Portada :: Mundo :: 14 Cumbre de No Alineados. Septiembre 2006. La Habana
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 19-09-2006

Finaliz la XIV Cumbre de Pases no Alineados
Con los ojos en el Sur

Roberto Aguirre
APM


Esta vez no fueron slo palabras tibias; los pases del NOAL dejaron varias propuestas concretas de accin, y un crtico documento final. La cita en La Habana demand y presento sus alternativas para un mundo ms justo. El clima tropical de La Habana sac al Movimiento de Pases no Alineados (NOAL) del congelador. Los 118 estados reunidos acordaron un documento final que, entre otras cosas, exige la reforma de la Organizacin de Naciones Unidas (ONU), defiende el multilateralismo, y aboga por un equilibrio en la relacin Norte Sur. Pero no fueron slo documentos y voluntades; la cumbre trajo consigo un profundo anlisis del panorama mundial, as como numerosas propuestas concretas para modificar la realidad de los pases pobres y en desarrollo.

El domingo a la una de la madrugada, ante un auditorio an con gran presencia a pesar de la hora, el presidente en funciones de Cuba, Ral Castro, clausur la XIV Cumbre del NOAL destacando la revitalizacin del movimiento, y el alto consenso logrado en el documento final. "El hecho de que haya primado en esta cumbre un espritu de entendimiento y que hayamos sido capaces de llegar a consensos claros, incluso en los temas ms complejos, es una demostracin de que hemos decidido dar prioridad a lo que nos une", declar Castro en la ceremonia.

La cumbre del NOAL encauz la voluntad de expresin de 118 pases, sobre diversos aspectos de la coyuntura internacional, que abogan por un orden internacional ms justo para los pases del Sur. Pero esta vez no slo coincidieron en el diagnstico del mundo enfermo; tambin las causas de la enfermedad fueron puestas en evidencia y condenadas: la globalizacin como forma de imperialismo, el modelo neoliberal y la opresin por parte de las potencias hegemnicas.

En este sentido, la "Declaracin sobre los propsitos y principios del NOAL en la coyuntura internacional actual", firmada en La Habana, es ms que clara cuando afirma que "el subdesarrollo, la pobreza, el hambre y la marginacin se han visto agravados como consecuencia del proceso de globalizacin en curso, empeorando los desequilibrios estructurales y las desigualdades que afectan al orden econmico internacional."

Pero no fueron slo documentos. Varios de los mandatarios reunidos presentaron propuestas concretas, en un intento por aceitar al NOAL y convertirlo en un verdadero rgano representativo de los pases del tercer mundo.

En un discurso muy enrgico, el presidente venezolano Hugo Chvez critic la inactividad de la que muchas veces son presos los foros de discusin, al afirmar que siempre "andamos apurados, no debatimos, casi nada se convierte en realidad." Intentado acabar con este letargo, el mandatario reflot la idea de la construccin de un Banco del Sur, para "no perder un da ms y traer nuestras reservas internacionales para financiar nuestro desarrollo". "Dnde estn hoy nuestras reservas?, en los pases del Norte. Por eso debemos relanzar el potencial de los NOAL y los fundamentos de unidad de este movimiento", agreg el presidente venezolano.

La propuesta de Chvez se enmarca en la necesidad de generar acuerdos econmicos entre los pases del Sur. Esta idea circul por los pasillos durante la cumbre de La Habana, sobre todo por las numerosas reuniones paralelas entre mandatarios, donde el tema del comercio fue capital. El concepto de una relacin Sur-Sur, se hace ms presente si se piensa que un gran porcentaje de los recursos econmicos del mundo se encuentran repartidos entre los 118 miembros del NOAL. Tampoco hay que olvidar que algunas de las potencias industriales del mundo como China (pas observador) e India, y en menor medida Sudfrica y Brasil, producen muchos de los bienes que se exportan del primer mundo.

Siguiendo con la idea de reconstruir al NOAL como un verdadero instrumento de cambio, el presidente iran Mahmoud Ahmadinejad llam al movimiento a liderar una cruzada mundial en favor de la reforma en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Si bien este tema fue plenamente tratado y plasmado en el documento final, el mandatario redobl la apuesta, al sugerir que los pases del NOAL deberan tener una banca permanente en el Consejo de Seguridad, ya que de esta manera 118 pases quedaran representados. Sostuvo tambin que el Consejo de Seguridad debera conformarse por miembros seleccionados por ciertos perodos, los cuales cambiaran de manera rotativa, sin derecho a la reeleccin.

Las propuestas de los presidentes de Venezuela e Irn, se sumaron a las de otros pases como Cuba e India. El pas anfitrin de la cumbre, puso a disposicin sus programas de alfabetizacin y salud, que estn dando enorme xito en Amrica Latina. Por su parte, el primer ministro indio, Manmoham Singh, lanz una iniciativa para establecer un grupo de trabajo y un plan de accin en materia de seguridad energtica.

Otro punto a destacar de la cumbre del NOAL, es la fuerte determinacin en defender sus posturas histricas, an frente a las diferencias sociales, culturales, tnicas y religiosas de sus 118 miembros. Esto se materializ en algunos puntos que se presuman conflictivos antes de la cita en La Habana, pero que encontraron amplio consenso.

Quizs el ms trascendente sea el apoyo Irn, en su voluntad por concretar el desarrollo nuclear con fines pacficos, as como a cualquier pas que pretenda una ampliacin de su horizonte energtico. El documento final reafirma el "derecho fundamental e inalienable de todos los Estados a desarrollar la investigacin, produccin y utilizacin de la energa nuclear con fines pacficos, sin discriminacin y de conformidad con sus respectivas obligaciones jurdicas".

Por otra parte, el documento final pronuncia una fuerte crtica a Estados Unidos e Israel. Con respecto al pas norteamericano, el NOAL conden el bloqueo a Cuba, y pidi expresamente la devolucin de la porcin territorial donde est instalada la Base Militar de Guantnamo. Tambin inst a la plena independencia de Puerto Rico (an conserva el status de Estado Libre Asociado), y el levantamiento efectivo e inmediato de las sanciones unilaterales contra Siria.

Pero el punto que mayor desarrollo mereci en el documento final, fue la crtica a Estados Unidos por su voluntad de inmiscuirse en las polticas internas de los pases, tema que representa una condena histrica del NOAL desde 1961. En este sentido, se exige al Gobierno de George Bush que finalice con las polticas de desestabilizacin hacia Cuba y Venezuela, y que de marcha atrs con la creacin de una oficina de espionaje dirigida a los pases caribeos.

Asimismo, se critica el "unilateralismo, la doctrina del ataque preventivo, (incluidas las armas nucleares), las acciones militares y el uso de la fuerza, as como la calificacin de pases en buenos y malos".

En el caso de Israel, la condena por sus acciones en Palestina es producto de una comisin especial que sigue el tema. De esta manera, el documento solicita el cese inmediato de la ocupacin ilegal de los territorios rabes, tomados desde 1961. Tambin menciona la violacin sistemtica por parte del estado hebreo de varias resoluciones de la ONU.

En referencia la ltimo conflicto en el Lbano, el documento califica de "despiadada" la agresin hacia el pas rabe, y reclama una indemnizacin para reparar daos materiales.

Por su parte, el gobierno de George Bush mostr una gran indiferencia a la cumbre, conjuntamente con todo el sistema de medios de comunicacin funcionales a Estados Unidos. La mayora de la prensa del mundo puso el acento en la salud del presidente Fidel Castro que, si bien no pudo asistir en persona al encuentro del NOAL, tuvo varios encuentros con mandatarios, e incluso con el secretario general de la ONU, Kofi Annan y el presidente de de Irn.

Sin embargo, a pesar de las cortinas de humo, la cumbre se realiz con xito, y le dio una bocanada de aire a los no alineados. Esto debe preocupar al presidente Bush, que ve como los pases que l considera como "eje del mal" se hacen fuertes frente al apoyo de 118 estados, que representan ms de dos tercios de los miembros de la ONU. Sobre todo, porque esta vez el encuentro dej de ser una simple declaracin de principios, para convertirse en un profundo anlisis de la coyuntura poltica, y en acciones concretas para modificar las realidades de los pases en desarrollo.

El clido aire de La Habana an est dando vueltas, y los pases del mundo sern testigos de lo que ya representa el comienzo del renacimiento del Sur.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter