Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-11-2006

A la tercera, la vencida: se decidi el sistema de votacin de la nueva Constitucin Poltica del Estado en Bolivia

Alfredo Serrano Mancilla
Rebelin


Lleg el viernes, 17 de Noviembre, que supona el tercer captulo de la aprobacin y discusin sobre el artculo 71 del reglamento relacionado con el sistema de votacin de la nueva Constitucin Poltica del Estado. Solo faltaban 27 oradores (por decirlo de alguna manera) para acabar con la interminable ronda de las 119 peticiones para decir algo. Se llegaba al medio da sin pena ni gloria. Sin consenso y mucha tensin. Un teatro disfrazado de circo, abanderado, con pancartas, con huelga de hambre, con mucho cansancio, y mucha tensin. Llegaba el turno de votar sobre el sistema de votacin. Son las dos de la tarde, y se pide cuarto intermedio para intentar otra vez ms algn acercamiento entre las diferentes propuestas. Roberto Aguilar, del MAS y vicepresidente de la directiva, propone una media hora de descanso para retornar a la votacin definitiva. Desde las 14h a las 19.30h fue el tiempo transcurrido de la supuesta media hora concedida como cuarto intermedio. Los relojes en Bolivia funcionan de manera diferente. En esas 5 horas y media equivalentes a media hora boliviana, se pas de nuevo a pasar lista en un par de ocasiones. Los asamblestas se sentaban y levantaban desesperados e impacientes. No era para menos. La directiva segua sin salir a la palestra, y los pasillos del teatro se atestaban de charlas repentinas entre compaeros del mismo partidos o con rivales de toda la vida. Unos aprovechaban para sacarse la foto para el recuerdo. Otros se escapaban a la cafetera. La ancdota estrafalaria y circense la protagoniz un huelguista de hambre del UN que se quit su camisa, y su espalda estaban graffitada con la fraccin de moda en Bolivia, 2/3. El pecho tambin estaba tatuado con algn lema ilegible. El ridculo personaje se contoneaba por el estrado con una bandera de Bolivia. El gordito huelguista (todava no se notaba los estragos del hambre) paseaba sin complejos alrededor de la mesa de la directiva entre los gritos, insultos, aplausos y silbidos del respetable (por decir algo). Aquella escena no dejaba de respetar las reivindicaciones de los movimientos sociales por una Asamblea Constituyente. Esa desastrosa imagen no representaba al pueblo como poder constituyente. Esto comienza a tocar fondo.

La directiva, con la presidenta a la cabeza, salen a escena a las 19.30h. Silvia Lazarte (del MAS y presidenta de la directiva) anuncia que comienza la votacin de la votacin. Antes de dar rienda suelta al momento esperado de la votacin, algunos asamblestas (los de siempre) solicitan mocin de orden. La presidenta les concede la palabra, restringindolo a dos minutos. El primero en hablar es Samuel Doria Medina: huelguista, lder del UN, dueo de Burguer King en Bolivia y dueo de la Fancesa (cementera ms importante del pas). Doria Medina dice literalmente que haban estando negociando de nuevo con el MAS, se haba llegado a un acuerdo despus de 2 horas, y que justo antes de la firma de tal acuerdo, se ha llamado por telfono al ejecutivo, y se ha negado tal posibilidad. El mximo exponente del UN manifiesta que el viceministro Hector Arce ha venido en avioneta a las 17h a Sucre para injerir en este proceso, y no permitir este acuerdo, y entonces, sigue con su huelga de hambre y llama a que se sumen el resto de partidos polticos. Justo despus, interviene Guillermo Richter (MNR) y dice que ellos tambin han hecho todos los esfuerzos posibles para llegar a ese acuerdo, y que el MAS quiere hacer la constitucin solo. Ruben Dario (PODEMOS) defiende la postura de los 2/3 para el texto en detalle, texto en revisin y texto completo. Adems aprovecha para criticar al resto de fuerzas polticas por haber intentando negociar de nuevo con el MAS. Alguien del Bloque Popular pide que se entre ya en la votacin, pero la oposicin segua procurando boicotear la asamblea pidiendo la palabra y demorando al mximo votacin. Un asamblesta del Camino al Cambio alarma sobre la futura fractura de la unidad del pas, alerta de la desunin, y que el MAS es el responsable de todo esto. Otro constituyente comenta que los prximos sucesos son responsabilidad del MAS. Vargas dice que el nico culpable es Evo, y que su grupo debera abandonar la Asamblea Constituyente. Alguien se queja de la no independencia de la AC, y pone el ejemplo de que el MAS de aqu no decide sino deciden desde la Paz. Solo restan 3 peticiones ms para intervenir. Todos en la misma lnea. Algn atrevido de PODEMOS dice que l no tendr ni voz ni voto. Cualquier cosa se puede escuchar en este hemiciclo. Se acabaron los 7 turnos preestablecidos, y de nuevo, aterriza la bronca en la sala. Otra vez mas, se concede la palabra a Samuel Doria Medina para repetir el discurso anterior. Ms pitos en el tendido. Llegan las ofensas, improperios, chillidos, etc. La tensin va en aumento. El vicepresidente de la directiva (Mauricio Paz, PODEMOS) abandona la directiva y la sala en un acto de indisciplina democrtica y poco respeto a los presentes. Luego habla Roberto Aguilar que enuncia el orden de las propuestas a votar. Primero, turno del AS: 11 votos por el SI, 177 por el NO, y el resto son abstenciones y no votos. Segundo, la propuesta del MAS sobre el dichoso artculo 71 (lo adjunto enseguida): votos por el SI, 140, por el NO, 87, y el resto abstenciones y no votos. Tercero, la propuesta de PODEMOS y compaa, votos por el SI, 88, votos por el NO-131, y el resto abstenciones y no votos. La cuarta propuesta del Bloque Popular fue retirada, como seal de apoyo al MAS. As termina este artculo interminable. Silvia Lazarte proclama que el artculo 71 de sistema de votacin ser el propuesto por el MAS, que dice lo siguiente:

Articulo 71 (sistema de votacin: Las decisiones de la A.C. se aprobarn por, regla general, por mayora absoluta. La AC aprobar por 2/3 de los votos de sus miembros presentes, los siguientes casos:

a) El texto final de la Constitucin Poltica del Estado;

b) Los artculos del proyecto de la nueva constitucin que sean observados, con la presentacin de un texto alternativo, que rena 1/3 del voto de los miembros presentes, pasarn a un segundo debate, el cual se llevar adelante una vez aprobados todos los artculos no observados. La observacin de las minoras podr darse sobre un mximo de tres artculos, que sern los ms votados por la minora. Esos artculos, si no llegan a obtener 2/3 para su aprobacin, sern puestos a consideracin del pueblo soberano en el referndum de aprobacin de la nueva constitucin.

c) En todos los casos expresamente determinados por el presente Reglamento.

A continuacin, la presidenta declara semana regional para socializar todo lo acontecido en este mes, que no es poco ni fcil de contar ni debatir. La oposicin pide el control nominal del voto, y despus del pertinente rifirrafe, se concede, aunque dejando inconcluso la fecha de este nuevo procedimiento aadido. Y as termin el tercer captulo de esta pelcula, donde creo que nadie qued contento. La derecha de PODEMOS no respeta las reglas democrticas exigiendo algo que han perdido en las pasadas elecciones, y apela a los dos tercios como manera de entorpecer el proceso, ya ni ellos son necesarios para que el MAS tuvieran este porcentaje. UN sigue en el camino del chantaje antidemocrtico de una huelga de hambre para suplantar el protagonismo que no tuvieron en las urnas (solo representan al 3,5% de los constituyentes). MNR sigue perdido, y sin saber que hacer ni que decir, acercndose al sol que ms calienta y sin norte poltico. El MAS aprueba una propuesta mixta, que nada tiene que ver con los dos tercios, pagando un peaje meditico y poltico por algo que realmente no es. Todos les acusan de algo que no han hecho puesto que la propuesta original de mayora absoluta brilla por su ausencia. No hay mal peor que pagar por algo que no disfrutas. El MAS no aprob la mayora absoluta mientras sus bases celebran a las afueras del teatro Mariscal con cnticos y gritos de mayora absoluta. Esto no hay quien lo entienda.

El da siguiente los peridicos reflejan cmo esta el patio, por fuera y por dentro. Por ejemplo, el Correo del Sur (Sucre) titula en portada del Sbado: Rodillo del MAS aplasta y peligra la Constituyente, y el domingo con el siguiente titular alarmista: La Asamblea pone al pas al filo de la confrontacin. La huelga de hambre continua, y UN hace un anuncio pblico en los medios de comunicacin donde establece, por ejemplo, que: 1. La Asamblea se convirti en un ajuste de cuenta del MAS, 2) Est en riesgo nuestros derechos, el futuro de nuestros hijos y nuestra propiedad, y 3) defenderemos la Democracia con nuestras vidas si es necesario. Adems, hoy mismo, UN sigue enredando con la peticin de la intervencin de sus amigos de la OEA (Organizacin de Estados Americanos) en la Constituyente. No comment. Ellos se desacreditan por si solos. PODEMOS sigue amenazando con la retirada y la creacin de una Asamblea Constituyente paralela, abusando de un lenguaje extremadamente blico.

Sin embargo, no me atrevo a pregonar ninguna victoria del MAS en este encuentro. Por un lado, la oposicin poltica y meditica le tildan de radicales o de pasar el rodillo cuando el artculo 71 aprobado hace referencia explicita a la aprobacin por dos tercios del texto constitucional definitivo, y por tanto, no tiene otra que enfrentarse a la construccin de consensos si no se quiere caer en un vaco legal. Qu pasar si no hay dos tercios para la aprobacin de la Asamblea? Tambin este artculo propuesto por el MAS abre la puerta a tres artculos que no se aprobarn por mayora absoluta y que deben recorrer un laberinto kafkiano. Por otro lado, las bases siguen pensando que se ha aprobado un sistema de votacin por mayora absoluta, y cuando conozcan el efectivo artculo, se darn cuenta de la moderacin de esta propuesta.

Este es el punto y seguido de Reglamento. As se culminan tres meses y once das, aunque todava no est todo dicho. Esta semana son de marchas y movimientos, desde un lado y otro. Unos para defender lo aprobado democrticamente, y otros para exigir democracia cuando son ellos quienes no la practican. No hay duda que hay tensin, y mucha. Todo anda caldeado, y esperemos que se calme, que las aguas revueltas vuelvan a su cauce si es que algn da lo hubo. Esperemos que unos sepan perder, y los otros ganar aplicando verdaderas medidas que le permitan refundar y cambiar el pas, y dejar ese pasado oscuro de sometimiento a los de siempre.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter