Portada :: Cultura :: Diario ntimo de Jack el Destripador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-11-2006

Cronopiando
Diario ntimo de Jack el Destripador/14

Koldo y Jos Mercader
Rebelin


Es verdad que, a mi edad, no son muchas las invitaciones que me llegan para asistir a actividades y que mi carrera criminal y bien ganada fama es ms parte del pasado que del futuro, pero no por ello voy a aceptar cualquier propuesta que se me haga.

Lo digo por la invitacin que me hiciera desde Pamplona una supuesta organizacin denominada UPN que significa, segn me dicen, Unos Putos Nazis, en la pretensin de que desfile por las calles de esa ciudad reivindicando su espaolidad.

Como incentivos, adems de pagarme el pasaje en autobs, se comprometen a suministrarme un bate de bisbol, un pasamontaas, una navaja y varios contingentes de policas para que me protejan durante el recorrido de apenas diez minutos por dos o tres calles de la ciudad vasca.

Y no voy ni a responder a su propuesta, que uno todava conserva su dignidad y no es cualquiera que puede faltarme al debido respeto.

Si lo que necesitan los cabecillas de esa banda navarra es un grupo de mamporreros, de delincuentes de baja estofa, de malandrines descerebrados salidos de las gradas del Bernebeu y del Caldern, se han equivocado de persona, que mi fama es parte de la historia y no voy por la efmera gloria de una primera pgina a pasar por sinvergenza.

Estoy seguro de que por mucho menos precio, esa recua de contratistas podra hacerse con los servicios de un centenar de idiotas agitadores a los que disfrazar de pelayos y sacar de paseo. En cualquier caso, no hay dinero con que pagarme que yo arruine mi legado como destripador por un espectculo tan bochornoso como el propuesto.

Y menos encapuchado, como si fuera un deshonor mostrarse y ridcula la demanda o es que s lo son? Y con un bate americano en la mano, ellos, los nacionales. No hubiera sido mejor una amenaza algo ms ca, ms espaola? Un buen sumario, por ejemplo, una buena toga, la Audiencia Nacional. Es que ya ni las formas se respetan? Ni siquiera portaban cruces.

Cmo pueden ese tal Sanz o la Barcina pretender que Jack el Destripador se muestre cual mequetrefe consentido llevndose las manos a sus partes al bajar del autobs, como mono de feria, supongo, sanferminera? Es que cree Del Burgo que por haber perdido l la vergenza debemos desnudarnos los dems?

No Jack el Destripador todava se respeta y Sanz, la Barcina y Del Burgo debern buscar en otra parte sus cachorros negros, ese hato de bestias que soltaron.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter