Portada :: Espaa :: Proceso en Euskal Herria
(el Pueblo quiere la paz)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-11-2006

Silencio absoluto del Gobierno espaol
Amnista Internacional exige a Madrid el fin de la dispersin y que modifique la Ley de Partidos

Gara


Amnista Internacional mostr ayer su preocupacin porque el proceso no aborda cuestiones de derechos humanos y record que en julio pidi a Madrid que acabara con la dispersin, con la incomunicacin y modificara la Ley de Partidos. Tambin pide a ETA que resuelva presuntos abusos como hostigamiento o extorsin.

Amnista Internacional (AI) hizo pblica el martes una declaracin en la que emplaza al Gobierno espaol a que aborde una serie de motivos de preocupacin en el mbito de los derechos humanos cuya resolucin es vital para garantizar un proceso de paz duradero y sostenible.

La declaracin, difundida por AI desde su sede central en Londres, recuerda que en julio se dirigi al presidente espaol, Jos Luis Rodrguez Zapatero, para que tomase una serie de medidas.

Entre otras cosas, Amnista Internacional pidi la derogacin de la detencin en rgimen de incomunicacin, el acceso inmediato de los detenidos a asistencia letrada efectiva, el derecho de los reclusos a cumplir sus condenas cerca de sus familiares, que pasaba por la revisin e inversin de la poltica de dispersin de presos o detenidos por terrorismo; y la eliminacin de toda ambigedad de la Ley de Partidos Polticos que pudiera infringir los derechos a la libertad de pensamiento, expresin, asociacin o reunin, destaca la declaracin de AI.

Preocupacin


El mismo documento aade que AI inst a ETA a resolver presuntos abusos contra los derechos humanos que cometa, como hostigamiento, amenazas, extorsin econmica y otros actos de violencia o intimidacin contra la poblacin civil y recuerda que pidi al grupo armado que se asegurara de que el final de los abusos contra los derechos humanos era total e irreversible.

Esta nueva declaracin, que lleva por ttulo Espaa: Los derechos humanos no pueden esperar, se produce despus de que AI muestre su preocupacin por la falta de mejoras concretas en el mbito de los derechos humanos desde la aprobacin por el Congreso espaol en mayo de 2005 de la declaracin a favor del dilogo y desde el anuncio de alto el fuego permanente por parte del grupo armado vasco ETA en marzo de 2006.

Junto a todo ello, AI destaca que los derechos humanos deben formar parte esencial del programa de trabajo y constata que hasta la fecha, el debate pblico que actualmente se desarrolla sobre el proceso de paz no se ha planteado adecuadamente lo fundamental que es el respeto de los derechos humanos para cualquier paz duradera.
 
Para que este nuevo intento sea eficaz debe basarse en el compromiso de todas las partes con la proteccin de los derechos humanos. Los derechos humanos no deben utilizarse como bazas de negociacin, aade la declaracin de AI.
Este organismo internacional insiste en que el respeto a los derechos humanos es un requisito previo para establecer dicho proceso, una gua para poner en marcha un proceso eficaz y el teln de fondo de cualquier garanta de que el procesoser duradero.

Barreras para el proceso


A Amnista Internacional le preocupa que existan barreras para este proceso, como la continuacin de los abusos contra los derechos humanos y el mantenimiento de ciertas disposiciones en el marco jurdico que conducen a violaciones de derechos humanos, aade.

En esta lnea, AI considera tambin esencial que como una de las garantas de no repeticin, se establezca la verdad y se haga justicia para todos los abusos y violaciones de derechos cometidos en el pasado.

El Gobierno espaol tiene la obligacin de garantizar el derecho de las vctimas de todos estos abusos y violaciones a la verdad, la justicia y la reparacin, aade AI.

En el documento de AIhecho pblico ayer desde Londres se incluye un apartado que titula Informacin complementaria, en el que destaca que hemos condenado siempre sin reservas los abusos contra los derechos humanos cometidos por ETA y que ha pedido sistemticamente que acabe con su campaa de homicidios de civiles, secuestros y tomas de rehenes.

Junto a ello, este organismo internacional tambin recuerda que ha documentado graves violaciones de derechos humanos, como homicidios ilegtimos, denuncias de ejecuciones extrajudiciales de personas consideradas miembros de ETA por integrantes del grupo ilegal denominados Grupos Antiterroristas de Liberacin (GAL), y la posible connivencia del Estado, as como otras violaciones de derechos humanos, como torturas y otros malos tratos.

Silencio absoluto del Gobierno espaol


Ni el Gobierno espaol, ni el de Vitoria, ni el de Navarra ni ninguno de los partidos que habitualmente aprovechan la ms mnima circunstancia para realizar declaraciones sobre la evolucin del proceso dijo ayer nada sobre la declaracin que Amnista Internacional hizo pblica el martes y que para el medioda se encontraba en las redacciones de los medios de comunicacin.

Las informaciones sobre Zapatero destacaban que hoy se reunir con el presidente de la Repblica francesa, Jacques Chirac. Pero en su agenda no se prev tratar la cuestin de Euskal Herria sino la de Oriente Prximo, en relacin con la iniciativa de la Alianza de Civilizaciones.

Ningn ministro del Gobierno espaol realiz declaraciones en torno al proceso. Haba que bajar hasta el rango de secretario de Estado para encontrar a Antonio Camacho (responsable de Seguridad) alabando la seriedad y el rigor del Gobierno espaol en el proceso.

No hay nadie que tenga duda de ello, seal, aunque parece que AI no las tiene todas consigo. Luego habl de la corrupcin en Marbella.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter