Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-09-2006

Maana, Cuba...

Maurice Lemoine
Le Monde Diplomatique


Mientras millares de cubanos en el exilio festejaban, en Miami, la enfermedad e incluso la muerte del "tirano", el mundo retena el aliento cuando, el 31 de julio, en el marco previsto por la Constitucin, el presidente cubano Fidel Castro, con motivo de una intervencin quirrgica, ceda "provisionalmente" sus responsabilidades a un equipo de siete personas, entre las que se encuentra su hermano Ral Castro.

La Fundacin Nacional Cubano Americana (FNCA), movilizada en abril de 2003 a favor del ataque a Bagdad -"Hoy Irak, maana Cuba"-, llamaba inmediatamente, desde Florida, a un "levantamiento militar o civil" para derrocar el rgimen de La Habana. El 2 de agosto, George W. Bush  prometa a los habitantes de la isla: "Nosotros os apoyaremos en vuestros esfuerzos para establecer (...) un gobierno de transicin comprometido con la democracia", a la vez que amenazaba a los que, adeptos al rgimen actual, se opusieran a una "Cuba libre" (1).

Se preparaba un acontecimiento extraordinario, centenares de millares de cubanos iban a lanzarse a la calle en demanda de libertad y reinara una gran inestabilidad. Los das pasan. Nada parece indicar que el pas salga de la normalidad. Es cierto que retome o no el mando Castro, el debate sobre "el da siguiente" -sucesin o transicin- est planteado. Y existen, tras cuarenta y siete aos de poder no compartido, descontentos, opositores, una franja de poblacin que no se adhiere a la revolucin. Penurias, rigidez burocrtica, recortes de ciertas libertades -de expresin, de asociacin, de reunin-, encarcelamiento de opositores, son una realidad.

Esto provoca por lo general, una condena sin paliativos. Algunos objetan que, desde 1959, Estados Unidos ha multiplicado las tentativas de invasin, de atentados, de sabotajes, y reforzado la asfixia econmica a travs de un embargo que todava perdura...Pretextos, se replica, como si fuera posible cortar la historia en partes y no tener en cuenta la interferencia del pasado con el presente...

En 2005, Washington nombr un coordinador para la transicin en Cuba, Caleb McCarry (previamente destinado en Afganistn). El 10 de julio de 2006, un informe de la comisin de ayuda a una Cuba libre, copresidida por la secretaria de Estado Concoleezza Rice y el secretario de Comercio Carlos Gutirrez, reclama que todo sea hecho "para que la estrategia castrista de sucesin al rgimen no se vea coronada por el xito".
El documento, fijando la ayuda de Estados Unidos a la isla en ms de 62 800 millones de euros, precisa que estos recursos sern remitidos directamente a los "disidentes", que sern entrenados y recibirn equipamiento y material. Ingerencia insolente y ...verdadero "beso de la muerte" a los opositores. Pues, para el presidente del Parlamento cubano Ricardo Alarcn: "En tanto que exista esta poltica, habr personas implicadas, que conspiren con los norteamericanos, que acepten su dinero, y (...) no conozco a ningn pas que no califique tal actividad de delito" (2).

El informe subraya, sobre todo, que el "plan" comporta un anexo secreto "por razones de seguridad nacional" y con el objetivo de asegurar su "realizacin efectiva". En materia de "medidas secretas", la historia del continente, desde Salvador Allende a la Nicaragua sandinista, no permite ingenuidad alguna.

Una parte ms que significativa del pueblo cubano, olvidada por los autoproclamados "transitlogos", apegada a los logros en materia de educacin, de sanidad y de servicios sociales, respeta a "Fidel" y a quienes -"histricos" o dirigentes de jvenes generaciones- estn llamados a tomar el relevo.

Estn tan aislados estos cubanos como se pretende? Cuba no es frica ni Asia. Y las convulsiones latinoamericanas han dado acceso al poder a jefes de Estado mejor informados sobre la realidad de la isla y sobre el contexto que determina su sistema atpico de partido nico y polticas sociales avanzadas. Los presidentes Hugo Chvez, de Venezuela y Evo Morales, de Bolivia, la haban sacado ya de su aislamiento. Castro, figura central en la cumbre del MERCOSUR en Crdoba, Argentina, firm all el 21 de julio un importante acuerdo comercial con los pases miembros de ese bloque, entre los que estn Brasil y Argentina. Y han osado lanzar un franco desafo al embargo norteamericano y dedicar un ostensible homenaje a un pequeo pas que rechaza plegarse ante la primera potencia mundial.

Ms que con Estados Unidos, que quiere transformarla en una colonia, o con Europa, que le da lecciones o se tapa la nariz, es en sus relaciones con esta parte del mundo donde se habla de "socialismo del siglo XXI" -democrtico y soberano- y en sus propias fuerzas vivas donde Cuba encontrar ejemplos y apoyos para evolucionar.



Notas:
(1) Agencia France-Press , 3 de agosto de 2006
(2) BBC Mundo, Londres, 13 de julio de 2006



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter