Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-11-2006

Primero Iraq, despus todo el mundo!
Halliburton arruina a Mxico

John Ross
CounterPunch

Traducido del ingls para Rebelin por Germn Leyens


El cartel colocado a lo largo de la carretera que va hacia el este en el bochornoso Estado sureo de Tabasco muestra una selva lujuriante, una iguana moteada por el sol, y una bandada de deslumbrantes guacamayos. Trabajamos por un entorno mejor afirma el gigantesco letrero.

La fronda del grfico contrasta brutalmente con el paisaje daado de este Estado tropical con sus ros infectados, sus peces envenenados, y sus campos de maz marchitos por la lluvia cida que cae de cielos contaminados gracias a los esfuerzos de PEMEX, el monopolio nacional del petrleo y sus mltiples sub-contratistas transnacionales Tabasco tiene los mayores depsitos de petrleo en tierra de Mxico.

Pero el cartel aqu en Macaspana, cenagosa tierra india chontal, rica en petrleo, no fue colocado por el Secretariado del Medio Ambiente para inspirar conservacionismo o incluso por PEMEX para pulir su imagen empaada. No, esta escena prstina es suscrita por un nombre USamericano familiar, en los hechos el mayor subcontratista de PEMEX: Halliburton de Mxico, la subsidiaria del titn de la industria petrolera basado en Houston. La vieja mega corporacin del vicepresidente Dick Cheney y el mayor proveedor de los petroleros del planeta, realiza negocios en Mxico desde hace muchos aos.

La privatizacin de PEMEX, nacionalizada en 1938 despus que el presidente de la era de la depresin, Lzaro Crdenas, expropiara los enclaves petroleros de la costa del Caribe de sus propietarios anglo-USamericanos, estuvo en el corazn mismo de la eleccin presidencial de Mxico del 2 de julio, an cuestionada. El derechista Felipe Caldern, antiguo secretario de la energa, se compromete a vender o por lo menos entrar en acuerdos conjuntos que garantizaran a la versin contempornea de las Siete Hermanas un cuociente sustancial de las reservas en disminucin de Mxico (que duraran slo diez aos ms en el peor de los casos.)

Al otro extremo de la constelacin, el izquierdista Andrs Manuel Lpez Obrador, oriundo de Macaspana que probablemente gan la eleccin el 2 de junio, aboga porque se mantenga la dirigencia del Estado sobre PEMEX que cubre ms de un 40% del presupuesto anual del gobierno mexicano, sobre la base de que la riqueza petrolera de la nacin pertenece al pueblo mexicano y a nadie ms.

Como saben lo que les conviene, transnacionales como Halliburton se apresuraron a apoyar a Felipe Caldern como lo hizo el antiguo presidente de la corporacin (1995-2000) Dick Cheney y su compaero de frmula George Bush. Tanto Cheney como Bush tienen antiguos vnculos con la industria petrolera mexicana el pap de Bush dirigi Zapata Offshore, subcontratista de PEMEX, en los aos sesenta su socio Jorge Daz Serrano, antiguo director de PEMEX, estuvo preso por un artilugio de comisiones clandestinas por un barco tanque. Halliburton, de Cheney, de alguna manera se las arregl para conseguir en los aos noventa lucrativos contratos de servicio para el campo offshore Cantarell abierto hace poco (que se dice contiene ms de 12.000 millones de barriles de petrleo).

El modo como Halliburton logr meterse huele a podrido al profesor de la Universidad Nacional Autnoma de Mxico, John Saxe-Fernndez, que estudia los recursos estratgicos los contratos Cantarell fueron otorgados mientras Cheney diriga las cosas en Houston y al mismo tiempo el conglomerado de Texas estaba ocupado sobornando a funcionarios petroleros nigerianos al otro lado del Atlntico.

La verdad es que el debate sobre la privatizacin de PEMEX ya no tiene mucho de debate. Petrleos Mexicanos subcontrat hace tiempo casi todas sus divisiones de exploracin y perforacin a transnacionales como Halliburton, Fluor-Daniels, y Bechtel, convirtiendo a PEMEX en un virtual cascarn.

El antiguo equipo de Cheney se agarr la parte del len de este botn de mil millones de dlares. Entre 2000 y 2005, Halliburton consigui 159 contratos con la divisin PEP (Perforacin y Exploracin) por un total de 2.500 millones de dlares yanquis, aproximadamente un cuarto del presupuesto anual de operacin de PEMEX, segn Saxe-Fernndez. Los contratos cubren todo desde la perforacin inclinada y vertical al mantenimiento de plataformas offshore, al despeje de la jungla para la perforacin de 27 pozos listos para usar en Tabasco y Chiapas.

Con 1.250 empleados y miles de subcontratados, Halliburton de Mxico tiene oficinas en Ciudad del Carmen, Campeche (la operacin Cantarell en rpida reduccin); Reynosa Tamaulipas donde los muchachos de Dick Cheney ayudan a explotar los campos de gas natural de Burgos; y Poza Rica, Veracruz, una regin en la que Harry Doherty de Standard Oil y Lord Cowry (Weetman Pierson), propietario de lo que termin con convertirse en British Petroleum, sola regir con mano de hierro y donde Halliburton ahora examina lo que queda de su antiguo campo Chicontepec.

Halliburton tambin mantiene oficinas en la Ciudad de Mxico y en Villahermosa, Tabasco, desde donde supervisa su dominio caribeo off y onshore. La costa del Golfo de Mxico no es la nica operacin de Halliburton en el Caribe. La divisin KBR (Kellogg Brown Root) del conglomerado de Cheney construy 207 celdas en Guantnamo, Cuba, en 2002 para albergar a combatientes enemigos.

Halliburton ha tenido una bota plantada en el Estado de Chiapas, con presencia rebelde, desde 1997, tres aos despus de que el Ejrcito Zapatista de Liberacin Nacional (EZLN) se alzara en rebelin contra el gobierno mexicano, cuando el conglomerado construy una planta de separacin de gas en el norte de ese Estado en el extremo sur. En 2003, Halliburton obtuvo un contrato de 20 millones de dlares para expandir la infraestructura del gas natural en Reforma las comunidades autnomas zapatistas estn al sur y al este de las instalaciones de Halliburton.

Tanto PEMEX como los asociados de Cheney tienen sus ojos puestos en Chiapas hay amplias reservas bajo tierra en la selva de Lacandn en reas donde los zapatistas han establecido sus Caracoles o centros pblicos, segn estudios del economista, experto en geopoltica de la UNAM, Andrs Barreda. Por cierto, la primera batalla entre el EZLN y los militares mexicanos tuvo lugar cerca de un pozo sellado en Nazaret en los caones que conducen al suelo de la selva, muy cerca de donde se encuentra ahora el caracol zapatista Camino a la esperanza (La Garrucha, municipalidad autnoma Francisco Gmez).

Segn cifras muy controladas de PEMEX, descubiertas por el investigador petrolero de Houston, George Baker, Nazaret produca un milln de pies cbicos de gas natural al da cuando fue sellado a comienzos de los aos noventa si Halliburton hubiera estado involucrada en aquel entonces probablemente hubiera recibido el contrato, y Dick Cheney, cazador vido aunque impredecible, habra tenido la oportunidad de exterminar muchas especies en peligro de la selva de Lacandn.

De humor religioso, el vicepresidente Cheney se pregunt a voces una vez por qu Dios no haba colocado el petrleo bajo pases democrticos, y con esa misin en mente se lanz a democratizar a petroligarquas extranjeras. Su esfuerzo por llevar la democracia a Iraq provoc ms de 650.000 muertos iraques, la guerra civil, la devastacin y la destruccin en cada rincn del pas, y el sabotaje sistemtico de la infraestructura petrolera de esa nacin.

Ahora, Cheney y sus asociados de Halliburton estn democratizando Mxico, al ayudar y favorecer el robo de la eleccin presidencial del 2 de julio al izquierdista Lpez Obrador como mencionamos anteriormente, Felipe Caldern se comprometi a privatizar PEMEX. En su calidad de miembro del Consejo de Comunicacin que agrupa a transnacionales con negocios en Mxico, Halliburton ayud a pagar un vil spot televisivo con contenido difamatorio, presentando a Lpez Obrador como un peligro para Mxico. Como slo los partidos polticos pueden montar campaas semejantes, la participacin de Halliburton fue flagrantemente ilcita segn el mximo tribunal electoral de Mxico, el TRIFE.

Plantado ante las oficinas de Halliburton de Mxico en un inmenso rascacielos que domina el Paseo de la Reforma, donde la gente de Lpez Obrador pronto se establecera el verano pasado, el antiguo trabajador del petrleo, de 80 aos, Jacinto Guzmn recordaba las grandes huelgas (su padre fue huelguista) que haban impulsado a Lzaro Crdenas a expropiar los complejos caribeos en los que ahora rige Halliburton, y deploraba las depredaciones de Cheney Inc. y de otros de su calaa contra lo que pertenece al pueblo mexicano. Pero, vestido de un traje arrugado y con un casco, el viejo trabajador del petrleo estaba an ms agraviado por la participacin de Halliburton en la campaa de calumnias para vilipendiar a Andrs Manuel Lpez Obrador. "Los gringos creen que tambin son dueos de nuestras elecciones, se quej a un reportero USamericano.

----

ZAPATISTAS! Making Another World Possible--Chronicles of Resistance 2000-2006 de John Ross ser publicado por Nation Books en octubre. Para contactos, escriba a [email protected]

http://www.counterpunch.org/ross11182006.html





Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter