Portada :: Brasil
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-10-2006

Brasil en la encrucijada

Stella Calloni
PL


Despus de los resultados de la contienda electoral en Brasil, donde el presidente Luiz Incio Lula da Silva se impuso sobre su contendiente, el conservador socialdemcrata Geraldo Alckmin, pero deber ir a una segunda vuelta el prximo 29 de octubre, los analistas prevn una campaa tan dura y de juegos sucios como la desarrollada por la derecha brasilea para destruir toda posibilidad de que el Partido de los Trabajadores (PT) se mantenga en el poder por otro perodo gubernamental.

A esto se aaden las recientes declaraciones de los voceros del gobierno de George W. Bush sobre la necesidad de impedir la llegada o reelecciones de los llamados presidentes "neopopulistas" en Amrica Latina- un trmino para definir a los que intentan diversos niveles de autonoma con respecto a Washington- y que son un respaldo a estas acciones desestabilizadoras tambin dirigidas hacia los pases que integran el Mercado Comn del Sur (Mercosur).

El religioso brasileo Frei Betto, escritor y analista, sali al ruedo en los ltimos das con una posicin realista y marcadamente definida en este perodo histrico explicando su decisin de votar por el gobierno del PT, a pesar de haber renunciado al mismo y criticarlo en su momento.

En una entrevista publicada por Pgina 12, Frei Betto marc puntos claves, como la "importancia internacional de Lula para la actual geopoltica Latinoamericana. Mientras el est al frente del gobierno se facilitarn las cosas para la Cuba de Fidel, la Bolivia de Evo y la Venezuela de Hugo (Chvez)", dijo.

Sin embargo, tambin expres sus deseos de que un segundo mandato debera ser ms avanzado que el primero en lo social, a la vez que plante dudas sobre estos objetivos por algunas alianzas tejidas por el gobernante PT, coincidiendo en su visin con el socilogo argentino Atilio Born, al advertir que si Lula gana, el cambio necesario "depender mucho de la capacidad de presin de los movimientos sociales, para llevar a un mayor progresismo, con una poltica menos neoliberal y menos dependiente del capital financiero".

En una breve entrevista que hicimos con Bor, haba advertido la importancia de "garantizar el triunfo de Lula, primero porque por comparacin con cualquiera de los adversarios que podran disputarle el primer puesto, representa a los sectores populares".

En segundo lugar porque "una derrota de Lula, junto con la legalizacin del robo efectuado contra el Partido de la Revolucin Democrtica (PRD) de Mxico, significara inclinar el mapa latinoamericano hacia la derecha y eso no favorece a nadie. Por supuesto, esto a pesar de la frustracin, segn la propia confesin de Lula, de que los principales beneficiarios (de su gobierno) han sido los banqueros. Pero es importante garantizar que gane y el movimiento social en Brasil est all para acompaar un cambio".

Estim que Lula debe retomar los puntos originales del PT. "El presidente de Brasil tiene un potencial extraordinario que an no ha utilizado y es la convocatoria a la movilizacin popular para defender el programa de gobierno post neoliberal. Y si gana, sta es una opcin y debe dejar de padecer la demofobia, -aversin a la movilizacin popular- y convocar al pueblo. Si no se hace esto, se termina siempre en una lucha entre aparatos polticos y el nico camino que se abre es la manipulacin parlamentaria que desemboca en la corrupcion".

El socilogo, autor de varios libros, sostuvo que "ni Estados Unidos, ni la derecha se equivocaron al atacar a Lula, ms all de sus capitulaciones. Por eso sera importante en un segundo gobierno que recordara esto y su pasado y recupere la identidad con una poltica diferente. Es un gran desafo".

Consider tambin la necesidad de "superar cierta ceguera de Brasil y Argentina" en relacin a los socios menores en el Mercosur (Paraguay y Uruguay) y "ciertos complejos de liderazgo", por cierto alimentados por el poder meditico, desde Washington.

Born mencion la necesidad de fortalecer el Mercosur en momentos en que hay saltos cualitativos hacia una integracin de bases polticas, para superar los orgenes neoliberales y de libre comercio del organismo.

Por su parte, la sociloga argentina Alcira Argumedo, una de las mayores especialistas sobre Amrica Latina, analiz que aunque "la situacin de Lula es contradictoria porque por una parte, la poltica econmica benefici a sectores financieros, marcando una continuidad con su antecesor, Fernando Henrique Cardoso, por la otra su programa de ayuda familiar para atenuar la pobreza de millones de brasileos, produjo un fuerte impacto positivo. En el campo internacional Lula cumpli una funcin clave en la integracin".

En este sentido demarc que si bien Brasil tiene grupos econmicos muy fuertes vinculados a Estados Unidos, "hay una vocacin de romper la subordinacin. Esto se ha visto en los importantes acuerdos con China, por ejemplo". Tambin habl de la necesidad de tener en cuenta que "hasta donde se sabe, la hiptesis de guerra del ejrcito brasileo est dirigida a la defensa del Amazonas frente a un eventual apoderamiento por parte de Estados Unidos. Estas facetas son las que llevan a ciertos sectores que fueron crticos, como el Movimiento Sin Tierras (MST), o personalidades como Frei Betto, a pronunciarse por la continuidad, porque perciben los peligros que existen" para Brasil y la regin.

"El interrogante es hasta donde se puede avanzar para poner un lmite a la polarizacin de la riqueza, y hasta donde se lleva adelante la reforma agraria, porque una de las caractersticas que conserva Brasil son los resabios del orden fazendeiro (grandes latifundios y haciendas). Con un movimiento tan fuerte y responsable como ha demostrado ser el MST y con el propio PT, se tiene la sensacin de que se necesita ms audacia para avanzar".

Pero tambin plantea que hay que analizar la grave situacin que se cierne sobre Amrica Latina, despus del ltimo mensaje del gobierno estadounidense, al aprobarse en Washington la ley de las atribuciones que se darn a los organismos de inteligencia frente a los prisioneros. "Esto es un espejo acerca del tema de derechos humanos y ms y es para todos."

Advirti tambin que ante el empantanamiento y las dificultades de Estados Unidos en Iraq y Medio Oriente, "vemos un intento similar a lo que sucedi con la derrota y la retirada de Vietnam y los fuertes movimientos pacifistas, de los aos 71-72, con un repliegue hacia el continente y el establecimiento de dictaduras militares. Hay que analizar los intentos de otras formas de desestabilizacin de los gobiernos que Washington cuestiona en Amrica Latina. Y en este caso hasta dnde los nuevos lineamientos de esa poltica no se manifiestan, entre otras cosas, en avalar ciertas formas de fraude".

Precisamente los fuertes ataques mediticos y de la oposicin contra Lula podran significar que se estn desarrollando con ms contundencia "los proyectos de desestabilizacin de los gobiernos". De la misma manera hace referencia a Mxico en todo lo actuado desde el intento del desafuero de Manuel Lpez Obrador (2005) hasta la situacin creada en estos momentos en elecciones de final dudoso.

"Si con Lula no se produjo un vuelco total en esta campaa dura, es porque existen organizaciones sociales fuertes como el mismo PT o el MST y esto neutraliza el poder de los medios. Incluso ms all de las crticas a Lula, al sealar los errores cometidos, hay una visin muy clara de dnde est el enemigo real. Inversamente una sociedad atomizada, desarticulada es un blanco muy dbil para esas campaas."

Desde su punto de vista, Estados Unidos y sus aliados regionales incrementarn la intolerancia, la desestabilizacin, como se advierte "en la accin de los medios de comunicacin manipulando operativos de prensa acerca de ciertos candidatos. Saben que Brasil es clave en el Mercosur y en la relacin con Venezuela y piensan que sin Brasil, la integracin se debilita".

*La autora es Colaboradora de Prensa Latina.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter