeto es tan vago que es inoperante: vea arriba.

- Arreglos de seguridad para impedir la reanudacin de las hostilidades, en particular el establecimiento entre la Lnea Azul y el ro Litani de una zona libre de todo personal armado, bienes y armas, excepto los del Gobierno del Lbano y de la FPNUL de acuerdo con lo autorizado en el prrafo 11, desplegados en esa zona;

Est clusula responsabiliza al gobierno libans y a la FPNUL de asegurar que Hezbol no sea rearmado.

- La plena aplicacin de las disposiciones pertinentes de los Acuerdos de Taif y de las resoluciones 1559 (2004) y 1680 (2006) en que se exige el desarme de todos los grupos armados del Lbano para que, de conformidad con la decisin del Gobierno del Lbano de fecha 27 de julio de 2006, no haya ms armas ni autoridad en el Lbano que las del Estado libans;

Esta clusula constituye la segunda deformacin seria de la historia. El Acuerdo de Taif (1989, clusula 2.1. A) y la Resolucin 1559 (prrafo 3) no exigan el desarme de todos los grupos armados sino de todas las milicias. Es sorprendente que la comunidad internacional haya permitido esta alteracin de los hechos (en este caso, la documentacin diplomtica). Pero su propsito es simple. La deliberada cita incorrecta de ambos acuerdos debilita la maniobra del gobierno libans citada anteriormente para evitar obligaciones de desarmar a Hezbol al redefinir a Hezbol como una organizacin de resistencia.

- Ninguna fuerza extranjera presente en el Lbano sin el consentimiento de su Gobierno;

Esta subseccin es amistosa hacia el gobierno libans implicando que las fuerzas israeles no pueden volver a invadir legalmente. Pero la clusula no va realmente ms all que la Carta de la ONU y el derecho internacional que prohben precisamente una tal conducta, que Israel ha violado repetidamente en Lbano argumentando autodefensa, as que no se manifiesta realmente en forma ms fuerte en este caso. Adems, Israel ha definido implcitamente en el pasado a Hezbol como fuerzas extranjeras como si fuera un instrumento de Irn, as que es concebible que declare que la clusula ha sido violada, y la violar.

- Ninguna venta ni suministro de armas y material conexo al Lbano, salvo con la autorizacin de su Gobierno;

Esta clusula favorece a Israel, pero tambin servir para fortalecer al gobierno central libans en el sentido positivo mencionado anteriormente. El problema es la capacidad del gobierno libans de imponerla, que es dudosa. A qu nivel de incumplimiento declarara Israel que esta condicin ha sido violada? Un mayor rearme de las posiciones de Hezbol en el sur? O simplemente la intercepcin de un solo camin con Katyushas?

- La entrega a las Naciones Unidas de los mapas de minas terrestres en el Lbano que Israel todava tenga en su poder;

La clusula parece favorecer a los libaneses, que necesitan urgentemente estos mapas. Sin embargo, es formulada no como una obligacin inmediata de Israel sino como un principio o elemento asociado con una solucin a largo plazo. Ya que Israel entiende una solucin a largo plazo slo como la desaparicin total de Hezbol, el suministro de los mapas de minas terrestres es condicionado a un resultado que es poco probable que emerja.

9. Invita al Secretario General a que apoye los esfuerzos para lograr lo antes posible acuerdos en principio del Gobierno del Lbano y del Gobierno de Israel sobre los principios y elementos para una solucin a largo plazo descritos en el prrafo 8, y expresa su intencin de participar activamente;

Traduccin: Se encarga al desventurado Secretario General de que controle y facilite este desastroso acuerdo.

10. Pide al Secretario General que, en coordinacin con los principales agentes internacionales y las partes interesadas, formule propuestas para aplicar las disposiciones pertinentes de los Acuerdos de Taif y de las resoluciones 1559 (2004) y 1680 (2006), incluido el desarme, y para el trazado de las fronteras internacionales del Lbano, especialmente en las zonas en las que la frontera es controvertida o incierta, ocupndose tambin de las granjas de Shebaa, y que le presente esas propuestas en un plazo de treinta das;

Traduccin: El Secretario General tambin est encargado de desarrollar ms proposiciones. La disposicin del rea de las granjas de Shebaa es abandonada a negociaciones posteriores, sin mencin del plan de siete puntos.

11. Decide, con el fin de aumentar y mejorar la fuerza en trminos de efectivos, equipo, mandato y alcance de las operaciones, autorizar el aumento de los efectivos de la FPNUL a un mximo de 15.000 soldados, y que la fuerza, adems de llevar a cabo su mandato de conformidad con sus resoluciones 425 (1978) y 426 (1978):

a) Vigile la cesacin de las hostilidades;

b) Acompae y apoye a las fuerzas armadas libanesas a medida que se despliegan en todo el sur, incluso a lo largo de la Lnea Azul, mientras Israel retira a sus fuerzas armadas del Lbano de acuerdo con lo dispuesto en el prrafo 2;

c) Coordine sus actividades relacionadas con el apartado b) del prrafo 11 con el Gobierno del Lbano y el Gobierno de Israel;

d) Ample su asistencia para ayudar a asegurar el acceso humanitario a la poblacin civil y el regreso voluntario y en condiciones de seguridad de las personas desplazadas;

e) Preste asistencia a las fuerzas armadas libanesas en la adopcin de medidas para el establecimiento de la zona a que se hace referencia en el prrafo 8;

f) Preste asistencia al Gobierno del Lbano, a solicitud de ste, en la aplicacin del prrafo 14;

Segn estas provisiones, la FPNUL tendr un papel expandido en el control del desarme de Hezbol, la toma de posesin del ejrcito libans, y la reconstruccin del pas. La medida parece ofrecer a Israel un garante de la marginalizacin de Hezbol, y al gobierno libans una fuerza internacional amistosa que puede controlar e incluso oponerse a cualquier intervencin israel. Pero las confusiones y contradicciones citadas en los pasajes anteriores indican una debilidad crucial de la FPNUL respecto a estas tareas. Considrese el dilema: la FPNUL est encargada de apoyar el despliegue del ejrcito libans en el sur, aunque el despliegue no depende claramente de la retirada de Israel. La FPNUL tambin debe impedir todo rearme de Hezbol, el principal poder militar en el sur de Lbano, aunque no tiene capacidad militar o de inteligencia para hacerlo. Ayudar a asegurar acceso humanitario a las poblaciones civiles y el retorno de los refugiados, pero no tiene autoridad para enfrentar a las fuerzas israeles si Israel impide esos esfuerzos. Es difcil imaginar una posicin menos envidiable.

12. Actuando en apoyo de una solicitud del Gobierno del Lbano de que se despliegue una fuerza internacional para ayudarlo a ejercer su autoridad en todo el territorio, autoriza a la FPNUL a que tome todas las medidas necesarias y que estime que estn dentro de sus capacidades en las zonas de despliegue de sus fuerzas, para asegurarse de que su zona de operaciones no ser utilizada para llevar a cabo actividades hostiles de ningn tipo, a que resista los intentos de impedirle por medios coercitivos cumplir las funciones que le incumben de conformidad con el mandato del Consejo de Seguridad, y a que proteja al personal, los servicios, las instalaciones y el equipo de las Naciones Unidas, vele por la seguridad y la libertad de circulacin del personal de las Naciones Unidas y los trabajadores humanitarios y que, sin perjuicio de la responsabilidad del Gobierno del Lbano, proteja a los civiles que se encuentren bajo amenaza inminente de sufrir violencia fsica;

Reconociendo el dilema de la FPNUL, la Resolucin ahora parece reforzar el papel de la FPNUL: Pero si se lee con ms cuidado, slo encarga a la FPNUL ms deberes imposibles de cumplir. Ya que la FPNUL est basada totalmente en el sur de Lbano, su responsabilidad primordial: asegurarse de que su zona de operaciones no ser utilizada para llevar a cabo actividades hostiles de ningn tipo, tiene que ver slo con la contencin de Hezbol. Respecto a Israel, su encargo de proteger a los civiles que se encuentren bajo amenaza inminente de sufrir violencia fsica, parece darle autoridad para repeler ataques israeles contra civiles libaneses, pero este papel es debilitado por dos factores: (a) la afirmacin permanente de Israel de que ataca a civiles slo por accidente durante choques militares necesarios con Hezbol, por lo que rechazara el papel de la FPNUL al repeler acciones orientadas ostensiblemente contra objetivos militares que utilizan a civiles como proteccin; y (b) la obvia incapacidad logstica de la FPNUL de hacer algo ante una agresin israel de cualquier tipo. Ya que el resto de la resolucin asegura mltiples lagunas para la agresin israel (por ejemplo al redefinirla como defensa), esta clusula prepara a la FPNUL para su fracaso en la proteccin de civiles.

Lo ms impactante es que la resolucin no menciona la relacin de Israel con la FPNUL o su responsabilidad de respetar la autoridad de la FPNUL en el cumplimiento de su misin. En otras palabras, la FPNUL es el mismo instrumento dbil que ha sido durante decenios.

13. Pide al Secretario General que establezca con urgencia medidas para asegurar que la FPNUL pueda llevar a cabo las funciones previstas en la presente resolucin, insta a los Estados Miembros a que consideren la posibilidad de hacer contribuciones apropiadas a la FPNUL y a que respondan positivamente a las solicitudes de asistencia de la Fuerza, y expresa su profundo reconocimiento a aquellos que han contribuido a la FPNUL en el pasado;

Traduccin: La comunidad internacional financiar y ayudar a la FPNUL.

14. Exhorta al Gobierno del Lbano a que asegure sus fronteras y otros puntos de ingreso para impedir la entrada en el Lbano de armas o material conexo sin su consentimiento y pide a la FPNUL que, de acuerdo con lo autorizado en el prrafo 11, preste asistencia al Gobierno del Lbano cuando ste la solicite;

15. Decide adems que todos los Estados adopten las medidas necesarias para impedir que sus nacionales o desde sus territorios o usando buques o aviones que enarbolen su pabelln:

a) Se vendan o suministren a cualquier entidad o persona del Lbano armas y material conexo de todo tipo, incluso armas y municiones, vehculos y equipo militares, equipo paramilitar, y piezas de repuesto para stos, sea que tengan o no su origen en sus territorios; y

b) Se suministre a cualquier entidad o persona del Lbano asistencia o capacitacin tcnica relacionada con el suministro, la fabricacin, el mantenimiento o el uso de los artculos enumerados en el apartado a) anterior; pero esas prohibiciones no sern aplicables a las armas y el material conexo, la capacitacin o la asistencia autorizadas por el Gobierno del Lbano o por la FPNUL segn lo previsto en el prrafo 11;

Estos puntos apuntan a las preocupaciones esenciales de Israel. Requieren el pleno desarme de Hezbol as como la terminacin del apoyo relacionado con Hezbol por parte de sus aliados. Al estar ligadas al Prrafo 6, sin embargo, estas provisiones tambin hacen que la reapertura de aeropuertos y puertos [de Lbano] dependan de ambas. Ya que un apoyo externo clandestino a Hezbol es virtualmente seguro, a Israel le ser fcil, en consecuencia, afirmar que ste existe, tenga o no evidencia directa. Esta construccin le da a Israel un mecanismo legal permanente para bloquear la reconstruccin de Lbano por cualesquiera razones que pueda tener.

16. Decide prorrogar el mandato de la FPNUL hasta el 31 de agosto de 2007, y expresa su intencin de considerar en una resolucin posterior nuevas mejoras del mandato y otras medidas para contribuir a la aplicacin de una cesacin del fuego permanente y una solucin a largo plazo;

17. Pide al Secretario General que informe al Consejo en el plazo de una semana sobre la aplicacin de esta resolucin y posteriormente en forma peridica;

18. Recalca la importancia y la necesidad de lograr una paz amplia, justa y duradera en el Oriente Medio, basada en todas sus resoluciones pertinentes, entre ellas sus resoluciones 242 (1967), de 22 de noviembre de 1967, 338 (1973), de 22 de octubre de 1973, y 1515 (2003), de 19 de noviembre de 2003;

19. Decide seguir ocupndose activamente de la cuestin.

Traduccin: el Consejo de Seguridad se propone mantener en funcionamiento este destartalado proceso.

En resumen, la Resolucin 1701 refleja un golpe maestro legal de Israel y USA. A primera vista, parece ecunime, al asegurar una retirada israel, la pacificacin de Hezbol, la restauracin de la soberana libanesa, y condiciones que permitan la reconstruccin de Lbano. En realidad, entrega a Israel el poder en ltima instancia sobre su propia retirada, dependiente del desarme de Hezbol.

Lo que es ms grave, respecto a la propia ONU, la Resolucin no condena a Israel por violar el derecho internacional en su ataque contra Lbano. Tampoco establece una base para un proceso de paz serio. Representa un documento sesgado, truculento, que encarna las maniobras de USA al servicio de la alianza neoconservadora con Israel para rehacer el Oriente Prximo. Sus provisiones para el desarme de Hezbol son irrealizables polticamente y estn ms all de la capacidad del Consejo de Seguridad, Sus provisiones para la retirada de Israel dependen de ese desarme.

Respecto a su relevancia para una paz real en Lbano, dentro de das o de semanas despus de este trabajo, la Resolucin 1701 se podr haber convertido en un desacreditado artefacto de la historia. Pero su objetivo sigue siendo significativo: la incapacidad del CS de actuar sobre la base de principios para imponer el orden internacional. Desde ese punto de vista, nos dice mucho ms sobre la debilidad interna de la ONU que sobre cualquier futuro del conflicto israel-libans.

Virginia Tilley es profesora de Ciencias Polticas, usamericana que trabaja en Sudfrica, y autora de The One-State Solution: A Breakthrough for Peace in the Israeli-Palestinian Deadlock (University of Michigan Press y Manchester University Press, 2005). Para contactos, escriba a: [email protected].

http://www.counterpunch.org/tilley08192006.html

Germn Leyens es miembro de los colectivos de Rebelin y Tlaxcala (www.tlaxcala.es), la red de traductores por la diversidad lingstica. Esta traduccin es copyleft.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter