Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-09-2006

Jorge MARTINEZ | Diputado federal saliente del PRD mexicano
Estableceremos un gobierno paralelo, un gobierno legtimo emanado de la voluntad popular

Gara


A Jorge Martnez Ramos, diputado de la 59 legislatura por el distrito federal, no le sorprendi la decisin del Tribunal Federal Electoral de avalar los comicios del 2 de julio, aunque asegura que se abre una etapa nueva con la convocatoria de una Convencin Democrtica y el establecimieno de un Gobierno legtimo.

En el PRD y en la coalicin presidencial Por el Bien de Todos, que lidera el candidato presidencial Andrs Manuel Lpez Obrador (AMLO), s hubo un breve periodo en el que pensaron que el Tribunal Eletoral, ante el tamao del fraude, anulara las elecciones del 2 de julio. La esperanza dur apenas unos das, los justos para ponerse a pensar que alcanzar la presidencia no era lo ms importante. Piensa que Mxico se puede transformar desde otros escenarios. La protesta contina.

­Cmo valora el fallo del Tribunal Federal Electoral validando a Felipe Caldern?

En principio no nos sorprende. No esperbamos mucho del Tribunal a estas alturas. Sin embargo, es indigno para el Tribunal y Mxico no se merece el hilo argumentador tan frvolo que ha esbozado. Por ejemplo, dice que no debe ser un agravio que el presidente del Instituyo Federal Electoral (IFE) declarara ganador a Felipe Caldern ­lo hizo en la misma noche electoral sin que se conocieran los resultados­. Dice que es irrelevante porque no tiene autoridad para declarar ganador a nadie.

Al final solamente pone la guinda a un tema que ha venido perfilndose como la construcin de una democracia simulada, en la que los mecanismos de poder formal slo son eso: la manera de legitimar un sistema, el mecanismo de dominacin de unos cuantos privilegiados. Adems, da al traste con un proceso que a Mxico le cost vidas, que le cost sangre, muchas dcadas de historia, que tena su prueba de fuego en esta eleccin tras una lenta y tortuosa transicin.

­El Tribunal asegura no haber hallado pruebas de fraude.

Hay que esperar el fallo por escrito pero tendrn que llevarnos a todos de la mano para explicarnos cmo es posible que no han encontrado pruebas cuando, por ejemplo, el 80% de los paquetes electorales de las 13.000 casillas que se abrieron, estaban ya abiertos, y alrededor de la mitad tenan ms votos que votantes, o viceversa, ms votantes que votos. Eventualmente uno o dos votos, pero se encontraron hasta 80. Cuando t extrapolas esto sobre una muestra que fue del 9%, al 100%, que es lo que estbamos pidiendo, puede haber un diferencial de votos entre 1,5 2 millones de votos que no se sabe en dnde estn, de quin son o de quin fueron.

­Qu papel juegan los poderes fcticos?

Haciendo un anlisis de los poderes formales y de los informales era difcil esperar una cosa distinta del tribunal, porque no haba pasado una prueba as. Los poderes formales ­Gobierno, Congreso, Corte de Justicia...­ no nos favorecen, como tampoco estn con nosotros la prensa, salvo decorosas excepciones, y la oligarqua.

Aqu hay que hacer un apunte sobre otros poderes informales: el de los intereres monetarios de estas sociedad modernas transnacionales, en este caso de capital espaol, que es terrible. De ah el dislate de Zapatero de anticiparse de la manera tan torpe para felicitar a un candidato cuando al proceso le faltaba mucho. Bancos que no dan crdito, que viven de comisiones y mamando literalmente de la ubre del Gobierno mexicano.

Por supuesto tambin se siente la mano de EEUU. Si nos tiramos a la izquierda cambia por completo la fisonoma de un continente.

­AMLO deca que slo aceptara la anulacin de las eleciones o su proclamacin como presidente. Qu escenarios se plantea ahora el PRD?

Tenemos la Convencin Nacional Democrtica el da 16. Ah seguramente la direccin nos orientar para establecer un gobierno paralelo, un gobierno legtimo emanado de la voluntad de la gente. Si logramos la participacin de entre medio y un milln de personas tendr un nivel de legitimidad real habida cuenta de los ms de quince millones de votos que nos acompaaron en julio. De forma que no reconoceremos en Felipe Caldern ms que un espreo, y estaremos pendientes de llevar a cabo una manifestacin permanente de resistencia y de observancia. Esa es la trinchera de la calle. Al mismo tiempo tendremos un importante nivel de representacin en la cmara de diputados que haremos valer para presionar y hacer las modificaciones que hagan falta. Confiamos en que la presin y el nivel de conciencia que el escndalo ha generado permitan acuerdos mnimos de modificacin a todas las leyes. Deseamos un nuevo Constituyente y vamos a empujar hasta donde sea posible. Tenemos mucho espacio para hacer y el respaldo de muchsima gente.

­Cmo afronta el PRD esta nueva fase de prostestas despues de 37 das de movilizaciones que, sin duda, habrn desgastado a la formacin?

Un plantn permanente de la magnitud que estamos llevando efectivamente tiene un desgaste real. Lo que ocurre es que nosostros decidimos dejar de pensar en la presidencia. Desde luego, la presidencia de la replblica es el espacio de mayor capacidad para influir en el destino de la gente, pero no es el nico. Nosostros estuvimos en una disyuntiva muy complicada y decidimos dejar de pensar en la presidencia por pensar en el rumbo del pas. Estas coyunturas, aunque parezcan muy dramticas en los momentos en los que se estn viviendo, como partido tenemos plena conviccin de que una vez pasado el mayor fragor, las cosas van tomado su nivel y un movimiento como ste, con mira histrica, tiende siempre a crecer. No tenemos ninguna duda de que el desgaste quedar como un esfuerzo necesario.

­Cul es la diferencia con el fraude del 1988?

Coincidieron una serie de razones en un momento determinado irrepetible. Gracias al liderazgo del ingeniero Crdenas y muchos otros, dieron la sorpresa, pero no exista el PRD. Crdenas fue candidato del Frente Democrtico Nacional, un conjunto de pequeos partidos, pero despus del fraude no haba asidera, no haba un partido de masas organizado a nivel nacional. Ese es el cambio. Si en el 88 no pudimos hacer lo que hacemos hoy es poque no tenamos los elemento que tenemos hoy. Ahora s. Por eso si alguien pensaba que lo del 88 se iba a repetir y no iba a ocurrir nada, se van a encontran con algo muy complejo.

­La carrera poltica de Lpez Obrador va unida a la suerte de esta protesta?

Seguro. Andrs, por el tamao de dirigente que es y por su profundo conocimiento de la historia, dej de pensar en una ambicin personal de la presidencia. Desde luego que aqu est en juego el capital poltico de mucha gente, especialmente un liderazgo como el suyo, pero eso no es lo que importa. Lo importante es amortiguar lo que significa un gobierno reaccionario llegado de la peor forma. Ante eso la apuesta es lograr dar un golpe de timn aunque Andrs no sea presidente. -




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter