Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-08-2006

Gobierno defiende nacionalizacin de hidrocarburos
Oposicin censura al Ministro, Evo Morales lo ratifica

Jos Pinto
Alainet


El mircoles 23 de agosto, los partidos de oposicin de derecha juntaron sus votos y actuaron conjuntamente para imponer la censura en la Cmara de Senadores contra Andrs Sols Rada, ministro de Hidrocarburos, impulsor y conductor del proceso de nacionalizacin de dichos recursos naturales.

La decisin senatorial, tomada en ausencia de los parlamentarios del Movimiento al Socialismo, quienes se retiraron de la sesin para no avalarla, ha sido corolario de una pulseta de los partidos tradicionales, que abrieron varios frentes contra algunas de las autoridades del gobierno y se realiza justamente en la vspera del viaje de Alvaro Garca Linera, Vicepresidente boliviano, al Brasil para tratar con el presidente brasileo las diferencias en las negociaciones con la estatal Petrobrs.

Sols Rada, intelectual comprometido con las causas populares, de amplia trayectoria en las luchas por la recuperacin de la democracia e incuestionable por su solidez tica, ha sido censurado con el argumento de no haber tomado decisiones relativas al titular de la empresa Yacimientos Petrolferos Fiscales Bolivianos y un contrato que habra tenido algunas fallas de orden administrativo y que se encuentra en proceso de investigacin por la Contralora General.

Intereses en juego

La decisin ha sido poltica y como ha sealado un parlamentario masista les han ganado solamente un round en el intento de desestabilizar el proceso de cambios.

No se puede desligar la censura de los intereses de las empresas transnacionales en debilitar el proceso de nacionalizacin de los recursos naturales, a ello se suman otros grupos de poder como los terratenientes que desean impedir la reversin de tierras improductivas o ilegalmente obtenidas en desmedro de la poblacin campesina, y tambin otros intentos para imponer desde la minora opositora que las decisiones de la asamblea constituyente sean tomadas por los dos tercios de sus integrantes.

Poltica tambin ha sido la respuesta de Evo Morales al ratificar a su ministro en el puesto, asegurando que el complot petrolero contra el proceso de nacionalizacin e industrializacin de los hidrocarburos no pasar. Quiero aprovechar esta oportunidad para decirle al compaero Andrs Solz Rada que no est solo, est con el pueblo, est con el gobierno, est con su Presidente, el compaero queda ratificado y siempre ser ratificado para que siga llevando adelante este proceso de nacionalizacin e industrializacin, expres el presidente.

Lo paradjico de la censura es que los propios voceros de la oposicin reconocen los valores y la calidad del ministro, quedando claro que sus intenciones han estado dirigidas a debilitar al gobierno.

Sin embargo, las particularidades de los procedimientos en este caso, allanan la decisin presidencial de ratificar a Solz Rada porque, a diferencia de otros pases, la censura de un ministro no obliga a una renuncia irrevocable, evitando la consumacin de la voluntad de los partidos de oposicin.

Capacidades de respuesta

La reaccin del presidente ha sido la esperada y probablemente habr manifestaciones de apoyo a su decisin. Su principal capacidad de respuesta, radica en la movilizacin de la poblacin y los movimientos sociales que pueden recuperar el mpetu y defender a su gobierno.

Evo Morales ha llamado al pueblo a que se mantenga vigilante sobre la nacionalizacin de los hidrocarburos, agregando que esta poltica es innegociable.

Los partidos neoliberales no cuentan con esa capacidad, su carencia de militancia les obliga a continuar actuando con base en su respaldo meditico y su mayora en la Cmara de Senadores.

Difcilmente la oposicin podr convocar siquiera a unas centenas de la poblacin, salvo que decida jugar todas sus cartas en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, con los riesgos que le podra significar, si es que el MAS promueve una respuesta de sus bases campesinas y de los sectores pobres que lo convirtieron en la primera fuerza poltica en el departamento cruceo.

La expectativa se mantendr y podr profundizarse, en tanto la oposicin de derecha considere que todava tiene fichas por mover, aunque no parece contar con muchas. Es que, ahora, prcticamente, no cuenta con peones en el campo popular.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter