Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-09-2006

Un ejercicio de investigacin bsico sobre la tica periodstica del Grupo Prisa en Mxico

Alejandro Pedregal
Rebelin


Ante la acumulacin de editoriales que El Pas (y otras tribunas vinculadas al Grupo Prisa) ha dedicado a la crisis mexicana, parece lgico preguntarse a qu se debe esa gran labor por generar una opinin pblica favorable a los resultados oficialistas que otorgan la victoria a Caldern frente a las acusaciones de fraude electoral que defiende Obrador. No quiero aqu poner en duda la tica periodstica del peridico ms vendido en Espaa, referencia indispensable de los que viven ms a gusto autodenominndose progresistas sin preguntarse a veces lo que eso significa. Pero como gran generador de esa (supuesta) opinin progresista, cabe preguntarse los fundamentos de esa tica periodstica: las bases sobre las que descansa la libertad de expresin y pensamiento que promulga tan significativo medio.

Para ello sugiero un ejercicio de investigacin al alcance de casi todos al que luego dedicaremos un tiempo.

Pero antes recordemos las palabras de El Pas hace una semana, el mircoles 30 de agosto de 2006. Un editorial titulado El paso de Caldern nos ofrece juicios de valor sobre las instituciones mexicanas sin dar ningn tipo de dato para corroborar sus propios argumentos: El derechista y candidato del gobernante Partido de Accin Nacional (PAN), Felipe Caldern, est a un paso de ser proclamado presidente de Mxico por el Tribunal Electoral, una institucin de reconocida solvencia e independencia. Se atreve a censurar la actitud de Obrador sin mayor justificacin que la de acatar ciegamente lo dictaminado por tan independiente y solvente institucin con afirmaciones del tipo: Lpez Obrador, ex alcalde de la capital, tiene que deponer su rebelda civil o Lo que debe hacer es reconocer la derrota. Y tambin reconoce implcitamente que le preocupa el escepticismo que deja en algunos sectores crticos tan infundadas argumentaciones, sectores que se atreven a poner en cuestin los criterios partidistas de tan ilustre medio: Lo ocurrido en Mxico no tiene comparacin con lo que en su da pas en Ucrania o en otros pases en los que el poder hizo trampas colosales y se vio forzado a reconocerlo despus, gracias, sobre todo, a la movilizacin popular. De nuevo, argumentos sin documentar, afirmaciones por imposicin, y, sobre todo, fuera de lugar en el editorial; expuestos para disuadir a los sectores ms crticos. El Pas llega en esta joya a conclusiones y expresiones absolutas impropias de un periodismo crtico y elaborado, y desde luego muy lejos de cualquier mtodo de corte progresista: El pas americano no se puede permitir estafas electorales ni una calle soliviantada. Necesita unidad y sentido comn. Es tiempo de dar por cerrados estos comicios.

Tras haber sido oficializada la victoria de Caldern por el Tribunal Electoral, El Pas le dedica un nuevo editorial al tema bajo el ttulo Victoria Justa, del 6 de septiembre de 2006. La metodologa empleada en el mismo reproduce las virtudes del que publicaban una semana antes (y de los que llevan publicando desde hace ya bastante tiempo sobre el particular): La inapelable decisin del Tribunal Electoral de declarar la validez de los comicios del pasado 2 de julio y proclamar presidente electo al candidato derechista del PAN, Felipe Caldern, cierra definitivamente una pgina. Y debera llevar a su rival del PRD, el izquierdista Andrs Manuel Lpez Obrador, a deponer su resistencia en la calle. Caldern slo le ha sacado 234.000 votos o un 0,56%. Es una victoria ajustada, pero no por ello menos justa. Y contina con el absolutismo en sus afirmaciones sin ofrecer dato alguno que refrende sus argumentos: Ha llegado la hora de recomponer, no de seguir rompiendo platos. El Tribunal Electoral est libre de toda sospecha y ha actuado con profesionalidad. Y luego le dedica espacio a ese doble juego con el que se atreve a coquetear con las posturas crticas para no quedar as demasiado en evidencia: En este largo periodo, aunque haya ganado, Caldern debe percatarse de que los problemas que plante Lpez Obrador sobre la desigualdad y la pobreza durante la campaa siguen siendo los centrales. El presidente Caldern debe hacerlos suyos y afrontarlos de forma prioritaria. Con ello, ganar tambin l como presidente y Mxico como pas.

Llegados a este punto, es hora de hacer el pequeo trabajo de investigacin (casi un juego) que mencionaba al principio. Les propongo que vayan a www.google.es y tecleen las siguientes palabras: grupo prisa mexico. En una de las primeras direcciones que aparecen (http://www.esmas.com/televisa/images/upload/prisa-tv_conj_esp.pdf#search=%22grupo%20prisa%20mexico%22) se puede encontrar el documento que describe la siguiente operacin del Grupo Prisa en la zona:

EMILIO AZCARRAGA Y JESS DE POLANCO FIRMAN UNA ALIANZA ESTRATGICA DE PRISA CON TELEVISA PARA EL DESARROLLO DE LA RADIO EN MXICO.

Grupo Prisa adquiere el 50% de Radiopolis invirtiendo US$ 60 MM

Gestin conjunta de Grupo Prisa y Televisa

Radipolis posee 17 emisoras en Mxico con una cuota de mercado del 9%

US $ 35.5 MM de ingresos en el 2000 con 20% de margen Ebitda

Alianza estratgica para el desarrollo de otros negocios

En la propia pgina del Grupo Prisa que aparece al teclear esas palabras en Google (http://www.prisa.es/areas/radio_internacional.html) se resume la operacin: El sistema Radipolis, participado al 50% por Grupo PRISA y su socio Televisa, cuenta en la actualidad con 71 estaciones que cubren el 90% del territorio mexicano y emiten las programaciones de las cinco marcas de GLR en el pas.

Ahora bien, el otro nombre clave que nos ha aparecido es el de Televisa. Les sugiero que de nuevo en Google tecleen: televisa calderon mexico. Y encontramos artculos como el de Elvira Garca Coincidencia o premeditacin para El Universal reproducido en: http://www.mexicanadecomunicacion.com.mx/Tables/RMC/rmc98/coincidencia.html sobre la relacin de Caldern con Televisa:

Justo a los dos das de aprobadas en la Cmara de Senadores las reformas a las leyes de radio, televisin y telecomunicaciones, a travs de las cuales el gobierno actual regal el espectro radioelctrico a Televisa, las cosas empezaron a cambiar para los tres principales candidatos a la Presidencia. Y la ventana para mostrar esos cambios fue, precisamente, la pantalla de Televisa y eventualmente la de TV Azteca.

Esos candidatos que, en el tema de las reformas a tales leyes, decidieron que "calladitos se vean ms bonitos", recibieron respuesta inmediata del consorcio de Azcrraga Jean. Pero esa respuesta no contena buenas noticias para los tres contendientes. Uno de ellos iba a conocer, ms rpido de lo que imaginaba, que a l le tocaba la de perder. Andrs Manuel Lpez Obrador comprob as, dolorosamente, que guardar silencio ante el despojo a la nacin que se cometi en el Senado de la Repblica no le garantiz el pase automtico al trato preferencial por parte de la poderosa televisora. Tuvo que reconocer que Manuel Bartlett tena razn cuando --en aquella histrica sesin del 30 de mayo en el Senado, donde se discuta el destino de las reformas y del pas-- afirm, palabras ms, palabras menos, que Televisa no tiene lealtades, slo negocios. Y que, una vez logrado su objetivo de someter al Congreso de la Unin, como en sus reality shows, uno de los candidatos a la Presidencia iba a ser eliminado. Y ese fue Lpez Obrador, mientras que a Roberto Madrazo lo mandaba al limbo. Y esto es lo que puntualmente ha venido mostrando Televisa en la pantalla: su "nueva verdad", una verdad de telenovela en torno de las preferencias electorales y los porcentajes de cada candidato. Todo en favor de Felipe Caldern Hinojosa.

Y contina el artculo con una serie de datos extremadamente reveladores. Para completar esta informacin, podemos encontrar en esta misma busqueda la siguiente noticia (Caldern y Fox cumplen cita con el Grupo Televisa en http://www.eluniversal.com.mx/nacion/134779.html):

El Presidente de la Repblica, Vicente Fox Quesada, y el candidato presidencial del PAN, Felipe Caldern Hinojosa, se reunieron ayer en privado y por separado con el presidente del Grupo Televisa, Emilio Azcrraga Jean, en esta localidad, sin que ninguno de los participantes diera a conocer los temas que se abordaron.

El tema de las modificaciones a la Ley Federal de Radio y Televisin se est revisando en el Congreso de la Unin y "yo ser respetuoso de la decisin que tomen", sostuvo Caldern Hinojosa, en Tampico, Tamaulipas.

El aspirante panista explic que se reuni con integrantes del consejo de administracin de la empresa Televisa en donde salud a Azcrraga, pero rechaz haber abordado con l el tema de las reformas a la Ley Federal de Radio y Televisin.

Tambin podemos encontrar un artculo de Eileen Truax titulado Llaman en Mxico a boicotear empresas (http://www.laopinion.com/supp78/?rkey=00060726000438451179) donde se nos informa de las innovadoras estrategias electorales que sigue Televisa:

Organizaciones civiles y grupos ciudadanos en Mxico han realizado durante los ltimos das un llamado para boicotear a las empresas que forman parte del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y que financiaron anuncios televisivos en favor de Felipe Caldern y en contra de Andrs Manuel Lpez Obrador (AMLO), hecho que est prohibido por la ley electoral. () Una de las empresas ms cuestionadas por esta actividad ha sido Televisa, debido a que durante las semanas previas a la eleccin integr la imagen de Felipe Caldern al contenido de algunos programas televisivos, como es el caso de la popular telenovela "La Fea ms Bella"; en uno de los captulos de esta serie la protagonista hace una declaracin en la que se pronuncia a favor de Caldern.

Otro documento interesante que no exige ir ni a la segunda pgina de resultados de Google, es un artculo de Alvaro Delgado titulado Caldern y el PAN: ni principios ni valores (http://www.proceso.com.mx/elecciones06/analisis.html?aid=38886). En el mismo se afirma:

El grupo parlamentario del PAN en el Senado se ha doblado ante el poder de Televisa y se apresta a convalidar, maana, en comisiones y en la sesin del jueves en el pleno, una reforma a la Ley Federal de Radio y Televisin contraria al inters nacional, el principio que --ni ms ni menos-- dio origen a ese partido poltico y que se supone es su gua.

Ya se sabe que en la poltica en general la ambicin se antepone a los escrpulos y el pragmatismo aplasta los principios, pero es todava ms grave en un partido poltico, el PAN, cuyos documentos establecen expresamente que no hay otra prioridad como institucin que el inters nacional.

A juzgar por la posicin que han asumido la dirigencia nacional del PAN, encabezada por Manuel Espino, el candidato presidencial y el grupo parlamentario en el Senado coordinado formalmente por Hctor Larios --aunque el poder real lo tiene Diego Fernndez de Cevallos--, no hay ms inters nacional que el de Televisa y por eso deben ser aprobadas las reformas que sus empleados redactaron.

En definitiva, y volviendo a lo que nos interesa aqu, una vez ms parece que la tica periodstica de El Pas est condicionada por los intereses empresariales del Grupo Prisa en la zona. Por otro lado, algo de esperar a la sombra de las situaciones anlogas que conocemos del imperio media espaol en otras regiones de Amrica Latina. Lo lamentable es que esa tica (dependiente de los intereses empresariales del Grupo Prisa y sus socios de turno, sean estos del color que sean) lleve una vez ms a condicionar la opinin de sus lectores, que no necesariamente comparten los intereses empresariales del grupo dirigido por Polanco.

Traficar con la opinin pblica en funcin de intereses econmicos particulares parece formar parte de lo que en estos hemisferios conocemos como libertad de expresin. Una libertad que se ejerce para que todos comulguemos con los objetivos de la lite. Pues que viva.





Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter