Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-09-2006

Sabor agridulce ante procesados por AMIA

Maricel Drazer
IPS


No se sabe quines fueron, pero se est ms cerca de saber quines quisieron que no se sepa. Parece un juego de palabras, pero slo es una explicacin posible sobre el estado actual de la investigacin del atentado contra la sede de la Asociacin Mutual Israelita Argentina (AMIA).

Lo cierto es que no hay an un solo condenado y ni siquiera procesado por el ataque con coche-bomba perpetrado el 18 de julio de 1994, que mat a 85 personas, dej otras 300 heridas y destruy el edificio de la AMIA, ubicado en un barrio cntrico de Buenos Aires.

Hay, sin embargo, ahora varios acusados de cometer irregularidades en la investigacin del atentado, entre ellos funcionarios del entonces gobierno de Carlos Menem (1989-1999).

El juez federal Ariel Lijo proces el martes, entre otros, a Hugo Anzorreguy, quien fue jefe de la Secretara de Inteligencia del Estado del gobierno de Menem, a Juan Jos Galeano, ex juez federal de la causa, a Rubn Beraja, ex presidente de la Delegacin de Asociaciones Israelitas Argentinas, a los ex fiscales Eamon Mullen y Jos Barbaccia, al entonces imputado de participar en el atentado Carlos Telleldn y a su abogado, Vctor Stinfale.

Entre las acusaciones figuran los delitos de peculado, prevaricato, privacin ilegtima de la libertad, coaccin y falsedad de documento pblico, cuyas penas van de dos aos a ms de 20 aos de prisin en los casos que se suman cargos.

"Yo creo que los procesamientos estn bien, es un avance, pero estamos a ms de 12 aos del atentado, (y por eso) seamos realistas", dijo a IPS la presidenta de la organizacin no gubernamental Memoria Activa, Adriana Reisfeld, quien perdi en el derrumbe de la AMIA a su hermana menor, Noem, entonces de 36 aos y con dos hijas pequeas.

Tanto los familiares de las vctimas del atentado como las organizaciones nacionales defensoras de los derechos humanos saludaron en su mayora con satisfaccin las resoluciones tomadas por el juez.

De hecho, este fallo confirma la denuncia contra el Estado argentino por "denegacin de justicia", presentada por Memoria Activa ante la Comisin Interamericana de Derechos Humanos, que funciona en el sistema de la Organizacin de Estados Americanos.

"El procesamiento es un paso en la direccin correcta para cumplir con los compromisos", consign, por su parte, el no gubernamental Centro de Estudios Legales y Sociales.

"Si bien la investigacin criminal ms importante de la justicia argentina hasta el momento se haba mostrado incapaz de arribar a resultados concretos sobre las responsabilidades materiales e intelectuales del atentado, 12 aos despus este procesamiento repara, en parte, la frustracin de la expectativa de las vctimas y sus familiares a conocer la verdad sobre lo sucedido y obtener justicia", seala el CELS en un documento.

As, Galeano, Anzorreguy y Beraja fueron imputados del pago de 400.000 dlares al entonces vendedor de automviles robados Carlos Telleldn a cambio de que ste se confesara culpable y tambin acusara a un grupo de policas de la oriental Provincia de Buenos Aires de estar involucrados en el atentado a la AMIA.

El proceso contra los oficiales y el propio Telleldn fue anulado en la etapa del juicio oral finalizado en 2004, debido a las graves irregularidades cometidas en la instruccin.

Precisamente, esa "causa madre", por las responsabilidades en el atentado, lleg el mircoles a la Corte Suprema de Justicia, que deber ahora confirmar o revocar el fallo de anulacin de 2004.

"Ac no hubo errores, ni desaciertos: ac hubo una mentira que quisieron imponer, entonces, es mucho peor. Galeano estaf a toda la poblacin, porque "arm" una causa", asegur Reisfeld.

Las sospechas, sin embargo, sobre las responsabilidades por las maniobras de encubrimiento que se investigan, alcanzan al poder poltico del momento: Carlos Corach, ministro del Interior de entonces, y al mismo Menem.

"Yo creo que hay que ir para arriba en la cadena (de encubrimientos), hay que ver a quin respondan Galeano y Anzorreguy, que por supuesto no eran independientes, y llegar a Menem y a Corach", afirm la titular de Memoria Activa.
En tanto, Laura Ginsberg, fundadora de la Agrupacin por el Esclarecimiento de la Masacre Impune de la AMIA (APEMIA), se mostr claramente crtica. "Nosotros consideramos que estos procesamientos no son ningn avance", coment a IPS.

"Lijo no avanza para hacer una acusacin poltica. Tiene sobrados elementos para demostrar que aqu hubo una asociacin ilcita, no slo para cometer irregularidades en la causa, sino para consolidar el encubrimiento, y (en cambio) tratar de exculpar al Estado de su participacin encubridora y criminal", fundament Ginsberg, cuyo esposo falleci en el atentado.

Al mismo tiempo, la integrante de APEMIA dej entrever cierto oportunismo en estos pronunciamientos judiciales que, si bien "insuficientes", llegan horas antes de que la senadora Cristina Fernndez, esposa del presidente Nstor Kirchner, se rena en Nueva York con representantes de la poderosa comunidad juda estadounidense.

"Ac se marcha hacia la impunidad. Lo que queda por delante es la prescripcin de la causa", denunci Ginsberg al respecto.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter