Portada :: frica :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-09-2004

Las muertes de frica

Gabriel M. Prez Alcal
El Corresponsal de Medio Oriente y Africa

Africa se est muriendo. Muere de bala y de metralla, por las heridas de las guerras, por la omnipresente violencia. Muere de hambre, de sed, de miseria. Muere de enfermedad, de todas las enfermedades. Muere de explotacin y de esclavitud. Muere en patera. Muere de desidia. Muere en silencio. Sencillamente, muere


Africa muere de bala y de metralla en las largas y olvidadas guerras que se extienden por todo el continente. Africa muere en la guerra civil de Sudn. Una guerra civil de ms de cincuenta aos, que se mezcla con una limpieza tnica de mayor violencia que aquella que tanto nos impact en los Balcanes. Agravada, adems, por una larga tradicin esclavista y la ausencia absoluta de informacin. El Gobierno de Sudn, por s o por las milicias paramilitares que ha ido armando, mantiene una guerra con su propia poblacin en el Sur y en Dafur, expulsa a su gente hacia pases vecinos, permite el trfico de esclavos en su territorio y amenaza a los pases vecinos con extender el conflicto. Todo ello con el teln de fondo de una guerra tnica y religiosa en la que est presente, cmo no!, la existencia de yacimientos de petrleo y conexiones con el islamismo integrista internacional. Y Africa muere en la guerra larvada de los Grandes Lagos. Porque la guerra de los noventa, esa guerra que nos escandaliz por sus ms 800.000 muertos y otros tantos desplazados, no resolvi el fondo de la cuestin: el de las de demasiadas armas y demasiadas ambiciones sobre demasiadas divisiones raciales y unos demasiado bien colmados yacimientos de diamantes y minerales. Todo ello en la nebulosa y montaosa zona fronteriza entre el Congo, Uganda, Ruanda y Burundi. Y parecida sigue siendo la situacin en Sierra Leona o en Liberia. Y no llega a ser lo mismo, pero es explosiva, la situacin en Nigeria, Etiopa y Somalia. Africa muere de violencia.

Africa se muere de hambre, de pura miseria. Porque las guerras generan pobreza y los Estados resultantes de ellas generan corrupcin, ausencia de derechos y pequeos dspotas que esquilman a sus propios conciudadanos en Guinea Ecuatorial, en Angola, en Namibia, en Lagos, en Kenia, en Botsuana, en el Congo, en Camern, etc. Y eso en el caso que haya algo que esquilmar, porque hay pases en los que la sequa, la desertizacin y la estpida ayuda occidental ha arruinado su agricultura condenndolos a un hambre eterna. Los ejemplos del Chad, de Mal, de la Republica Centroafricana, de Etiopa, de Eritrea, etc. son slo una muestra. E incluso hay pases con suficientes recursos para que su poblacin viva decentemente, pero cuyos gobiernos se han endeudado, sin que la poblacin se haya beneficiado, y a los que Occidente obliga a pagar y a ajustarse con polticas que nosotros no soportaramos de nuestros gobiernos. Y hablo de Mozambique, Senegal, Mauritania, Gabn, Kenia, Tanzania, etc. Africa muere de hambre, de corrupcin, de sequa, de deudas.

Africa se muere de enfermedades, de todas las enfermedades. Porque se muere de enfermedades que tienen prevencin con simples saneamientos y conducciones de agua, de enfermedades que tienen cura con antibiticos, de enfermedades que tienen solucin con slo asepsia en la asistencia mdica, de enfermedades que pueden resolverse con prevencin e informacin. Africa se muere de tifus, de malaria, de gripe, de parto, de Sida.

Y muere ante la indiferencia de todo el mundo. Mientras los ciudadanos de los pases ricos estamos de vacaciones, disfrutamos de las Olimpiadas y nos preocupamos del precio del petrleo, los de Africa estn, sencillamente, murindose. Africa agoniza en silencio, sin aspavientos, sin ruido, en la misma forma en la que su gente, cada uno de ellos, lo hace. De la misma forma que un hambriento, un enfermo de Sida, una pobre mujer sedienta, un nio desnutrido no tienen fuerzas, ni medios para protestar, para rebelarse, para llamar la atencin. Porque Africa no tiene ni organizaciones, ni agencias de noticias, ni televisiones propias que nos hagan llegar su sufrimiento, sus heridas, su agona. Africa se desangra, agoniza en silencio. Ifrica, sencillamente, se muere.

La fuente: Diario Crdoba (http:www.diariocordoba.com)




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter