Portada :: frica :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-09-2004

Sudn: El desenlace

Insurreccin


El mtodo parece universal. La infamia se transmite o reproduce por la codicia, el egosmo, la misma condicin que multiplica el dinero y el poder. O por el extremismo fundamentalista.

Llegan los jinetes sin rostro, milicias paramilitares y decapitan los pobladores, arrasan con sus casas, violan las mujeres y las nias dejando una estela de muerte y dolor inenarrable. Detrs los seores de la tierra se aduean de los mejores campos, del pas y el continente.

Los campesinos se arman y defienden, muchos sufren del desplazamiento forzado y el gobierno, cmplice y autor, lucra polticamente de esta cotidianidad que ya lleva aos.

Esto no es Colombia.

Sucede con la misma lgica mortal a miles de kilmetros de distancia, pero las heridas estn en el mismo corazn campesino y trabajador. Estamos en Sudan, el pas ms grande del frica, con dos millones y medio de kilmetros cuadrados y treinta y tres millones de habitantes, independiente de la metrpoli inglesa, solo desde el 1 de enero de 1956.

Aqu pareciera que se conjugan los bienes del mundo. Petrleo, agua, biodiversidad. Y con ellos abismales diferencias sociales, confrontaciones religiosas, problemas intertnicos. Entre bambalinas, las transnacionales y las disputas geopolticas. Conviven 589 grupos con ms de 100 lenguas o dialectos. Los unifica la lengua rabe y la mayora son musulmanes, adems hay cristianos y animistas.

Los sudaneses son pobres, con una esperanza de vida al nacer de 57 aos, 42% de analfabetas, ocupan el puesto de 138 en el ndice de Desarrollo Humano de la ONU.

Sudan es un pas denominado "bisagra", pues es la unin entre el frica rabe y el frica negra. Limita con Libia y Egipto por el norte y con Kenya, Congo y Uganda por el sur. Tiene costa en el Mar Rojo, al frente de Arabia Saudita. Fronteras con Etiopia y Eritrea en el oriente. Por occidente esta Chad. Su posicin geopoltica es excepcional.

Sudan es una hoguera desde siempre, pero ahora, producto de la disputa por los recursos naturales del mundo, se hace visible. Hay inversiones para convertir en uno o dos aos a Sudan en productor de un milln de barriles diarios de petrleo. All estn las compaas de China, Malasia, Irn, Francia, Holanda, pero an no llegan las norteamericanas, que producto de un embargo desde 1996, no hacen parte del jugoso negocio.

Sudan es rico en oro, en minerales estratgicos y en agua. El Rio Nilo, que desemboca en Egipto, baa sus tierras y su capital Jartum. En el sur, se encuentra la selva africana que es prdiga tambin en biodiversidad.

Est dividido en regiones que al mismo tiempo se han convertido en tres reas de disputa.

El sur, regin de negros, con preponderancia de religiones animistas y cristianos, donde se ha desarrollado una guerra prolongada desde 1983, que ha llevado al gobierno central a negociaciones y compromisos, en los cuales se han firmado pactos de cogobierno y para este ao de conformacin de un solo ejercito. La guerrilla que se denomina Movimiento de Liberacin de Sudan, es ahora una fuerza de gobierno.

El norte, conocido como Nubia en la historia, poblado por rabes, zona desrtica en su mayora, el desierto del Sahara y de Libia y la regin central baada por el Nilo donde vive la mayor parte de la poblacin.

La regin conflictiva es Darfur, que est situada en el centro occidente del pas, donde se est dando la disputa entre el Ejercito de Liberacin de Sudan, producto de las agresiones al pueblo de Darfur, y las milicias rabes progubernamentales. All se gesta la crisis humanitaria que ya lleva ms de quince mil muertos, en una poblacin de seis millones de habitantes. Los recursos petroleros son muy importantes all.

Un poco de historia nos puede hacer comprender qu pasa. Sudan fue invadida por Egipto a finales del siglo XIX, imponiendo una unidad nacional que no exista. El sur y el norte tienen procedencias tnicas y culturales muy diferentes, pero por razones expansionistas, Egipto, impuso esa condicin nacional. Luego lleg Inglaterra y, como siempre, gener antagonismo exacerbando las diferencias y separando fsicamente las dos regiones. Las grandes contradicciones entre el sur y el gobierno central tienen races histrico- culturales. Sin embargo, las corrientes secesionistas no han prosperado en el Sur y la lucha siempre ha sido por construir un verdadero gobierno nacional que abrigue al conjunto de los sudaneses como varias veces ha ocurrido.

El actual rgimen es producto de un golpe de Estado, ratificado despus en unas elecciones en el 2000 en las que no participaron los partidos de oposicin. El rgimen de Omar El Bashir, es de corriente fundamentalista islmica. En 1998, el gobierno de Clinton, bombarde una fbrica de medicamentos y otros lugares como retaliacin a la voladura de las embajadas de los Estados Unidos en Kenia y Tanzania, donde hubo ms de 300 muertos. Se acus a Sudan por la supuesta planeacin de estos hechos. El ex (?) agente de la CIA , Osama Bin Laden tuvo sus cuarteles generales en Jartum, entre 1992 y 1996, hasta que por presiones internacionales sali para Afganistn, donde la historia es bien conocida.

Una de las fuerzas ms preponderantes es el Frente Islmico Nacional que se inscribe en las corrientes fundamentalistas del Islam. Sin embargo la influencia de Irn es fuerte en la coalicin gobernante.

La presin interna, tanto poltica como militar y las presiones internacionales del ms diverso gnero, han moderado el rgimen de El Bashir, llevando dos frentes de dilogo con las fuerzas poltico militares en discordia.

En estos momentos estn dialogando en Nigeria y Egipto. La Alianza Nacional Democrtica (que est conformada por todos los partidos polticos de Sudan) representa al conjunto de los ciudadanos que no estn con el rgimen, incluidos el Partido Comunista, el Movimiento de Liberacin del Sur y el Ejercito de Liberacin de Sudan.

El Consejo de Seguridad de la ONU sac una resolucin instando al rgimen sudans a resolver el problema de Darfur en treinta das. Los pases limtrofes estn listos para intervenir, sin embargo no es tan sencilla la situacin.

China, que tiene fuertes inversiones en Sudan, plante que utilizara el veto en el Consejo de Seguridad de la ONU , en caso de una definicin de intervencin.

Y es que la intervencin humanitaria que propugnan Estados Unidos y Gran Bretaa, tiene el talante preciso. En junio de este ao Colin Powell viaj a Darfur y su comitiva humanitaria contaba con empresarios de la industria petrolera.

El tablero del ajedrez mundial tiene una parte en Sudan. Estados Unidos quiere sacar a China y a las empresas asiticas. Espantar a Francia y darle continuidad a lo iniciado en el Mar Caspio, con la invasin a Afganistn y luego con el crimen en desarrollo en Iraq. Garantizar el petrleo para su hegemona. Sudan juega por el crudo pero tambin por su frontera con Chad, pues un oleoducto que atraviese Sudan hacia el Chad, traera el petrleo de Arabia Saudita al Atlntico, el petrleo gringo.

La dictadura de El Bashir tiene poco margen de maniobra interno, pero las presiones internacionales pueden afectar al conjunto del pueblo sudans. Las sanciones econmicas de frica se levantaron pero Estados Unidos contina con el embargo. Las intervenciones humanitarias de las grandes potencias, llevan el sello de la muerte y la opresin, de la prepotencia y el desprecio por los valores de los pueblos.

La ONU no puede seguir en su papel de viabilizador de las polticas imperiales. Sudan se est dando sus propios caminos, sobre una historia de expoliacin colonial y de intromisin en sus asuntos. Un gran acuerdo nacional se est gestando en Egipto y Nigeria, de all saldr el futuro prometedor de este rico pas y de este gran pueblo.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter