Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-09-2006

Los "estilos" de conduccin
Desde Greenspan a Bernanke: la Reserva Federal y el reinado financiero del lobby judo

Manuel Freytas
IAR Noticias

El poder financiero del lobby judo se expresa principalmente por medio de la Reserva Federal, un organismo clave para la concentracin y reproduccin del capital especulativo a nivel planetario. La sustitucin de Gresspan por Bernanke marcan diferentes "estilos" de conduccin, reveladores a su vez de una guerra interna por el manejo de las decisiones del organismo imperial.


E l corazn del lobby judo estadounidense es el poderoso sector financiero de Wall Street que tiene directa implicancia y participacin en el nombramiento de funcionarios claves del gobierno de EEUU y de los rganos de control de poltica monetaria e instituciones crediticias (nacional e internacional) con sede en Washington y Nueva York.

Por medio de la utilizacin poltica de su poder financiero, de su estratgica posicin en los centros de decisin, los grupos financieros del lobby judo ejercen influencia decisiva en la poltica interna y externa de EEUU, adems de su papel dominante en la financiacin de los partidos polticos, de los candidatos presidenciales y de los congresistas.

Las principales instituciones financieras del lobby (Goldman Sachs, Morgan Stanley , Lehman Brothers, etc) y los principales bancos (Citigroup, JP Morgan y Merrill Lynch, etc), influyen decisivamente para el nombramiento de los titulares de la Reserva Federal, el Tesoro, y la secretara de Comercio, adems de los directores del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional.

Un ejemplo de esta ligazn es el nombramiento, en el 2005, de Paul Wolfowitz, ex subsecretario de Defensa, considerado el "cerebro" del lobby judo de Washington, como titular del Banco Mundial. Otro ejemplo destacado, fue el reciente nombramiento de Henry Paulson, presidente ejecutivo de Goldan Sachs como titular del Tesoro estadounidense.

El ex presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, como su actual presidente, Ben Bernanke, fueron impuestos por el lobby neoyorquino de los grandes bancos, financieras y corporaciones trasnacionales que se aglutinan en el llamado Consenso de Washington, un foro de existencia casi invisible desde el cual se acuerdan normas econmicas-financieras y polticas de regulacin de mercados que trascienden las fronteras de EEUU.

Normalmente, el presidente de la Reserva formula las "recomendaciones" sobre medidas financieras y tasas de inters y los 18 miembros del organismo dicen si estn de acuerdo, y normalmente lo estn, ya que el titular siempre expresa las decisiones y los intereses de los bancos e instituciones financieras que controlan a la Fed.

Como primer fuente de ingresos los bancos y financieras del lobby consiguen su tasa de rendimiento operando la concentracin y la centralizacin del capital por medio de las "fusiones y adquisiciones" empresariales de las corporaciones y bancos trasnacionales, proceso del cual ellos mismos forman parte.

Como segunda fuente de ingresos est la especulacin financiera, entre otras, con la "negociacin de la deuda" y las diferentes apuestas en los mercados mundiales de valores, dentro de los que ltimamente sobresalen los de la energa y el petrleo, donde Goldman Sachs y el Morgan estuvieron haciendo multimillonarias ganancias.

Entre las petroleras, en el ao 2005, la Exxon registr ingresos netos de 36.130 millones de dlares (5.71 dlares por accin), un incremento de 10.800 millones en relacin con el 2004, que supera a los PBI juntos de pases como Bolivia, Paraguay, y Uruguay.

El consorcio petrolero Royal Dutch Shell, uno de los mayores del mundo, cerr el 2005 con beneficios netos de 22.940 millones de dlares, nuevo rcord para ese indicador, segn fuentes del sector. La compaa anglo-holandesa se benefici el pasado ao de los elevados precios del crudo, pues los mayores ingresos corresponden a las actividades de prospeccin y explotacin de yacimientos.

Como resultante de este proceso de concentracin de capital con el sector energtico, tres bancos (Citigroup, JP Morgan y Merrill Lynch) y tres instituciones financieras del lobby (Goldman Sachs, Morgan Stanley y Lehman Brothers) recibirn en el 2006 una tasa de beneficios superior a los 70.000 millones de dlares, equivalente a ms de 60 presupuestos anuales de un pas como Bolivia.

El organismo clave para la concrecin de este proceso de acumulacin financiera a gran escala es la Reserva Federal de EEUU (controlada por los grandes bancos y financieras que manejan las inversiones y los procesos especulativos a nivel planetario), fundamentalmente por medio de las subas o bajas de las tasas de inters estadounidenses.

"Guste o no, la institucin tiene la capacidad de mover a los mercados", dice Michael Belongia, un ex asesor de la Reserva Federal citado por el diario The Wall Street Journal.

En este sentido, y como sostiene James Petras: "El capital financiero (del lobby) ejerce una enorme influencia sobre la poltica econmica gubernamental mediante una representacin directa en los rganos de control de la poltica monetaria estadounidense: el presidente y consejo ejecutivo de la Reserva Federal. Sus criterios clave para el nombramiento del presidente de la Reserva Federal son la "confianza" y los estrechos vnculos y slidas relaciones que el candidato tenga con Wall Street".

Segn The Wall Street Journal, "Durante el reinado de Alan Greenspan, las reuniones de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos solan transcurrir as: Greenspan daba sus recomendaciones sobre las tasas de inters y, a continuacin, los 18 miembros del banco central decan si estaban de acuerdo. Normalmente lo estaban".

El ms influyente diario financiero del Imperio da "pistas" del control del mercado especulativo con las tasas de inters diciendo que el ex presidente de la Reserva, Alan Greespan, considerado el mximo gur financiero del lobby, se manejaba con "seales" en clave para indicar las oscilaciones de las tasas de inters, vitales para las utilidades de la especulacin financiera en Wall Street y el resto de las bolsas.

"Durante aos, los mercados estaban atentos a cada palabra de Greenspan. Era una muestra del dominio que l tena sobre la Fed y de su costumbre de incluir pistas veladas sobre la direccin de las tasas de inters en discursos cuidadosamente redactados", seala The Wall Street Journal en su edicin del viernes 8 de septiembre de 2006.

Durante los aos de Greenspan al frente de la Reserva, solamente un conjunto de grandes bancos y financieras del lobby reciban las "pistas" de cuando tenan que invertir y cuando "levantar ganancias" con sus capitales especulativos, haciendo diferencias enormes con la subas y bajas de las tasas de inters y los movimientos del dlar.

"De hecho, antes de 1994 la Fed ni siquiera anunciaba cuando cambiaba las tasas de inters: los inversionistas tenan que deducirlo de la compra y venta de valores financieros que realizaba el banco central", apunta The Wall Street Journal.

No obstante, el Journal desliza algunos cambios de "estilo" con la llegada del sucesor de Greenspan en la Reserva, un ex subordinado suyo, Ben Bernanke, que dara "ms juego" a los bancos y financieras que haban quedado algo "relegados" respecto del sector que hegemonizaba durante la gestin del veterano gur de Wall Street al frente de la Fed.

Segn el Journal, "Con la llegada de Ben Bernanke a la presidencia de la Fed en febrero se realizaron algunos cambios sutiles pero importantes. Cuando los representantes de la Fed debaten la decisin sobre tasas de inters, l es el ltimo en hablar. Los miembros de la Fed dicen que se sienten ms libres para decir lo que estn pensando, en vez de responder a las opiniones del presidente".

Cuando los economistas de la Fed enviaban su reporte semestral sobre crecimiento e inflacin al Congreso de EE.UU., Greenspan no enviaba sus propias proyecciones. Bernanke s lo hace", puntualiza el Journal.

Para el influyente diario financiero la "apertura democrtica" liderada por Bernanke (que en realidad refleja la lucha interna de los bancos y financieras del lobby por el control del poder) conlleva sus beneficios y riesgos.

Bernanke -segn el Journal- opina que la Fed durante mucho tiempo dependi excesivamente de las "preferencias personales" de sus presidentes, dando la "pista" del grupo cerrado de bancos y financieras que rodeaban a su predecesor Greenspan.

Siempre dando "seales" de como la llegada de Bernanke promovi una "mayor apertura" en desmedro de los sectores que hegemonizaban el control de la Reserva Federal en tiempos de Greenspan, el Journal seala que su nuevo titular "quiere asociar la poltica monetaria menos con su presidente y ms con la institucin".

A diferencia de Greenspan, Bernanke se ha empeado en desarrollar al equipo de economistas menores en la Fed. Mientras su antecesor prefera comunicarse mediante memos, Bernanke muchas veces se rene con los funcionarios de menor rango, apunta el diario financiero.

Precisando diferencias con Greenspan que solo se reuna con los grandes directivos y charman, el Journal subrraya que Bernanke ha sido visto "comiendo en la cafetera con funcionarios de la Fed e incluso jugando baloncesto con ellos".

"En eso, Greenspan era muy distinto -seala-, el ex presidente de la Fed prefera jugar tenis en las canchas de la Fed. Y, normalmente, jugaba con pesos pesados del mundo poltico y econmico de Washington.

En resumen, el artculo de The Wall Street Journal -decodificado en sus "seales"- revela la lucha intercapitalista de los grupos financieros del lobby que controlaron la Reserva Federal durante la gestin de Greenspan, y los que buscan controlar por medio del "nuevo estilo de gestin" de su actual presidente, Ben Bernanke.

Fuera de esta guerra por el control de las polticas claves de la especulacin financiera, la Reserva Federal continuar expresando las decisiones y los intereses de los bancos e instituciones financieras que controlan el planeta por medio del dinero trasnacionalizado y "sin fronteras".

Capitales del lobby judo, que seguirn con su dinmica de concentracin y reproduccin mediante la conquista de mercados y apoderamiento de recursos estratgicos, sea por va de la invasin militar o del control de gobiernos con los "procesos democrticos".



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter