Portada :: Otro mundo es posible :: II Seminario: La Humanidad frente al Imperialismo (Oviedo, octubre 2006)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-11-2006

Medios alternativos y respuestas a campaas masivas de intoxicacin meditica

Gins Fernndez Gonzlez
Rebelin

Intervencin de Gins Fernndez Gonzlez, director de Mundo Obrero en el II Seminario Internacional por el Progreso del Mundo: "La Humanidad frente al imperialismo".


Es para m una gran satisfaccin el poder participar en estas jornadas* y una gran honor el haber sido invitado como Mundo Obrero para aportar nuestra visin en tema, con este sugerente ttulo.

En el libro Como nos venden la moto, de Chomsky y Ramonet, se afirma que la democracia actual no se corresponde con la idea que tenemos del trmino. En particular por el control al que se someten los Medios de Comunicacin, en contraposicin a la libertad e imparcialidad que se le supone a la informacin trasmitida bajo esta Forma de Gobierno.

Por tanto, debemos plantearnos una primera reflexin el concepto democracia bajo el que se trasmite la informacin en un mundo globalizado, donde la clase dominante nos quiere imponer su visin del mundo: el neoliberalismo.

A ello juegan los medios de comunicacin de masas, los profesionales seguidistas, los intelectuales comprados para dirigir y controlar el rebao desconcertado, la gran mayora de la poblacin, por la clase especializada. En la teora de Walter Lipmann, la clase especializada gestionar la mayora de los asuntos que interesan a el rebao domesticado, ante la incapacidad de estos, a travs de los medios de comunicacin. Una intencin de dudosa catadura moral, segn mi opinin. El neoliberalismo ha convertido la comunicacin en mercanca, ha dejado en las empresas privadas la capacidad de informar, de transmitir su visin del mundo.

La concentracin de los medios en manos de unos pocos, que a travs de su poder (la informacin es poder) adocenan las conciencias para que asimilen como bueno el sistema. La concentracin crea uniformidad en el mensaje, en palabras de Vicente Romano lo cierto es que slo quien posee los medios puede regular el conocimiento y el desconocimiento. Ante la concentracin de poder comunicacional, no es de extraar que las opiniones sean bastante uniformes, igual que los programas polticos.

Esta ltima referencia viene al caso porque hoy los programas polticos obedecen al fenmeno de las encuestas o sondeos de opinin. La accin poltica se realiza hacia los medios de comunicacin por parte de los actores polticos, en consonancia con la opinin que los ciudadanos trasmiten en los sondeos, con preguntas estudiadas muchas veces- para que tenga una determinada respuesta. Los medios establecen los lmites del discurso y de la comprensin del pblico, del pueblo, no siempre moldean la opinin de todos, claro est, pero tampoco tienen por qu hacerlo. Basta con legitimar ciertos puntos de vista y deslegitimar otros Murdok y Goldind manifestaron en 1977, Las voces que sobreviven pertenecern en buena medida a quienes es menos probable que critiquen la distribucin prevaleciente de la riqueza y del poder. Y al revs, quienes es ms probable que pongan en duda estas reparticiones no pueden hacer pblico su desacuerdo u oposicin porque no disponen de los recursos necesarios para comunicarse eficazmente con una gran audiencia

Desde esta perspectiva, los medios de masas enfatizan la estructura econmica sobre el contenido ideolgico de los mensajes. La institucin de los medios de comunicacin, es considerada una parte del sistema econmico aunque estrechamente vinculada al sistema poltico. Por tanto los partidos que cuestionan o estn contra el sistema ven dificultada la transmisin del mensaje, a menos que lo dulcifiquen y le den carta de naturaleza a una democracia controlada.

La idea de aldea global, aparecida en muchos escritos de McLuhan, parte del hecho de que el individuo recibe un constante caudal de informacin de todo cuanto acontece en el mundo, y en la mayora de los casos esa percepcin no es puramente selectiva, sino pasiva.

El maestro Vicente Romano en el articulo: Comunicacin, poder y democracia, publicado en Rebelin nos dice: la emancipacin no se demuestra apretando un botn de la radio o de la televisin, ni cambiando de canal cada dos por tres, sino nica y exclusivamente tomando la palabra y pronunciando al mundo como es.

Por tanto, huyendo de lo que muchos dicen de la existencia de por ejemplo- ms canales de TV es libertad de expresin y pluralidad en la informacin, es cuestionable al menos en cuanto que los medios estn controlados por unos pocos, en grandes corporaciones, que adems tienen intereses en sectores estratgicos de la economa y en grandes empresas o en determinados territorios, nunca informarn y crearn opinin en contra de sus intereses.

La relacin grandes corporaciones polticos, ha tenido en los ltimos meses una clara connotacin, el contrato de Aznar con Rupert Murdoc. Las conexiones del magnate con el capital americano y los neo-com, Aznar con Bush, (PRISA=PSOE; Vocento (Grupo Correo) derecha liberal, catlica; COPE Iglesia, Ext. derecha; etc.) pongamos por ejemplo uno de mi tierra de la Regin de Murcia. El Gobierno Regional del PP, ha otorgado la licencia de la Televisin Regional a una gran empresa constructora, alguien se cree que denunciaran la especulacin o la corrupcin? de la que es objeto el territorio de la Comunidad Autnoma.

Adems de la participacin de grupos econmicos importantes en el capital y consejo de los medios que hacen como decamos antes arrimen el ascua a su sardina, es decir que la informacin tenga cierta intencionalidad: por ejemplo, la definicin de Populistas los presidentes de los gobiernos de los pases que cuestionando el neoliberalismo, proponen medidas progresistas y de izquierdas o han iniciado procesos revolucionarios y alternativos a la lgica econmica del imperio, Evo Morales, Chaves, Castro, a los candidatos de otros pases que han demostrado simpata por el socialismo o la alternativa al sistema econmico imperante, Correa, Ollanta, Daniel Ortega, Lopez Obrador, etc.

Todos plantean la lucha contra el neoliberalismo y el imperialismo, los medios no pueden dejar que estas ideas se extiendan, que crezca la simpata internacional hacia las luchas de los pueblos de Amrica Latina, son muchos los intereses econmicos en juego.

Siempre han existido medios de comunicacin alternativos, segn la concepcin de aquellos que informan la otra verdad, la de verdad, la realidad y las opiniones que los medios de masas ocultan porque son contraria a sus intereses. Pero la llegada de Internet ha favorecido la proliferacin de stos, un costo econmico menor, y la rapidez del mensaje seran dos de sus principales caractersticas. Contamos en la mesa con una representacin de ellos (Kaos en la Red), pero tambin medios ms tradicionales como prensa escrita son alternativas, Diagonal, Mundo Obrero, Le Monde Diplomatique y muchos otros realizan un mayor esfuerzo econmico y humano para estar presentes en la sociedad. Hoy existe una amplia diversidad de opciones tanto ideolgicas, sociales, culturales, que permiten informar de forma ms amplia y a la vez concreta. Existe una multiplicidad de Medios, escritos, Internet, menos en radio y menos en TV alternativa.

A la vez, por un lado los procesos de privatizaciones y el concepto restringido del acceso a la capacidad de producir desde la sociedad, ha eliminado la posibilidad de que desde los medios pblicos se puedan dar otra visin, la de los ciudadanos sus asociaciones y colectivos que trabajan porque otro mundo sea posible.

Qu podemos hacer para influir y contrarrestar las campaas de intoxicacin masivas?

Pascual Serrano, amigo comn de muchos de los que estamos en esta mesa y en esta sala, en el artculo Comunicacin y Toma de Poder, publicado en Rebelin, deca: Los recientes foros sociales han abordado un apasionante debate en torno a la necesidad de la toma del poder o no. Se trata de una idea lanzada por el zapatismo donde, rompiendo con la tradicin de los movimientos guerrilleros que luchaban por derrocar y desplazar gobiernos, afirmaba que su objetivo no era tomar el poder en Mxico. Era la misma tesis que defenda John Holloway en su libro Cambiar el mundo sin tomar el poder. La discusin tom total protagonismo en el ltimo Foro Social Mundial en Caracas, un pas cuyo gobierno se ha alineado con los principios alterglobalizadores de los organizadores y precursores de estos foros. De ah la diferencia entre quienes apuestan por intentar cambiar las estructuras sin necesidad de alcanzar gobierno y quienes piensan que ese modelo est agotado y que, observando los ejemplos de Venezuela o Bolivia, es hora de aspirar a otro mundo posible tomando las riendas gubernamentales.

Y hago esta reflexin para trasladarla a los medios de comunicacin alternativos. Hace diez aos, las experiencias en este mbito pretendan sacar del silencio noticias, luchas y movimientos que los grandes medios estaban ignorando premeditadamente. Algunos incluso los denominan medios de contrainformacin, trmino que no comparto deca el- porque, entiendo, supone reconocerles a los comerciales el patrimonio de la informacin.

Con el tiempo, y con el desarrollo de algunas tecnologas de la informacin, en especial Internet, hemos podido comprobar que el despegue de los alternativos ha sido tal que ya se nos queda pequeo el reto de desvelar las informaciones silenciadas. Podemos aspirar a plantear un nuevo modelo y un enfoque distinto de prcticamente todos los acontecimientos de la agenda informativa. La experiencia nos ha demostrado que incluso ante hechos noticiosos predominantes, la demanda de informacin diferente a la proporcionada por los grandes medios es abrumadora. A la ciudadana no le bastaba lo ofertado por los grandes medios en acontecimientos como el 11-S, el tsunami en Asia o el desarrollo de la guerra de Iraq, a pesar de que eran temas ampliamente abordados por los medios masivos. Al mismo tiempo, pudimos comprobar que estbamos en condiciones de ofrecer otra informacin, otro anlisis y otra interpretacin diferente de todos esos hechos. Y continua: Si a todo ello, le aadimos la prdida de credibilidad de los medios dominantes, podemos concluir que entrbamos en una nueva fase en la que debamos plantearnos, lisa y llanamente, el derrocamiento del predominio informativo de las grandes empresas.

Es decir, tal y como ha sucedido en los foros sociales, aquel debate sobre la toma del poder llega ahora a los medios. Y de nuevo aparece Venezuela en escena. Desde all se crea un canal de televisin internacional, Telesur, acompaado tambin de otros medios pblicos, que ya no eran ni medios comunitarios ni proyectos de movimientos sociales como hasta ahora suceda con los medios alternativos. Eran medios financiados por gobiernos que se desmarcaban de los intereses comerciales y que apostaban por una lnea editorial con franca sintona con los contenidos alternativos. De hecho, sus directivos y profesionales proceden mayoritariamente de esa cantera. Y termina: Por tanto, podemos concluir que quizs va siendo hora de que pensemos en que un modelo informativo al servicio de los pueblos, ajeno a los imperativos de la rentabilidad y los ingresos publicitarios pueda ser predominante y desplace a los actuales ya muy heridos en su credibilidad. O al menos, que comiencen a enfrentarse de igual a igual.

Creo que ya hacemos algo, posiblemente poco, muy poco, pero algo hacemos, nos vamos retroalimentando de determinados temas, realizando el efecto espejo o reflejo multiplicando la difusin de noticias y temas, tanto en los medios escritos como Internet. Pero lgicamente no es suficiente. Me permitir hacer algunas propuestas, no todas son de mi cosecha, otros compaeros las han planteado en distintos foros y artculos y que creo conveniente trasladarlas:

A) Respecto Radios Y Televisiones Libres o Pblicas (muy importante) - Exigir a los gobiernos de las distintas administraciones el desarrollo efectivo de la Ley de Ordenacin y control de las emisoras municipales. Potenciar las radios locales. El desarrollo de las Emisoras Asociativas y la completa aplicacin de la legislacin de le TV Local. - La formacin puede y debe ser uno de los ejes vertebradores de la nueva radio y TV Local. Una formacin que ayude a democratizar los procesos de comunicacin y crear ciudadanos ms crticos y participativos (dada en todos los medios). - Los contenidos y prioridades de la radio y la televisin local deben estar fundamentalmente en el espritu de innovacin y de servicio pblico, para ello resulta imprescindible implicar a instituciones y colectivos representativos de la sociedad civil.

B) Respecto a los Medios Alternativos:

1.- Intentar establecer las relaciones y elementos que sucedidos en la otra punta del mundo afectan a los ciudadanos de cada pas. Explicar qu modelo econmico es el que siembre la pobreza en Africa y provoca que lleguen emigrantes a Espaa. Que la explotacin del trabajo infantil tiene su reflejo en algunos productos que estamos comprando todos los das, o que el gobierno elegido por los ciudadanos tiene un papel activo en el sostenimiento de dictaduras o injusticias internacionales mediante su comportamiento en los foros internacionales o su poltica comercial. Es decir debemos tener como objetivo informativo que el ciudadano vea que es parte activa de un orden mundial y de la realidad que sucede en muchas partes del mundo (PS Pascual Serrano).

2.- Internacionalizar las informaciones para que sean comprensibles fuera de cada pas, es decir, por toda la comunidad internacional. Este es en mi opinin el gran dficit que tenemos en comunicacin. Creo que ya en casi todos los pases existen buenos medios alternativos que sacan a la luz la informacin honesta que se produce en sus pases. El problema es que no sirve lo que se informa, interpreta o analiza en clave nacional para la comunidad internacional. El primer obstculo es el idioma. Apenas existen profesionales y menos an colectivos organizados que tengan como misin la traduccin de textos para compartir. El mundo informativo alternativo est dividido en compartimentos estanco entre anglfonos, hispanos, rabes, etc Esa divisin la afrontan mejor los grandes medios que disponen de equipos y agencias de traduccin instantneas y con gran presupuesto. Un artculo de Robert Kagan o Huntington es traducido simultneamente para ser difundido en medios de comunicacin de varios idiomas (PS).

Luego ya tenemos dos retos: - Consolidar equipos de traduccin. Tlaxcala. - Trabajar la informacin en clave internacional si es nuestra intencin llegar con nuestro mensaje fuera de nuestras fronteras.

Los colectivos sociales deben de pensar que los medios alternativos que ms van a compartir sus planteamientos son absolutamente precarios en recursos, no tienen publicidad ni ricos accionistas, y los periodistas probablemente saquen los contenidos adelante araando tiempo a su ocupada agenda. Muchas veces una informacin no se difunde simplemente porque no se ha dispuesto de tiempo para rehacerla adecuadamente y darle un formato de calidad. En la medida en que esos elementos se puedan atender en las organizaciones facilitarn el trabajo a los medios y habr ms posibilidades de que las informaciones deseadas sean difundidas (PS).

3.- Compartir recursos Hasta los grandes medios comparten recursos en su informacin internacional, de hecho apenas media docena de grandes agencias operan con las imgenes internacionales. Nosotros debemos hacer lo mismo, por razones econmicas como hacen ellos y por razones de principios de socializacin de la informacin. No existe la competencia en el nuevo modelo de comunicacin por el que debemos trabajar. En un futuro debemos plantearnos la necesidad de crear un banco de datos de imgenes para compartir, una especie de archivo socializado (PS).

4.- Ir todava ms lejos, eliminar las fronteras en la creacin de medios de comunicacin. Lgicamente si hemos hablado de internacionalizar los contenidos y compartir los recursos, parece inevitable llegar a la conclusin de que es inevitable afrontar el reto de crear medios internacionales, es decir, no ligados a un pas concreto.

No estoy descubriendo nada nuevo, eso ya se est haciendo. En el plano alternativo lo hace Rebelin y en el institucional, Telesur. Pero incluso los medios que se supone son nacionales se estn nutriendo de contenidos que pertenecen a otro pas. Por eso alguien puede escribir algo en Rebelin y maana comprobar que fue la columna de opinin del diario cubano Juventud Rebelde. O en Internet hay medios que difcilmente se podran ubicar como de un pas, no slo Rebelin.org tambin Red Voltaire y muchos ms (PS)

Las reflexiones anteriores, las realizaba Pascual Serrano en la Fiesta del PCE, en un debate sobre Globalizacin y Medios de Comunicacin, en el coloquio apareci el tema de la necesidad de un medio escrito para la izquierda, reflexin que siempre aparece en el debate y como siempre las referencias al Pais como el periodico que lee la izquierda. All nos posicionamos desde MO, creemos que no solo y es muy importante, la cuestin financiera lo hara inviable, si no, que seria insuficiente para la diversidad y pluralidad que hoy convive en la izquierda y que proyectos como Diagonal, Mundo Obrero y otros pueden y deben cubrir, no somos contrincantes, somos complementarios. la humanidad es plural, plural es la izquierda, la informacin debe ser plural.

De Vicente Romano, Comunicacin, poder y democracia, tomamos: Lo opuesto a esta comunicacin es la formacin de conciencia crtica y voluntad democrtica para el desarrollo multilateral de la personalidad humana. Para eso se requiere, entre otras cosas, la transformacin del sistema de produccin material y espiritual, del sistema de enseanza, la creacin de condiciones reales de acceso que permitan la libertad concreta de expresin para todos, la supresin de las medidas estatales que limitan estas libertades, el freno y la anulacin de la influencia de los monopolios y oligopolios en la formacin de la opinin pblica y en la cultura. Habra que convertir a las mayoras, al pueblo, en protagonistas de los medios, utilizando para la formacin de su opinin los ejemplos y modelos vivos, concretos, en todos los aspectos de la vida. El pueblo como protagonista implica que las mayoras trabajadoras elaboren sus noticias y las discutan.

Se suele hablar de los "medios de masas" como de seres superiores que ejercen un poder insuperable. La democracia intenta controlar este poder aparentemente insuperable mediante comisiones y gremios de control. Pero esto no puede tener xito porque estos rganos de control se suman a la oligarqua existente. La disolucin de la oligarqua en la comunicacin pblica, eso que se denomina ilusin de la libertad de expresin, es el mandamiento (precepto, orden) de la autodeterminacin democrtica

No se trata de publicidad, esto es, de crear pblico, audiencias, sino de la publicacin de procesos de conocimiento que ayuden a hacer visibles las contradicciones entre los conceptos y las situaciones reales.

Por ltimo, la creacin de redes, no slo de Internet, sino de todos los medios, creacin de fondos de documentacin y la colaboracin. O un encuentro nacional o internacional en Espaa de todos los medios alternativo para coordinar estrategias de inters comn, ms all de las distintas posiciones o pertenencias de cada cual.

Quiero terminar con una cita del libro la formacin de la Mentalidad Sumisa de Vicente Romano, parafrasendolo desde mi optimismo militante:

El pensamiento dominante propaga la idea de que el desarrollo tecnolgico equivale al progreso, entendido como velocidad, aceleracin y acomodo rpido a lo nuevo. Conceptos como propiedad. clase social.etc han quedado anticuados, nos dicen. Ya no hay ms que un mundo y una economa mundial. Y, claro, a una economa mundial le corresponde una conciencia tambin mundializada, un pensamiento nico.

Estos esfuerzos del adversario por mantener el monopolio de la opinin y alimentar la falsa conciencia han estimulado en nosotros el deseo de crear una alternativa al pensamiento dominante.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter