Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-10-2006

Genio y enigma de Ciro Alegra

Jess Aller
Rebelin



Descubrir a un autor que se une al grupo de los que ms estimamos suele dejar detalles grabados en la memoria. As, recuerdo que al hojear un ejemplar de La serpiente de oro en una librera de viejo hace bastantes aos, lo que me sedujo sobre todo fue el grabado de Silvio Baldessari que ilustraba la portada. No pens entonces que el interior pudiera superar aquel sobrio diseo de troncos y cumbres recortadas a la orilla de un ro, pero compr el libro y lo le. Recorrer su prosa intensa, profundamente humana e impregnada a la vez de la ms fiera naturaleza fue una sorpresa de las que ocurren muy pocas veces. La serpiente de oro es una crnica lrica y exacta de las gentes de Calemar, en la orilla del Maran, balseros en lucha cada da con la fuerza implacable del ro. Los ritmos de este marcan el quehacer de los hombres, y sus penas y gozos giran alrededor de la gran corriente espumante.

Fui buscando despus las otras novelas de Ciro Alegra y as llegu a leer Los perros hambrientos poco despus, tambin en la edicin de Losada. Si en la primera novela el protagonista era el gran ro, en el segundo lo es una hambruna que se abate sobre los Andes, ensandose por igual con hombres y animales. De nuevo, una prosa soberbia es el vehculo para hacernos sentir las zozobras de todos los seres que esperan la lluvia redentora, hombres, perros, ovejas y vacas unidos y hermanados en la tragedia.

Con pocos autores nos sucede que las obras suyas que vamos leyendo nos parezcan igualmente admirables y formen como una cadena sin ningn eslabn dbil. Ciro Alegra se incorporaba al reducido grupo. Y me quedaba todava su novela ms larga y ambiciosa, la que le hizo ser conocido internacionalmente, El mundo es ancho y ajeno. Al acabar de leer por vez primera este largo relato qued convencido de que estaba realmente ante el autor fundamental que muchos han sealado, el escritor que en su momento haba marcado un camino para la narrativa en espaol de Amrica. La lucha entra la comunidad india y la poderosa hacienda que trata de absorberla y destruirla tiene un carcter pico y es en realidad una metfora genial de la historia de aquellas tierras. Personajes inolvidables, magistralmente trazados, componen la comunidad que se enfrenta a lo inevitable, y es la suya una contienda universal en la que es imposible no tomar partido.

Para quien quiera conocer a Ciro Alegra resulta imprescindible tambin la lectura de sus memorias: Mucha suerte con harto palo (Losada, 1976), recopiladas por su viuda Dora Varona despus de la muerte del escritor. Asistimos all a su nacimiento en 1909 en una familia de hacendados en el corazn de los Andes del norte del Per, a sus juegos y esperanzas de nio y a sus tempranos estudios en Trujillo, donde tiene por maestro a un jovencsimo Csar Vallejo. Sus recuerdos del gran poeta tienen un enorme inters. Dice de l en una ocasin: "De todo su ser flua una gran tristeza. Nunca he visto a un hombre que pareciera ms triste." Estudia despus en Cajabamba, y de nuevo en Trujillo, donde nace su vocacin literaria y comienzan sus trabajos periodsticos y su colaboracin con el APRA. Participa en un intento revolucionario en 1931 y es detenido y torturado. En 1932, tras nuevas luchas, se ve obligado a huir y recorre la regin del Maran, entre cuyas gentes germina la idea de La serpiente de oro. Al fin es capturado y est a punto de ser fusilado. En noviembre de 1932 es trasladado a la penitenciara de Lima con una condena de diez aos de prisin, aunque en 1933 es liberado. Trabaja de periodista en Lima y en 1934 es deportado a Chile, donde publica La serpiente de oro en 1935.

Dice en sus memorias Ciro Alegra que Los perros hambrientos naci de una lucha por la vida en un sentido estrictamente biolgico. Convaleciente de una grave enfermedad, sufre una pleuresa que, al complicarse con una embolia, lo deja ciego y con medio cuerpo paralizado. Su recuperacin es lenta: "Me olvidaba frecuentemente de las palabras. Saba que en alguna latitud del idioma exista el vocablo buscado, pero no atinaba a dar con l. (...) Cuando lo encontraba tena la impresin de haber encontrado un viejo amigo." En este regreso a la vida el mdico que le atiende le dice que escribir puede ser una buena terapia para recuperar el funcionamiento normal del cerebro. As, los ladridos de los perros en el pinar que rodea el sanatorio se mezclan con recuerdos de su niez andina para echar a andar una historia en la que los canes son los primeros protagonistas y a la que luego se van incorporando los hombres. As nace Los perros hambrientos, que obtiene el premio Zig-Zag y es publicada en Chile en 1939.

La gnesis de El mundo es ancho y ajeno, la obra mayor de Ciro Alegra, contiene en s ya una historia interesante. Convocado un premio por la editorial Farrar and Rinehart de Nueva York para novelas de toda Hispanoamrica, un grupo de admiradores le anima a que se presente, y con el fin de proveer a su subsistencia durante el tiempo que dure el trabajo, le dan una subvencin mensual para descargarle de los trabajos de traduccin y periodsticos con los que se las arreglaba para subsistir en su destierro chileno. De esta forma y en unos meses de trabajo febril consigue preparar el original que recibe el premio correspondiente a 1942.

Se produce entonces una gran mutacin en la vida de Ciro Alegra. Para el oscuro escritor llegan entonces el xito y el reconocimiento, las traducciones a otras lenguas y las invitaciones de las universidades. As se convierte en uno de los referentes fundamentales de una nueva literatura que empieza a abrirse camino en Amrica, comprometida y brillante, indigenista y clsica a la vez, que es ampliamente elogiada por la crtica.

La vida de Ciro Alegra que se desgrana en sus memorias a partir de este momento es la de otro personaje, es la vida de un gran escritor, pero triste y paradjicamente, la de un gran escritor que desde ese momento deja de producir los grandes relatos magistrales que marcaron su etapa anterior. A partir de entonces, publica slo obras menores, algunas colecciones de cuentos, como Duelo de caballeros (Losada, 1965), y la novela corta Siempre hay caminos, editada pstumamente junto a otras narraciones breves por Universo (Lima) en 1969. Una gran novela en la que trabaja todo este tiempo, Lzaro, queda inconclusa a su muerte, aunque un fragmento de ella es publicado por Dora Varona en 1973 en Losada. Lzaro quiso ser, alejndose del ambiente rural de sus otros libros, un gran documento de las luchas sindicales y revolucionarias en el Per urbano. Era un gran proyecto que se desarrollaba con lentitud y que la muerte interrumpi. Comenta en un texto de 1947 recogido en sus memorias: "Esa facilidad segn la cual escrib, por ejemplo, el captulo "Sangre de caucheras" en un da se me ha esfumado. Cada da estoy ms descontento de mi trabajo, rehago y corrijo, enfoco de diez maneras un mismo tema, y por ltimo lo abandono. Esta ha sido una de las angustias de los ltimos aos. As tengo tres novelas comenzadas y no s cundo las terminar."

Mucha suerte con harto palo nos deja entrever muchos aspectos de esta segunda existencia de Ciro Alegra. Describe all su vida y trabajos periodsticos y literarios en los Estados Unidos durante la II Guerra Mundial: "En el ao 45 entr a trabajar en la Metro Goldwyn, en el doblaje. Traduca y doblaba una pelcula por mes. Ese es un trabajo fuerte. Fuera de las pelculas, escriba una columna semanal para Overseas News Agency, un artculo semanal para la revista Norte y haca traducciones para la revista Selecciones. A veces traduca tambin anuncios. Cualquier cosa haca. Nunca he trabajado tanto en mi vida." Desde 1949 a 1953 vive en Puerto Rico, donde conoce al "hipersensible" Juan Ramn Jimnez, del que cuenta alguna ancdota sabrosa.

Hay tambin en sus memorias reflexiones sobre la realidad de la Amrica Latina y Europa, y crnicas de viajes y estancias en Mxico y Cuba, donde vive los das de la revolucin. Despus se establece definitivamente en Per en 1960, participa en la vida poltica en el partido Accin Popular y es elegido diputado en 1963. Su delicada salud le obliga a huir de Lima para residir en Chaclacayo, donde fallece en 1967. La crnica de sus relaciones con escritores como Waldo Frank, Gabriela Mistral, Alfonso Reyes, Jorge Luis Borges, John Dos Passos o Jos Mara Arguedas que se recoge en el libro es imprescindible para comprender el ambiente literario e intelectual de aquella poca.

Quien no haya ledo las tres obras mayores de Ciro Alegra se pierde ciertamente mucho de la mejor literatura americana, esa que enraza en la dura y luminosa realidad de sus gentes y en su naturaleza prodigiosa. Son tres libros complementarios que siguen brillando indiscutibles entre las ms altas cimas de la novela del siglo XX, relatos geniales de un gran escritor desconocido que paradjicamente al alcanzar el reconocimiento y el xito dej de producir obras de tal envergadura.

http://www.jesusaller.com


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter