Portada :: Mundo :: 14 Cumbre de No Alineados. Septiembre 2006. La Habana
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-09-2006

No Alineados: buscando la identidad perdida

Augusto Zamora R.
El Nuevo Diario


La XIV Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno del Movimiento de Pases No Alineados, que se celebra en La Habana, comparte protagonismo con la expectacin internacional que despierta la salud del presidente de Cuba, Fidel Castro. Por momentos, genera ms atencin esta circunstancia que la propia cumbre, lo que da fe, por una parte, del tremendo atractivo noticioso del dirigente cubano y, por otra, del escaso conocimiento que se tiene en Occidente de un movimiento que agrupa a 116 Estados, es decir, a dos tercios de los miembros de la Organizacin de Naciones Unidas.

Nacido en 1961, como resultado de la Conferencia de Bandung, celebrada en 1955, los No Alineados (NO-AL en su propia terminologa) nacieron con el ideal de permanecer al margen del enfrentamiento Este-Oeste. Se sostenan en la conviccin de que sus problemas e intereses, como pases emergentes del proceso de descolonizacin impulsado por NNUU, poco o nada tenan que ver con el conflicto entre las grandes potencias. Se convirtieron, desde su fundacin, en grandes promotores de la lucha anticolonialista y en impulsores de un Nuevo Orden Econmico Internacional, adems de conductores del inmenso proceso de desarrollo del Derecho Internacional que tendr su epicentro en la organizacin mundial.

Fueron el mayor foro del llamado Tercer Mundo y a los NO-AL acudan los pases para recabar apoyo en sus luchas por la independencia y la autodeterminacin. La actividad desarrollada en su poca de gloria llev a EEUU y Europa a demonizarlo y temerlo, pues su abrumadora mayora impona sin problemas sus tesis en la Asamblea General de la ONU. El apartheid, la OLP, el Sahara, las colonias portuguesas, Cuba, la revolucin sandinista todos hallaban en los NO-Al el apoyo poltico, moral y legal necesario para enfrentar las polticas imperiales.

No pudieron, en cambio, consolidarse como foro efectivo en campos tan relevantes como el econmico y nunca han logrado resolver las profundas divergencias ideolgicas entre sus miembros. A los NO-AL pertenecen por igual Marruecos y Corea del Norte, Guatemala y Cuba, Paquistn e Irn. Tales divergencias determinaban su fracaso al abordar asuntos que afectaban seriamente a aliados estratgicos, fueran stos EEUU o la URSS, o que chocaran con sus compromisos militares o geopolticos.

El fin del proceso descolonizador y luego del mundo bipolar, con la desaparicin de la URSS, los priv de sus seas fundamentales de identidad. A partir de 1991, los NO-AL se sumieron en una grave crisis, de la que esperan salir en esta cumbre de La Habana, definiendo nuevos objetivos y propsitos. Uno de ellos ser, segn las propuestas presentadas, revitalizar los objetivos econmicos y sociales, abandonados desde el fracaso de la conferencia por un Nuevo Orden Econmico Mundial; un objetivo considerado esencial, a causa de los estragos que la globalizacin est causando en los pases pobres. Otro es crear un frente comn frente al unilateralismo de EEUU y las guerras de Occidente contra pases islmicos. La reforma de Naciones Unidas ocupa tambin un papel central, especialmente respecto al funcionamiento del Consejo de Seguridad.

Aunque desde Europa se les aprecie poco, es deseable su revitalizacin porque, como ha sealado el vicecanciller cubano, el movimiento NO-AL ha sido siempre un mecanismo destinado sobre todo a la aplicacin de los principios del Derecho Internacional". Algo deseable, en un mundo convulso y perplejo donde los caones y misiles han desplazado de su lugar a polticos, diplomticos y juristas.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter