Portada :: Mundo :: 14 Cumbre de No Alineados. Septiembre 2006. La Habana
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-09-2006

Resurge el Movimiento de Pases No alineados

Higinio Polo
Rebelin


A la derrota del fascismo en 1945 sucedi el hundimiento de los imperios coloniales y la independencia de extensos pases en Asia y frica. India, Egipto, Indonesia, Vietnam y otras naciones a los largo de la dcada de los aos cincuenta se liberan de la dominacin colonial que Londres y Pars ya no estna en condiciones de mantener. Comenzaba a emerger lo que, despus, se llam el Tercer Mundo, definicin que no esconda entonces intenciones peyorativas. Pocos aos despus, en Bandung, en la Indonesia de Sukarno, tuvo lugar en 1955 la conferencia que reuni a veintinueve pases y que estableci los principios de una posicin poltica que se distanciaba de las dos superpotencias, Estados Unidos y la URSS, aunque mantena muchos puntos en comn con la posicin antiimperialista sovitica. Despus, se incorporaran al movimiento diecisiete pases ms: es la poca del socialismo rabe de Nasser, del socialismo indio de Nehru, los aos de Nkrumah, Sukarno y Tito. As, en 1961, en Belgrado, nace formalmente el Movimiento de Pases no alineados. En ese momento, el nico pas americano presente entre los no alineados era Cuba, cuya triunfante revolucin haba encendido todas las alarmas en Washington. El nacimiento de ese nuevo frente poltico del Tercer Mundo que miraba con justa desconfianza a las viejas potencias coloniales (Gran Bretaa, Francia, Holanda) pero tambin a la nueva gran nacin capitalista que extenda sus tentculos por el mundo conoci dificultades y matanzas: baste recordar el golpe de Estado auspiciado por Washington en la Indonesia de Sukarno, en 1965, golpe militar que organiz la matanza de un milln de miembros del Partido Comunista Indonesio (el ms fuerte de la poca, tras el sovitico y el chino), que instaurara la feroz dictadura de Suharto y que inaugura la ms sanguinaria persecucin poltica en el mundo tras la Segunda Guerra Mundial.

El propsito de los fundadores del movimiento se resume en la decisin de defender la soberana de los nuevos pases independientes, acosados por el nuevo colonialismo capitalista; en la condena de la segregacin racial, en su rechazo al imperialismo, el colonialismo y el racismo, junto con el rechazo al uso de la fuerza en las relaciones internacionales, y su apoyo al desarme y la coexistencia pacfica: el peligro de guerra atmica era real. Tampoco perdan de vista la necesidad de un nuevo orden econmico internacional. Hoy, medio siglo despus de Bandung, y liquidado el viejo orden bipolar pero no la insoportable desigualdad entre el Norte y el Sur del planeta, la mayora de los pases de lo que se llam el Tercer Mundo empiezan a reaccionar para salir de la soledad en que se sumergieron tras la desaparicin de la Unin Sovitica y del bloque socialista europeo. En ese marco se inserta la reciente XIV Conferencia de Jefes de Estado y Gobierno del Movimiento de Pases No Alineados, celebrada en La Habana, que ha supuesto la revitalizacin del movimiento, compuesto hoy por 118 pases (es decir, por dos tercios de la ONU, repartidos en cuatro contienentes).

Mientras se gesta un nuevo esquema de potencias en el planeta, y pese a las diferencias entre los pases miembros del Movimiento, en la cumbre de La Habana se han impuesto los intereses comunes de los pase miembros para hacer frente a un esquema de poder mundial que contina beneficiando a la potencias capitalistas industrializadas, y cuyo principal representante, los Estados Unidos de Amrica, pretende perpetuar. La gran diversidad de los pases no alineados no ha impedido que se declarase la solidaridad con Palestina, apoyando la creacin de un Estado palestino; que se aborde la necesidad de la lucha contra la pobreza y el hambre, el terrorismo, el futuro ecolgico, el despilfarro de recursos que comporta el capitalismo, condenando el recurso de algunos pases a la guerra y la agresin violando el Derecho Internacional, como en el reciente ataque israel al Lbano: todos esos asuntos estuvieron en las reuniones de La Habana. Los pases miembros defendieron tambin el derecho de las naciones al uso pacfico de la energa nuclear, con el asunto de Irn al fondo, al tiempo que Cuba, como anfitriona insista, justificadamente, en la denuncia de un orden internacional que, adems de injusto, es insostenible para el planeta.

La cumbre del G-15 (un grupo integrado por Argelia, Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Egipto, Jamaica, India, Indonesia, Irn, Kenia, Malasia, Mxico, Nigeria, Per, Senegal, Sri Lanka, Venezuela y Zimbabwe), realizada en el curso de la Conferencia, record tambin la existencia de un grupo de naciones que trabajan por el entendimiento Norte-Sur en condiciones de igualdad. En esa reunin, donde estuvieron Ral Castro, el argelino Buteflika, el venezolano Chvez y el iran Ahmadineyad, se abord la necesidad de la colaboracin en salud y educacin y ante las caststrofes naturales: todos recordaban la solidaridad de Cuba ante el terremoto de Pakistn. En La Habana, adems, otra de las cuestiones abordadas fue la necesidad de construir un Nuevo orden de la informacin, cuestin que se ha convertido en un asunto estratgico para el Movimiento de Pases no alineados. La presencia de Kofi Annan, que defendi la necesidad de reformar el Consejo de Seguridad de la ONU en beneficio de la representatividad y de las necesidades de los pases en desarrollo, y de centenares de periodistas de todo el mundo, fue la constatacin de que el Movimiento de Pases no alineados resurge con fuerza.

La desaparicin de la Unin Sovitica y el triunfo provisional de un poder global dirigido por Estados Unidos y caracterizado por un capitalismo depredador que pareca no tener rivales, junto con el retroceso de las posiciones antiimperialistas en todo el planeta, dej sin nervio al Movimiento de Pases no alineados, que, aunque no desapareci, vivi aos grises con escasa iniciativa poltica y casi nulo protagonismo en el mundo. Sin embargo, la emergencia en los Estados Unidos de una agresiva poltica imperialista que, si bien ha existido siempre bajo gobiernos demcratas o republicanos, muestra con George Bush y sus guerras preventivas un perfil ms peligroso si cabe para la mayora de la poblacin y de los pases de la Tierra, ha vuelto a poner de manifiesto la necesidad de una oposicin a esos planes imperiales de Washington por parte de las naciones en desarrollo: esa urgencia ha trado el resurgir del Movimiento de Pases no alineados. Como no poda ser de otra forma, la Declaracin Poltica preparada por Cuba (que presidir la organizacin en los prximos aos) insista en los objetivos antiimperialistas y reafirmaba los principios de Bandung que vieron nacer al Movimiento de pases no alineados. No era para menos: la voracidad y la rapia imperial es un desafo para el futuro de la humanidad. Por eso, el vicepresidente cubano, Carlos Lage, en clara referencia a Estados Unidos, alertaba en la cumbre: Una verdadera dictadura mundial se quiere imponer mediante la guerra y el poder econmico, pretendiendo desfigurar la realidad con un discurso intolerante y engaoso.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter