Portada :: Mundo :: 14 Cumbre de No Alineados. Septiembre 2006. La Habana
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-09-2006

Carta abierta a los presidentes de la Conferencia de NOAL del lder de la guerrilla de las FARC
"Nos dirigimos a ustedespara pedirles que nos ayuden en la solucin poltica al conflicto social y armado que padecemos los colombianos"

Ral Reyes
Rebelin


Excelentsimo Seor Presidente
De la XIV Conferencia del Movimiento
de Pases No Alineados (MNOAL)
La Habana Cuba.

Colombia es un pas inmensamente rico, con tres cordilleras, segundo lugar en biodiversidad, costas en dos ocanos, todos los pisos trmicos y variados climas, con tierras frtiles que permiten una produccin agrcola durante todo el ao. Una poblacin de 44 millones de habitantes y un potencial econmicamente activo de gran laboriosidad que tendra, en condiciones de paz real, capacidad de producir lo suficiente para autoabastecerse y aportar, desde el punto de vista alimentario, a otros 60 millones de seres humanos que no tienen las mismas o similares posibilidades.
Pero venimos de una tragedia nacional, 60 aos de terrorismo de Estado y de mayor generacin de preocupaciones en la complejidad de la poltica internacional. Han sido etapas de grandes injusticias sociales, de creciente democraci! a restringida, tiempos de mayor dolor que se recrudecieron con la eleccin a la Presidencia de Colombia, del Dr. Mariano Ospina Prez, de filiacin conservadora. Iniciando ese periodo, 1946, se comenz una represin violenta contra la oposicin de entonces, fundamentalmente contra el liberalismo, lo que provoc una histrica protesta pacfica, que tuvo su ms grande expresin en la manifestacin del silencio, convocada por el lder del Partido Liberal Dr. Jorge Elicer Gaitn. La Plaza de Bolvar en Bogot, se llen, nadie lanz un grito, ni un viva, ni un abajo, slo habl Gaitn. Su discurso fue la Oracin por la Paz, no llam al odio, no llam al enfrentamiento, llamo a la reconciliacin, al entendimiento y a la paz.

El 9 de abril de 1948, Gaitn fue asesinado y hasta el da de hoy el magnicidio permanece en la ms absoluta impunidad, nadie sabe quin fue el autor intelectual, pues al autor material se dej que la multitud enardecida lo destrozara fsicamente, para ! que nadie supiera quin lo haba inducido o contratado. Llama ! la atenc in que la CIA, a 58 aos del hecho, no haya desclasificado los documentos sobre este magnicidio, pese a la gran incidencia que tuvo sobre el agitado desarrollo y an no bien analizadas conclusiones de la Conferencia Panamericana que en ese momento se reuna en Bogot.

Al pueblo colombiano le ha costado muy caro estos aos de desastrosos gobiernos. Fueron 300 mil compatriotas asesinados entre 1948 y 1953. Se conoce este periodo como el de la poltica oficial de "sangre y fuego". Hoy sigue la infame masacre.

Para entonces, la alta jerarqua liberal opt por el exilio y a los liberales de base les toc irse a la montaa, empuar las armas y combatir para defender las vidas, sus familias y proteger los pocos bienes que posean.

En el ao 1953 se gest el golpe militar, aparentemente orientado por el general Gustavo Rojas Pinilla, que una vez consolidado llam a las guerrillas a entregarse bajo el lema "Paz Justi! cia y Libertad". La mayora de guerrilleros que respondan a las directivas del Partido Liberal se entregaron, pero el resultado no fue la paz. Muy pronto el Gobierno militar convirti en enemigos a todos aquellos que tenan un pensamiento diferente al oficial y bajo los parmetros anticomunistas de la IX Conferencia Panamericana se bombardearon regiones campesinas en Villarrica Tolima, causando la muerte violenta a hombres, mujeres y nios.

En el ao de 1957 el general Rojas Pinilla fue obligado a abandonar el poder. El nuevo gobierno volvi a llamar a los guerrilleros a la paz y al trabajo. Estos aceptaron y regresaron a trabajar en las regiones campesinas de: Ro Chiquito, Marquetalia, El Pato y El Guayabero. All se produca: maz, pltano, yuca, caf, frijol, cerdos, ganado y aves de corral, entre otros productos agrcolas. Una parte de estos productos se consuman por los pobladores o se vendan en las ciudades vecinas, convirtindose en un aporte al desarro! llo del pas, pero en 1964 nuevamente fueron atacados por el Estado colombiano. El Ejrcito Nacional, siguiendo las orientaciones del Departamento de Estado de los Estados Unidos, quisieron arrasar estas regiones, temerosos de que fueran el germen de otra revolucin como la cubana.

Esta persecucin constante y sin precedentes es el origen de las FARC-EP, la guerrilla ms antigua del mundo, que obligados durante 6 dcadas de violencia oficial, han combatido contra un Estado injusto y violento, en el empeo de conquistar para el pueblo una paz digna con justicia social.

Durante todo este aciago periodo se han hecho varios intentos por conseguir la paz, hasta que en 1984 se firmaron los Acuerdos de la Uribe, una tregua y un cese bilateral de fuegos que dur hasta el 9 de diciembre de 1990, cuando fue rota por el presidente de la poca Csar Gaviria Trujillo, quien a mansalva, sin haber terminado la tregua, bombardeo Casa Verde, Sede del Secretariado de las FARC, el da en que los colombianos elegan la Asamblea Nacional Constitu! yente.
Producto de los Acuerdos de la Uribe naci la Unin Patritica, organizacin pluralista bien acogida por los trabajadores y la poblacin, en corto tiempo de campaa electoral eligi 14 congresistas, 17 diputados, 10 alcaldes y 135 concejales. La reaccin de la ultraderecha no se hizo esperar: dos de sus candidatos a la presidencia fueron asesinados: Jaime Pardo Leal y Bernardo Jaramillo. La mayora de los congresistas, diputados, concejales y alcaldes fueron asesinados, junto a ms de 4 mil dirigentes, activistas y simpatizantes del Partido Comunista y la Unin Patritica. Igualmente fueron asesinados los candidatos: Carlos Pizarro Len Gmez del M19 y Luis Carlos Galn Sarmiento del Nuevo Liberalismo, todos estos asesinatos han sido responsabilidad del Estado colombiano; por eso la Comisin Interamericana de Derechos Humanos, conden al Estado por el genocidio contra la Unin Patritica.

En un nuevo paso, por la bsqueda de la paz, el 7 de enero del ao 1999 se instalaron los dilogos en San Vicente del ! Cagun, Departamento del Caquet, entre el gobierno del Dr. Andrs Pastrana y las FARC-EP, pero paralelo a este importante proceso, los Estados Unidos, impusieron el Plan Colombia, plan de guerra dirigido a su vez contra la estabilidad de la regin suramericana. Tres aos ms tarde, el 20 de febrero del 2003, el presidente Pastrana daba abruptamente por terminados los dilogos, sin haber tenido en cuenta a los 28 pases amigos que apoyaban este nuevo esfuerzo de paz y sin haberle permitido al enviado del Secretario General de la ONU, James Lemoyne, desempear el papel de facilitador en que estaba empeado.

Durante el proceso 1999-2003, se avanz significativamente y se firm, por los comisionados del gobierno de Pastrana y las FARC, la Agenda Comn para el Cambio. Los puntos a discutir ya estn identificados y rubricados con la firma de las dos partes. Solo falta la voluntad del gobierno actual para reiniciar un dilogo que conduzca hacia la paz en Colombia y a la estabilidad regional.

Excelentsimos Presidentes y delegaciones del Movimiento de Pases No Alineados. Hacemos esta pequea sntesis histrica para mostrar que la guerrilla no es la responsable de la violencia, como lo pregonan el Gobierno de Colombia y los grandes medios de comunicacin que le son afectos.

Nos dirigimos a ustedes, no para pedirles que nos ayuden en la guerra, sino para pedirles que nos ayuden en la solucin poltica al conflicto social y armado que padecemos los colombianos desde hace seis dcadas.

Al presidente de Colombia, lvaro Uribe Vlez, le hemos reiterado pblicamente la propuesta que se le hizo desde el inicio de su primer gobierno, desmilitarizar dos Departamentos: el Putumayo y el Caquet y retomar la Agenda Comn por el Cambio para sentarnos con los partidos polticos, gremios econmicos, la Iglesia, movimiento Sindical y de masas en general, los militares, los estudiantes, los campesinos, los indgenas y otras minoras, para que! entre todos diseemos la nueva Colombia, la que todos queremo! s, soberana, digna, pujante, justa y en paz.
Para el Acuerdo Humanitario, de parte de las FARC-EP, existen propuestas concretas y realizables a la luz del Derecho Internacional, correspondiendo al Gobierno dar los pasos pertinentes para avanzar en su desarrollo y concrecin, lo que es esperado por la nacin, la Comunidad Internacional y los familiares de los prisioneros polticos y de guerra de las dos partes.
Estamos dispuestos a enviar delegaciones nuestras a conversar con sus gobiernos en sus pases, sobre nuestras propuestas para las salidas polticas, si contamos con garantas ciertas de sus partes; igualmente estamos dispuestos a recibir a sus delegados en nuestros campamentos para darles nuestra versin sobre el conflicto interno y explicarles nuestros esfuerzos y propuestas conducentes a conseguir la paz definitiva y duradera.

Atentamente,
!
Ral Reyes
Jefe de la Comisin Internacional de las FARC-EP.

Montaas de Colombia, Septiembre de 2006


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter