Portada :: Mundo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-12-2006

Estonia pretende prohibir los smbolos soviticos

Serguei Prijozhaev
Sovietskaya Rossia

Traducido del ruso para Rebelin por Josafat S. Comn


Bofetada a los libertadores

El jueves 30 de noviembre, el gobierno de Estonia present en el parlamento un proyecto de ley que prev la responsabilidad penal por el uso de los smbolos (banderas, escudos, insignias) de regmenes de ocupacin (Alemania nazi y URSS). La violacin de la ley acarreara una multa de 50 mil coronas (4200 $) o una condena de 3 aos de crcel.

A los supervivientes de las SS, que ondean pblicamente sus banderas, nadie les va a perseguir. Mientras, la bandera del pas que venci en la Segunda guerra mundial, est a partir de ahora prohibida en Estonia. Los veteranos de guerra soviticos no podrn en pblico lucir sus medallas. Tampoco podr sonar el himno ruso en Estonia, puesto que la meloda es la misma que la del himno de la URSS.

El Ministerio de Exteriores ruso ha reaccionado sorprendentemente rpido y de forma decidida: El gobierno de Estonia persiste en su sacrlega intentona de reescribir la historia, y equiparar los crmenes nazis con la hazaa del pueblo sovitico, y su decisivo aporte en la liberacin de Europa del fascismo, -declar el representante del Ministerio de Exteriores de la Federacin Rusa, M. Kamynin- Observamos con perplejidad, como la parte estonia en los ltimos tiempos, persiste en su actitud, contraria a toda lgica, de avanzar en sus provocaciones, para complicar seriamente nuestras relaciones.

La pena es, sin embargo, que estas declaraciones de condena en Mosc, no vayan acompaadas de hechos concretos. Como de costumbre, el partido del poder se esconde entre los arbustos. El 15 de noviembre se debata en la Duma el proyecto de declaracin sobre las manifestaciones neonazis y revanchistas en Estonia. El debate surga a raz del conflicto entorno al monumento a los soldados soviticos en el centro de Tallin. Los proyectos de ley del primer ministro estonio Andrus Ansip sobre la prohibicin de los monumentos y el desmantelamiento y traslado de los cementerios militares, se conocen popularmente como las leyes de la retirada del soldado de bronce. Esos proyectos de ley incluyen todos los monumentos erigidos a nuestros soldados y todos los enterramientos militares, que podran ser liquidados sin excepcin.

Rusia Unida sigui el camino de costumbre: expres su lamento dirigido a los pases europeos, reclamando de sus parlamentos, as como de la PACE, la OSCE, la OTAN y dems enemigos de Rusia, una valoracin expresa de la tolerancia y la vanagloria del fascismo en Estonia. La Duma hizo un llamado al gobierno y al presidente para que adopten todas las medidas. La propia Duma declar, que construira sus relaciones con el parlamento de Estonia, dependiendo de su conducta futura.

Huelga decir, que ninguno de aquellos, a los que apelaba Rusia Unida se ha dado por aludido.

Ya estaban advertidos. En su intervencin en dicha sesin parlamentaria, el diputado del PCFR Yuri Kvitsinsky, declar que las leyes seran sin duda aprobadas. No cabe esperar variacin alguna en la postura de los estonios.

Estas leyes son ms ruines, si pensamos que en todos los pases de Europa Oriental y Occidental, nuestros memoriales son preservados, vigilados y cuidados. Mientras los estonios se atreven a proponer su desmantelamiento.

No podemos seguir esperando. Mientras ellos mantengan su actitud, nosotros debemos actuar. Y habra que empezar, cuando menos por congelar las relaciones con el parlamento estonio. Eso ser para ellos la primera seal. Si no atienden a razones, se debera prohibir la entrada a Rusia de representantes oficiales de Estonia, relacionados con la aprobacin y cumplimiento de esa ley. Eso es lo que hacen la UE y los EE.UU. con los que actan contrariamente a sus intereses.

No podemos seguir intentando convencerles para que entren en razn. Es una situacin extraa: son ellos los que nos estn dando todo el tiempo pisotones, y nosotros los que les explicamos que eso no est bien. Seran ellos los que debieran explicarnos que no est bien, que les pisemos; sera la situacin natural.

El diputado del PCFR, S. Reshulsky, aadi: nuestra propuesta es clara y concisa: paralizar nuestra relacin con el parlamento estonio, mientras no sea resuelto este problema.

Y esta fue la respuesta de la diputada S. Smirnova de Rusia Unida:nuestra postura sigue siendo la misma: hay que actuar gradualmente: podemos sin duda adoptar medidas enrgicas -prohibir la entrada, cesar la relacin entre parlamentos, Y luego qu? Si es lo que han decidido, es lo que harn. Dmosles la oportunidad Debemos hacerles ver que estamos preocupados por esta situacin. Si acaban aprobando esas leyes entonces adoptaremos medidas drsticas. Pero pienso que el dilogo entre parlamentos debe existir.

Han pasado dos semanas. Quin tena razn? Dnde estn las medidas drsticas? No las hay ni las habr. La postura del partido del poder viene determinada por su incapacidad manifiesta de actuar contra sus aliados de clase en Estonia, y por el hecho de que el gobierno (a pesar de los juramentos patriticos, tan de moda en nuestros das) experimenta el mismo desprecio hacia nuestro pasado, que la lite de Estonia. Baste con recordar la supresin del aniversario de la Revolucin de Octubre (7 de noviembre) como fiesta nacional.

Mosc tienes las palancas para hacer recapacitar a los mandatarios estonios. Me estoy refiriendo ante todo al posible desvo del oleoducto, de Estonia a los puertos de la regin de Leningrado (construidos precisamente con ese fin).

El presupuesto estonio engorda sus arcas con el transito de nuestro petrleo. Desviar la ruta, afectara sin embargo a los intereses de los barones petroleros en Rusia. Por eso Rusia Unida como representante poltico de la oligarqua tiene que hacer requiebros sobre este asunto: Dmosles una oportunidaduna seal

En efecto, la seal fue recibida por el gobierno estonio el 15 de noviembre: se resume en que el gobierno ruso no adoptar ninguna medida seria en la defensa del prestigio de Rusia.

En Tallin hace tiempo que no se toman en serio las grandilocuentes declaraciones del Ministerio de Exteriores de Rusia.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter