Portada :: Mundo :: 14 Cumbre de No Alineados. Septiembre 2006. La Habana
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-09-2006

Arias, la mafia de Miami y el Noal

Carlos Fazio
La Jornada


A partir de este lunes, La Habana es escenario de la decimocuarta Cumbre del Movimiento de Pases No Alineados (Noal), que reunir a ms de 50 jefes de Estado y de gobierno. Tanto el "no alineamiento" como el "tercermundismo" fijan sus races en los sucesos internacionales que rodearon el final de la Segunda Guerra Mundial. La reconstruccin socioeconmica de la posguerra perfeccion y ajust el sistema de dominacin y explotacin capitalista de los pases desarrollados sobre la periferia.

En nombre de la "libertad", las potencias "occidentales" se valieron de la guerra fra (en el marco de la contradiccin este-oeste entre Estados Unidos y la Unin Sovitica) para bloquear, intervenir y desestabilizar las acciones, polticas y programas de gobiernos progresistas.

La derrota de los colonialistas franceses en Dien Bien Phu, en 1954, no llev la paz a Indochina. Asimismo, acontecimientos como el derrocamiento del gobierno nacionalista de Mohammed Mossadegh en Irn, el golpe de Estado patrocinado por Estados Unidos contra Jacobo Arbenz en Guatemala y el suicidio del presidente Getulio Vargas, en Brasil, quien dej un testamento poltico a modo de acta acusatoria contra las corporaciones y monopolios trasnacionales, dejaron claro que los pases industrializados no permitan el disenso.

En ese contexto signado por la contradiccin capitalismo-comunismo, la concepcin de "quien no est conmigo est con el enemigo" se impuso como norma de la diplomacia de John Foster Dulles. El secretario de Estado del presidente de Estados Unidos, Dwight Eisenhower, vea en la "tercera posicin" esbozada por dirigentes de la talla de Nehru (India), Nasser (Egipto) y Tito (Yugoslavia) una estacin en la ruta hacia el comunismo. Calificaba el "neutralismo" de "posicin miope e inmoral". No obstante, contra la obligatoriedad del "alineamiento" de Dulles, en 1961 naca en Belgrado el Movimiento de Pases No Alineados, cuyas banderas por ms de 45 aos han sido la lucha contra el imperialismo, el neocolonialismo, el apartheid, el racismo, incluyendo el sionismo, y todas las formas de agresin, ocupacin, injerencia o hegemona extranjeras, as como contra las polticas de grandes potencias y alianzas que tienden a perpetuar la divisin del mundo en reas de influencia.

Casi medio siglo despus de la creacin del Noal el mundo ha cambiado. No existe la Unin Sovitica ni el campo socialista. Estados Unidos se ha consolidado como superpotencia militar mundial y aplica una poltica guerrerista, expansionista y neocolonialista a escala planetaria. Su principal socio en Medio Oriente, Israel, ensaya un holocausto de palestinos y libaneses mediante una solucin final de corte racista e impronta nazi al otro lado de sus fronteras, con la intencin de conquistar territorios y establecer nuevos enclaves bajo rgimen de apartheid en la zona. Varias potencias "occidentales" participan en el nuevo reparto del orbe.

En Amrica Latina, Washington militariza la regin, persiste en sus campaas desestabilizadoras en Bolivia y Venezuela e impulsa acciones encubiertas contra la isla en el marco de las polticas diseadas por la Comisin para la Asistencia a una Cuba Libre que dirige Caleb McCarry. En julio, ante la enfermedad del presidente cubano Fidel Castro y la delegacin de poderes en su hermano Ral, el jefe de la Casa Blanca, George W. Bush, se declar "listo para apoyar la transicin" y advirti que no tolerar la intromisin de otros gobiernos en la nacin caribea. Con el doble lenguaje que lo caracteriza, y despus de cuatro dcadas de un infructuoso bloqueo econmico, Estados Unidos anunci una "ayuda" de 80 millones de dlares para apoyar una "transicin" en la isla, "no una sucesin" de Ral Castro o "de la elite que le rodea".

Poco despus, uno de los papagayos de Estados Unidos en la regin, el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, reproduca la voz del amo: "Yo abogo por un cambio de rgimen y no por una sucesin monrquica" en Cuba. Arias, cuya presencia en la cumbre de los No Alineados podra verificarse en las prximas horas, ha sido identificado por la mafia extremista de Miami y sus patrocinadores en Washington como el hombre ms idneo para boicotear el encuentro. A su anticomunismo cerril y la tradicional hostilidad de Oscar Arias hacia Cuba, se suman las estrechas relaciones que mantuvo durante su primer mandato con elementos y organizaciones anticastristas de Florida. Entre ellos, terroristas y agentes de la CIA como Hubert Matos, Orlando Gutirrez y Carlos Alberto Montaner, quien la semana pasada qued descobijado cuando una investigacin del Miami Herald lo ubic en una lista de diez periodistas que durante aos cobraron en la "nmina" de la Oficina de Difusin sobre Cuba, que depende del Departamento de Estado.

El desacierto diplomtico de Arias al clamar por un cambio de rgimen en Cuba fue seguido por un incidente con el vicepresidente isleo, Carlos Lage, quien tras las declaraciones intervencionistas del mandatario tico lo calific de "mentiroso". En crculos diplomticos en Mxico se comenta que la compleja personalidad de Arias, su elevado nivel de ego, arrogancia, prepotencia, ambicin de poder y afn de protagonismo -el Premio Nobel no ha podido superar la frustracin de verse eclipsado por Fidel Castro- podran ser explotados por quienes, en el Departamento de Estado y el exilio anticastrista de Miami, buscan generar provocaciones para deslucir la cumbre del Noal. Claro que Arias podra volver a hacer el ridculo y sumar otro fiasco a su carrera.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter