Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 16-11-2006

Desde Suiza: hartazn de propaganda sionista
France Culture o France Propagande?

Silvia Cattori

Traducido para Rebelin y Tlaxcala por Juan Vivanco


Es lamentable or la radio pblica France Culture. Y ese incesante desfile de periodistas del gremio judo que acaparan y manipulan el debate. Entre la monserga cotidiana, teida de propaganda proisrael, de Alexandre Adler y los delirios acerca del antisemitismo de Alain Finkielkraut [1], como esta misma maana, dan ganas de echarse a llorar.

Cuando sabemos lo que pasa todas las noches en Palestina, donde el ocupante antirabe ha detenido a 450 personas de forma arbitraria en menos de dos semanas por no hablar de los muertos, que ya no sufren, incluidos mujeres y nios, encerrados en mazmorras (mazmorras que un periodista israel, el nico autorizado a filmar, nos present en junio como un paraso en la cadena Arte); cuando omos los gritos de las mujeres y los nios bajo las bombas israeles bombas de Estado que siguen cayendo sobre los civiles de Gaza y Yenn sin que nadie se inmute; cuando asistimos a matanzas cada vez ms atroces y vemos correr tanta sangre, entran ganas de gritar o desaparecer, para no seguir viendo este mundo tan espantoso, tan terriblemente colonizado por los impostores proisraeles, con todas sus complicidades.

Habr que esperar a la tumba para no seguir escuchando las mentiras y manipulaciones que nos endilgan estos seores, Adler y Finkielkraut, con la arrogancia que les caracteriza?

Son envenenadores pblicos. En el fondo no hay mucha diferencia entre los responsables de una poltica criminal, como Bush y Pearl, los torturadores de la CIA y los asesinos del Mossad que fomentan atentados para atriburselos a los musulmanes, y los que emplean su dialctica para justificar estas polticas.

Les aborrezco porque abusan sin vergenza de nuestra paciencia y de sus largas horas en antena para contribuir, con argumentos engaosos y sofisticados, a que la opinin pblica acepte todo lo que nos horroriza y nos angustia desde 1990: el castigo a los ciudadanos iraques, la destruccin de Afganistn, las matanzas, las torturas, Guantnamo, los crmenes cometidos en Gaza y la destruccin del pueblo palestino e iraqu; todo esto lo arropan con su propaganda y su vnculo con Israel.

Hay que ser muy pretencioso para adjudicarse el poder de condenar y excluir a quienes les contradicen pretextando combatir con ello un supuesto antisemitismo, y usarlo para humillar a los que no son judos. No hay antisemitas, como ellos pretenden. El judasmo es una religin como cualquier otra: no hay pueblo judo ni nacin juda, como quieren hacer creer.

Hay personas de confesin musulmana, juda, budista, etc., y todos tienen los mismos derechos. No puede haber una comunidad que se considere superior, ni doble rasero en la lucha contra el racismo, segn la comunidad de que se trate.

Somos muchos los que nos hemos cansado ya de todo esto. Cuntas personas ms tendrn que sufrir a causa de la arrogancia de estos periodistas que colocan a Israel y la judeidad por encima de todo y, desde hace muchos aos, nos humillan y nos mienten descaradamente?

(1) http://www.radiofrance.fr/chaines/france-culture2/emissions/matins/fiche.php?diffusion_id=47159
http://www.radiofrance.fr/chaines/france-culture2/emissions/matins/fiche.php?diffusion_id=47159ss

Silvia Cattori es periodista suiza.

Juan Vivanco es miembro de Rebelin y Tlaxcala, la red de traductores por la diversidad lingstica. Esta pgina se puede reproducir libremente con fines no comerciales, a condicin de respetar su integridad y de mencionar a sus autores y la fuente.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter