Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-12-2006

Entrevista a Noam Chomsky
La camarilla de poder est desesperada

Harald Biskup
Klner Stadt-Anzeiger

Traducido del alemn para Rebelin y Tlaxcala por Vicente Romano



Klner Stadt-Anzeiger:
Profesor Chomsky, desde hace 30 aos ataca usted la poltica usamericana, gobierne quien gobierne en la Casa Blanca. Cmo ve usted su papel de agitador?

Noam Chomsky: Eso deben juzgarlo otros. Yo intento aportar mi granito de arena a un mundo mejor, por ejemplo, reunirme anoche con representantes de City Life, un grupo que se preocupa de los pobres aqu en Boston, o reunirme en Sudamrica con activistas indgenas o con organizaciones estudiantiles. En realidad no puedo imaginarme una tarea ms til y valiosa. Es una especie de vocacin.

KSA: Maana cumple usted 78 aos y tiene el programa de un misionero a tiempo completo. Cul es su resorte?

NC: Lo siento, la pregunta est mal hecha. Me pregunto por qu no hago ms ante la miseria existente en el mundo y la peligrosa herencia que dejamos a nuestro hijos y nietos.

KSA: Sus hijos se sombran de que, como izquierdista no religioso, advierta de un Armagedn en su nuevo libro, El Estado fracasado, con miras a las armas atmicas de USA.

NC: Echo mano de una cita del ex senador conservador Sam Nunn, quien teme que el agresivo militarismo del gobierno de Bush incrementa el riesgo de un Armagedn inducido por l mismo. Robert McNamara, el anterior ministro de Defensa, advierte tambin de un prximo Apocalipsis si mantenemos el curso actual. Comparto estas predicciones, aunque no sean las mas. Pero provienen de personalidades muy prestigiosas y, por desgracia, son demasiado plausibles.

KSA: Qu significa que USA no respete la libertad como de los principios bsicos del derecho internacional?

NC: Es sumamente peligroso que un Estado se proclame l mismo fuera de la ley; que, vase Iraq, no se sienta vinculado al derecho ni a las normas internacionales. Y si se lo arroga el Estado ms poderoso que ha existido hasta ahora en la historia universal, la amenaza para la paz es enorme. En tanto en cuanto USA, bajo Bush, incumple desvergonzadamente el derecho internacional recae sobre l lo que les reprocho a los regmenes fracasados como la Alemania nazi y la Unin Sovitica. No han fracasado porque fueran dbiles, sino porque la razn no era ninguna vara de medir para ellos.

KSA: Le reprochan al renacido Bush su extremismo. Qu entiende por eso?

NC: Mientras tanto, el extremismo se ha convertido en algo normal y los principales medios de comunicacin as lo admiten en nuestro pas, si se piensa que la invasin de Iraq se ha comparado con el ataque a Pearl Harbour en 1941 por parte de Japn. Mi crtica se ha agudizado desde que se tiene conocimiento de las torturas y del incumplimiento de la Convencin de Ginebra por parte del ejrcito. Es posible que el concepto de extremista se quede corto.

No he llamado a Bush el peor presidente de la historia usamericana, en eso soy moderado. Muchos observadores se toman en serio su actitud de cristiano renacido. Yo tengo mis dudas al respecto, aunque muchos de nosotros creen en un prximo fin del mundo. Eso no es nuevo. Lo nuevo es que cnicos estrategas del partido han reconocido que el extremismo religioso se puede convertir en poder poltico. No es ninguna evolucin sana, por decirlo en trminos suaves.

KSA: Usted le reprocha a Bush su orgullo desmesurado. No se ha resuelto esto con su reciente derrota electoral?

NC: La prdida del control del Congreso podra conducir a una postura ms moderada. Pero puede ocurrir exactamente que los extremistas ciegos, el vicepresidente Cheney y unos ms, intenten aplicar la violencia ejecutiva.

KSA: Teme una intervencin militar contra Irn?

NC: Espero que no, pero no puedo excluirlo. El ejrcito y los servicios secretos rechazan semejante operacin, igual que hace el resto del mundo, incluido Israel. Todos estn de acuerdo en que las consecuencias seran terribles. Pero la camarilla de poder en Washington est desesperada. Ha organizado una catstrofe en Iraq y tal vez quiera resolver este problema con el martillo a dos manos. Apoyo expresamente al gobierno en todos sus esfuerzos por detener la proliferacin y entrega de armas atmicas.

KSA: Qu espera de los demcratas, cuya posicin est ahora reforzada?

NC: Dudo de que el refuerzo de su posicin repercuta en la poltica exterior. En la actualidad los demcratas no son un autntico partido de oposicin. La mayora de los electores no ven claro los diferentes puntos de vista entre republicanos y conservadores y eso no depende de que la gente sea aptica o tonta. Ah se abre la profunda brecha entre la opinin de la poblacin normal y la de la elite poltica.

KSA: Su opinin suena pesimista. Tiene algn resquicio positivo?

NC: No soy slo pesimista. Hemos conseguido mucho, somos tal vez el primer pas que conquist la libertad de expresin. Pero por qu no tenemos ya esclavitud? Por qu nuestras mujeres gozan de los mismos derechos? No es porque reyes u obispos nos lo regalaran. Es el resultado de duras disputas, y de la resistencia y desobediencia. sa es mi opinin.

Entrevista realizada por Harald Biskup para el sitio web alemn Klner Stadt-Anzeiger (http://ksta.de/html/artikel/1162473142875.shtml). Fecha de publicacin: 6 de diciembre de 2006.

Vicente Romano es miembro de Rebelin y Tlaxcala, la red de traductores por la diversidad lingstica. Este texto se puede reproducir libremente con fines no lucrativos, a condicin de respetar su integridad y de mencionar a sus autores y la fuente. URL de esta pgina: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=42718


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter