Portada :: Espaa :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-11-2006

Guerras actuales y gasto militar

Estitxu Martnez de Guevara
Gara


El colectivo antimilitarista Gasteizkoak acabamos de publicar el informe sobre el gasto militar correspondiente al ao 2006. En esta ocasin en colaboracin con STEE-EILAS y relacionado con la escasez de presupuestos para mejorar la calidad de la educacin. El viejo eslogan gastos militares para gastos sociales.

Las cantidades que se aportan son muy elevadas y, lo que es peor, siguen creciendo progresivamente ao tras ao: En la CAPV, el gasto militar calculado para el 2006 es de 1.656,78 millones de euros. Y si miramos al Estado espaol, la cantidad asciende a la friolera de 21.208,19 millones.

A modo de conclusin constatamos que con ese gasto militar se podran cubrir los 1.191,15 millones de euros que STEE-EILAS calcula grosso modo como necesarios para cubrir las necesidades de la Enseanza No Universitaria, y an sobraran 500 millones.

Algunas comparaciones ms puntuales pueden, sin embargo, resultar significativas. As, la aportacin de la CAPV (6,24 %) a los gastos de Personal del Presupuesto del Ministerio de Defensa es de 262,84 millones de euros. Con esos sueldos militares se podran cubrir de sobra los 229,22 millones calculados como necesarios para contratar ms profesorado y con ello mejorar la ratio nmero de alumnos/ aula, reducir la carga lectiva, aumentar el profesorado de apoyo... La eleccin parece clara: consigamos ms plazas docentes eliminando sueldos militares.

De la misma manera se calcula en 677,4 millones de euros la cantidad necesaria para hacer frente a la construccin de nuevos centros educativos, obras de rehabilitacin, dotacin de material mobiliario... en la Enseanza No Universitaria. Esa cantidad se cubrira simplemente con que la CAPV dejara de aportar su contribucin a dos programas con- cretos de armamento: el Avin de Combate Europeo EF-2000 (547,12 millones) y la Fragata F-100 (130,33 millones). Teniendo en cuenta que la CAPV contribuye anualmente a los principales programas espaoles de armamentos asciende a 1.142,36 millones de euros, contribuimos a financiar aviones para la guerra o construimos las nuevas escuelas que necesitamos?

Son cantidades muy altas, sin duda. Y estn calculadas con bastante rigor. Pero es evidente que el gasto militar real es mucho ms elevado y muy difcil de descifrar. Esto es debido a la absorbente militarizacin que se da en la mayora de las rbitas del poder, de la poltica, de la economa.

Hoy por hoy, con la globalizacin y el gobierno del mundo por parte del Imperio de EEUU, todos y todas sabemos que el poder est en manos de las multinacionales del armamento y del petrleo. Y desconocemos las cantidades ingentes que gastan en desarrollo tecnolgico para sus proyectos de sofisticadas armas, en las innumerables formas de aumentar el control social sobre las poblaciones, etc.

Son gastos militares los destinados a la investigacin, fundamentalmente militar, en detrimento de la civil de utilidad social. Y esto con el apoyo de la mayora de los estados y de buena parte de las grandes y pequeas universidades del mundo. Son tambin gastos militares (aunque no estn incluidos en los datos que aportamos) los dedicados por muchos medios de comunicacin a la guerra psicolgica y de intoxicacin que mantienen continuamente. Todo al servicio del Imperio y del Poder Mundial en la sombra (esos verdaderos grupos de poder compuestos por puados de personas cuyas riquezas e influencias determinan, por encima del poder poltico, las decisiones que afectan al mundo).

En nombre de la seguridad y del progreso tenemos guerras manifiestamente declaradas. Pero tambin otras muchas que intentan camuflarnos con diferentes disfraces. As, nos encontramos con las guerras humanitarias, las guerras comerciales, los bloqueos, las guerras tecnolgicas por el control de recursos, guerras geoestratgicas por el dominio del planeta tierra... Todo ello hace que nos encontremos ante lo que se puede llamar Estado-guerra, dirigido por el Imperio.

Cuando EEUU declar la guerra a Irak con sus absurdos engaos, Europa, la ONU y la mayora de los pases del mundo se opusieron. Pero hemos visto, estamos viendo, cmo despus y por detrs, estn colaborando en el botn de la guerra, del petrleo, de la reconstruccin del pas destrozado. Y sobre todo en el gran negocio de la fabricacin y comercio de armamento.

Con la excusa de la seguridad y de la lucha contra el terrorismo, aceptamos el inmenso montante del gasto militar en el mundo. Aunque sea a cambio de que no haya dinero ni medios para solucionar los grandes problemas, que sobre todo se ceban en los pases ms pobres: la emigracin forzada, el hambre, la contaminacin, las muertes por enfermedades fcilmente curables, la esquilmacin de recursos naturales... En definitiva, la muerte progresiva, o asesinato, de tres cuartas partes del planeta.

Deca Carlo Frabetti en Rebelin: El terrorismo es la guerra de los pobres, pero en cambio, la guerra es el terrorismo de los poderosos, el terrorismo de los ricos. Intentan vendernos que el objetivo fundamental de la poltica estadounidense es hacer frente a la amenaza terrorista. Evidentemente esto no es ms que un pretexto en su esfuerzo por expandir y fortalecer el modelo capitalista estadounidense hasta el ltimo rincn del planeta. A Bush slo le preocupa defender la cuenta corriente de sus amistades petroleras, armamentistas...

Finalmente, quiero hacer una llamada de atencin a la poblacin de Euskal Herria, que puede entender este mensaje mejor que nadie: ni las guerras ni los grandes males que padece hoy la humanidad se solucionarn de la mano ni de los estados ni de los partidos; slo lo lograrn los pueblos que luchan y no delegan en quienes les dirigen.

* Estitxu Martnez de Guevara - En nombre del colectivo Gasteizkoak



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter