Portada :: Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-08-2006

Crnicas de Venezuela
Los hombres del maz

Ernesto Carmona
Argenpress


En Chivacoa, un recndito lugar de Venezuela, acaba de concluir la II Feria Bolivariana Internacional del Maz, una iniciativa del alcalde local, Adelmo Len, que modestamente brega por un comercio justo para el grano en el mundo multipolar que preconiza la poltica exterior del gobierno de Hugo Chvez. Acudieron representaciones de Bolivia, Cuba, Irn y Repblica Dominicana.

Chivacoa es la capital del Municipio Bruzual, en el Estado Yaracuy, una regin agrcola en que sobresalen el maz y la caa de azcar como rubros principales. El inquieto y joven alcalde Len quiere universalizar el mundo rural del maz a partir de la fusin del milenario grano latinoamericano con el novsimo proyecto de la revolucin bolivariana en un pas donde el quehacer agrario fue minimizado por el petrleo. Para qu producir alimentos si todos se pueden importar? pareci ser la consigna del ltimo siglo.

El escenario de la feria fue la capital de un territorio de 417.000 km2, poblado por 60.000 habitantes que cultivan sus tierras al amparo de la diosa regional Mara Lionza, desde su santuario en la montaa de Sorte, cercana a Chivacoa. El culto ancestral se gan su propio espacio en el sincretismo religioso venezolano, donde la tolerancia de algunos sacerdotes catlicos supo asimilar algunas creencias africanas que trajo la mano de obra esclavizada por el hombre blanco.

En Bruzual tambin existe una incipiente minera no metlica, de yeso y fedespalto, utilizado en la fabricacin de cermica. La revolucin bolivariana conectar a esta regin centro occidental con Puerto Cabello y el resto del pas mediante la reconstruccin en marcha de un antiguo ferrocarril que entroncar con la nueva red que unir a Caracas y los dormitorios de trabajadores de los Valles del Tuy, reduciendo a una media hora la pesadilla de un viaje que actualmente tarda hasta tres horas en recorrer apenas 60 kilmetros, debido a la densidad del trfico automotor.

La agro-industria devora al campesino

El alcalde Len suea con la instalacin de un Interpuerto, una suerte de pre-aduana conectada al ferrocarril que opere con Puerto Cabello y agilice el comercio exterior, sacando rpidamente a los mercados la produccin agrcola de toda la regin centro occidental de Venezuela. Su municipio est dispuesto a ceder 19 hectreas para las instalaciones. En principio, obtuvo el apoyo del viceministro de Comercio Interior, Martn Villarroel, quien asisti a la Feria del Maz, al igual que Rubn Al Cisneros, viceministro de Alimentacin.

Venezuela cosechar esta temporada 2,2 millones de toneladas mtricas del cereal clave en la alimentacin de su pueblo y la cultura alimentaria latinoamericana y mundial. La produccin de este ao crecer en 28% respecto a 2005, segn el diputado Ricardo Gutirrez, de la Asamblea Nacional. Para los medianos y pequeos campesinos productores, propietarios de dos o tres hectreas, significar un exiguo ingreso de unos 245 dlares por tonelada.

Pero la gran industria alimentaria del maz, controlada por el grupo Mendoza (harina PAN y cerveza Polar) obtiene pingues ganancias del esfuerzo campesino. La agroindustria compra el cereal in situ, lo cosecha con sus mquinas, la traslada a sus silos en sus propios camiones y all decide el precio a pagar, segn el grado de impureza, humedad y otros factores de calidad que establecen ellas mismas, deduciendo previamente los gastos de recoleccin y acopio.

Usualmente, las corporaciones agroindustriales reciben, adems, un subsidio del Estado, que Gutirrez aboga porque sea trasladado al productor campesino, cuyo nico ingreso deriva de la cosecha anual del maz. La Corporacin de Abastecimiento y Servicios Agrcolas (CASA), adscrita al ministerio de Alimentacin, opera como el principal poder comprador del Estado en el sector. Pidamos a CASA mejorar los precios del maz por la va de un subsidio al campesino productor, propuso el diputado Gutirrez..

Peligrosidad del maz transgnico

El maz est presente en la alimentacin diaria del venezolano, a partir de la arepa, el pan de ese cereal que se consume en todas las comidas. El grupo Mendoza desarroll y patent hace ms de 70 aos el procedimiento industrial que permite a la duea de casa preparar sus arepas en 10 minutos, mediante la harina PAN, saltndose el engorroso proceso manual de pilar o moler el grano tierno. La harina ahora viene lista para mezclar con agua y preparar arepas o arepitas.

El cereal forma parte de la dieta de prcticamente todos los pueblos latinoamericanos, desde las tortillas y tamales de Mxico al pastel de choclo y las humitas de Chile, cuya gastronoma no concibe una sopa de pava sin chuchoca o maz disecado y machacado. Ya es un lugar comn referirse a las grandes civilizaciones americanas que florecieron con el maz, mientras Europa se hallaba en la barbarie. El maz aliment a las culturas incsica, maya y azteca, presentes en el norte, el centro y el sur de Amrica..

El maz emigr a Europa y EEUU. Hoy es la materia prima de unos 3.500 productos, incluida la aplicacin industrial conocida como jarabe de maz, de alto contenido en fructuosa, sustituto del azcar utilizado como edulcorante en las bebidas carbonatadas. El xito comercial e industrial del maz lo convirti en un cultivo apetecido por las transnacionales que se proponen modificarlo genticamente, o transgenizarlo, para apropirselo y patentarlo.

Por su rea cultivada, el maz se convirti en el segundo cultivo transgnico ms extendido en el mundo desde 2003. Ahora Mxico importa el grano desde EEUU por efecto del tratado de libre comercio con su vecino. En muchos pases temen que la presencia de genes de bacterias y virus en el flujo gentico del maz transgnico contamine a otras especies, tanto silvestres como cultivadas. La biodiversidad est amenazada por los cultivos transgnicos que impulsan las multinacionales de la alimentacin como Monsanto, acusada de terrorismo gentico.

Defensa del maz vernculo

Los hombres del maz reunidos en Chivacoa rechazaron a las transnacionales que ven en el campo nada ms que una oportunidad de negocios, en palabras del alcalde Len. Tambin proclamaron su alejamiento de los qumicos, a la vez que abogaron por una agro-ecologa y el establecimiento de bancos de semillas que puedan compartir los campesinos de la regin latinoamericana.

Buscamos una ruptura con el mundo unipolar que sustenta EEUU, basndonos en los objetivos de la poltica exterior del gobierno de Hugo Chvez y propiciando acciones concretas, especficas, por la integracin latinoamericana y la integracin caribeo-latinoamericana, explic el alcalde de Chivacoa. En la feria se exhibieron los tractores Vene-Irn, armados en Venezuela.

La feria emiti una declaracin, titulada Los hombres del maz, que propone fomentar la solidaridad activa y participativa de los pases hermanos latinos y del
Sur, reafirmando el cultivo del maz, como elemento liberador del hambre y la miseria de este lado del mundo. Asimismo, se inclin por estimular la unidad e integracin latino caribea, a travs del intercambio tecnolgico, comercial, social, econmico y cultural en las diferentes etapas y procesos de produccin de maz, entre las naciones latinas caribeas.

Solemne ceremonia en el trpico

Los actos oficiales de la Feria del Maz se desenvolvieron bajo el trrido calor de Chivacoa, pero con todos sus protagonistas vestidos de rigurosa etiqueta, el llamativo traje liqui-liqui blanco o por lo menos la tenida convencional que incluye a la incmoda corbata, absolutamente reida con el trpico. En la ceremonia pblica, este periodista fue distinguido sorpresivamente con la entrega de las llaves del Municipio Bruzual, al igual que otros huspedes extranjeros presentes en Chivacoa. Agradec el gesto como una distincin al periodismo progresista latinoamericano, al Colegio de Periodistas de Chile y a la Federacin Latinoamericana de Periodistas (Felap).

En un momento del ceremonial, el representante de Irn, Mohammad Moghaddam, me confi al odo, creyndome nativo de la zona: Yo fui tinterillo en Barquisimeto. Eso fue lo que entend al comienzo, desconcertado, pero en realidad quiso decirme: Fui (pretrito del verbo ir) a Tintorero, en Barquisimeto, un pueblo de artesanos del estado Lara, de gran atractivo para el turismo. Aunque sera muy raro que un iran trabajara como tinterillo, no es extrao encontrar a ciudadanos del Oriente en Venezuela. En estos das muchos aviones han rescatado a ciudadanos rabe-venezolanos desde El Lbano. Sin ir ms lejos, Adel Said Omar, socilogo palestino, ex prisionero de Israel avecindado en Venezuela, se desempe como coordinador internacional de la Feria del Maz, derrotando sus dificultades con la lengua de Cervantes.

Los participantes de la Feria acordaron, adems, consolidar la alianza bolivariana y americana de los pases y pueblos con un mismo origen histrico, econmico y social, a travs del intercambio cultural sostenido y permanente de nuestros pueblos.

Asimismo, propusieron promover la creacin de la Cmara Internacional de Comercio Justo del Maz, a fin de garantizar a los productores de este rubro, un trato equilibrado en la comercializacin y procesamiento del producto, promoviendo peridicamente la Rueda de Negocios del Maz, y consolidar este elemento como instrumento de desarrollo soberano y sustentable de Los hombres del maz de de Amrica Latino Caribea y el Hemisferio Sur, sin dejar de lado fomentar la paz y la lucha contra la guerra y el intervencionismo imperialista.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter