Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-09-2006

Lula hacia su segunda victoria

Mrio Augusto Jakobskind
Semanario Brecha



El cierrre de la campaa electoral para las elecciones del domingo, en las que se elegir presidente, gobernadores, senadores y diputados, estuvo dominado por el escndalo del dossier. Las denuncias e investigaciones seguirn adelante y pueden ser el primer gran problema de Luiz Incio Lula da Silva, quien seguramente ser reelecto por amplio margen.


El ministro de Relaciones Institucionales, Tarso Genro, sostiene que la oposicin adopt una postura golpista, lo que denomina como golpe blanco, para impugnar un nuevo mandato de Lula. Si eso forma parte del juego electoral, es normal. Pero si fuera continuado, sera una especie de golpismo de tercera categora. Quien levanta esos argumentos (en referencia a la corrupcin) est diciendo que ya perdi la eleccin e intenta un golpe blanco. Espero que todo sea un juego electoral, dijo el ministro.

Los partidos conservadores respondieron asegurando que la acusacin de golpismo es un delirio, en tanto los analistas creen que tratan de presionar a Lula desde el comienzo de su segundo mandato para apartarlo del poder, o bien debilitarlo a tal punto que no tenga otra opcin que pactar con la derecha.

Diversas interpretaciones

Mientras Lula afirm que sus correligionarios del PT cometieron una estupidez, la derecha responsabiliza directamente a Lula del intento de compra de videos y fotos para perjudicar a la oposicin. Entre bastidores, se comenta la posibilidad de que el episodio haya sido montado por algn servicio de inteligencia, nacional o incluso extranjero, y por sectores de la derecha.

Ricardo Berzoini, ex ministro de Trabajo y de Previsin Social del actual gobierno, responsable de la coordinacin de la campaa de Lula, fue apartado porque conoca la existencia de un grupo de su partido que negociaba la compra del dossier que contena supuestas informaciones sobre el candidato de la oposicin, Geraldo Alckmin, en los que apareca involucrado en casos de corrupcin.

Berzoini se desmarc del episodio y dijo no responsabilizarse por los actos irregulares de los asesores que contrat para trabajar en el rea de inteligencia del comit de la campaa por la reeleccin de Lula, que resultaron implicados en el escndalo.

La revista Isto afirma en su ltima edicin que, en 2001, la Polica Federal descubri que el entonces ministro Jos Serra, actual candidato a gobernador en San Pablo, ocult informacin sobre irregularidades en su ministerio por compras millonarias de medicamentos. Los dems medios slo destacaron el caso del dossier, contribuyendo a polarizar el clima electoral. El ex presidente Fernando Henrique Cardoso, por ejemplo, acus a Lula de ser el demonio que debe ser apartado del poder. De esa forma respondi a un discurso de Lula, quien compar su situacin a las de Jess y Tiradentes (hroe de la independencia brasilea), tambin traicionados por sus compaeros.

Ms all de lo que suceda el prximo domingo, buena parte de los analistas de medios convervadores estiman que el escndalo del dossier puede provocar en el futuro cercano un juicio poltico contra Lula. El Tribunal Superior Electoral concedi un plazo de cinco das para que el presidente explique la tentativa de miembros de su partido de comprar el dossier, recogiendo as una denuncia de la alianza entre socialdemcratas y derecha (PSDB-PFL).

En paralelo, la justicia federal de Mato Grosso determin la prisin preventiva de Freud Godoy, ex asesor especial de Lula, y de otras cinco personas del PT por estar involucradas en el caso. Los acusados, a excepcin de Godoy, fueron detenidos con cerca de 800 mil dlares para comprar el dossier al empresario Luis Antonio Trevisan Vedoin, considerado jefe de la mafia de las sanguijuelas que sobrefacturaba el precio de las ambulancias que compraban los municipios. La oposicin presiona para que la polica consiga esclarecer pronto el origen de ese dinero.

Victoria aplastante

A pesar del escndalo, las encuestas registran pocas variaciones en las preferencias de los electores. La ltima encuesta difundida, realizada por el instituto Sensus, seala que Lula conseguir el 51 por ciento, Alckmin el 27,5 y Heloisa Helena el 5,7 por ciento. Los otros cinco candidatos suman apenas el 2 por ciento. Estos datos permiten asegurar que, en contra de las expectativas de la derecha, resulta prcticamente imposible que se registre una corrida de ltima hora.

En una entrevista colectiva con la prensa extranjera, Alckmin asegur que habr segunda vuelta y dijo que los resultados de la encuesta de Sensus son escandalosos. Aport datos de la alianza PSDB-PFL que muestran un crecimiento del apoyo a su candidatura y dijo estar seguro de que una segunda vuelta implica una eleccin totalmente diferente. Por el contrario, Sensus adelanta que en caso de balotaje el actual presidente vencer de todos modos con un 55 por ciento de los sufragios.

Lula, por su parte, se muestra muy confiado en la victoria en primera vuelta, y acus a los medios conservadores de exagerar el escndalo del dossier. La prensa paulista le respondi con vehemencia comparndolo con el venezolano Hugo Chvez. Quiz un anticipo de lo que sern los prximos cuatro aos. La informacin contenida en el boletn es de fuentes propias, sitios web, medios periodsticos, redes alternativas, movimientos sociales y organizaciones polticas de izquierda. Los artculos firmados no comprometen la posicin editorial de Correspondencia de Prensa. Suscripciones, Ernesto Herrera: [email protected]


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter