Portada :: EE.UU.
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-12-2006

La burbuja inmobiliaria huele a hundimiento

Mike Whitney
Online Journal

Traducido para Rebelin por Horacio Garetto



Dame cinco minutos y te convencer de que deberas vender tu casa ahora mismo e invertir los ahorros de tu vida en oro o en un banco suizo.

De acuerdo?

Hace ya rato que se viene hablando sobre la burbuja inmobiliaria y de qu efectos puede tener en tu capital presente y futuro. Ahora tenemos los nmeros bastante claritos y, mirndolos bien y uno puede decidir por s mismo si ha de vender o capear el temporal.

En el ao 2000 el valor total de la vivienda en USA era de 11,4 billones de dlares. Hoy esa cifra se ha disparado a 20,3 billones. Casi el doble.

Al mismo tiempo, el volumen total de deudas hipotecarias era en el ao 2000 de 4,8 insignificantes billones. Pero en 2006 alcanz la cifra enorme de 9,3 billones.

Cmo se pueden explicar estos enormes incrementos de valor? No era que todo est en funcin del libre juego de la oferta y la demanda?

No, no lo era. se es otro mito desafortunado que deberamos enterrar junto con todos los dems de Milton Libremercado Friedman.

Para saber realmente adonde vamos hay que detenerse en las maquinaciones de la Reserva Federal (el banco central usamericano) en 2001. En aquel ao Greenspan baj la tasa de inters a 1,5% anual con la idea de amortiguar el impacto del golpe del hundimiento del mercado burstil. En vez de ajustar la tasa de inters y dejar que el pas entrase en un perodo de recesin, Greenspan baj la tasa y puso la mquina de emitir dinero a todo galope.

Hela aqu, entonces, la famosa burbuja inmobiliaria. Lo que la conservadora revista britnica The Economist denomin la burbuja burstil ms grande de la historia.

La burbuja inmobiliaria no tiene nada que ver con la oferta y la demanda ni con supuestos incrementos salariales (que en realidad fueron para abajo desde que Bush ocupa el despacho oval). Ms bien, es el resultado previsible de un dramtico incremento del dinero circulante y del endeudamiento hipotecario de todo el mundo.

Los bancos centrales, recuerden, no estn en el negocio hipotecario. Su negocio es vender dinero. Y la manera de vender ms dinero es hacerlo lo ms barato posible. La Reserva Federal infl la burbuja con dinero barato, para as tener siempre chirriando las prensas de emitir dinero. La Reserva Federal trabaj en comandita con los bancos comerciales para bajar los requisitos necesarios para obtener una hipoteca y recibir as en la fiesta un alud de clientes no calificados. Acaso no es eso lo que sucedi?

Centenares de miles de dlares en hipotecas sin entrada inicial y a pagar slo el inters para centenares de miles de Fulanos, Zutanos y Menganos. Hipotecas a tasas ajustables y otras formas de paquetes de alto riesgo.

Por supuesto que fue eso lo que sucedi.

Siempre habr los que argumentarn que fue un error honrado de la Reserva Federal, que nicamente se propona mantener el pas sin una recesin hacia la que se marchaba de forma inminente.

Podra ser, pero mejor miremos bien los hechos antes de sacar cualquier conclusin precipitada.

Duplic, s o no, la Reserva Federal la masa de dinero circulante en los ltimos 7 aos?

S.

Saban lo que estaban haciendo?

S.

Saban que imprimiendo ms dinero crearan presiones inflacionarias y reduciran el valor del dinero en circulacin?

S.

Se daban cuenta de que el dinero iba directamente al mercado inmobiliario, dnde se estaba creando una burbuja inmobiliaria insostenible que, cuando pinchara, arruinara las vidas de centenares de miles de usamericanos cuyo nico bien es su casa?

Por supuesto, porque es la Reserva Federal quien produce todas las cifras, los grficos y las tablas sobre los incrementos (y las tendencias) en el mercado inmobiliario. Cmo podra no saberlo?

En otras palabras, duplicaron el dinero circulante y luego se sentaron a mirar cmo 4,5 billones de dlares iban directos al mercado inmobiliario a travs de prstamos hipotecarios a prestatarios no calificados (a sabiendas de que esa gente, ante cualquier adversidad, puede interrumpir los pagos creando graves efectos adversos en la totalidad del mercado financiero).

La Reserva Federal lo sabe todo. De hecho, sabe hasta dnde est cualquier negociucho, pero decidi continuar la estafa hasta el final.

Podr ser que los efectos reales de esta monstruosa burbuja se hayan visto amortiguados por el enorme dficit comercial?

S, porque USA recibe prstamos de 800 mil millones de dlares anuales de China, Japn y otros pases que mantienen la economa petardeando, mientras que el sector manufacturero contina siendo saqueado.

Esos ochocientos mil millones de dficit de nuestra cuenta corriente actan como un sedante que nos adormece mientras saquean al pas ante nuestros ojos. Por ejemplo, en los ltimos aos los extranjeros propietarios de activos usamericanos pasaron de tener 3 billones a tener 12 billones de dlares en activos. Tambin, desde 1980, trece mil grandes compaas fueron vendidas al extranjero. Pero los ciudadanos no quieren saber nada de estos hechos desagradables mientras puedan seguir yendo al Wal Mart a comprar un nuevo videojuego para su pequeo Johnny. Es slo una cuestin de tiempo antes de que los huesos descoloridos de la industria usamericana aparezcan desparramados por todo el territorio.

Y se da cuenta la Reserva Federal de que los usamericanos pidieron prestados otros 825 mil millones para equipar sus casas en los ltimos doce meses y de que sin ese gasto la tasa de crecimiento se convertira en nada?

S, porque la Reserva es quien emite todos los datos.

As que qu pueden esperar los propietarios cuyo futuro depende de todo esto?

Bien, lo primero de todo, uno puede ignorar toda esa jerigonza, toda esa charlatanera que se escucha en los canales de negocios sobre aterrizajes suaves o cadas temporales.

No habr aterrizaje suave. ste es el Gordo.Un verdadero Armagedn inmobiliario, al que seguir una plaga de langostas.

SLO HAY QUE MIRAR LAS CIFRAS! Hay una diferencia de 10 billones entre las del ao 2000 y las de 2006. 4,5 billones de sos son nuevo endeudamiento hipotecario! Es algo bastante ms que espuma, como le gustaba decir a Greenspan. En una economa que crece actualmente a un dbil 1,6%, un hundimiento del mercado inmobiliario podra pavimentar el camino para otra Gran Depresin.

10 billones! Algunas cosas es bueno repetirlas.

Primero de todo (si comparamos nuestra situacin con lo que sucedi en Japn durante los aos 90), podemos esperar que los precios caigan durante aos, quizs ms de una dcada. Algunos ya muestran un declive del 10% o el 20%. sta es una tendencia que probablemente se acelerar en 2007, cuando un montn de hipotecas de tasa variable se ajusten. Ah es cuando comenzaremos a ver un nuevo fenmeno en USA. Un montn de gente que siempre perteneci a la clase media deslizndose ahora hacia la clase de trabajadores pobres.

En el ao 2008, si estas tendencias continan, los precios de las casas probablemente caern hasta un 25% a 30% de su valor de 2005.

Si usted la compr al contado, bueno; pasar un mal rato. Pero si entr tarde al mercado, estar frito. Se sumar a una multitud de esclavos encadenados a hipotecas cuyo monto supera el valor de su casa.

Imagnese pagando un prstamo de 400 mil dlares cuando su casa vale 250 mil o 300 mil. sa ser la realidad de aproximadamente 30 millones de usamericanos. Mientras tanto, la economa seguir contrayndose y el dlar debilitndose. Ya algunos de los principales constructores estn reportando cadas en las ganancias de cerca del 65%. Gente como Centex, Blazer y Toll Bros.

Al mismo tiempo, la Reserva Federal ya emiti la semana pasada otros 10 mil millones en Bonos del Tesoro, incrementando la deuda nacional hasta los sorprendentes 8,6 billones de dlares. Esta actitud infantil de imprimir papel moneda por decreto explica el reciente oleaje en los mercados. Tal como dice Richard Daugty en su artculo The Daily Reckoning, el mercado alcista est construido sobre la base del rampante gasto de consumo del gobierno y financiado mediante creacin de moneda por parte de la Reserva Federal.

Amn. Todo es pelusa y no vale nada. Es slo dinero que busca situarse antes de que llegue la tormenta. No crean en el humo ni en los espejos. Detrs de las risotadas y el deleite, los analistas de Wall Street estn esperando el colapso,.y pronto.

Cmo de pronto, querr usted saber?

Bien, Daugty tambin dijo que el crdito renovable, como los prstamos a tarjetas de crdito, creci en 285 mil millones, lo que significa una tasa anual del 4% de crecimiento, hasta alcanzar los 857 mil millones.

As que el crdito mediante tarjeta de crdito ha estado creciendo, lo cual es una indicacin de que la gente que estaba extrayendo dinero del valor de su hogar pas a las tarjetas. . Eso es un signo seguro de que la bestia consumidora contorsionista est en las ltimas. El fin est cerca.

Por qu deberamos preocuparnos de la entrada de capital a largo plazo?

En otra ola de noticias desalentadoras, la entrada en este pas de capital a largo plazo cay por debajo de lo que USA necesita para cubrir el dficit de su cuenta corriente. Esas entradas fueron slo de 65 mil millones, cuando necesitamos 70 mil. Eso es otra manera de decir que los extranjeros ya no estn dispuestos a absorber nuestros dficits. Resulta interesante sealar que los bancos centrales estn comprando considerablemente menos activos usamericanos: 9 mil millones en valores y unos escasos 8 mil millones en Bonos del Tesoro.

Qu significa eso? Significa que no son lo bastante estpidos como para comprar nuestra deuda eternamente, porque no hemos dejado de ser un buen riesgo.

Esto es un signo muy malo. Bajo cualquier gobierno anterior la confianza y el crdito absolutos de los Bonos del Tesoro significaban algo. Pero ya no es as.

Tambin, segn Marketwatch, los residentes en USA compraron en agosto por valor de 22,9 mil millones en ttulos en el extranjero, desde una cifra anterior de 2,7 mil millones. Las inversiones extranjeras a corto plazo, incluidos los Bonos del Tesoro, cayeron en 10,8 mil millones.

Las inversiones en el extranjero han aumentado 20 mil millones en un mes? Me estn tomando el pelo?

Entonces, el dinero de los listos se est yendo; abandonndonos al resto en un bote agujereado.

Gracias, Greenspan

Algunos de ustedes quizs leyeron la semana pasada un chocante artculo de Alexander Cockburn en Counterpunch, titulado Lame Duck. En l hace referencia a un informe publicado por la Financial Service Authority (FSA), un organismo dependiente del Tesoro britnico encargado de supervisar los mercados financieros y proteger al pblico haciendo sonar las pertinentes alarmas respecto de prcticas oscuras y desviaciones creadoras de inestabilidad.

El informe titulado Private Equity: A Discussion of Risk and Regulatory Engagement, afirma claramente: Excesivo apalancamiento: la cantidad de crdito que las entidades prestatarias estn dispuestas a conceder para transacciones privadas ha aumentado enormemente. En algunas circunstancias, tales prstamos pueden no ser muy prudentes. Dados los actuales niveles de crdito y los recientes desarrollos en la economa y el ciclo del crdito, la suspensin de pagos de grandes compaas respaldadas por inversiones burstiles privadas parece inevitable.

El problema es todava ms importante en USA, donde la ausencia de regulacin permiti que los bancos prestasen cantidades sin lmite con respecto a sus reservas. Por lo tanto, ac tambin la suspensin de pagos parece inevitable. El sistema bancario totalmente desregulado ha convertido el sistema en una jugada de crap al estilo de Las Vegas, sin garantas de que usted vuelva a ver su dinero otra vez. El mismo comentario es aplicable a entes como los fondos de alto riesgo que tienen pocos activos tangibles y s mucha deuda colateral.

Este sistema est lleno de peligros y va directo a estrellarse. Tal como Cockburn seala sabiamente, El sistema del crdito mundial es un enorme recipiente de reciclaje de transacciones imposibles de encontrar y de valor salvajemente inflado.

La transparencia de los mercados est ms muerta que mi abuela. Los nuevos mercados desregulados son intencionalmente opacos para que los hechiceros y los charlatanes que los disearon puedan pelar a la gente desde los confortables enclaves de Wall Street. Nadie debera sorprenderse de que todo ese desvencijado armatoste se est inclinando hacia el contenedor de escombros.

Das felices en la Repblica de Weimar

De manera que cul era el plan que la Reserva Federal tena en la cabeza cuando decidi anestesiar al pblico usamericano con bajas tasas de inters e inundar el planeta con billetes verdes sin valor?

Pensaron que Bush poda acaparar el petrleo y forzar as al resto del mundo a seguir aceptando nuestros anmicos dlares? O haban planeado robarse hasta el ltimo cuarto de penique del pueblo antes de echar al agua los botes y escapar hacia los mercados ms prometedores de Asia?

O tal vez fueron lo suficientemente ilusos como para creer que ocurriran cosas verdaderamente maravillosas si simplemente seguan lanzando billetes como si fueran confeti de Ao Nuevo?

Sea cual fuere la atolondrada justificacin, el pas se enfrenta ahora a una dolorosa llamada de atencin al materializarse todos los efectos del perodo de Greenspan y el baluarte del consumismo global se deteriora hacia una suerte de hbrido de la repblica de Weimar con USA.

Al largo plazo, la traicin de Greenspan ser considerada como ms importante que la de quien podra ser su suplente ms destacado, Ben Laden. Greenspan puso el pas en una va rpida hacia el desastre.

Basta con contemplar los letreros de se vende en los cspedes de USA en honor del querido Alan.

http://onlinejournal.com/artman/publish/article_1453.shtml



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter