Portada :: Mundo :: 14 Cumbre de No Alineados. Septiembre 2006. La Habana
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-09-2006

Reunin en La Habana
La deuda de los Colonizados

Lisandro Otero
Rebelin


En los prximos das se efectuar en La Habana una nueva reunin de los Pases No Alineados. Una vez ms se plantear la deuda histrica de aquellos que cortaron sus cadenas polticas pero an no han conquistado la justa distribucin de la riqueza nacional. Quedan muchas rebeldas que animar, restan muchos compromisos pendientes. Si el ex colonizado cede, si se degrada, ya no ser un hombre porque la vergenza y el miedo lo deshonrarn y abandonar su condicin humana. As se expresaba Jean Paul Sartre en el prlogo a la obra cannica Los condenados de la tierra, del siquiatra martiniqueo Frantz Fanon.

Si la neocolonizacin avanza es porque falta capacidad de resistencia. Sartre afirma que los europeos arrancaron el oro y el petrleo a los pases conquistados con el cual construyeron sus palacios y sus catedrales, por tanto todos los europeos son cmplices de la explotacin colonial. Y Sartre concluye que solo la violencia puede cicatrizar las heridas que ella misma caus y por eso hay que canalizar que el odio siga siendo el mayor tesoro de los colonizados.
Esto es complementado por Fanon cuando afirma que el colonialismo vaca el cerebro del colonizado de toda forma y contenido, desvaloriza su historia y sus tradiciones y siembra la nocin que la ausencia del colono ser la causa de un retorno a la barbarie, de la animalizacin y el encanallamiento del colonizado. Solo ellos se ven como los portadores de la antorcha civilizadora.

En la dcada del sesenta el libro de Fanon constituy la Biblia de muchos revolucionarios. Discpulo de Aim Cesaire y de Merleau Ponty, fue el primero en ver el papel de la violencia y de la cultura en las luchas de liberacin nacional. Pero mucho antes de Fanon hubo idelogos como Padmore, NKrumah, Kenyatta, Du Bois que facilitaron el camino a seguir.

En 1928, durante el VI congreso del Comintern, Stalin impuso la tesis de que la voluntad de liberacin de los revolucionarios africanos era una actitud contrarrevolucionaria. La construccin del estado sovitico deba disfrutar de una prioridad absoluta, esa era la tesis. Siendo el colonialismo una prolongacin del estado capitalista, la lucha del proletariado en Europa occidental hara desaparecer, a largo plazo, el colonialismo en frica. La Tercera Internacional rehus favorecer la lucha armada en territorio africano y utiliz a los revolucionarios negros en organizaciones filiales del Comintern. Uno de ellos, George Padmore, militante comunista de las Antillas inglesas, que haba sido miembro del Comintern, rompi con esa organizacin en 1934, cuando Stalin subordin todas las luchas anticoloniales al enfrentamiento al nazismo.

El movimiento de liberacin en el continente negro tena una tradicin de contradicciones con el movimiento comunista internacional ortodoxo. Las lites africanas solan decir que si enviaban a sus hijos a estudiar a Mosc regresaban conservadores pero si los encaminaban a Pars, volvan revolucionarios.

Padmore conoci a Kwameh N`Krumah en Manchester, en 1955, y le traslad sus experiencias y apreciaciones tericas. All se desarroll el Congreso Panafricano presidido por Jomo Kenyatta. N`Krumah se convirti en el terico ms desarrollado de la liberacin africana y junto a Nasser y Lumumba constituy la trada de los dirigentes continentales que ms aportaron a la ruptura con el orden colonial. La base de la ideologa de N`Krumah era la fraternidad combativa. Haba dicho que jams habra libertad para ningn pueblo del continente mientras no fuesen liberados todos los pueblos africanos. Para Jean Ziegler el panafricanismo de N`Krumah era de un idealismo puro porque calificar la personalidad africana de ahistrica, transclasista, no contingente y universal mostraba una irrealidad total.

Accra, a partir de 1957, cuando N`Krumah tom el poder en Ghana, se convirti en una meca de insurgentes; los campamentos de entrenamiento guerrillero proliferaban, en los vestbulos de los hoteles los exiliados discutan de tcticas sediciosas. La historia africana, las teoras revolucionarias, eran enfocadas nuevamente a la luz de las nuevas tendencias polticas de los movimientos de liberacin. Era la culminacin de un proceso que ya iba teniendo su historia.

El fin de la II Guerra Mundial marc la conclusin de los grandes imperios coloniales. La India y Pakistn se liberaron de la tutela britnica, Indonesia de los holandeses, Indochina de los franceses, la revolucin socialista triunf en China, en Egipto tuvo xito la rebelin de los oficiales nacionalistas y antimonrquicos. El movimiento panafricano se fortaleci: despus de ser fundado por el Dr. Du Bois en 1921 y al comenzar su declinacin el empuje de N`Krumah le devolvi su vigor.
Sukarno, presidente de Indonesia, realiz una misin exploratoria para conocer la respuesta potencial a una conferencia de los pases afroasiticos. La respuesta sobrepas todas las expectativas. En 1955 veintinueve pases de Asia y frica se reunieron en Bandung. Sukarno, Nehru, Chou en Lai y Nasser se convirtieron en los cuatro grandes del afroasiatismo. Se produjo una toma de conciencia significativa que impuls las luchas de liberacin nacional. Las nuevas palabras de orden eran independencia, anticolonialismo, coexistencia, antirracismo, autodeterminacin, antimperialismo.

En la Conferencia la idea motriz fue la del no alineamiento, la equidistancia entre el Este y el Oeste. Fue Nehru quien influy para situar paralelos a los pases socialistas y a los capitalistas y evit que el socialismo real fuese una gua para la accin de los No Alineados.

El renovado hegemonismo de Estados Unidos, las campaas neocoloniales en el Oriente Medio, la agresividad creciente de los grandes consorcios petroleros y sus agentes en la Casa Blanca son las nuevas preocupaciones que hoy deben enfrentar los No Alineados. La conciencia nacional ─que no es el nacionalismo─, es la forma ms elaborada de la cultura dijo Fanon, a lo cual aadi: La tarea ms urgente para el intelectual colonizado es la construccin de la nacin.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter