Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-09-2006

Entrevista con Percy Alvarado Godoy, el agente "FRAILE" de la seguridad del Estado cubano, infiltrado en el brazo armado de la Fundacin Nacional Cubano Americana, organizacin responsable de varios actos terroristas contra Cuba
Dilogo con un hroe annimo de la libertad

Dax Toscano Segovia
Rebelin


El 12 de septiembre de 2006 se cumpli un ao ms del secuestro de Gerardo Hernndez Nordelo, Ramn Labaino Salazar, Ren Gonzlez Sehwerert, Fernando Gonzlez Llort y Antonio Guerrero Rodrguez, combatientes internacionalistas cuya misin fue la de seguir los pasos de los terroristas de la gusanera de Miami para as evitar que se lleven a cabo las acciones criminales que desde territorio estadounidense planifican organizaciones como la FNCA, Comandos L, Cuba Independiente y Democrtica, Alfa 66, Comandos F-4, Brigada 2506, etc. contra el pueblo cubano y sus lderes polticos.

Esta entrevista realizada a Percy Alvarado Godoy, el agente "Fraile" de la seguridad cubana que desbarat los planes terroristas del brazo armado de la FNCA dirigidos por Posada Carriles en el ao 1994, con los cuales pretendan provocar la destruccin de diversas instalaciones tursticas, hospitalarias cubanas y la muerte de cientos de personas, constituye un sencillo homenaje a los cinco revolucionarios que, en las entraas del monstruo, hoy libran una nueva batalla contra el terror y la injusticia.

El da primero de mayo de 2006 acud a la Plaza de la Revolucin en La Habana-Cuba, al acto celebrado en homenaje a la clase trabajadora. Fidel, en un extenso discurso, denunci una vez ms la complicidad del gobierno norteamericano con la mafia terrorista de Miami, a la vez que emplaz a las autoridades de ese pas a que dijeran la verdad sobre la presencia de Posada Carriles en EE.UU.

No imaginaba entonces que ms tarde, en casa de una linda persona, la camarada Celia Hart, tendra un encuentro muy especial con los familiares de los cinco luchadores contra el terrorismo perpetrado por los criminales que Fidel haba denunciado en su discurso. La firmeza que irradian cada una de esas combatientes revolucionarias -madres, esposas, hijas- en medio del sufrimiento al que han sido sometidas por culpa del odio y la venganza del imperialismo y su injusto sistema judicial, demuestran la valenta, el amor y la dignidad del pueblo cubano.

En medio de este momento en el que confluan la alegra y la esperanza, la tristeza y la impaciencia, un hombre sencillo, amante de los tangos y los boleros cantaba para las personas reunidas en casa de Celia. En un momento pude acercarme a l y preguntarle su nombre: Percy me dijo, sin ninguna presuncin. Inmediatamente record que su imagen la haba visto en fotografas publicadas en la Internet. Se trataba de Percy Alvarado Godoy, combatiente de la seguridad cubana. Tuve la suerte de conocerlo personalmente, en su verdadera dimensin: la de un revolucionario dispuesto a entregar su vida en defensa de la Revolucin, de Fidel.
Percy accedi a responder a las siguientes preguntas, cuyo propsito es conocer a un hombre que, a decir de Bertold Brecht, es de los imprescindibles.

Primera Parte: Aspectos de tu vida

1. Cuntanos un poco acerca de tus orgenes, de tu familia.

Nac en el seno de una familia humilde, en Guatemala, el 18 de julio de 1949. Mis padres, directamente vinculados al proceso revolucionario que se desarroll en mi Patria, inculcaron a todos mis hermanos un slido antiimperialismo y un consecuente apego a la lucha del pueblo por su plena libertad.

Al ser destruida la Revolucin guatemalteca en 1954, march al exilio, a la Argentina, donde mi familia experiment una mayor fortaleza ideolgica y se definieron para siempre nuestros ideales de justicia. Exilio y pobreza, odio acrrimo a quienes destruyeron nuestro sueo redentor, fueron los patrones que marcaron mi infancia.

Luego vendra Cuba, en 1960, y la posibilidad de recuperar ese sueo cercenado. La Patria de Fidel nos acogi y aqu nos convertimos en constructores de la nueva y hermosa realidad, junto a los cubanos humildes y revolucionarios.

Padres e hijos nos hicimos milicianos. Cada uno combati y dio lo mejor de s a la Patria nueva que nos acogi solidaria en su seno. Aqu nos comprometimos a evitar que, como ocurri en Guatemala, el crimen contrarrevolucionario triunfara.

2. La tarea que t cumples implica dejar de lado cosas importantes e incluso alejarse de los seres queridos. Cmo asumiste t este compromiso vital para la Revolucin Cubana y qu cambios se produjeron en tu relacin con tus padres, amigos y otras personas?

Trabajar como combatiente annimo de los rganos de seguridad cubanos represent para m la valiosa oportunidad de reciprocar a Cuba, aunque fuera de manera modesta y secreta, su entrega solidaria a la causa de nuestros pueblos latinoamericanos. Mientras otros compaeros combatan al imperialismo en una trinchera abierta, a m me correspondi hacerlo en silencio y en el ms completo anonimato.

Si una vez pens que era fcil, e incluso idlica, esta forma de combatir, la vida me demostr que me equivoqu: asumir un rol de desafecto a la Revolucin, a las ideas de mis padres, signific un duro golpe para ellos y recibir de todos los que me conocieron el escarnio y el desprecio. Unos pocos compaeros conocan la verdad; el resto, la gran mayora de mis amigos y compaeros, me vieron como un traidor y un oportunista, corrompido por las ideas de nuestros enconados enemigos.

Mis padres murieron, dolorosamente, pensndome traidor a sus ideas. No pudo la vida vindicarme ante ellos, sino despus de muertos. Muchos aos despus que fallecieron, visit sus tumbas y, con lgrimas en los ojos, les cont toda la verdad. En ese momento duro y amargo, me acompaaron aquellos que me dirigieron en mis 22 largos aos de combate silencioso. Ellos estaban orgullosos de m y en este instante de pleno dolor, solo me satisfizo no haberle fallado a ellos y a Cuba, que era la mejor manera de honrar a mis padres y a mi propio pueblo latinoamericano.

3. Cules son los antecedentes de tu formacin poltica y revolucionaria? Quines te motivaron, qu te impulso a pensar y actuar como lo haces?

Si el duro exilio fue la cimiente de mi antiimperialismo y de mi entrega a la causa de los desposedos, Cuba represent la escuela ms hermosa y til en las que se formaron mis convicciones como revolucionario y comunista.

Un rol descollante lo desempearon mis padres, ejemplos permanentes que marcaron para m el derrotero de la justicia y la verdad. No puedo dejar de significar, sin embargo, que dos grandes hombres fueron mi fuente inspiradora y mis mejores maestros: Fidel y el Che.

4. Qu es lo que humanamente, en forma personal, te afectado ms en tu vida?

Pocas cosas me han afectado, salvo la muerte de mis padres y de otros compaeros de combate. No niego, sin embargo, que sobre m pesa el hecho de no haber podido entregar ms de m a la causa de Cuba y de nuestros pueblos.

Personalmente, me ha afectado el tener que haber abandonado mi trabajo annimo por razones justificadas: la necesidad de Cuba de denunciar el terrorismo que se lleva a cabo desde Estados Unidos por parte de la mafia contrarrevolucionaria de Miami.

Me ha afectado tambin el destino de mis hermanos de lucha y de trinchera, los Cinco Hroes cubanos, quienes sufren injusta prisin en crceles norteamericanas. Me duele que luego de haber combatido denodadamente al terrorismo, la intolerancia y el odio visceral de quienes se proclaman luchadores contra el terrorismo, les paguen su sacrificio con prisin y sadismo. Mi dolor, a pesar de todo, se ve recompensado por la solidez de sus convicciones, por su propio optimismo y su fe en la victoria.

Cuando pienso que me podra haber ocurrido la misma suerte que a ellos, pienso que no debe haber un solo minuto de mi vida que desperdicie si no lo empleo en la lucha por liberarlos.

5. Cul es la dificultad ms grande que has tenido en tu tarea revolucionaria?

Haber tenido cerca de m a asesinos como Luis Posada Carriles y Gaspar Jimnez Escobedo y tener que confabularme con ellos, aunque fuera solo en apariencia, para planificar atentados contra Cuba. Con ellos, y con sus socios terroristas de la Fundacin Nacional Cubano Americana, planifique atentados con explosivos contra seres inocentes; particip en planes de atentado contra quien era para m fuente de inspiracin y respeto: Fidel. Tuve que ocultar de ellos mi odio y mi desprecio, y solo me reconfort el saber que, estando yo all, garantizaba que todos sus planes estuvieran de antemano destinados al ms rotundo fracaso.

6. Cmo te ve la gente hoy, tus amigos, tu entorno?

No puedo sustraerme al hecho de que la gente que me rodea, mi pueblo, me ve con admiracin y respeto. Ello me obliga en cada acto cotidiano de mi vida a no fallarles, pues yo ya no me represento a m mismo. Hoy Percy Alvarado representa a los miles de combatientes callados y annimos que combaten a nuestros enemigos y el pueblo espera de m que me mantenga como un ejemplo ante l.

Te confieso que no hay nada ms difcil que despertar admiracin y ser una figura pblica. Ello ha puesto a prueba a mi persona y s que sta delicada prueba solo se pasa teniendo la certeza que el herosmo personal de uno es demasiado pequeo en comparacin con el herosmo colectivo de nuestros pueblos.

7. La propaganda del imperialismo y la contrarrevolucin cubana sealan constantemente que personas como t son espas asalariados del rgimen castrista que les compra con dinero y lujos para que lleven a cabo sus actividades. Qu dices t de estas afirmaciones?

Nosotros, los combatientes revolucionarios de la seguridad cubana, somos la anttesis de James Bond. No contamos con los presupuestos millonarios de la CIA ni de las otras agencias de espionaje. No recurrimos a tcnicas sofisticadas ni contamos con recursos exagerados capaces de asombrar a la imaginacin. Tampoco somos superhroes. Somos hombres sencillos, movidos por frreas convicciones, por un amor entraable a nuestra Patria y un respeto infinito a Fidel y al Partido.

Nos mueve la solidaridad y la abnegacin. No vemos desafo mayor que no sea el poder descubrir a tiempo un plan enemigo que pueda arrebatarle la vida a nuestros coterrneos y a cualquier inocente en el mundo.

La entrega a nuestra causa es tal, que jams hemos recibido salarios millonarios, ni lujos, ni prebendas, a cambio de lo que hacemos. Casi siempre financiamos nuestra actividad con el fruto de nuestro trabajo personal y el dinero con el que nos premia el enemigo lo aportamos a las arcas de nuestro gobierno para que sean empleados en beneficio del pueblo.
En mi caso personal, me place no haberle pedido a Cuba nada material a cambio de lo que hice por ella, pues tengo la plena certeza de que ni mil agentes Fraile podran pagarle a ella la deuda contrada por nosotros con su solidaridad hacia nuestros pueblos.

El motivo de mayor orgullo para nosotros es ser parte indisoluble del pueblo: el nico y verdadero hroe en esta historia.

8. Le han puesto precio a tu cabeza?

Mis enemigos, a la usanza de la mafia siciliana, no perdonan. Verme muerto sera para ellos un gusto que no pienso darles. No importa el precio que pretendan pagar por mi cabeza. Lo importante es que mientras menos me perdonen, significa que lo hecho por m fue importante para nuestra causa.

Segunda Parte: Sobre tu tarea revolucionaria

1. Cules han sido tus principales acciones para desbaratar los planes del enemigo?


Durante los 22 aos de trabajo clandestino dentro de las filas del enemigo mucho me toc hacer. Los primeros 16 aos de esa labor me enfrentaron a servicios profesionales cuya misin era destruir a la Revolucin Cubana. Fue un trabajo lento, lleno de paciencia, pero recibimos frutos importantes en la medida que contribuimos a evitar planes sumamente peligrosos que ponan en juego la vida de nuestros lderes y la existencia de la Revolucin.

Fue indudablemente una valiosa escuela para m pues contribuy al desarrollo de muchas capacidades y habilidades que luego empleara en mi labor contra los grupos terroristas radicados en la Florida.

A partir de los ochenta comienzo a visitar Miami e interaccionar con las principales organizaciones contrarrevolucionarias radicadas all, entre las que se destacaron Comandos L, la Fundacin Nacional Cubano Americana (FNCA), as como Cuba Independiente y Democrtica (CID).

En todos los casos, luego de una delicada labor de penetracin, capt la confianza de sus principales lderes, quienes vieron en m a un confiable ejecutor de sus macabros planes contra Cuba.

En sentido general, mi labor consisti en realizar estudios para ejecutar sabotajes con explosivos y medios incendiarios en oficinas gubernamentales, termoelctricas, centrales azucareros, refineras de petrleo, hospitales y otros importantes objetivos. En varias oportunidades se me encarg realizar personalmente dichos sabotajes en hoteles de la Habana y Varadero, as como en el famoso cabaret Tropicana. Fui entrenado para esos propsitos por terroristas de la FNCA y por Luis Posada Carriles y Gaspar Jimnez Escobedo.
Como tarea principal se me orient estudiar los desplazamientos del Comandante en Jefe, Fidel Castro, y analizar la posibilidad de ejecutar dos atentados contra su persona.

2. Si bien es cierto que una persona que va a cumplir tareas de seguridad contra terroristas connotados debe prepararse en todo nivel, es posible que en ocasiones el miedo a ser descubierto se manifieste, al igual que el odio hacia un enemigo que se sabe causa muerte y destruccin. Cmo enfrentar esto?

Confieso que el miedo es un estado recurrente en esta labor, as como la permanente preocupacin por la propia vida. Somos hombres de carne y hueso, capaces de experimentar temor y otras flaquezas propias del hombre normal y corriente. Sin embargo, el hecho ms sobresaliente en todo esto es que las convicciones y, contradictoriamente, el amor profundo a la vida, nos compelen a sobreponernos al miedo y dar de nosotros lo mejor de s en circunstancias de extremo peligro. La muerte y el peligro, pues, pueden vencerse con disciplina, serenidad y confianza en uno mismo y en sus jefes.

La parte ms importante de nuestra personalidad: las convicciones y motivaciones, debe ser ocultada en lo ms profundo de nuestros corazones. Debemos desdoblarnos en otra personalidad y convivir con aquellos que odiamos y combatimos.

Si un agente deja aflorar sus odios pone en peligro la misin que realiza y puede cometer un imperdonable error cuyas consecuencias pueden afectarlo no solo a l sino a su propio pueblo.

3. Cruz por tu mente ajusticiar a los criminales que como Posada Carriles, tuviste que enfrentar?

Cuando uno est frente a Posada Carriles y a otros asesinos, no puede sustraerse de pensar en sus vctimas, hijos queridos de mi pueblo. No puede sustraerse de la huella dolorosa que han dejado tras de s. Sin embargo, con aplomo y serenidad, uno evita exteriorizar esos pensamientos.

Confieso que pas por mi mente en muchas ocasiones aplicar contra ellos la justicia revolucionaria, pero luego pensaba que sera un error imperdonable de trabajo. Algn da, se piensa entonces, con la lgica necesaria, la justicia les cobrar cuentas. Nos satisface que, con lo que hacemos, estamos ayudando a destruirlos. Eso reconforta cualquier desazn momentnea.

4. Cules son los mviles fundamentales para el proceder de los terroristas de la gusanera de Miami. Cmo los describiras?

En casi todos ellos persiste un odio visceral a la Revolucin y a Fidel. Son, por tanto, enemigos ideolgicos de la Revolucin y capaces de recurrir al asesinato y al terrorismo para lograr sus objetivos polticos. Sin embargo, en ellos se conjuga ese odio irracional con otras deformaciones no menos peligrosas: una ambicin desmedida, ansias de protagonismo y un acendrado oportunismo poltico. Esa mezcla, por tanto, los hace dainos y peligrosos.

Contribuye a acrecentar su odio contra Cuba la permanente frustracin por haber sido incapaces de destruir al proceso revolucionario.

Odio e impotencia, irracionalidad y crueldad, ambicin y oportunismo, criminalidad y salvajismo, son los atributos de estos terroristas.

5. Los llamados disidentes mantienen relaciones con las organizaciones terroristas que efectan sus acciones criminales contra Cuba?

Est ampliamente demostrado que las organizaciones terroristas radicadas en Miami como la Fundacin Nacional Cubano Americana (FNCA), el Consejo para la Libertad de Cuba (CLC) y otras, son quienes financian, junto al gobierno norteamericano, a los escasos mercenarios que constituyen una irrisoria quinta columna contrarrevolucionaria dentro de Cuba.

Estas personas, movidas en su gran mayora por la ambicin material y el oportunismo poltico, montan patraas sobre persecuciones, distorsionan la realidad y son la base del tinglado de falsas acusaciones sobre la democracia y los derechos humanos en la Isla.

Muchos de los terroristas de probada criminalidad como Pepe Hernndez, Luis Ziga, Jos Basulto y otros, envan dinero y medios a los "disidentes" anticubanos para que inventen falacias sobre la realidad cubana. Ellos son parte del juego sucio contra Cuba y desempean traidoramente ese detestable papel.

6. Estas organizaciones criminales actan por cuenta propia o es el gobierno norteamericano el que les brinda su total respaldo? Qu papel desempea el FBI en esto?

Estas organizaciones han sido usadas durante las ltimas cuatro dcadas como instrumentos para ejecutar la guerra sucia norteamericana contra Cuba. Sus miembros fueron entrenados por la CIA y otras agencias norteamericanas y, por tanto, existen fuertes compromisos entre la Casa Blanca y la mafia contrarrevolucionaria de Miami.

Las criaturas terroristas del Frankestein yanqui han cometido, incluso, graves hechos criminales dentro de territorio norteamericano como son 35 asesinatos y ms de 300 atentados con explosivos y medios incendiarios. Qu se hizo para detenerlos? Nada.

La impunidad de que gozan, fruto del antiterrorismo pervertido de los Estados Unidos, as como la consciente ceguera del FBI, hace a estos grupos ms perjudiciales y peligrosos que las redes de Al Qaeda.

Tercera Parte: Tu postura poltica frente a determinados acontecimientos y hechos.

1. Cul es tu anlisis de las acciones emprendidas por los EE.UU. a partir del 11 de septiembre de 2001 para supuestamente luchar contra el terrorismo?


Con la justificacin de responder al hasta ahora dudoso y controvertido ataque terrorista del 11 de septiembre a los Estados Unidos, por parte de supuestas clulas de Al Qaeda, la Casa Blanca ha desarrollado una guerra sucia contra los pueblos del mundo, como en los casos de Afganistn e Irak, con la que esconde el propsito de dar rienda suelta a sus apetencias imperiales y geopolticas. Detrs de un cacareado y cuestionado antiterrorismo, EE.UU. no ha hecho otra cosa que despertar un hegemonismo a ultranza para favorecer a los monopolios del complejo militar industrial y a la ultraderecha norteamericana.

Mucho queda por descubrir detrs de esta madeja acelerada de acontecimientos polticos, de intervenciones descaradas y de irrespeto a la opinin pblica internacional, en que la unipolaridad deambula a sus anchas por el mundo.

Bsquese riquezas naturales, sobre todo petrleo, y all estar Estados Unidos interviniendo descaradamente, sembrando muerte tras su paso.

A partir del 11 de septiembre, la Casa Blanca hizo del terrorismo de estado a nivel internacional su poltica usual y permanente.

2. Posada Carriles est preso en EE.UU. nicamente acusado de ingresar ilegalmente al pas. Qu puedes decirnos respecto a este caso?

Los histricos compromisos de las administraciones norteamericanas con la mafia cubano americana de Miami, condicionan el papel de la justicia de ese pas con respecto al caso de Luis Posada Carriles.

Negndose a entregarlo a naciones como Cuba y Venezuela, en las que este terrorista tiene cuentas pendientes por los crmenes que ha cometido, EE.UU. busca solucionar este caso sin comprometerse aparentemente.

Con plena conviccin de su peligrosidad como terrorista, as como de su entrada ilegal a territorio norteamericano, en franca violacin de sus leyes migratorias, la administracin yanqui se ve comprometida una vez ms en un acontecimiento que cuestiona la esencia de su supuesto antiterrorismo.

Si los Estados Unidos, a fin de cuentas, conceden asilo poltico a un criminal de tamaa catadura, sobre ellos caer el repudio internacional.

3. Los cinco internacionalistas cubanos: Gerardo, Ramn, Fernando, Ren y Antonio continan secuestrados en crceles estadounidenses por haber cumplido tareas similares a las que t llevaste a cabo cuando infiltraste a la organizacin criminal armada de la Fundacin Nacional Cubano Americana (FNCA). Cul es tu apreciacin de la situacin actual de ellos y cules crees que deben ser las tareas que debemos emprender para lograr su liberacin?

El juicio contra los Cinco es, sin tapujos, una de las mayores injusticias que se han cometido dentro de jurisprudencia norteamericana y este hecho, en s, pone para siempre en tela de juicio a la justicia de ese pas pues, luego de un juicio amaado y plagado de irregularidades, se les conden a penas exageradas queriendo con ello no solo castigarlos de manera personal, sino volcar sobre sus personas el odio acumulado contra Cuba y la impotencia por no haber podido destruir a la Revolucin que ellos dignamente representan.

La mafia terrorista de Miami vio en peligro, con la labor de estos hombres valientes y desinteresados, la impunidad de la que gozan para fraguar atentados y crmenes. Por ello, todo intento por excarcelarlos o someterlos a un juicio justo, recibir de los terroristas obstculos y traspis, deformando su verdadero papel en la lucha contra el terrorismo.

Creo que la batalla es larga, pero albergo la esperanza de que la verdad triunfar ms temprano que tarde y podrn volver a la Patria que los espera con optimismo y anhelo. Sin embargo, esta batalla es una batalla de ideas en defensa de la verdad y solo es posible ganarla mediante la denuncia y el esclarecimiento de su situacin.

Cada da que se desnuda el papel de terroristas como Luis Posada Carriles, Santiago lvarez, Osvaldo Mitad, Robert Ferro y otros, la batalla por la verdad favorece a nuestros compaeros.

En mi caso personal, no descansar en la lucha por denunciar tal atropello y lo har con el mismo entusiasmo y conviccin con que un da ocup el lugar junto a ellos en la honrosa trinchera de los hroes annimos de la Patria.

4. Israel lleva adelante una poltica militarista en Medio Oriente con el mismo justificativo que lo hace Estados Unidos para agredir a Afganistn, Irak y otros pases: la lucha contra el terrorismo. Cul es tu anlisis de la agresin sionista contra el pueblo palestino y libans?

Con el apoyo incondicional de Estados Unidos, Israel desempea el cuestionable y bochornoso papel de pen de la geopoltica norteamericana en el Medio Oriente.

Duele sobre manera que un pueblo que conoce el genocidio y sufri incontables atrocidades en la Segunda Guerra Mundial, como el pueblo judo, acepte que sus gobernantes asesinen y mutilen indiscriminadamente a nios, mujeres, ancianos y hombres palestinos.

El reciente ataque al Lbano y la agresin permanente contra Palestina son captulos que solo ganaremos en la medida en que denunciemos la esencia de esa agresin, sus verdaderas razones, y seamos capaces de apoyar incondicionalmente a esos heroicos pueblos.

Creo, gstele a quien le guste, que la prepotencia e impunidad de Israel tiene tambin otro culpable: la incapacidad de los gobiernos rabes de unirse y enfrentar la agresin, su abulia ante tanto crimen cometido contra un pueblo hermano y, sobre todo, su incapacidad de vencer viejas e inconsistentes divisiones.

5. El escritor Alfonso Sastre seala que es incorrecto calificar como terroristas las acciones que llevan adelante grupos de resistencia contra una fuerza invasora. Sastre nos invita a desarrollar el oficio de Eurpides, es decir la capacidad de descubrir las causas efectivas que producen determinados acontecimientos. Podemos en este sentido calificar como terroristas a palestinos y libaneses y a los sionistas y marines norteamericanos como vctimas?

Uno de los trminos que ms ha sido sometido a matices e interpretaciones ideolgicas lo es el trmino del terrorismo. Es fcil endilgarle a la lucha de los pueblos por su liberacin y a la resistencia popular contra la agresin fornea el epteto de terrorista. Mucho ms fcil an, apoyndose en el control meditico, deformar lo justo de esas luchas y satanizarlas descaradamente.

Con independencia de que algunas organizaciones rabes desarrollaron en algn momento acciones de dudoso carcter, es cierto que las mismas fueron respuestas al terror indiscriminado impuesto por los ocupantes.

La gran mayora de los palestinos y libaneses odian al terrorismo, no lo apoyan. La causa principal de ello es que han sido vctimas inocentes del terrorismo norteamericano e israel. Por ello, es totalmente incierto que esa lucha contra la ocupacin sionista y norteamericana tenga carcter terrorista, pues es una genuina y lgica respuesta al ocupante y al agresor.

Cuarta Parte: Cuba

1. Cul consideras t que es el porvenir de la Revolucin Cubana?


Siempre he sido un hombre optimista y he tenido fe absoluta en el futuro de la Revolucin Cubana. El hecho mismo de que las nuevas generaciones estn seriamente comprometidas con Fidel y con el Partido, con su Revolucin, garantiza la continuidad de este hermoso proceso.

Cuba seguir adelante an despus de que puedan faltarnos fsicamente Fidel y otros compaeros; seguir adelante el socialismo, pues estas verdades estn enraizadas en el pueblo, quien las ha hecho suyas.
Sin embargo, si alguna vez la irracionalidad de los gobernantes norteamericanos apuesta por una agresin contra nuestra Patria, la historia de la humanidad conocer la ms ejemplar y heroica resistencia que pueblo alguno haya ofrecido al agresor. Cuba sabr defenderse entonces y cada uno de nosotros estar all, indudablemente: en la primera lnea de combate.

2. El anticastrismo de Miami sali a celebrar por adelantado la muerte de Fidel. Para disgusto de ellos, el Comandante se va restableciendo y nuevamente estar de pie en el campo de batalla. Sin embargo algn da Fidel desaparecer fsicamente. Qu pasar en Cuba tras su muerte?

La respuesta a esta pregunta es vlida con la anterior. La continuidad de la Revolucin est dada por el hecho de que las nuevas generaciones se han incorporado plenamente al proceso, lo que representa un fenmeno sociolgico que no ha ocurrido de la misma manera en las filas de la contrarrevolucin. Como se puede apreciar, hoy en da, las personas jvenes que radican en Miami piensan, primero que todo, en insertarse en la vida norteamericana y resolver sus problemas econmicos. Solo una parte de esos cubanos, los comprometidos ideolgicamente a la contrarrevolucin, que han pasado dcadas aorando la destruccin de nuestro proceso, son los que imaginan una Cuba sin Fidel, en la que se enseoreen nuevamente junto a la miseria, el latifundio, la explotacin, la exclusin social y otros males dejados atrs en Cuba.

3. Consideras t que el socialismo es una alternativa vlida para los pueblos del mundo?

El capitalismo se ha convertido cada vez ms en un sistema sin futuro. Solo los altos niveles de desarrollo de las fuerzas productivas experimentados en los ltimos tiempos y los adelantos cientfico tcnicos le han permitido perpetuarse un tiempo ms. Sin embargo, por ser un rgimen cada vez ms explotador y marginal de las grandes masas populares, por basarse en la injusticia social, en la depredacin irracional de los recursos, en un consumismo obcecado y cada vez ms limitado a unos pocos, as como en una distribucin cada vez ms injusta de la riqueza, encierra profundas e insalvables contradicciones que darn, irremediablemente, al traste con l.

Slo el socialismo, capaz de garantizar un desarrollo armnico de las fuerzas productivas y de garantizar niveles ms justos de distribucin de la riqueza, puede ser la esperanza de la humanidad.

Cada pas debe construir el socialismo dentro del marco de sus condiciones concretas y esa es la clave de su factibilidad.

4. Con una palabra o frase corta define tu lo siguiente:

. Che: estrella que ilumina con ms fuerza.
. Barba Roja: luchador consecuente.
. Fidel: gua.
. Bush: terrorista.
. Amor: lo que nos mueve.
. Amistad: solidaridad sin tacha.
. Vida: oportunidad de ser til.
. Muerte: pequeo tropiezo.
. Patria: madre enorme que nos cabe en el corazn.
. Internacionalismo: amor a los dems, sin frontera ni condiciones.

5. Qu es lo ms hermoso que la Revolucin Cubana ha dado y te ha dado?

A los cubanos les ha dado la salvacin luego de siglos de miseria y explotacin.

A los pueblos del mundo les ha dado la confirmacin de que un mundo mejor es posible.

A m, personalmente, me ha dado la oportunidad de ser til y un compromiso de ser mejor cada da.

En resumen, Revolucin Cubana es una gran deuda con los dems que se agranda en el corazn y nos impele a pagarla con la entrega cotidiana.

[email protected]


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter