Portada :: frica :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-12-2006

Los magnates que hacen excursiones solidarias a frica pretenden que las farmacuticas no apliquen su misma receta neoliberal
El sida y el cuento del sida

Manuel de Castro Garca
Rebelin


La hipocresa y el sida

Cuando vemos a determinados millonarios de la prensa rosa hacer campaas solidarias por los enfermos del Tercer Mundo y dicen se lo dicen a la gente con ingresos normales- que hay que hacer un esfuerzo por ayudar a estos desgraciados, hay quien se pone enfermo pero de rabia ante tanta hipocresa. Viajan en un jet privado con un squito de fotgrafos y maquilladores para posar junto a moribundos atacados por el sida en Kenia o Tanzania. Reclaman tratamiento mdico para todos. As, para todos, como mdicos y medicamentos cados del cielo o, lo que es lo mismo, de la caridad.

El modelo de organizacin social y econmica que hemos escogido los pases ricos para este planeta es el que permite que estos millonarios puedan disfrutar de sus enormes fortunas trabajando a destajo o robando, es igual en este caso- obtenidas de la competitividad extrema y de la ley del ms fuerte. Este modelo que les permite crecer hasta lmites imperiales es el mismo que, con todo derecho, reclaman las grandes compaas farmacuticas para investigar y comercializar medicinas a cambio de beneficios y con el nico objetivo que los beneficios. Ellas no van a ser menos que los famosillos magnates de algunas ONGs que se hacen fotos junto a esqueletos que no volvern a visitar jams.

Son peregrinaciones inmorales para justificarse, peregrinaciones innecesarias si visitan algunos de los barrios de sus propias ciudades, en las que cada da aumentan las desigualdades y la precariedad porque cada da hay ms gente con muchsima pasta, menos clase media y ms abandonados.

Si algn da llegsemos a comprender que los enfermos de sida de frica no mueren por azar sino porque se ha creado una situacin social subsanable, esta es la clave de la idea- que propicia este drama vergonzante, seramos capaces de sealar con el dedo a todos y cada uno de los gobiernos occidentales como responsables directos por supuesto, hay que insistir en que son responsables morales directos- de millones de muertos no atendidos por no crear un sistema sanitario que tenga por lema que cada ser humano, por el hecho de existir, tiene un mnimo de derechos que han de atenderse antes que cualquier otra necesidad de ningn Estado del mundo. Cubiertas estas prioridades, que cada uno vaya adonde quiera con su jet privado, si es que tras el reparto llega para tanto.

Al sida una enfermedad ms- se le aade adems una carga de prejuicios basados en valores puramente religiosos que manchan a buena parte de la sociedad. Estos das, un un informativo local, la presentadora fue capaz de leer toda la noticia relacionada con esta enfermedad sin pronunciar la palabra ni una sola vez. Le llamo de todo VIH, plaga, problema, pandemia, etc- pero no mencion sida ni una vez, como si fuese un pecado sonoro. Se ahog en eufemismos, como los aprendices de Lady Di que al final se domicilian en Andorra para escapar del fisco con el que se hacen los hospitales y se pagan las medicinas para los enfermos de sida. Y de tantas y tantas otras penurias.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter