Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-10-2006

A punto de estallar la tercera Intifada

Khaled Amayreh
Al Ahram Weekly

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


Mientras los medios occidentales, e incluso alguno rabe, continan definiendo como enfrentamiento la matanza diaria de civiles, activistas y militantes palestinos llevada a cabo por Israel, el ejrcito ocupante ha intensificado su brutal embestida contra centros de poblacin palestina tanto en la Franja de Gaza como en Cisjordania. En menos de cinco das, las fuerzas de ocupacin han asesinado a 29 palestinos, incluidos ocho adolescentes, cinco miembros de la misma familia y una madre de cinco nios. Resultaron adems gravemente heridos docenas de civiles, muchos de ellos por las nuevas y letales armas secretas israeles que destrozan la carne hasta llegar al hueso.

Autoridades mdicas palestinas e internacionales han demostrado ya fuera de cualquier duda que Israel est utilizando nuevas y mortferas armas incluso en reas densamente pobladas, provocando muerte y mutilaciones en decenas de personas. Fuentes mdicas de Gaza han venido hablando de ms de 35 amputaciones en menos de dos meses. En el momento en que se estaba editando Al-Ahram Weekly, una gran fuerza israel, apoyada por tanques y vehculos de tropas blindados, desplegaba su desenfrenada violencia en la pequea ciudad palestina de Kabatya, al sur de Jenin, la ciudad situada ms al norte de Cisjordania. Hasta ahora, se ha informado que han muerto cuatro palestinos, tres de ellos adolescentes, afirmando el ejrcito israel que estaban lanzando piedras contra sus tropas.

Como siempre, las fuerzas israeles comparten el supuesto implcito de que ellos son libres para disparar y matar a los palestinos, incluso a los nios que vean arrojando piedras sobre los jeep del ejrcito. En el curso de la Intifada de Al Aqsa, cientos de nios y adolescentes palestinos fueron ejecutados extrajudicialmente por lanzar piedras, y no necesariamente sobre o hacia los tanques o jeep israeles.

En Gaza, el ejrcito israel ha estado llevando a cabo incursiones de da y de noche por toda la Franja, bombardeando barriadas civiles, destruyendo casas y matando a sus habitantes indiscriminadamente. Fuentes mdicas palestinas informaron que al menos 23 palestinos, en su mayora civiles inocentes, fueron asesinados en Gaza en un lapso de 48 horas (una media de un palestino muerto cada dos horas). La mayor parte de las muertes se produjeron como consecuencia de los ataques areos efectuados con los aviones de combate F-16, que bombardean objetivos sin proteccin ni defensa, especialmente zonas de viviendas donde civiles inocentes estn dormidos.

Esta [pasada] semana, la fuerza area israel bombarde con misiles tierra-aire varios barrios residenciales en Gaza, incluida la casa de Um Nidal Farhat, una diputada de Gaza, que perdi a sus tres hijos durante la ltima Intifada. El ejrcito israel no ofreci ninguna justificacin convincente para bombardear el hogar de Farhat, aparte de aludir al hecho de que ella era seguidora de Hamas. Las fuerzas areas israeles bombardearon y destruyeron recientemente los hogares de varias familias sin ms razn que la de que sus propietarios eran seguidores de Hamas.

Esta poltica manifiestamente criminal destruir hogares civiles es un crimen de guerra bajo el derecho internacional- es una extensin de las anteriores prcticas israeles contra los palestinos por las que se dedica a destruir los hogares y negocios de personas supuestamente vinculadas con la resistencia armada.

Qu razones explican este aumento de la barbarie israel? Primera, los oficiales israeles dicen que quieren aplicar en Gaza las lecciones aprendidas en la guerra del Lbano asegurndose de que los palestinos no puedan levantar defensas militares importantes que pudieran daar al ejrcito israel cuando lleva a cabo sus continuas incursiones homicidas contra pueblos y ciudades palestinos. Es decir, Israel quiere asegurarse que la indecente matanza de palestinos le siga resultando tan gratuita como hasta ahora. Las cifras de los ltimos tres meses de violencia israel en Gaza delatan su poltica: 270 personas muertas y muchas ms heridas y mutiladas en la parte palestina, con tan slo un soldado muerto en la parte israel.

El Ministro de Defensa Amir Peretz, ansioso de compensar las deficiencias en Lbano ponindose duro con los palestinos, fue citado esta semana por el peridico Haaretz reconociendo que el gobierno israel haba aprobado ya una intensificacin de la guerra contra el terrorismo, incluyendo el uso de fuerzas areas y terrestres. No aprobaremos la transformacin de la Franja de Gaza en un Sur del Lbano. Atacaremos a todo el mundo, sin importar a qu organizacin pertenezca, dijo Peretz, desafiando el principio de que los castigos colectivos y los asesinatos extra-judiciales son ilegales bajo el derecho internacional y las leyes que regulan la ocupacin.

La segunda razn del aumento de la carnicera israel, que los medios y portavoces israeles repiten incesantemente como papagayos, es la de detener el lanzamiento de proyectiles caseros desde Gaza hacia Israel. Esta argumentacin, aunque tenga alguna apariencia de sensatez, es engaosa. Esos, en su mayora, inocuos proyectiles casi nunca causan muertes o daos y no deberan considerarse ms que como una desesperada respuesta palestina ante la implacable agresin israel. Cuntos israeles han muerto a causa de esos misiles durante los tres ltimos aos? No ms de tres, mientras que, durante el mismo perodo, unos 1.000 palestinos murieron en el curso de las agresiones israeles de represalia.

Una tercera y aparente razn de la actual escalada es intentar localizar el paradero de un soldado israel capturado por los combatientes de la resistencia hace casi cuatro meses. Israel ha rechazado negociar un intercambio de prisioneros con los palestinos con la esperanza de que el ejrcito israel consiguiera encontrar y liberar al soldado, lo que dara tambin un estmulo moral al gobierno de Ehud Olmert, muy debilitado por la reciente guerra con Hizbollah. Sin embargo, el rechazo igualmente decidido de las facciones de la resistencia palestina a liberar sin condiciones al soldado, como Israel ha estado exigiendo, ha proporcionado a Israel un pretexto muy cmodo para intensificar sus matanzas.

As es, desde que el soldado fue tomado prisionero el 25 de junio, el ejrcito israel ha matado a ms de 250 palestinos, civiles inocentes en su inmensa mayora. Eso adems del desenfrenado bombardeo y destruccin de infraestructura civil en Gaza, incluidos puentes, colegios, calles, edificios gubernamentales, barrios residenciales y la nica central elctrica de Gaza. A pesar del soldado capturado, est claro que la principal fuerza motriz tras la escalada de la agresin israel es destruir, o al menos debilitar seriamente, el gobierno dirigido por Hamas por rechazar rendirse ante Israel.

Al bombardear repetidamente la sede del Primer Ministro palestino, del Ministerio del Interior, y al detener tambin en masa a los ministros del gobierno palestino y a los diputados en Cisjordania, Israel ha demostrado que su gran prioridad es destruir o paralizar el gobierno palestino.

Actualmente hay informes de que Israel est planeando asesinar a los funcionarios del gobierno, incluido el Ministro del Interior Said Siyam. El Primer Ministro Ismail Haniyeh ha sido terminante: Han sido capaces de llevar a cabo todas las acciones imaginables de inhumanidad y crueldad, incluso dejar morir de hambre a nuestro pueblo y provocar la divisin en nuestras filas, pero han fracasado al intentar derribar a nuestro gobierno. Ahora estn incrementando su agresin criminal para lograr que este gobierno se venga abajo e instalar otro que se doblegue ante su agenda poltica.

Israel parece confiar en que, en caso de no conseguir derribar al gobierno de Hamas, sus polticas al menos provoquen la guerra civil entre Fatah y Hamas. Es una equivocacin. Efectivamente, cada vez est ms claro que el intensificado conflicto inter-palestino evolucionar pronto hacia una nueva Intifada contra Israel. Tanto Hamas como Fatah son conscientes de que slo pueden conservar el apoyo de sus bases mediante la lucha contra los ocupantes israeles, causa y raz de la miseria y sufrimientos palestinos.

De ahora en adelante, cualquier intensificacin de la agresin israel en Gaza y Cisjordania podra bien provocar el resurgimiento de la Intifada de Al Aqsa o incluso el estallido de un nuevo tipo de Intifada, caracterizada, al menos en parte, por una violencia similar a la de Al-Qaeda. Incluso organizaciones como Hamas y la Yihad Islmica pareceran moderadas comparadas con lo que podra entonces surgir.

Texto original en ingls:

http://weekly.ahram.org.eg/2006/817/re51.htm

Sinfo Fernndez forma parte del colectivo de Rebelin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter