Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-08-2004

Intelectuales y tartufos

Julio Antonio Mella
Rebelin


Con el tiempo las grandes palabras, que expresaban grandes ideas, se han ido corrompiendo como ros que encontrasen cerrados sus desages propios. El torrente se convierte en pantano, la verdad en mentira, porque el torrente como la verdad necesita del movimiento constante, de la agitacin fecunda.

Libertad. Igualdad. Fraternidad. Patria. Derecho. Son bellas palabras aunque fueron grandes ideas ayer. Hoy, libertad es el permiso, de una casta a esclavizar a otras. Igualdad, el abrazo que se dan al asesinarse mutuamente los hombres en las luchas fratricidas. Fraternidad, la camaradera de los miserables esclavizados por un mismo amo. Patria, el huerto donde los pocos comen los frutos que los ms cultivan. Derecho, la defensa de los ms fuertes, al saciar sus apetitos.

Una nueva palabra va entrando en la clasificacin anteriormente expuesta, en el rango de las palabra-tambor, diramos as, por tener mucha sonoridad y estar vacas como los parches guerreros.

Esta palabra es: intelectual.

Al patricio, inculto, al seor feroz, al clrigo taimado, al noble vanidoso, al militar fatuo, ha venido a sustituir en el momento presente el intelectual rastrero. Pretende bajo un nombre que encierra una gran idea, establecer una forma de tirana tan odiosa como la del patricio, la del seor, la del clrigo, la del noble, la del militar. Concentra en s todos los vicios capitales de los antiguos amos, ms el refinamiento de su cultura que le permite con gran hipocresa aparentar que no los tiene formando as sus legiones de proslitos.

Ha triunfado y ocupa todos los puestos altos de la vida, no los puestos cumbres.

Una montaa es una cumbre, un carrousel es una altura.
Estn en las academias, en las universidades, lo mismo entre los profesores y rectores que entre los alumnos, y en los puestos del gobierno han encontradosu mejor habitacin. Son como las pulgas en el rgano auditivo de los perros.

Intelectual es el trabajador del pensamiento. El trabajador!, o sea, el nico hombre que a juicio de Rod merece la vida, es aquel que empua la pluma para combatir la iniquidades, como los otros empuan el arado para fecundizar la tierra, o la espada para libertar a los pueblos, o los puales para ajusticiar a los tiranos.

A los que denigran su pensamiento esclavizndolo a la ignorancia convencional o a la tirana oprobiosa no debe llamrseles jams intelectuales. Guardemos las bellas palabras, que son pocas, para las cosas grandes, que son ms pocas todava.

A los que venden las ideas como las hijas de la alegra sus cuerpos impuros, no les llamaremos intelectuales, si fuesen del sexo femenino ya habramos encontrado el epteto, llammosles tartufos, pero nunca intelectuales.

Intelectual fue Prometeo, tartufo Hermes. Intectual Demstenes, tartufo Alejandro. Intelectual Catilina, tartufo, mil veces tartufo, Cicern. Intelectuales los poetas y filsofos e historiadores y tribunos de la Revolucin Francesa, tartufos los poetas y filsofos e historiadores (tribunos no podan existir) en la poca del llamado Rey Sol.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter