Portada :: Conocimiento Libre
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-11-2006

Un cuartel general para el ejrcito del ciberespacio

Rosa Miriam Elizalde
Cubadebate



Est en la base Barksdale en Louisiana, dentro del Octavo Contingente Areo del Ejrcito de Estados Unidos. Se le conoce por las siglas AFNETOPS (Air Force Network Operations Command), Comando de Operaciones de la Fuerza Area en el Ciberespacio, y se encargar de organizar acciones de guerra contra terroristas en las redes electrnicas internacionales, bajo el mando de un general de cuatro estrellas.
La informacin apareci con pelos y seales este fin de semana en las publicaciones del Departamento de Defensa, empezando por su pgina web www.defenselink.mil . Si antes el Pentgono evitaba informar de sus estrategias y organizaba cuidadosamente sus simulacros, desde hace algn tiempo no invierte un centavo en mscaras. Total: nadie se fijar en esta extraordinaria noticia con el desastre en Iraq, el designado ahorcamiento de Sadam Hussein y las elecciones del 7 de noviembre en Estados Unidos, emboscadas de escndalos sexuales, bretes cortesanos y guerras de encuestas que mantienen cautiva la atencin mundial.

Digo extraordinaria noticia con entera conciencia. No es lo mismo organizar un ejrcito que se emplee en el espacio tangible, en territorios circunscritos a un rea geogrfica y frente a un enemigo ms o menos reconocible, a organizar uno nuevo que se desplazar por la Red de Redes y atacar violentamente al sistema nervioso central de la globalizacin, donde se alojan los conceptos, las ideas, las imgenes, las transacciones econmicas, que son los autnticos artculos con valor en la nueva economa, como dira el gran terico norteamericano de La era del acceso, Jeremy Rifkin.

Los halcones norteamericanos nos estn advirtiendo que Estados Unidos acaba de crear el instrumento transnacional, que convertir en un blanco de guerra a cualquiera que tenga una computadora enganchada en la Internet, generando ideas, comprando o inventando algo que ellos no quieran que ese fulano haga. Independientemente, de su nacionalidad, de su raza, de su edad, de sus costumbres, de su habilidad para manejar el teclado de la mquina Han firmado el acta de defuncin no solo de las fronteras nacionales, sino de la privacidad y de la seguridad de quienes navegan por el ciberespacio que, segn los pronsticos ms conservadores, en el 2020 alcanzar a enlazar a todas las regiones del planeta, incluyendo las aldeas ms pobres. Muchos se seguirn muriendo de hambre, pero los que sobrevivan necesitarn asirse a la red para existir, un trmino muchsimo ms sutil y despiadado que nuestro simple ser.

La idea de crear este ejrcito no naci la semana pasada. Ha sido una obsesin del Secretario de Defensa Donald Rumsfeld desde el 2001, despus del derrumbe de las Torres Gemelas, en que la Internet se revel como la gran vedette informativa de los norteamericanos y el Pentgono no pudo ejercer el control frreo sobre la informacin, como haba ocurrido desde la primera Guerra del Golfo. En el 2003, en un documento secreto que fue filtrado intencionalmente a la opinin pblica en enero de este ao, se dio la orden de crear este Comando especial, y desde entonces se ha ido engrasando el arsenal militar para la intervencin de servidores, el espionaje de la red, la compra de mercenarios cibernticos, el asalto a las legislaciones para criminalizar en nombre la guerra contra el terrorismo, la torcedura de brazo de las compaas de telecomunicaciones y hasta el lanzamiento en marzo del 2003, en Iraq- de la bomba electrnica que inhabilita todos los sistema electrnicos de una sola vez.

Lo indito no es la creacin de este ejrcito, ni que el flamante jefe ser el lugarteniente general Robert Elder alguien con ms horas de vuelo en el espionaje electrnico, que en la Fuerza Area-. Lo nuevo es que las acciones de guerra electrnica, que anteriormente estaban separadas entre 10 operaciones del Pentgono y otros centros de inteligencia, adems de la Octava Fuerza Area, ahora se articulan en una sola direccin que extender la guerra santa de Bush -O ests con nosotros, o ests con los terroristas- no solo contra pases, sino contra empresas, grupos e individuos, que han empezado a ser cazados como conejos a travs del gran sistema nervioso de la era global.

El cambio cultural es que vamos a tratar la Internet como un campo de guerra, y vamos a concentrarnos en l y darle prioridad para acciones en el ciberespacio y acompaarlas si es necesario con acciones en el espacio areo y terrestre, dijo el generalote Elder en la conferencia de prensa organizada el pasado viernes en el Pentgono. Cuando pronunci estas palabras mgicas, ya haca rato que estaban sonando a todo dar las sirenas. Solo que ahora les subieron el volumen, a ver qu pasa.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter