Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-09-2004

La Democracia Cristiana y los dineros de la CIA

Eduardo Andrade Bone
Rebelin


La Democracia Cristina chilena, que sin duda tiene una responsabilidad histrica en los aconte-cer polticos de los ltimos 40 aos, an ha sido incapaz de reconocer la parte de responsabili-

dad que tiene en el quiebre democrtico chileno ocurrido el 11 de septiembre de 1973. Hasta

ese momento la DC jug un papel opositor eminentemente negativo, en donde primaron las po-

siciones ms reaccionarias del sector de derecha, y que estuvo adems por apoyar un "golpe

blando", segn se establece en diversos materiales de prensa y libros editados en Chile.

Pero el desenmascaramiento en torno del papel jugado por la Democracia Cristiana, no solo

viene desde la prensa de izquierda, sino que a veces tambin suele ocurrir desde medios de

prensa de la derecha golpista, como es el caso de la revista Qu pasa, esto al margen de los obje-

tivos que persiga el mencionado medio de comunicacin al realizar una entrevista al ex embaja-

dor de Estados Unidos en Santiago Ralph Dungan, ocurrida recientemente en Chile.

Sin embargo las primeras denuncias con respecto a los dineros entregados por la CIA a los

gremios empresariales, a organizaciones terroristas como Patria y Libertad y los partidos pol-

ticos opositores al gobierno del Presidente Allende, se produjeron con la edicin de la Editorial

Quimant de Los Documentos Secretos de la ITT. Posteriormente tenemos los denominados

informes de la Comisin Church, del Senado norteamericano emitidos el ao 1975, luego en el

gobierno de Bill Clinton, en febrero de 1999 se resuelve desclasificar los documentos secretos que estan relacionados con los sucesos polticos desde el ao 1968 a 1990. Luego en el ao 2000

la Comisin de Inteligencia del Congreso de los EE.UU. decidi investigar las acciones de la CIA en Chile, cuyo resultado es la elaboracin del Informe Hinchey, todos los cuales en mayor

o menor medida, hablan de los dineros entregados a la DC para la campaa presidencial del

ao 1964 en donde el candidato era Eduardo Frei Montalva, dineros para las elecciones parla-mentarias de 1965 y posteriormente los dineros para la desestabilizacin del gobierno de la

Unidad Popular, que fueron recibidos a travs de Orlando Senz y la Confederacin por la

Democracia (CODE) y que fueran entregados al dirigente democratacristiano Felipe Amunte-

gui.

La Democracia Cristiana chilena, desde la creacin de la denominada Alianza para el Pro-

greso por la Casa Blanca (1963) hasta el golpe militar de septiembre de 1973, recibi alrededor

de 20 millones de dlares. Los antecedentes entregados por la Comisin Church sealan que

en una carta enviada en noviembre de 1963 al Departamento de Estado norteamericano por

el consejero de la embajada de Estados Unidos en Chile, Robert Stevenson, se detalla una

reunin realizada en la casa del tesorero de la campaa de Eduardo Frei Montalva, Salvador

Pubill, l que solicita asistencia econmica para la campaa del candidato democratacristiano.

En la entrevista publicada por el semanario Qu pasa el ex diplomtico aseguro que los fondos

eran para apoyar la campaa de Frei y que fueron entregados "principalmente" por la CIA y se

iniciaron con una entrega de US$ 3 millones, la CIA fue la organizacin ms activa en este

terreno. Se afirma que la agencia de inteligencia dirigi una agresiva campaa comunicacional

en el pas y coordin al menos 15 operaciones encubiertas, entre ellas una extosa campaa del

terror con spots radiales a travs de todo el territorio nacional.

El encuentro entre Pubill y Stevenson, sirvi para confirmar que "Chile era una buena apuesta

para implementar la Alianza para el Progreso" (iniciativa del gobierno de Kennedy para impe-

dir el avance del movimiento popular)". La accin en Chile de los distintos gobiernos que ocu-

paron la Casa Blanca en la dcada de los 60 y 70 ha sido comprobada tras la desclasificacin de

los documentos realizadas por el Departamento de Estado norteamericano a partir del ao

2000.

En el gobierno del presidente Salvador Allende y cuando la DC ya haba sellado su alianza con

los sectores ms reaccionarios de la derecha chilena para crear todo tipo de problemas a la

gestin gubernamental de la Unidad Popular, el entonces presidente de la Sociedad de Fomento

Fabril (Sofofa) , Orlando Senz, uno de los impulsores de las acciones de boicot del gremio de

los comerciantes, fomentaron los acaparamiento de alimentos y otros productos de primera

necesidad para obtener jugosas ganancias en las reventas del mercado negro. Pero eso no fue

todo, adems realizarn la paralizacin de los gremios de dueos de camiones. El ex dirigente

empresarial ha confesado que l entregaba personalmente los dineros recibidos de la CIA

para pagar a los dueos de camiones y compensar as su perdida econmica por el paro.

Dineros de la CIA, la ITT, otras empresas trasnacionales y de empresarios locales eran recau-

dados para apresurar el golpe de Estado. Existieron cinco cuentas bipersonales donde el factor comn era Senz, el que entregaba los dineros sucios al dirigente de los camioneros Len

Vilarn, a Pablo Rodrguez Grez, mximo lder de la organizacin terrorista Patria y Liber-

tad, hoy abogado adems de la defensa del ex dictador Augusto Pinochet. En el Partido Na-

cional, los dineros los recbia Pedro Ibez y en la DC Felipe Amuntegui. Pero tambin

recibi dineros el mximo dirigente del Movimiento Gremialista, Jaime Guzmn, que poste-

riormente fuera asesinado por los aparatos represivos de la dictadura DINA-CNI, por sus

discrepancias con los mtodos represivos que utilizaban el criminal Manuel Contreras Sepul-

veda.

La Comisin Church dio a conocer que el Comit de los 40 entreg cien mil dlares a organiza-

ciones empresariales en octubre de 1972, en donde muchos beneficiarios de estos dineros

fueron empresarios de la Democracia Cristiana. Otros de los grandes beneficiados de los

dineros procedentes de la conspiracin fueron para el diario El Mercurio y su cadena de diarios nacionales y regionales, los que desplegaron la propaganda golpista ms importante en contra

de Allende y la Unidad Popular.

El ex agente de la CIA Philip Agee, confes despus de algunos aos, que "el organismo de inte-

ligencia, al financiar a los camioneros, comerciantes, partidos polticos opositores y otros gre-

mios que se organizaron contra el rgimen de Allende, pudo crear la apariencia de caos y desorganizacin que siempre resulta atractiva a los lderes militares de derecha, ya que siempre

abogan por el orden y la disciplina. Esto hara que los militares intervinieran para restaurar el

orden, la paz y la dignidad de la nacin".

La historiadora Patricia Arancibia Clavel, quien trabaj en la investigacin del libro Eduardo

Frei Montalva y su poca, de Cristan Gazmuri seala que "la historiografa haba puesto un

velo a los dineros que llegaron a apoyar el gobierno de Frei, pero con esto se reafirma una rea-

lidad histrica que hoy da nadie va a poder negar".

Que la DC recibi dineros de la CIA para la campaa presidencial de 1964 y posteriormente

para crear el caos en el gobierno de Allende, es algo que es reafirmado por toda la documenta-

cin existente. Ahora los ms notables conspiradores del "golpe blando", como Andrs

Zaldivar, Juan Hamilton, Rafael Moreno, Luis Pareto o el ex DC Juan de Dios Carmona, reali-

zaran los esfuerzos pertinentes para desmentir lo indesmentible, su complicidad con el golpe

de Estado del 11 de septiembre de 1973.

Recordemos adems, que muchos militantes de la DC que trabajaban en los servicios pblicos o

que vivan en los barrios ms residenciales, das despus del golpe militar, cual splones denunciaron a los militares, a militantes de la Unidad Popular, los que posteriormente fueron

detenidos, asesinados o hechos desaparecer. De all, que hay que destacar que un sector de la DC tiene una responsabilidad histricas en los hechos ocurridos y que es hora que se de paso

a la verdad y al reconocimiento, por respeto a la memoria histrica y a todas las vctimas de la

dictadura.




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter