Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-09-2004

Chechenia: el problema de Putin

Thomas de Waal
BBC


Durante los ltimos cuatro aos, la palabra que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha usado para definir la situacin en Chechenia es "normalizacin".

Una y otra vez le ha asegurado a la opinin pblica rusa que la situacin en la regin esta "virtualmente terminada", que su estrategia de negarse a negociar con los lderes pro independentistas ha funcionado y que no necesita de la presencia de fuerzas internacionales.

El presidente Putin tambin ha dicho que el problema en Chechenia se ha convertido en un asunto internacional, pues es uno de los frentes de la "guerra contra el terrorismo", pero ha rechazado cualquier intervencin de las Naciones Unidas o de la Organizacin para la Seguridad y la Cooperacin en Europa.

El problema es que tal "normalizacin" ya se ha visto afectada en el pasado cuando en octubre de 2002 un grupo armado de chechenos tom el teatro de Mosc y 129 personas murieron.

Tambin perdi credibilidad con el asesinato del lder checheno pro Mosc, Ajmad Kadyrov, a principios de este ao.

Actualmente, la "normalizacin" se encuentra en pedazos pues Putin se enfrenta a la peor semana de terrorismo desde que asumi la presidencia.

En primer lugar, todo parece apuntar que los responsables de la cada de los dos aviones rusos en el sur de ese pas eran chechenos suicidas.

Despus, este martes ocurri el atentado en la salida de una de las estaciones de metro de Mosc que cobr la vida de 10 personas.

Y desde el mircoles, Rusia se enfrenta a una situacin de rehenes tan terrible como la ocurrida en el ao 2002, con el agravante de que en esta oportunidad la mayora de las vctimas son nios.

Nueva variedad

La magnitud del problema en Rusia es bastante grande. Todo el pas es un blanco potencial y al parecer los secuestradores pertenecen a una nueva variedad de islamistas extremistas chechenos que, literalmente, no tienen nada que perder.

Este nuevo grupo ha eclipsado a los militantes pro independentistas moderados que formaban parte de movimiento rebelde checheno de los aos 90.

Una cosa no ha cambiado desde entonces: la corrupcin, que en Rusia es tan descarada que los militantes rebeldes chechenos pueden pasar armados por cualquier puesto de control ruso con un simple pago.

Hace poco, un chofer checheno aseguraba que pasar una bomba a travs de los controles de seguridad ruso costaba unos US$17.

Esto quiere decir que para que el presidente ruso pueda solucionar el problema necesita hacer una revisin completa de sus servicios de seguridad.

Pero tambin necesita movilizar el apoyo de la masa de la poblacin chechena que rechaza el extremismo islmico y estn hartos de dcadas de violencia.

Opinin pblica

El problema es que Mosc ha hecho de todo para excluir y alienar a estos chechenos.

En las elecciones de este domingo en Chechenia, el Kremlin prcticamente coloc a su candidato, Alu Aljanov, como el nuevo lder de esa repblica.

La paradoja de esta situacin es que an cuando Putin ha fracasado en su promesa de solucionar el conflicto en Chechenia, mantiene el apoyo del pueblo.

Los medios de comunicacin rusos rara vez emiten opiniones divergentes a las de Putin y el sentimiento anti checheno es cada vez mayor.

Esto se ha convertido en el mayor problema de Putin y l es el nico que debe enfrentarse a ello.

Thomas Waal es editor sobre temas del Cucaso en el Instituto de Reportajes de Guerra y Paz.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter