Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-09-2006

Israel, guerra por el agua

Hedelberto Lpez Blanch
Rebelin


La guerra desatada por Israel contra el Lbano con el pleno respaldo de Estados Unidos, tena varios motivos: destruir la resistencia contra el sionismo en el Lbano; fortalecer las posiciones poltico-militares de Israel en la regin; preparar al ejrcito de Tel Aviv para una incursin futura contra Siria e Irn; buscar un mayor control estadounidense sobre las reservas petroleras de la zona, y la captura por parte de Israel de fuentes de abastecimiento de agua.

La resistencia de las fuerzas de Herbolah, apoyadas por el pueblo libans, dieron al traste con las pretensiones de los agresores que no pudieron alcanzar sus objetivos pese a los bombardeos contra poblaciones civiles del pas de los Cedros.

Pese a que algunos analistas insisten en negar la importancia del control de las reservas acuferas de la regin, lo cierto es que los abastos de agua han sido una constante preocupacin para las aspiraciones hegemnicas y expansionistas de los diferentes regmenes israeles desde que en 1948 una Resolucin de Naciones Unidas dio paso a la creacin del Estado hebreo.

A principios de la dcada del 60 del siglo pasado, Israel bombarde sin previo aviso una represa siria en construccin que desviara parte de un afluente del ro Jordn en las Alturas del Goln lo que limitara la llegada del lquido a Israel; despus el estado sionista bombarde un canal que levantaba Jordania para aprovechar otro afluente del Jordn.

La Guerra de los Seis Das o la Guerra del Agua en junio de 1967 entre Israel y las naciones rabes, le permiti a Tel Aviv ocupar Cisjordania, la Franja de Gaza, el Sina egipcio y las Alturas del Goln sirio.

De esa forma se apoder de todas las fuentes de abasto en Palestina que generan 80 millones de metros cbicos de agua renovable, adems de la cuota proveniente del Ro Jordn de unos 250 millones de M3.

Mientras la asignacin del lquido suministrada a los habitantes de Gaza y Cisjordania se situ en 40 litros al da, a los cientos de miles de colonos israeles llegados a la zona se les entrega de 450 a 500 litros. Adems 250 comunidades de un total de 650 ciudades, poblados o campamentos como Jenin y Tammun no disponen de redes hidrulicas y los pozos que abren en la tierra estn prcticamente salinizados por la explotacin indiscriminada.

Los ros Jordn, Hazbani y Litani son esenciales para la sobrevivencia humana en el Medio Oriente donde las precipitaciones, en temporadas cortas, no sobrepasan los 300 milmetros anuales.

En 1967 Israel se adue de las Alturas del Goln sirio donde se halla el lago Tiberias y tambin de la mitad de las riberas del valle de Yarmouk, cuyo ro del mismo nombre es el principal afluente del Jordn. En total, el rgimen sionista controla 930 millones de metros cbicos de agua ubicados en los territorios rabes ocupados.

Tras las conquistas, Israel instrument varias leyes y resoluciones militares que prohben perforaciones de nuevos pozos; reglament el uso del agua para los residentes rabes y otorga abundantes privilegios a los ciudadanos israeles y a los colonos recin llegados.

Las pocas precipitaciones convierte en crtica la situacin para Israel, Jordania y los territorios ocupados palestinos, mientras que el Lbano con el Litani y otros afluentes no tiene todava que afrontar graves problemas, y Siria recibe una importante cantidad de suministro de los ros Eufrates y Yarmouk.

El Litani nace y fluye ntegramente en el Lbano a travs de 140 kilmetros desde el valle de la Bekaa hasta el mar Mediterrneo y sus caudalosas aguas son navegables en casi toda su extensin.

La potabilidad de sus aguas con bajo grado de sal que alimentan el rio Hasbani, afluente tambin del Jordn, han convertido al Litani en una presa sumamente codiciada para la teora sionista de crear el Gran Israel.

Las ansias de apoderarse de esa fuente fluvial llevaron a Israel, (bajo el pretexto de sacar a los guerrilleros palestinos del Lbano) a atacar ese pas en 1978 y extender su agresin ms all del Litani. La resistencia del movimiento Hezbolah dio al traste con la ocupacin sionista del sur libans, el cual debi abandonar en 2000. En aquella ocasin Tel Aviv denomin la operacin Ro Litani.

Ahora Israel volvi a cometer el mismo error al tratar de aduearse del Litani, a 30 kilmetros de su frontera. El resultado ha sido peor que el anterior pues sus tropas sufrieron grandes prdidas en los enfrentamientos con Hezbolah durante el engorroso avance por el territorio libans.

Terrel E. Arnold, ex funcionario del Departamento de Estado y ex director de la Oficina de Estado de Contraterrorismo, en un reciente artculo explic que una de las principales carencias del Estado hebreo es el agua y la recompensa de la invasin al Lbano la constituyen las aguas del codiciado y estratgico ro Litani.

Y agrega el escritor: En trminos brutales, en una tierra donde el agua es vida, los israeles estn dispuestos a matar, herir y desplazar a miles de personas y rehacer el mapa regional para obtener el agua.

Pero la invasin no dio el resultado esperado y las aguas del Litani, gracias a Hezbolah, continuarn perteneciendo al Lbano, aunque sobre sus cauces siempre penda el peligro de una nueva incursin israel.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter