Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Israel embiste al Lbano
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-09-2006

Un comandante israel denuncia que cerca de 1.200.000 submuniciones fueron esparcidas por las bombas de racimo, mientras que varios soldados dicen que se us tambin fsforo blanco
En el Lbano hemos cubierto aldeas enteras con bombas de fragmentacin

Monica G. Prieto
EL MUNDO


Las revelaciones del comandante de una de las unidades que participaron en la ofensiva contra el Lbano indican que Israel lanz 1.800 bombas de racimo y de fragmentacin, conteniendo 1,2 millones de submuniciones de alto poder explosivo incapaces de distinguir entre objetivos civiles y militares.

Adems, varios soldados han denunciado el uso de bombas de fsforo blanco, un elemento qumico usado como agente incendiario responsable de quemaduras mortales. Las leyes internacionales prohben el uso de armamento que cause un dao excesivo y un sufrimiento innecesario entre las poblaciones, lo que incluye, segn muchos expertos, las dos mencionadas. Sin embargo, un juez israel estipul el da 8 que el Ejrcito hebreo s puede emplearlas. La Ley internacional no impone una prohibicin absoluta y exclusiva en el uso de las bombas de racimo o de fsforo. En lo que se refiere a la legalidad, no estn prohibidas.

Legales o no, los remordimientos por su uso han llevado al comandante en la reserva de una unidad de lanzaderas de misiles, llamado a filas durante la guerra, a enviar una carta al ministro de Defensa israel, Amir Peretz, en la que protesta por el empleo de bombas de racimo, segn revel el peridico Haaretz. En el Lbano, hemos cubierto aldeas enteras con bombas de fragmentacin. Lo que hemos hecho all es demencial y monstruoso, indicaba el oficial.

Caones de artillera


El diario Haaretz indicaba que los caones de artillera de 155 milmetros tambin dispararon proyectiles de este tipo, por lo que el nmero de bombas lanzadas puede ser mayor que el denunciado por el comandante. Segn el oficial, el uso masivo de esta municin se realiz pese a saber que es muy imprecisa y que un alto porcentaje de la misma no explota, convirtindose en minas. Se estima, segn el diario, que un 40% de las bombas lanzadas, casi medio milln de proyectiles en total, ha quedado esparcidas en el Lbano.

Dado que no tenemos control sobre las bombas sin explotar, no controlamos a quin pueden herir. Tarde o temprano explotarn en manos de la gente, relataba el comandante en la misiva a Peretz.

Segn la carta, dada la imprecisin de las bombas, los altos mandos ordenaron inundar la zona con ellas. En una ocasin, rememoraba el comandante, se orden emplearlas en los alrededores de una aldea a primera hora de la maana. Nos dijeron que era una buena hora, porque la gente sala de las mezquitas y los proyectiles podran hacerles cambiar de opinin.

Segn este oficial, durante su servicio militar se le inform de que este tipo de proyectiles, apodados armas del Juicio Final, slo podan ser usados en una guerra a gran escala.

A sus imputaciones se sumaron las de varios soldados de artillera que, segn Haaretz, dieron fe del empleo de fsforo blanco. Segn las denuncias, el uso de ambas armas se realiz mayoritariamente en los ltimos 10 das del conflicto. Por otro lado, el general Udi Adam, responsable del Comando Militar Norte de Israel, se converta ayer en el primer alto mando que dimita por la gestin de la ofensiva del Lbano. Las desavenencias de Adam y Dan Halutz, jefe del Estado Mayor, se pusieron de manifiesto en plena guerra, cuando Halutz nombr a su segundo, Moshe Kaplinski, como supervisor de Adam, ya que, segn varios analistas, era considerado demasiado prudente en su estrategia hacia Hizbul.

Ayer, el ministro de Infraestructuras Benjamin Ben Eliezer invit a Halutz a que siguiera el ejemplo del general Adam, porque l mismo admite que no estaba preparado para esta guerra.

El diputado laborista Ami Ayalon, aspirante a suceder a Peretz en la direccin del partido, afirm que tambin el ministro de Defensa debera cambiar de funciones en el seno del Gobierno. El general Adam no debe ser el nico en pagar las consecuencias por los errores cometidos. Hay polticos que son responsables, y creo que Peretz necesita asumir sus responsabilidades y dimitir, asegur.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter