Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-10-2006

No mires hacia el pasado
Quin dijo que Clinton no mat a nadie?

William Blum
CounterPunch

Traducido para Rebelin por Germn Leyens


El horror caricaturesco de la poltica exterior del sindicato del crimen de Bush basta para que los USamericanos sientan nostalgia por casi cualquier cosa que haya pasado pasado. Y que  Bill Clinton se pasee por el pas y el mundo asocindose con causas buenas, basta para evocar reminiscencias en mucha gente de izquierda que debera saberlo mejor. As que lo que sigue es un pequeo recuerdo de lo que involucraba la poltica exterior de Clinton. Conservadlo en caso de que Lady Macbeth se presente en 2008 y trate de beneficiarse del pasado de su amorcito.

Yugoslavia: USA jug el papel principal en los aos noventa en la destruccin de esta nacin, una repblica tras la otra, y su peor infamia fue el terrible bombardeo durante 78 das consecutivos de la poblacin en 1999. No, no fue un acto humanitario. Fue puro imperialismo, globalizacin corporativa, librarse del ltimo gobierno comunista en Europa, mantener a la OTAN viva al darle una funcin despus del fin de la Guerra Fra. No hubo un aspecto moral tras la poltica de USA. El lder yugoslavo derrocado, Slobodan Milosevic, es etiquetado rutinariamente de autoritario (Comparado con quin? Con los bolcheviques?), pero eso no tuvo nada que ver. El gran xodo de la gente de Kosovo result de los bombardeos, no de una limpieza tnica serbia, y mientras salvaba a los kosovares, el gobierno de Clinton ayudaba a la masacre de kurdos en Turqua. La OTAN admiti (sic) que atac repetida y deliberadamente a civiles, entre otros crmenes de guerra. 

Somalia: La intervencin de 1993 fue presentada como una misin para ayudar a alimentar a las masas hambrientas. Pero USA comenz pronto a tomar partido en la guerra civil basada en clanes y trat de reconfigurar el mapa poltico del pas eliminando al seor de la guerra dominante, Mohamed Aidid, y su base de poder. En numerosas ocasiones, helicpteros de USA ametrallaron a grupos de partidarios de Aidid, o les dispararon misiles; lanzaron misiles contra un hospital en el que crean que se haban refugiado fuerzas de Aidid; tambin a una casa privada, en la que miembros del movimiento poltico de Aidid realizaban una reunin; finalmente, un intento de fuerzas USamericanas de secuestrar a dos dirigentes del clan de Aidid condujo a una horrenda y sangrienta batalla. Slo esta ltima accin cost las vidas de ms de mil somales, y muchos ms fueron heridos.

Es dudoso que llevar alimentos a los hambrientos haya sido tan importante como el hecho de que cuatro gigantes del petrleo USamericanos tenan derechos de exploracin de grandes reas de tierra somal y que esperaban que las tropas de USA terminaran con el caos existente que amenazaba a sus costosas inversiones.

Ecuador: En 2000, campesinos indgenas oprimidos volvieron a alzarse contra las tribulaciones causadas por las polticas de globalizacin de USA y el FMI, como ser la privatizacin. Sindicatos y algunos jvenes oficiales del ejrcito se unieron a los indgenas, y su coalicin oblig al presidente a renunciar. Washington se alarm. Funcionarios USamericanos en Quito y Washington desataron una guerra relmpago de amenazas contra el gobierno ecuatorianos y los oficiales militares. Fue el fin de la revolucin ecuatoriana.

Sudn: USA bombarde deliberadamente y destruy una planta farmacutica en Jartum en 1998 en la creencia declarada de que se trataba de una fbrica para producir armas qumicas para terroristas.  En realidad, la planta produca cerca de un 90% de las medicinas utilizadas para tratar las enfermedades ms mortferas en ese pas desesperadamente pobre; segn las informaciones se trataba de una de las mayores y mejores en su clase en frica. Y no tena nada que ver con armas qumicas. 

Sierra Leone: En 1998, Clinton envi a Jesse Jackson como su enviado especial a Liberia y Sierra Leone. Esta ltima se encontraba en medio de uno de los grandes horrores del Siglo XX: Un ejrcito, sobre todo de muchachos jvenes, el Frente Unido Revolucionario (RUF, por sus siglas en ingls), andaba violando y cortando los brazos y las piernas de la gente. La opinin pblica africana y del mundo se indign contra el RUF, dedicado a proteger las minas de diamantes que controlaba. El presidente liberiano, Charles Taylor, era aliado y partidario indispensable del RUF y Jackson era un antiguo amigo suyo. Jesse no fue enviado a la regin en un intento de restringir las atrocidades del RUF, ni para presionar a Taylor por sus violaciones generalizadas de los derechos humanos, sino que, en junio de1999, Jackson y otros funcionarios USamericanos redactaron secciones enteras de un acuerdo que convirti al lder del RUF, Foday Sankoh, en vicepresidente de Sierra Leone, y le dio el control oficial sobre las minas de diamantes, la mayor fuente de riqueza del pas.

Iraq: Ocho aos ms de sanciones econmicas que el Consejero Nacional de Seguridad de Clinton, Sandy Berger, llam las sanciones ms intensas jams impuestas a una nacin en la historia de la humanidad, devastando absolutamente todo aspecto de las vidas del pueblo iraqu, particularmente su salud; verdaderamente un arma de destruccin masiva. 

Cuba: Ocho aos ms de sanciones econmicas, hostilidad poltica, y de salvaguardia a los terroristas anticastristas en Florida. En 1999, Cuba present una demanda contra USA por 181.100 millones de dlares en compensacin por prdidas econmicas y prdidas de vidas durante los primeros cuarenta aos de esta agresin. La demanda hace responsable a Washington por la muerte de 3.478 cubanos y por las heridas e invalidez causadas a otros 2.099.

Slo las potencias imperialistas tienen la capacidad de imponer sanciones y por ello siempre estn exentas de ellas. 

En cuanto a las polticas internas de Clinton, hay que recordar estas dos hermosuras: La Ley de Pena Capital Efectiva y la Ley para la Reforma del Bienestar Pblico.

Y no olvidemos la masacre en Waco, Texas.

William Blum es autor de Killing Hope: U.S. Military and CIA Interventions Since World War II, Rogue State: a guide to the World's Only Super Power, y de West-Bloc Dissident: a Cold War Political Memoir. 

Para contactos escriba a: [email protected]

http://www.counterpunch.org/blum10202006.html

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter