Portada :: Mundo :: Chechenia, la guerra ignorada
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 04-09-2004

Chechenia e Irak: Cuando la masacre es el lenguaje de los poderosos

Roberto Delgado
La Haine


Un grupo fuertemente armado que secuestr el mircoles 1 de septiembre cerca de 350 personas (entre ellos 132 nios) en una escuela rusa cerca de Chechenia, amenaz con matar a 50 nios por cada secuestrador que maten las fuerzas de seguridad e incluso hacer estallar el edificio. El grupo que tom la escuela, algunos de ellos con explosivos adosados al cuerpo, tena como exigencia central que Rusia retire sus tropas del territorio checheno y se acabe la guerra.

La prensa occidental calla ante las atrocidades cometidas por las fuerzas rusas en Chechenia, pero no duda en escandalizarse cuando es la resistencia quien amenaza con matar civiles.

En este sentido, los asaltantes dijeron que la poltica del Kremlin de recurrir a la fuerza para contrarrestar el independentismo era, en ltima instancia, la culpable de la situacin. "No hay excusa para estas acciones inhumanas, como no hay excusa para los 42 000 nios chechenos muertos por el ejrcito ruso bajo las rdenes del Kremlin y personalmente de Putin", dijo una declaracin publicada en el sitio web rebelde www.kavkazcenter.com.

En un gesto de prudencia poltica, Putin solicit ayuda a la comunidad internacional. Desde hace aos Mosc ha rechazado cualquier participacin externa as como las crticas por su propio papel en Chechenia, insistiendo que se trata de un asunto domstico. Pero curiosamente ahora, en una medida inesperada, Rusia pidi una reunin del Consejo de Seguridad de la ONU sobre los "actos terroristas" en el pas. Reaccionando ante ese pedido, el Consejo de Seguridad celebr una reunin urgente en la tarde del mircoles en Nueva York en la que pidi la liberacin "inmediata e incondicional" de los detenidos y urgi a todos los gobiernos a colaborar para "llevar ante la justicia a los involucrados en otros ataques terroristas" recientes en el pas.

As mismo, el presidente estadounidense, George W. Bush, declar que "Estados Unidos est dispuesto a procurar toda la ayuda para poner fin a este nuevo acto de barbarie de los terroristas".

Por su parte el presidente ruso Vladimir Putin, que lleg al poder en el 2000 con promesas de mano dura contra los independentistas chechenos, declar que "nuestro principal objetivo es salvar la vida de los rehenes. Todas las acciones de nuestras fuerzas (..) estn destinadas a solucionar esta cuestin".

Putin, su inters por la vida de los rehenes y sus mal llamados "mtodos de rescate"

El 23 de octubre de 2002 en la capital rusa tuvo lugar un trgico caso de secuestros armados de civiles. Un comando checheno integrado por 41 hombres y mujeres tom como rehenes a cerca de 750 espectadores del musical 'Nord-Ost' en el teatro Dubrovka de Mosc. La principal reivindicacin de los asaltantes era la rpida salida de las fuerzas rusas de esa repblica independentista en la que entraron - tras diversas ofensivas anteriores- el 1 de octubre de 1999 (desde ese momento -considerado la segunda parte de la guerra que cinco aos antes iniciara Yeltsin-, las acciones guerrilleras se han sucedido), y amenazaban con volar el teatro. Tras varios intentos de desmovilizacin por parte de las autoridades rusas, al tercer da del secuestro las fuerzas de seguridad lanzaron una "operacin de rescate" en la que murieron no slo los secuestradores, 32 hombres y 18 mujeres, sino tambin 129 rehenes, a consecuencia de un gas txico empleado en la accin. 650 personas fueron hospitalizadas.

El plan empleado fue siguiente: gaseemos el teatro, entremos con los militares de lite y eliminemos a los terroristas. Muchos civiles morirn a causa del gas pero muchos otros se salvaran en los hospitales (los suficientes como para legitimar mediticamente la accin), y lo ms importante es que obtendremos la victoria poltica.

Esta operacin de masacre fue "muy polmica" para la prensa europea, pero hoy en da tanto la ONU como EEUU dan su apoyo al gobierno ruso.

Los intereses rusos en Chechenia

Chechenia clama una independencia por la que lleva ms de dos siglos luchando, desde que el imperialismo zarista la incorpor a sus dominios. Diversos intereses frenan por la fuerza la lucha por la autodeterminacin, que comenz en el siglo XVIII con el imperialismo zarista, y que hoy contina cobrndose cientos de vidas en la guerra abierta impulsada por el gobierno ruso.

Si bien el mensaje principal que se quiere incrustar en la opinin pblica internacional es que se trata de un conflicto entre terroristas islmicos (los malos) y demcratas (los buenos), la letra pequea de las empresas informativas no esconden las causas reales, sealando que el petrleo regional es tambin en el caso de Chechenia el tesoro preciado de los invasores.

El sangriento saldo de esta guerra econmica revela que un 10% de la poblacin chechena (100.000 civiles) ha muerto en los ltimos nueve aos por la intervencin militar rusa. Ms de 200.000 refugiados chechenos malviven en la actualidad en los campos de acogida de la vecina Ingushia, a merced no slo de la extrema climatologa (temperaturas de ms de 20 bajo cero en invierno y asfixiante calor en verano) sino del terror generado por los soldados rusos.

La etapa represiva ms reciente comenz hace 9 aos con el gobierno de Yeltsin, que desarrollo diversas ofensivas blicas en la regin. Desde el 1 de octubre de 1999 el gobierno de Putin, en lo que es considerado como la segunda parte de esta invasin, se puso como objetivo eliminar la resistencia chechena. El organismo de derechos humanos Human Rights Watch denunci, el 28 de febrero de 2002 en un informe de 51 pginas, lo que esa campaa militar supona, asegurando que "las fuerzas rusas en Chechenia detienen arbitrariamente, torturan y matan a civiles en un clima de ilegalidad".

A partir de entonces, las acciones armadas guerrilleras contra objetivos rusos (ya sean militares o civiles) se han sucedido.

El control de los oleoductos que atraviesan la ex-repblica rusa transportando el petrleo de los campos de la regin del Mar Caspio protagonizan la disputa entre EEUU, ms los pases occidentales con intereses en la zona, y Rusia. Es dificil conocer a fondo cual es el papel que las fuerzas polticas chechenas juegan en este entramado, si bien todo parece indicar que Chechenia es presa de manipulacin permanente por parte de los pases imperialistas, que no se preocupan lo ms mnimo por los cadveres que quedan en el camino. As, el Gobierno de Putin apoy la guerra norteamericana en Afganistn, a cambio de que EEUU, aliado de la "lucha antiterrorista internacional", ayudara a acabar con los rebeldes chechenos, entre otros puntos de un sustancioso paquete de acuerdos.

Espaa es Rusia y Chechenia es Irak: La masacre imperial es la que habla

Las bombas caen sobre los pases ms dbiles. Los ejrctos al servicio de los poderosos machacan inevitablemente pueblos enteros para defender los intereses imperialistas. Mientras tanto, la poblacin de los pases invasores se tapa los ojos y los odos. No le gusta la guerra, pero mientras est lejos o la vea por la tele, no hay mayor problema. La situacin se complica cuando las bombas destruyen nuestras casas y matan a nuestros familiares y amigos. Entonces la poblacin entiende que es hora de levantarse del silln y actuar.

Las explosiones del 11 de marzo en Madrid, que se cobraron la vida de cerca de 200 personas, es un claro ejemplo de esto. El texto difundido por el Ministerio del Interior del video de una de las facciones de la red Al Qaeda, las Brigadas de Abu Hafs, reivindicando los atentados, planteaba que lo ocurrido "es una respuesta a vuestra colaboracin con los criminales Bush y sus aliados. Esto es responde a los crmenes que habis causado en el mundo y, en concreto, en Irak y en Afganistn, y habr ms si Dios quiere. (...) Si no parais vuestras injusticias, la sangre ir a ms".

Ademas de lo expuesto en el vdeo, la agencia EFE informaba el 12 de marzo sobre un comunicado pblico de este grupo en el que celebraban haber "conseguido penetrar en la profundidad de la Cruzada europea, golpeando a uno de los pilares de los Cruzados y sus aliados: Espaa, con un golpe doloroso. Es parte de un viejo ajuste de cuentas con el Cruzado Espaa, aliado de (Norte) Amrica en su guerra contra el islam".

"Cuando golpeamos a las tropas italianas en Naseriya ya enviamos a los lacayos de Amrica una advertencia: retiraros de la alianza contra el islam. Pero no entendisteis el mensaje. Ahora ponemos los puntos sobre las es. Esperamos que entendis el mensaje", continu.

Los civiles espaoles entendieron el mensaje y votaron contra el gobierno de Aznar, el cual haba metido las tropas en Irak y se negaba rotundamente a retirarlas, a pesar de que millones de personas se haban manifestado en contra de esa guerra. Fue su forma de actuar. Sin pretender sobrevalorar esa accin meramente electoral, s entiendo que el cambio de gobierno debilit en parte la cohesin imperialista en Irak.

Las Brigadas de Abu Hafs al Masri no se entristecieron por la muerte de civiles en el estado espaol. Al contrario, lanzaban la siguiente pregunta al mundo: "Es legtimo que ellos maten a nuestros nios, mujeres, ancianos, jvenes en Afganistn, Irak, Palestina y Cachemira, mientras que es pecado que nosotros los matemos a ellos?."

El gobierno ruso demuestra hoy en da que el respeto a la vida de un nio no es un fin sino un medio a instrumentalizar en favor de sus intereses de poder. El gobierno espaol demostr lo mismo con las acciones del 11M.

El comunicado de Al Qaeda terminaba con una propuesta de paz sencilla y clara. "Sacadnos las manos de encima, liberad nuestros presos y salid de nuestra tierra, os dejaremos en paz."

Si algo nos ensean algunos conflictos violentos que se viven hoy en el mundo, es que la sangre de los civiles de los pases invasores no vale ms que la de los civiles de los pases invadidos. Y es innegable que en ocasiones, cuando los dominados hablan en el lenguaje de los dominadores, entonces hay avances en el campo de la justicia.

[email protected]

 




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter