Portada :: Argentina :: 30 aos por la verdad y la justicia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-09-2006

Indultos a represores a punto de anulacin

Marcela Valente
IPS


Un fallo del tribunal de casacin de Argentina allan este viernes el camino para que la Corte Suprema de Justicia anule finalmente los indultos a jefes militares de la ltima dictadura, otorgados hace ms de 15 aos por el entonces presidente Carlos Menem.

La Cmara Nacional de Casacin Penal, que es la mxima instancia en su fuero, declar "inconstitucional" el indulto al ex general Santiago Omar Riveros, quien se desempe como comandante de Institutos Militares durante el rgimen dictatorial que se extendi de 1976 a 1983.

Ahora la Corte Suprema de Justicia, cuya jurisprudencia se orient ya a declarar inconstitucionales las normas o medidas que amparaban los responsables de delitos contra la humanidad, est en condiciones de fallar sobre este tema.

De hecho, hace 14 meses, la Corte le haba remitido a la Cmara dos expedientes, entre ellos el de Riveros, para que se pronunciase antes de adoptar una decisin.

"Estamos muy satisfechas con esta decisin", dijo a IPS Hebe de Bonafini, presidenta de la Asociacin Madres de Plaza de Mayo, que representa a un grupo de mujeres cuyas hijas e hijos fueron secuestrados y desaparecidos por la dictadura militar.

"Esperamos que se anulen todos los indultos y que se pueda condenar a todos los responsables de violaciones de los derechos humanos de esa poca, sean militares, civiles o religiosos", opin la mujer.

Bonafini y otras madres se haban reunido este ao con miembros de la Corte Suprema de Justicia para solicitar que se acelere la anulacin de los indultos, pero los magistrados derivaron el pedido a Casacin Penal.

Asimismo, el presidente Nstor Kirchner, durante la conmemoracin del golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 que dio paso a la dictadura, advirti que no sera l quien anulara el perdn con un nuevo decreto.

"Hay que esperar que la justicia determine la validez o, como pienso yo, la inconstitucionalidad de los indultos", explic entonces Kirchner. "No puedo yo anular por decreto un decreto anterior", explic el gobernante del sector centroizquierdista del Partido Justicialista (peronista).

El indulto fue otorgado en dos etapas por Menem (1989-1999), del mismo partido que Kirchner pero ubicado en las antpodas ideolgicas.

Una primera tanda dej libres en 1989 a oficiales de la dictadura condenados o en proceso de serlo por violaciones a los derechos humanos y que no haban sido amparados por las llamadas leyes del perdn, la de "punto final" de 1986 y la de "obediencia debida" de 1987. Tambin hizo lo propio con los cabecillas de los frustrados alzamientos militares de 1987 y 1988.

La segunda etapa, en 1990, benefici a los ex jefes de las juntas militares de gobierno y a civiles destacados de la dictadura, as como a algunos ex guerrilleros.

Pero desde 2000 comenz a virar la jurisprudencia. Primero, los jueces de primera instancia avanzaron en los pedidos de inconstitucionalidad de las leyes del perdn que alejaron de los tribunales a los represores, hasta que, luego, la Corte Suprema aval esos fallos.

Paralelamente a ese proceso, desde 2004 se registraron cuatro sentencias de jueces federales en las que fue declarado inconstitucional tambin el indulto. Posteriormente, distintas cmaras de apelacin confirmaron esos dictmenes en dos casos.

Todos los procesos se mantenan frenados en las diversas salas de la Cmara Nacional de Casacin Penal, hasta que este viernes uno de los tribunales se pronunci en el llamado caso "Riveros, Santiago, por privacin ilegal de la libertad, homicidio, y otros".

Los jueces sostuvieron que, antes de conceder el perdn presidencial, "se debieron haber tenido en cuenta las previsiones de los tratados sobre derechos humanos que haban sido firmados y aprobados por autoridades del pas".

Esos tratados declaran la imprescriptibilidad de los delitos de lesa humanidad, a los que adems se considera crmenes que no pueden ser objetos de amnista o indulto.

Como jefe de Institutos Militares, Riveros estuvo a cargo de la seccin militar con epicentro en Campo de Mayo, ubicado en la oriental provincia de Buenos Aires en las cercanas de la capital del pas. Ese cuartel fue uno de los ms grandes centros clandestino de detencin ilegal del rgimen.

Riveros fue responsable de las operaciones represivas de su zona entre 1976 y 1979, incluida la actividad del Hospital Militar de Campo de Mayo, donde hubo ocho nacimientos clandestinos, precis ante IPS Alberto Pedroncini, abogado de organizaciones humanitarias.

Esas personas nacidas durante el cautiverio de sus padres an permanecen desaparecidas en manos de familias apropiadoras o que le fueron entregados los bebs sin saber su procedencia.

Este militar, hoy de 82 aos, ya cumple prisin preventiva acusado de delitos relacionados con su actuacin en Campo de Mayo, por la causa del Plan Cndor, la coordinacin represiva de dictaduras del Cono Sur de Amrica, y por apropiacin ilegal de menores.

Asimismo, Riveros fue enjuiciado en ausencia en 2004 por un tribunal de Italia, que lo sentenci a prisin perpetua por el secuestro y desaparicin forzosa de ciudadanos originarios de ese pas durante la dictadura en Argentina.

Una vez conocido el fallo de la Cmara de Casacin, los abogados defensores del imputado anunciaron que acudirn a la Corte Suprema de Justicia, que ser la que finalmente siente posicin sobre el indulto, en este y en los casos que sigan.

Segn el abogado Florencio Varela, representante de Riveros y de otros ex jefes militares, el fallo "afecta la seguridad jurdica" porque anula el beneficio otorgado.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter