Portada :: Argentina :: 30 aos por la verdad y la justicia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-10-2006

La desaparicin de Jorge Julio Lpez: El mensaje a la Argentina

Ernesto J. Navarro
Argenpress


El pasado 19 de septiembre, un tribunal argentino emiti un fallo, verdaderamente extraordinario, al condenar a cadena perpetua a ex comisario policial Miguel Etchecolatz quien fuera, hace 30 aos uno de los ms cruentos torturadores de la dictadura militar de ese pas.

En su veredicto, el tribunal consider que los casos de tortura eran delitos de lesa humanidad y agrega el fallo, que fueron cometidos en el marco del genocidio (se hablan de ms de 30 mil desaparecidos) ocurrido durante el pasado rgimen de facto. Con este hecho, se echaba tierra sepultural a una decisin del congreso argentino que, en la dcada de 1980, ampar a los oficiales acusados de crmenes de lesa humanidad, con la tristemente clebre ley de Obediencia Debida y Punto Final.

Etchecolatz fue condenado a prisin perpetua por los asesinatos calificados de Diana Teruggi y por la privacin ilegal, tormentos y homicidio calificado de Ambrosio De Marco, Patricia Dell Orto, Elena Arce, Nora Formiga y Margarita Delgado. Tambin se le incrimin, la privacin ilegtima de la libertad y aplicacin de tormentos de Nilda Eloy y Jorge Julio Lpez

Jorge Julio Lpez, un albail de 77 aos de edad, se convirti en el principal testigo en la causa contra el ex comisario Etchecolazt das despus del juicio, mientras daba un paseo por su casa, Lpez desapareci y nadie ms ha vuelto a saber de l en tres semanas

El mensaje

Evidentemente que, con estos juicios y la sentencia que califica por primera vez, como genocidio y crmenes de lesa humanidad, se golpea fuertemente a las mafias dependientes de las oligarquas militares que usurparon el poder y acallaron con saa y brutal violencia a la disidencia.

La desaparicin de Jorge Julio Lpez es un mensaje. Un mensaje que debe leerse a la inversa. Es un mensaje dirigido al movimiento popular argentino (reivindicado a pesar de las crticas que puedan existir, por el gobierno del presidente Nstor Kirchner) Es un alerta que pretende decirle al pueblo argentino: no canten victoria, an seguimos ac y con poder.

Dante Roberti, un entraable amigo, un peronista sobreviviente de la dictadura militar, en respuesta a mi inquietud de sobre la desaparicin de Jorge Julio Lpez, me escribi: Nos estamos enfrentando a un poder que se asienta en la derecha fascista, y los grupos econmicos que se oponen al gobierno, tanto nacionales como extranjeros.

Dante, cree que la Lpez es un smbolo para Amrica toda. Los poderosos, la fuerza econmica detrs de la potencia meditica no se resignar ante el avance del movimiento popular que, en todo el continente reconquista espacios y reclama poder. Yo creo lo mismo.

Es igualmente un mensaje contra la Revolucin Bolivariana, contra el gobierno indgena de Bolivia, contra Argentina y contra todos los que se oponen a los designios de los poderosos, que usan los pases como fuente de enriquecimiento personal.

La desaparicin de Jorge Julio causa indignacin y rabia. La misma que causa ver en Venezuela, al criminal ex jefe de la polica poltica, Henry Lpez Sisco, caminando desafiante por las calles, olvidndose de ser el principal causante de la masacre de estudiantes en la poblacin de Yurame (1) o la masacre de Cantaura y hasta la matanza de pescadores en El Amparo (2).

Es la hora de movilizarse y desafiar a los poderosos y que el pueblo ofrezca una respuesta contundente a esos criminales y a la justicia que los ampara es hora de pelear y levantarse, es la hora de levantar los puos Argentina: estamos con ustedes

Brindo por las alianzas fraternales de pueblos continentes y destinos! Brindo por una Amrica capaz de abatir a las bandas imperiales!

Pero algo se define en nuestro suelo Amrica Latina tiene otro cielo...

(Ral Gonzlez Mun)



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter