Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 21-12-2006

Espaa es el principal exportador de municiones en frica Subsahariana
Espaa y su tramposa cooperacin con frica

Silvia Torralba
Canal Solidario-OneWorld


La conclusin de Intermn Oxfam en su informe anual La Realidad de la Ayuda es clara: en la mitad de su legislatura, el Gobierno de Zapatero ha hecho esfuerzos positivos en materia de cooperacin al desarrollo pero an quedan muchas cuestiones que resolver como la coherencia entre polticas, la separacin entre condonacin de deuda externa y cooperacin oficial espaola al desarrollo, y el tratamiento a temas como la inmigracin.

Segn Intermn Oxfam, la ayuda oficial espaola ha aumentado hasta alcanzar casi los 2.500 millones de euros y el porcentaje del PIB destinado a cooperacin al desarrollo ha pasado del 0,24% al 0,27%. Sin embargo, el objetivo era alcanzar en 2005 el 0,31% para as cumplir el compromiso del PSOE de llegar al final de la legislatura al 0,6% del PIB, explica Marta Arias, coordinadora de campaas de la ONG.

Espaa no ocupa el lugar que le corresponde en el ranking de donantes ya que en la actualidad est en el quinto lugar por la cola en el conjunto de estos pases, apunta Arias, que advierte que uno de los principales retos del Gobierno espaol en materia de cooperacin es mejorar la calidad de la ayuda y no caer en contradicciones entre sus medidas de ayuda y el resto de sus polticas.

Cooperacin interesada

Ejemplo de esto es el llamado Plan frica, una iniciativa que el Gobierno impuls en verano de este 2006 para apoyar el desarrollo de frica Subsahariana y controlar la inmigracin irregular que llega de esta regin. En opinin de Intermn Oxfam, esto refleja un compromiso por parte del Gobierno de Zapatero, aunque es necesario mirar la letra pequea para comprobar que muchas de las medidas son cortoplacistas.

Segn Marta Arias, el plan tiene medidas apresuradas y parece ms un plan de frica para Espaa que un plan de Espaa para frica, que pone ms atencin al efecto llamada que al efecto huida. Esto es porque esta iniciativa atiende a las necesidades energticas y de diversificacin de fuentes de la economa espaola, a la importancia de asegurar pesca para proveer nuestro mercado y a la actividad de las empresas armadoras de pesca y el sector naviero espaol, advierte Arias.

Venta de armas

Entre las contradicciones que presenta el Plan frica destacan casos concretos como el de Senegal, que ha firmado acuerdos con Espaa para recibir inmigrantes deportados a cambio de ayuda para el desarrollo; o el hecho de que Espaa sea en estos momentos el principal exportador de municiones en frica Subsahariana y venda armamento a pases en conflicto o cuyos pases vecinos viven situaciones de violencia.

Adems, pases de la zona reciben crditos en calidad de ayuda que les generan an ms deuda externa y los convierten como en el caso de Uganda y Camern- en donantes netos de la economa espaola.

El arma de la deuda

Adems de analizar el Plan frica, el informe La Realidad de la Ayuda de este ao muestra su preocupacin por el peso que el alivio de la deuda tiene en la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) espaola.

En el primer ao de ejecucin del Plan Director 2005-2008 de cooperacin espaola, la ayuda al desarrollo ha aumentado en trminos absolutos en un 22,3% y la ayuda humanitaria se ha duplicado hasta llegar a 108 millones de euros. Sin embargo, el 20% del total de la AOD espaola en 2005 corresponde a las operaciones de cancelacin de deuda externa que, segn Intermn Oxfam, asciende a 502 millones de euros.

Como explica la ONG, se trata de unas cifras que reflejan la tendencia a nivel mundial ya que en la esfera internacional la ayuda durante 2005 aument un 30% contabilizando el alivio de la deuda. Las cifras de ayuda global estn infladas y se reduciran al 9% si se descontara la condonacin de deuda de pases como Irak y Nigeria, apunta Marta Arias.

Ayuda condicionada

Para cambiar esta situacin, el Gobierno espaol se enfrenta al gran reto de apostar por una cooperacin al desarrollo de calidad.

Asimismo, la ONG insta a poner fin a la ayuda ligada a la contratacin de bienes y servicios de empresas espaolas como frmula de ayuda al desarrollo crditos FAD- porque empobrece an ms a pases empobrecidos y endeudados y crea realidades como la de Camern, que en 2005 slo dedic el 1,2% del PIB a sanidad pero pag a Espaa ms de 4,5 millones de euros en la devolucin de crditos FAD.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter